Archivo del sitio

Peticiones de Oración – René Gutiérrez – Misionero Génesis Veracruz

Escrito por: René Gutiérrez

A varios meses de trabajo en Veracruz, les agradezco me lleven en oración junto al equipo Génesis aquí. Dios esta tocando corazones y restaurando vidas. Gracias a Dios por sus proezas y estamos contentos de seguir caminando cada día sabiendo que Dios hará algo nuevo hoy.

Les pedimos sus oraciones por:rene
1. Las personas que están siendo discipuladas en el sitio mission La Loma. El Espíritu de Dios les guíe en su aprendizaje de la palabra.
2. Por un lugar para realizar las reuniones de célula para la mission La Roca.
3. Dios siga avivando su obra en los lideres de la misión Betesda.
4. Nos de gracia para alcanzar a los vecinos en la mission El Camino.
5. Consolidarnos como equipo líderes, misioneros y pastores para el cumplimiento del propósito de Dios y mantener su Visión de Alcanzar a más personas.
6. Dios levante más líderes juveniles en nuestra Región para enlistarse en el proyecto Génesis para los siguientes años e impactar las ciudades con el evangelio.
7. Por los patrocinadores que tengo para el sostenimiento del ministerio de Dios y para que Dios añada a más patrocinadores no importando la cantidad, sino lo que Dios esté poniendo en su corazón dar. Aun me falta alcanzar la meta económica para los 2 años… pero confío en Dios que Él proveerá.

Gracias por apoyarme en oración, encuentro fortaleza en ustedes al llevar conmigo estas peticiones a los pies de Jesucristo. Dios me los bendiga mucho y oro por ustedes y este grupo de intercesores. 

¡Un abrazo!

¡¿Diez Mil?!

Hace una semana una persona en el mundo hizo clic en este blogspot y fue la visita número 10,000 en poco menos de 8 meses.  Wow.  Cuando tenía la visión de empezar esta avenida de entrenamiento informal para ustedes, no sabía si invertiría horas y creatividad sólo para que nadie lo viera ni le importara.  Pero muchos de ustedes están regresando y están ofreciendo comentarios.  Algunos me están escribiendo emails expresando como el blog está ayudando en su ministerio actual o preparándoles para el campo trans-cultural algún día.  A Dios sea la gloria.

En las próximas semanas ustedes van a ver un cambio importante acá.  Yo voy a estar escribiendo (o algún invitado) una nueva entrada cada lunes, miércoles y viernes.  Primero Dios, nunca voy a faltar estos días (quizá escribiré en otros días, pero por lo menos sabrán que pueden contar con una nueva entrada tres veces cada semana en aquellos días).  ¿Por qué? Bueno, no es necesariamente porque no tengo el tiempo que he tenido antes, cuando he escrito un promedio de cinco entradas cada semana.  La razón primordial es para darles a ustedes como participantes más oportunidad para reflexionar sobre las entradas y ofrecer comentarios más a menudo.  Algunos de ustedes sí están enriqueciendo este blog con sus opiniones y reflexiones escritas, pero mi oración y anhelo es que el blog se transforme en una clase virtual donde tenemos discusiones y retroalimentación buenísima siempre.  Claro, quiero que sea una clase virtual divertida y no algo aburrido–no se preocupen :).

Gracias a todos ustedes que han hecho este blog una realidad.  Pido que ustedes ofrezcan sus sugerencias y comentarios sobre lo que estamos realizando acá en Transforma el Mundo para que podamos mejorar nuestro desarrollo de líderes misionales en esta generación.  ¡Que el Señor les bendiga mucho mientras que Dios transforme el mundo por ustedes!

Dejándolo Todo…

La entrada de ayer nos hace pensar en un versículo importante para los líderes misionales:

“Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna” (Marcos 10:29-30).

¿Qué observas en este pasaje? ¿Cuáles palabras te llaman la atención?

Recordemos el contexto. Jesús había hablado con el joven rico justo antes de este diálogo con sus discípulos. Jesús está diciendo que hay personas que estarán dispuestas a dar todo y hay otros que no. Hay algunos que dirán, “Sí, te puedo servir, pero no quiero rendir mi familia, o mi dinero, o mis planes para el futuro….” Y gracias a Dios hay otros que dirán, “Estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús” (Fil. 3:8).

¿En cuál de los dos lugares estás tú? Hablo con muchas personas que me comparten con fervor de su llamado. Ellos quieren participar en misiones como voluntarios o quieren plantar alguna célula en su comunidad. Meses y años después de estas conversaciones algunos de ellos están buscando estas oportunidades y por fe entrando el servicio del Señor, no importa el costo. Pero otros no pueden dejar sus padres o no pueden dejar sus planes para ganar mucho dinero en un buen empleo. El contraste entre la rendición total y el servicio a medias es inmenso.

Mañana hablaremos de esta realidad más. Pero, ¿qué hay dentro de ti que no has rendido al Señor?

Varios Llamados

Otro mal entendido del llamado es que es algo instantáneo, algo que se aclara o se recibe en un momento impresionante como un relámpago que parte el cielo en dos. Pero para muchos es un proceso. Algunos líderes se refieren a varios momentos durante muchos años donde recibieron confirmaciones suaves del llamado. Para otros el llamado es un momento y proceso.

Creo que la Biblia y sus personajes nos pueden ayudar. Saulo vio un resplandor de luz del cielo y cayó al piso, oyendo una voz audible. ¡A veces me hubiera gustado que mi llamado fuera tan dramático! Moisés recibió una zarza ardiente pero ofreció un montón de excusas y fue un líder inicialmente reacio. Al contrario, Isaías alababa al Señor y durante ese tiempo de adoración donde estuvo en la presencia del Señor, recibió el llamado famoso. Él reaccionó como un niño en la clase que sepa la respuesta a la pregunta de su maestra, “¡Yo, yo, yo! ¡Escógeme a mí! ¡Envíame a mí!” Para Pedro fue un proceso de tres años donde se equivocó mucho, recibió algunos regaños de Jesús, pero eventualmente captó la idea y la visión.

¿Con quién en la Biblia te identificas más? No hay un llamado que es mejor que otros, a pesar de lo que muchos líderes dicen. ¿Cómo ha sido tu llamado?

Super-Héroes

Al hablar de imitar a alguien que está imitando a Cristo (vean las últimas entradas), me hace pensar en héroes. Esa palabra se usa mucho en los medios de comunicación; tenemos películas sobre Superman y El Hombre Araña, las tiras cómicas en el periódico, y varias programas en la televisión que se tratan de humanos con super-poderes, etc.

Pero no hablamos sobre nuestros héroes en la iglesia. Casi es un tabú, quizás porque hemos escuchado que sólo debemos enfocarnos en Cristo. Pero creo que vale la pena nombrar algunos héroes que podemos emular, especialmente si siempre les usamos para acercarnos más a Cristo y no únicamente al héroe.

Acabo de leer un artículo buenísimo en inglés por el escritor Chad Hall (“Leadership Heroes!”). Él es escritor, plantador de iglesias, y consejero con SAS Institute Inc. en Cary, Carolina de Norte, EEUU. Él trabaja con mucha gente y ha observado un patrón muy intrigante: el progreso que tiene un líder en alcanzar sus metas se relaciona directamente con la rapidez y certidumbre con las cuales el líder puede identificar a sus héroes. Es decir, Chad Hall dice que nunca ha hablado con ningún líder que alcanza sus metas reales con eficacia y a la vez no puede identificar a un héroe. Y las personas que no pueden nombrar ningún héroe casi siempre no alcanzan sus metas con eficacia. Su hipótesis es que tener héroes demuestra un nivel maduro de auto-reflexión y auto-conciencia. En términos sencillos, líderes con héroes han pensado sobre que tipo de persona quieren ser, mientras que a líderes que no tienen héroes les falta conocimiento de ellos mismos.

Vale la pena tener y poder identificar a nuestros héroes. Pueden ser parientes (papá, abuelita) o pueden ser personas famosas (Luis Palau, Pelé). Pueden ser personas de la Biblia (Moises, Pablo) o aún personas ficticias (personajes de una película o un libro). Si no podemos identificar a nadie, ¿qué dice sobre nosotros? ¿Quiénes son sus héroes?

¡¡Mil “hits”!!

Cuando empecé este blogspot hace un mes, nunca pensé que íbamos a tener más de mil “hits” para esta fecha. Una estadística como esa es animadora, aunque es un poco vaga; no sé si son mil personas que están visitando una vez y después diciendo que es basura, o si son personas que están ya utilizándolo como una herramienta en sus ministerios.

Una cosa es segura: hemos empezado una conversación con muchos de ustedes que no existía antes. Y estamos capacitando a muchos líderes misionales de nuestros países y alrededor del mundo donde hace un mes no lo estuvimos haciendo. Que Dios nos dé miles de visitas más, pero que representen una ola de jóvenes y adultos que deseen responder al llamado del Señor y dejar que él toque el mundo por ellos. ¡A Dios sea la gloria!

A %d blogueros les gusta esto: