Archivo del sitio

Curva Cerrada tras Curva Cerrada

En su libro Una Dulce y Amarga Providencia (“A Sweet and Bitter Providence”), John Piper ofrece estos pensamientos sobre la providencia de Dios:

“La vida no es línea recta que nos guía de una bendición a otra y finalmente nos lleva al cielo. La vida es más un espiral y un camino con apuros.  Curva cerrada tras curva cerrada.  Y el punto de las historias bíblicas como José, Job, Esther y Ruth es ayudarnos a sentir en nuestros huesos (no sólo tenerlo en nuestro conocimiento) que Dios está con nosotros en todos esos retornos extraños. Dios no sólo se aparece después de los problemas para limpiar todo.  Él está tomando su curso y manejando los problemas con un propósito de gran alcance para nuestro bien, y para gloria de nuestro Señor Jesucristo.”

A %d blogueros les gusta esto: