Archivo del sitio

La Arrogancia de Saber

Por Richard Rohr

En Génesis 3, se les dice a Adán y Eva que hay un árbol del que no comerán, con el nombre más inusual: el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal. Ahora, ¿por qué sería algo malo comer de él? ¿No es bueno conocer la diferencia entre el bien y el mal? 

Aquí está el problema: nota que dice, “Si tú comes de este árbol, serás como Dios.” Solo Dios sabe lo que es realmente bueno y lo que es realmente malo. Y el gran orgullo y arrogancia de la religión…es pensar que nosotros sabemos. 

Resultado de imagen para religion palabra

La arrogancia de saber. “Yo sé quién irá al cielo.” “Yo sé quién irá al infierno.” “Yo sé quién está en lo correcto; yo sé quién está equivocado.” Déjame decirte algo: lo que caracteriza al mal es que el mal siempre tiene “la razón”. El mal no experimenta la duda en sí mismo. No admite crítica. “Tengo la razón y lo sé.”

Quienes intentamos vivir lo que esperamos sea una buena vida, tenemos que vivir en el territorio llamado fe, donde nunca estamos absolutamente seguros de tener la razón. ¡¿Quién quiere eso?! 

Y si piensas en la mayor parte de la religión que te ha decepcionado — y hay mucho de ella que debería decepcionarte — siempre es dirigida por personas quienes están seguras de tener la razón. Ellos no experimentan duda en sí mismos. Ellos tienen la verdad absoluta. Ellos saben quién va al cielo y quién al infierno. Ellos saben quiénes tienen la razón y quiénes están equivocados. Ellos, claramente, han dividido al mundo. Y, por supuesto, ellos siempre tienen la razón, el resto del mundo y las otras religiones siempre están equivocados. 

Qué pérdida de tiempo. 

Qué absurdo.

Y se nos advierte acerca de esto en los primeros capítulos de la Biblia. 

*Esto es un fragmento del sermón predicado por Richard Rohr en la Iglesia Familias Sanas en Albuquerque, Nuevo México, en el primer domingo de Cuaresma: 5 de marzo, 2017.

La Misión Integral (por Ruth Padilla DeBorst)

Ruth Padilla DeBorst

Ruth Padilla DeBorst es la hija mayor del teólogo y misiólogo eminente ecuatoriano René Padilla. Padilla DeBorst es Secretaria General (y Presidenta Emérita) de la Fraternidad Teológica Latinoamericana (FTL) y líder del ministerio en El Salvador del Christian Reformed World Mission. Ella fue entrevistada hace un año por Andy Crouch y en las próximas dos entradas, resaltaremos algunas de sus opiniones sobre la Iglesia, la misión y la cultura latinoamericana.

“Cuando el Cristianismo vino a América Latina, muchos de los grupos indígenas simplemente cambiaron los nombres de sus dioses: les dieron nombres de los santos cristianos. Pero continuaban alabando a sus dioses originales. Iglesias se construyeron sobre los templos.

Hace setenta y cinco años, John Mackay escribió un libro maravilloso, The Other Spanish Christ, en el cual preguntaba si América Latina, pudiera descubrir el Cristo quien fue encarnado, quien caminaba por las calles, murió y resucitó de los muertos y es poderoso hoy. Este Cristo no fue representado mucho en la primera evangelización de América Latina. O era un bebé indefenso hacia lo cual sentimos compasión y afección, o un cadáver—un cuerpo muerto sin poder o mandatos éticos.

Esto es lo que sucede cuando la religión se relaciona demasiado con poder: el problema no es solamente que la religión respalde la opresión, sino que el evangelio mismo se pierda. Si Cristo sólo es un bebé o un cuerpo muerto, yo puedo seguir viviendo y no dejar que el señorío de Cristo ilumine todas las dimensiones de mi vida…

….Por eso, el centro de nuestra propuesta en FTL, misión cristiana es o debe ser, ‘misión integral.’ Dios es Señor sobre todo rincón del mundo. Y eso tiene que ver con relaciones interpersonales y con nuestra relación con Él, pero además tiene implicaciones para la manera en la cual se organiza la sociedad—quién se favorece y cómo.”

Rescatados de los Escombros

Hace una semana leí esta historia impresionante de una pareja china que sobrevivió el terremoto allá porque estaban juntos en los escombros. Haz clic en el link acá: juntos-rescatados-de-los-escombros, baja el relato, y léelo. ¿Qué nos enseña sobre la cultura y trasfondo religioso del señor Wang y la señora Li? ¿Qué nos dice sobre la esperanza? ¿Qué nos muestra sobre la familia?

¿Mi Hermano Dijo Eso?

¿Leíste la entrada de ayer? La Biblia y nuestra teología dicen que Dios está obrando cuando parece que nada está sucediendo. Él toma la iniciativa. Él busca a los hombres como el perro de caza divino.

Es una cosa proclamar esto y es otra cosa creerlo de verdad. Mi hermano, Timoteo, me envió un email hace cuatro días que me asombró. Tienen que saber que Timoteo hace diez años decidió renunciar la vida cristiana y la Iglesia y abandonar a Dios. Crecimos en el mismo hogar con padres cristianos. De hecho mi padre ha sido pastor por 30 años. Ahora, yo soy misionero y mi hermano es agnóstico. ¿Quién lo pensaría?

Bueno, Timoteo y yo no podemos platicar de la religión sin terminar en un debate. Ni podemos platicar de la política mucho porque nuestras perspectivas son tan diferentes. Entonces hablamos mucho de deportes, y la serie de emails que habíamos enviado se trataron del beísbol y los Playoffs de la NBA más que todo. Pero me sorprendió cuando él respondió a un correo diciendo, “Olvidé decirte la cosa más importante, Scott. Olvidé decirte que te quiero mucho. Quiero que lo sepas…creo que nunca voy a dejar de agradecer a Dios por darte a mí como mi único hermano. Tú y nuestro padre legendario da a Dios alguna identidad plausible para mí.”

¿Quién escribió esta carta? Leí la firma otra vez. ¡Aunque mi hermano siguió las palabras anteriores con una adenda (“No pienses mucho en lo que te he dicho. Todavía dudo más que todo…”), yo estaba regocijándome! ¡Poco a poco mi hermano está volviendo, como el hijo pródigo! Aunque nada está pasando, algo está pasando. ¡Dios está cazándolo a Timoteo con más ganas que yo!

Dios toma la iniciativa. Dios obra y busca aunque no podemos ver los resultados siempre. ¿En qué situación o con cuál persona necesitas poner en práctica esta teología esencial que proclamamos? ¡Demos gracias a Dios de antemano por lo que él está haciendo y va a hacer en ellas!

A %d blogueros les gusta esto: