Archivo del sitio

Dejemos Que Dios Nos Use

Gracias sean dadas primeramente a Dios, por permitirnos llevar a cabo la Máxima Misión los días 21 al 23 de julio, 2017 en la ciudad de Córdoba, Veracruz. Dios usó los distintos dones y talentos de 96 participantes, quienes viajaron de diferentes lugares de México para apoyar este evento.

Sirvieron en varias actividades y ministerios, como: evangelismo casa por casa; trabajo y testimonio, pintando topes, la pared posterior del templo y algunos postes; recogiendo basura en las calles de alrededor y ayudando a limpiar la casa de Don José, una persona que aceptó a Jesucristo y que vive en una situación vulnerable.

20907345_10154845396636439_1260923305_o.jpg

El proyecto Gol reunió a 15 jóvenes; se trabajó con niños a través de REMI, payasos y juegos, teniendo una asistencia promedio de 20 niños; asimismo se atendieron 15 personas en el servicio de odontología, donde nos apoyó Néstor de Oaxaca y también se dieron consultas médicas generales, Jonathan Saldaña de la Ciudad de México, fue quien realizó esta labor, aprovechando dichas consultas para presentar el evangelio.

20904502_10154845396536439_763244678_o.jpgSe tuvo servicio de estilismo por parte de una academia de belleza, y la hermana Gloria impartió un taller de Costura. Aunque tuvimos algunos contratiempos por la lluvia, una vez más comprobamos que Dios tiene poder sobre todo y pudimos proyectar la película “Cuarto de Guerra,” que fue de gran bendición para las personas en ese lugar.  

Al finalizar la Máxima Misión se lograron hacer 41 contactos, se convirtieron 17 personas y ya se estaba discipulando a 1 persona. El trabajo continuó a través de 10 jóvenes participando en Proyecto Pablo, quienes dieron seguimiento a los contactos por medio de discipulado y evangelismo a 9 adultos y 7 niños, durante 21 días.

20891370_10154846105761439_1423524458_n.jpg


20930795_10154845396586439_1573466725_o.jpg
Gracias a Dios, se seguían abriendo puertas y aunque no todos aceptaban un discipulado, se lograron hacer 43 contactos más con quienes compartíamos el alimento físico, espiritual, la compañía y la oración.


Será el matrimonio Martínez, Roberto y Dalia, encargados de la Iglesia del Nazareno en Córdoba, quienes le den continuidad a esta gran labor. 

 

¡Dios está esperando que tomemos la decisión de salir y compartir, si hemos recibido de Gracia debemos dar de Gracia! Somos testigos que Dios hace milagros en la vida de las personas y que hay una necesidad grande en los corazones de la gente que nos rodea. ¡Digamos SÍ y dejemos que Dios nos use!

– Saraí Romualdo, Misión Global Distrito Golfo de México.

Dios continúa moviéndose a través del COM en México

El pasado mes de marzo se realizaron dos Campamentos de Orientación Misionera en México, durante dos fines de semana consecutivos. El primero se llevó a cabo en el Distrito Centro del 18 al 20, donde 17 jóvenes se dieron cita en en las oficinas distritales en la Ciudad de México para conocer más acerca de misiones; gracias a Dios 5 de ellos confirmaron su llamado misionero y los demás se comprometieron a sumarse en la labor de apoyar la obra misionera.

La coordinadora de Misión Global del Distrito Centro, Mitzi Villegas dijo:

“Noté en todos los asistentes un interés muy grande en las misiones. No todos tienen un llamado misionero transcultural pero todos tienen la disposición de servir en una u otra área. ¡Cuánto se necesita que trabajemos en equipo para cumplir con la misión de Dios! ¡Y cuán importante es comprender que no solamente corresponde Misión Global a los jóvenes o a ciertos los adultos! Ahora comprendo lo difícil que es estar en el campo, pero Dios es fiel a su obra y con su pueblo y me da gusto que podamos ser parte de él. Porque también hemos visto su poder y somos testigos de su fidelidad. Tenemos una responsabilidad muy grande en el Distrito Centro, Dios nos ha confiado ser sus embajadores en este lugar. Yo espero que mediante estos COMs Dios despierte a su pueblo ante la necesidad de compartir el evangelio, de tener compasión, y de ser una iglesia misional que preparé misioneros y los sostenga. Sé que Dios nos está hablando e inquietando para movernos de nuestro sitio cómodo donde quizás por muchos años hemos estado.”

El segundo COM tuvo lugar en las instalaciones de la 1ª Iglesia del Nazareno en Puebla, en el Distrito Golfo, del 24 al 26 de marzo. Los 25 participantes, la mayoría de ellos de entre 15 y 26 años, descubrieron cómo servir y apoyar en misiones, además Dios confirmó el llamado misionero a 4 de ellos.

17554232_10154933559611351_8845831595367764027_n.jpg

Saraí Romualdo, coordinadora de Misión Global en el Distrito Golfo compartió:

“Dios ha sido bueno con nosotros, Él mostró a cada joven el deseo y pasión de cumplir la Gran Comision de diferentes formas y en diferentes lugares, a otros nos mostró que Él ha sido fiel a sus promesas y que nunca ha abandonado al Distrito Golfo, que todavía tenemos mucho que hacer en cada oportunidad que se nos presenta, mirando con los ojos de Cristo a las personas que viven sin Él. El COM es una experiencia única, Dios sigue moviéndose a través de los jóvenes. También agradezco a Dios por la disposición de los casi 20 colaboradores entre misioneros, talleristas, líderes y cocineros, para mí es una muestra del llamado, servicio y amor al ministerio de las misiones. Oramos por cada uno, ¡lo que hacemos es para dar honra y gloria a Dios!”

17499118_10154933559381351_7064787674366257145_n.jpg

Gracias a Dios por las vidas de Mitzi y Saraí, quienes hicieron un gran trabajo al estar a cargo del COM en su respectivo distrito, además están desarrollando otros líderes. 


Con información de Maru Rodríguez, coordinadora de Misión Global México Norte.

A %d blogueros les gusta esto: