Archivo de la categoría: El Misionero Nazareno

Jóvenes en Misión – Haití

El siguiente es un reporte escrito por Estefania Amador, Valeria Narvaez, Elsie Rodríguez y Rubí Piñón, quienes están sirviendo durante dos meses en Haití a través de Jóvenes en Misión.

JEM con Gary Jeudy Super de Norcentral Haiti.jpg

Campamento Sureste.jpgHemos participado en tres campamentos para hijos de pastores, el primero realizado en Puerto Príncipe (Distrito Central), donde participaron 22 niños y adolescentes. El segundo se realizó en Blek (Distrito Sureste) con una asistencia de 26 tambien, y el último en Gonaives, donde participaron cuatro Distritos (NorCentral, Alto Artibonite, Baja Artibonite y Noreste), asistieron 56 hijos de pastores. Agradecemos a Dios por lo que está haciendo en cada una de las vidas de los hijos de pastores.

 

Clase con preadolescentes .jpg

En los campamentos, hemos ayudado a compartir clases bíblicas y enseñamos a los niños y jóvenes manualidades con materiales reciclados. Varios de ellos han compartido su testimonio y uno de los que más nos bendijo es el de Clelie una joven de 20 años que nos agradeció el enseñarle a reutilizar una camiseta y transformarla en un bolso, ella nos compartió que quiere reproducir lo que aprendió con su iglesia y amigos. También, han brindado palabras de motivación entre los hijos de pastores y en el último de los campamentos tres de ellos decidieron aceptar a Jesús. Es un gran gozo para nosotras formar parte de este proyecto.

Camisetas hechas bolsos.JPG

 

Clase más pequeños en los campamentos.jpgAdemás, estamos trabajando en una Misión Tipo Iglesia, tres días de la semana, hacemos evangelismo, trabajo con niños y jóvenes, visita a hermanos de la congregación, talleres formativos y clases de Español. Estamos muy felices de ver lo que Dios hace cada día en nuestras vidas y en las de las personas con quienes compartimos. Uno de los testimonios que ha impactado nuestras vidas es que los hermanos nos han agradecido las herramientas de evangelismo que les hemos brindado como: el cubo evangelistico y el libro sin palabras, los cuales los hermanos ya han puesto en práctica y estamos viendo los frutos, pues 5 personas han aceptado a Cristo.

 

Enseñando lavarse las manos MTI Lilavois.jpg

 

Queremos finalizar diciendo que la voluntad de Dios no nos lleva, donde su gracia no nos pueda sostener.

 

JEM con Pierre Ornan.JPG

 Bendiciones a todos y gracias por su apoyo en oración.

Un Verano Misionero y Multicultural

Las comunidades de Cecara y Banegas en Santiago, República Dominicana, fueron bendecidas con las experiencias en torno a los proyectos de Misión Global: “Máxima Misión y 4×4: Todo Terreno,” a través de las misioneras de Génesis Wendy Rivera, Sugey Barrón, Joselyn García, y el respaldo de otros hermanos en Cristo de Estados Unidos, Puerto Rico, México y República Dominicana.

Del 7 al 9 de julio, 32 jóvenes pertenecientes a cuatro de los cinco distritos de Dominicana participaron en Máxima Misión, asistidos por el equipo misionero.

Posteriormente, se desarrolló el “4×4 Todo Terreno,” para hacer un total de 17 días en los que se realizaron evangelismo casa por casa, y visitas a nuevos contactos. Además, se llevó a cabo el taller para mujeres: “Ser mujer es maravilloso,” otro taller para matrimonios, Escuelas Bíblicas de Vacaciones, una noche de talentos, así como la proyección de la película: “Cuarto de Guerra.”

Durante la primera semana, el proyecto contó con la colaboración de nueve personas de la Iglesia del Nazareno de Worthington, Estados Unidos, quienes apoyaron con manualidades y regalos para los niños de las dos comunidades, y un programa de Escuela Bíblica de Vacaciones. El apoyo para recibir este grupo vino del ministerio de Trabajo y Testimonio en República Dominicana y de su coordinadora Beverly Brown.

En conjunto, los misioneros también trabajaron a través del servicio comunitario como la limpieza de casas y calles, entrega de ropa y alimentos a familias necesitadas, charlas sobre el cuidado del medio ambiente e higiene personal, lavado de cabeza para niños, reparación y pintura para cinco casas, así como actividades deportivas para adolescentes.

El grupo estuvo conformado –además de las misioneras de Génesis– por Ángel Méran, Reidyn Amador, Elba Duson, y Cristóbal Urbáez de República Dominicana. También participaron Kimberly Vazquez, Keneth Robles, Desireé Pérez, Diana Cruz, Yolanda Avilez y Julio Mercado de Puerto Rico, así como Freya Galindo, de México.

Las Iglesias del Nazareno del Distrito Norte: Ingco, Manahaim, Bella Vista y Cienfuegos, también apoyaron en el desarrollo de las actividades.

“Fue un tiempo de mucha bendición,” relató uno de los participantes. “Pudimos impactar las dos comunidades donde trabajamos. La misma gente se unió al trabajo que estábamos haciendo, por ejemplo, cuando lavamos las cabezas a los niños o cuando limpiábamos las calles.  Durante las reparaciones de las casas la misma comunidad también se acercó a ayudar. No sólo nosotros fuimos a servirles a ellos; ellos también colaboraron para su comunidad.”

Elba Duson dijo: “Yo defino esto como un proyecto de amor, fe y valentía…los días en aquel lugar me enseñaron a ver a Jesús en el rostro de los niños, en la necesidad de las personas, en el clamor de afecto y amor en sus miradas.”

Escrito por Adriana Carreón. Con información de Freya Galindo, coordinadora de Misión Global Área Central.

Hacia la Efectividad Misional: Una Introducción – Parte 1 de 7

Por Ed Stetzer

¿Qué es misión? ¿Qué es misiones? ¿Qué es misional? 

Como la mayoría de las personas, quiero que lo compro funcione y sea efectivo en lo que fue creado para hacer.

Por ejemplo, tengo un teléfono inteligente (Smartphone) que lleva registro de mi vida.

Yo llamo, envío mensajes, navego en la web, uso Twitter, Facebook, Maps para obtener direcciones, hacer citas en el calendario, etc. Me ayuda a funcionar a un nivel alto. De hecho, debo confesar que no puedo imaginar regresar a la era previa a los smartphones. Supongo que yo podría administrar, pero no sin hacer ajustes considerables.

Sin embargo, la buena noticia es que los smartphones están aquí para quedarse y las tecnologías y capacidades serán cada vez más para ayudar a mejorar nuestras vidas en alguna forma.

Pero ¿qué si de repente mi teléfono inteligente no funciona efectivamente? ¿Qué si la pantalla comienza a congelarse frecuentemente y Siri empieza a decirme a donde quiere ir ella, en lugar de que yo se lo diga? Yo estaría probablemente frustrado y buscaría una actualización. ¿Por qué? Porque queremos que lo que compramos funcione efectivamente en lo que fue creado y diseñado para hacer.

En cuanto a la misión de Dios (missio Dei), Dios compró un vehículo (la Iglesia) a través del cual Él lleva a cabo su misión en el mundo. La Iglesia es el Plan A de Dios para continuar su misión en el mundo.

No hay Plan B.

De esta manera, el diseño y la finalidad de la creación de la Iglesia es ser el vehículo por medio del cual Dios (a través de la buena noticia de Jesucristo) crea un pueblo para Sí mismo, de todos los pueblos de la tierra. Como resultado, el ADN de la Iglesia es, y debe continuar siendo, misional.

Nacimos de la misión de Dios para la misión de Dios.

Así como queremos que nuestros smartphones (y las otras cosas que compramos) operen de acuerdo a su diseño y propósito original, Dios quiere que la Iglesia, que Él compró por la sangre de Cristo, sea fiel a su propósito y, sí, efectiva en continuar su misión por todo el mundo. Después de todo, uno pensaría que si el pueblo de Dios entendió la gravedad de cómo Jesús compró su salvación y cómo su salvación está relacionada a la misión de Dios y su rol en ella, ellos serían misionalmente efectivos.

Para entender la efectividad misional, permítanme definir lo que quiero decir con misional y efectividad misional.

El término misional ha sido usado bastante en los últimos 20 años. Mientras que misional se ha popularizado, no ha experimentado un uso consistente o una definición consensuada.

Una de las razones por las que hay mucha confusión alrededor de esta palabra es porque el término misional es un adjetivo. Por definición, los adjetivos no son fáciles de definir, porque son usados para cumplir el propósito del autor. Uno ve esto en la manera en que misional ha sido utilizado. Todavía, la flexibilidad de misional es tanto un beneficio como una frustración. Porque muchos profesionales, teóricos, y rivales se han mantenido ocupados definiendo, defendiendo, y diseccionando el término, el significado del término se ha vuelto borroso y ha causado que algunos renuncien a la palabra por completo.

Sin embargo, yo no estoy a admitir esta conclusión. Yo creo que misional tiene un valor duradero. La pregunta no es dónde debe ser usado el término, pero cómo debe ser usado. ¿Cómo deberíamos definir misional?

De la forma más simple, misional es un adjetivo que describe a una persona o iglesia que participa en la missio Dei.

Pero, claro, lo simple necesita ser desarrollado.

Por ejemplo, aunque esto no es todo el significado, la idea de misional ciertamente incluye misiones. Lesslie Newbigin y otros han ayudado a distinguir los términos misión y misiones. Newbigin entiende misión como el término inclusivo que se refiere a la tarea completa por la cual la Iglesia es enviada al mundo, y misiones como las actividades intencionales diseñadas para crear presencia Cristiana en lugares donde no hay esa presencia, o por lo menos no hay presencia efectiva.

Entonces, es una palabra grande porque es una misión grande.

A la luz de lo que he señalado anteriormente, yo entiendo misional como la totalidad de abrazar, encarnar y representar la misión de Dios en el mundo.

Mientras estoy agradecido por toda la conversación, libros y conferencias misionales, todavía estoy preocupado por el hecho de que muchos parecen no entender completamente la esencia de misional.

Andreas Köstenberger correctamente concluye, “Una iglesia que está insegura de su misión no será efectiva en llevarla a cabo.” Eso es exactamente lo que vemos en muchas iglesias en el Occidente.

La mayoría de los acercamientos de la iglesia a la misión todavía están basados en las estrategias del siglo XX, que encuentran sus raíces en la Ilustración de la imaginación—si trabajamos más duro, creamos más estrategias, y técnicas, entonces podemos alcanzar a más personas. Las iglesias frecuentemente empiezan con ellas mismas y cómo ellas—a través de sus estrategias, programas y ministerios—pueden alcanzar a más gente.

Las iglesias entonces funcionan como creadoras de la misión, lo que al final dirige a una falta de efectividad misional.

Así que, permítanme ser claro acerca de la efectividad en este contexto.

La efectividad misional abraza la totalidad de la missio Dei—incluyendo su mensaje, movimiento y marcas—y es representada en la vida de la iglesia local y más allá.

Por lo tanto, la efectividad misional empieza con la misión de Dios. Empieza con la iglesia preguntándose a sí misma cómo Dios ve la misión y crea su identidad, naturaleza y prácticas alrededor de su misión.

Para ayudar a desafiar y animar a los líderes de la iglesia (y a sus iglesias) hacia la efectividad misional, esta serie de artículos analizará el mensaje, movimiento, y formas de la misión de Dios. Y después concluirá con una aplicación para la iglesia del siglo XX.

 

Artículo publicado originalmente en: http://www.christianitytoday.com/edstetzer/2016/december/towards-missional-effectiveness-introduction-part-1-of-7.html

7 Excusas Para No Hacer La Obra Misionera

75a06325a984739f922199fc34b99e91.jpg

 

Infografía creada por: Jorge H. Gutiérrez.

Publicada en: http://www.celestialstereo.net/7-excusas-para-no-hacer-la-obra-misionera/

COM – Guatemala Central, 2017

18157847_1345321965551043_4657232681051167108_n.jpg

Dios continúa moviéndose a través del COM en México

El pasado mes de marzo se realizaron dos Campamentos de Orientación Misionera en México, durante dos fines de semana consecutivos. El primero se llevó a cabo en el Distrito Centro del 18 al 20, donde 17 jóvenes se dieron cita en en las oficinas distritales en la Ciudad de México para conocer más acerca de misiones; gracias a Dios 5 de ellos confirmaron su llamado misionero y los demás se comprometieron a sumarse en la labor de apoyar la obra misionera.

La coordinadora de Misión Global del Distrito Centro, Mitzi Villegas dijo:

“Noté en todos los asistentes un interés muy grande en las misiones. No todos tienen un llamado misionero transcultural pero todos tienen la disposición de servir en una u otra área. ¡Cuánto se necesita que trabajemos en equipo para cumplir con la misión de Dios! ¡Y cuán importante es comprender que no solamente corresponde Misión Global a los jóvenes o a ciertos los adultos! Ahora comprendo lo difícil que es estar en el campo, pero Dios es fiel a su obra y con su pueblo y me da gusto que podamos ser parte de él. Porque también hemos visto su poder y somos testigos de su fidelidad. Tenemos una responsabilidad muy grande en el Distrito Centro, Dios nos ha confiado ser sus embajadores en este lugar. Yo espero que mediante estos COMs Dios despierte a su pueblo ante la necesidad de compartir el evangelio, de tener compasión, y de ser una iglesia misional que preparé misioneros y los sostenga. Sé que Dios nos está hablando e inquietando para movernos de nuestro sitio cómodo donde quizás por muchos años hemos estado.”

El segundo COM tuvo lugar en las instalaciones de la 1ª Iglesia del Nazareno en Puebla, en el Distrito Golfo, del 24 al 26 de marzo. Los 25 participantes, la mayoría de ellos de entre 15 y 26 años, descubrieron cómo servir y apoyar en misiones, además Dios confirmó el llamado misionero a 4 de ellos.

17554232_10154933559611351_8845831595367764027_n.jpg

Saraí Romualdo, coordinadora de Misión Global en el Distrito Golfo compartió:

“Dios ha sido bueno con nosotros, Él mostró a cada joven el deseo y pasión de cumplir la Gran Comision de diferentes formas y en diferentes lugares, a otros nos mostró que Él ha sido fiel a sus promesas y que nunca ha abandonado al Distrito Golfo, que todavía tenemos mucho que hacer en cada oportunidad que se nos presenta, mirando con los ojos de Cristo a las personas que viven sin Él. El COM es una experiencia única, Dios sigue moviéndose a través de los jóvenes. También agradezco a Dios por la disposición de los casi 20 colaboradores entre misioneros, talleristas, líderes y cocineros, para mí es una muestra del llamado, servicio y amor al ministerio de las misiones. Oramos por cada uno, ¡lo que hacemos es para dar honra y gloria a Dios!”

17499118_10154933559381351_7064787674366257145_n.jpg

Gracias a Dios por las vidas de Mitzi y Saraí, quienes hicieron un gran trabajo al estar a cargo del COM en su respectivo distrito, además están desarrollando otros líderes. 


Con información de Maru Rodríguez, coordinadora de Misión Global México Norte.

4×4 Todo Terreno – Santiago, República Dominicana

¿Qué Pensaría mi Mamá?

Por Scott Armstrong

“Y todo el que por mi causa haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o terrenos, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna.” (Mateo 19:29) 

¿Alguna vez has estado en una situación donde te preguntas: ¿Qué pensaría mi mamá si estuviera aquí? 

confundido_1

Tal vez estás mirando una película que contiene imágenes y contenido objetable.  Quizás te encuentras en un lugar con amigos donde sabes que no debes estar.  La pregunta – esa pregunta – surge en tu mente, ¡y casi te hace sudar al pensar en lo incómodo de tener a tu mamá allí contigo en ese ambiente! 

Es interesante la influencia que tienen nuestros familiares u otra gente en nuestro caminar diario.  Quisiéramos ser únicos e individualistas, pero más y más me estoy dando cuenta de que somos productos de las relaciones alrededor.  Vivimos en comunidad.  Aun la persona que deseara encerrarse en el closet y nunca ver a nadie no podría escaparse de la influencia que ha tenido la gente antes en su vida – una influencia que todavía continúa en el presente y lo hará en el futuro. 

¿Y esto es saludable, no? Cuando tomamos nuestras decisiones debemos considerar los efectos en las vidas de los demás siempre, ¿no? 

¡Claro que sí!  A la vez, déjame explicar cuándo esto se puede convertir en negativo. 

Por 13 años mi esposa y yo hemos tenido el privilegio de desarrollar misioneros desde América Latina y el Caribe.  Nuestros objetivos son tres: Encontrar, Entrenar, y Enviar misioneros de estos países.  Y he visto un avivamiento en jóvenes quienes están respondiendo a un llamado misionero tal como Isaías, diciendo, “¡Heme aquí, envíame a mí!” Miles de jóvenes de nuestras naciones se han movilizado en los últimos años para ministrar en tierras lejanas y culturas ajenas.  ¡Gloria a Dios por eso! 

A la vez, la parte más difícil de mi trabajo es ver a los una vez llamados y apasionados después de los años no siguiendo su llamado porque valoraban más lo que alguien decía sobre ello. 

“Yo tengo llamado misionero, pero ¿qué diría mi novio?” 

“Dios me ha llamado a las naciones, pero ¿cómo puedo dejar a mi familia? 

“Yo quiero impactar el mundo, pero ¿qué pensaría mi mamá?” 

La historia de la humanidad está repleta de gente que en alguna ocasión dijeron sí a Dios, pero después escogieron el bienestar de su novia, sus padres, o sus amigos. 

¿Serás también uno de ellos? Toda esta gente debe influenciarnos y sin duda debemos tomarles en cuenta.  ¡Nuestra familia debe ser la prioridad #2 en nuestra vida después de la prioridad #1: Dios y su voluntad!  Y allí está: Después de Dios y su voluntad. 

Hay buenas noticias: la historia de la humanidad está repleta también de gente que en alguna ocasión dijeron sí a Dios, y después fueron usados por Él para impactar el mundo entero porque seguían diciendo sí a Él en momentos pequeños y grandes. 

No hagas algo tonto.  No deseches a tu familia porque malinterpretaste mis palabras (y las palabras de Jesús).  ¡Ámales e invierte tu tiempo y fuerzas en ellos!  ¡No los descuides! 

Y a la vez que sepas: Un hacedor de la historia nunca vive su vida en temor diciendo, “¿Qué pensaría mi mamá?” 

A %d blogueros les gusta esto: