Archivo de la categoría: El Misionero Nazareno

Recomendaciones de un Misionero del Caribe

En la entrada previa, Cleon Cadogan compartió el testimonio de su tiempo en Granada como misionero voluntario en GÉNESIS. El objetivo principal de su tiempo ahí fue plantar y organizar una nueva Iglesia del Nazareno en la comunidad de Content. En el primer año de su llegada, Dios había hecho el trabajo y el objetivo fue cumplido. Ahora hay una congregación próspera en esa comunidad que está preparándose para empezar otra iglesia y así alcanzar su isla.

20915539_10214310623942364_5463531799315109872_n.jpg

Al concluir su tiempo en GÉNESIS, Cleon compartió varios consejos que él daría a cualquier persona que está diciendo sí a un llamado a misiones. Aquí están sus 15 recomendaciones:

1: Asegúrate que Dios te ha llamado a ir a las personas a quienes estarás sirviendo.

2: Ama y aprende de las personas con quienes vivirás; está dispuesto a desechar las ideas preconcebidas que tienes de ellos.

3: El respaldo en oración es vital para tu salud física y espiritual.

4: Ayunar y pasar tiempo personal con Dios es necesario para mantener la cordura.

5: No dejes que el dinero sea un factor que determine tu capacidad para cumplir con la tarea.

6: Recuerda: Dios provee para la misión en todos los sentidos.

7: Sé creativo en los métodos que usas para compartir con personas que estarán dando para la misión.

8: Demuestra un nivel de transparencia y rendición de cuentas con tus patrocinadores.

9: Comunica la visión claramente a tus donadores y a quienes oran por ti.

10: No falles en usar diversos medios para comunicarte y mantenerte en contacto con tus patrocinadores.

11: Escucha las necesidades de las personas con quienes están trabajando.

12: Permite que la creatividad fluya dentro de ti en todo tiempo.

13: Descansa cuando Jesús dice que descanses.

14: No abandones a tus amigos y familia por el bien de la misión.

15: Nada debe ser hecho sin consultar a Dios.

Viendo Crecer la Cosecha

Enviado de Georgetown, Guyana a la isla de Granada como parte de la iniciativa GÉNESIS, Cleon Cadogan sirvió como misionero voluntario por dos años. Hace un mes terminó su tarea principal de plantar una nueva congregación en la comunidad de Content, y recientemente ha compartido sus pensamientos sobre los desafíos y bendiciones de esta asignación:

Trabajando en la isla de Granada, los desafíos fueron muchos. Dejar familia, amigos y trabajo para vivir en un lugar de incertidumbre fue ciertamente un desafío. Pero tú debes saber que quien te ha llamado es capaz de guardarte y proveer para ti. Él solamente puede hacer lo que ha prometido si tú estás dispuesto a atravesar por la experiencia del valle de sombra de muerte como dice el Salmo 23:4, “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (RV1960). Debemos atravesar desafíos para experimentar el poder de Dios. Uno se acuerda de Jesús, quien atravesó dificultades, grandes tentaciones y salió victorioso. Él (Jesús) tomó los pecados del mundo, pero salió adelante.

22791549_738353939690947_1572385664621097384_o.jpg

En el ministerio uno puede encontrar situaciones negativas como: quién está a cargo, crisis de identidad, heridas inestables y luchas de poder, solo por nombrar las que mayormente prevalecieron. Estas solo son estrategias que el enemigo usa para distraer al misionero del panorama completo que está a la mano: almas para el reino. Michael Youseff escribe lo siguiente en Conquista: Tu Plan de Batalla para la Victoria Espiritual: “Si el enemigo puede llevarte a debatir sobre cualquiera de los temas que están establecidos en la Palabra de Dios, Él está dos tercios adelante del camino” (p.34). El enemigo busca que cuestionemos los motivos del otro. Él desea usarnos como un medio para sembrar semillas de negatividad, discordia y confusión. Sin embargo, la Palabra de Dios nos recuerda en 1 Pedro 5:8, “Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar” (NVI). Debemos estar alerta, sobrios y en un espíritu de batalla por la misión que está delante de nosotros. Jesús fue y es nuestro máximo ejemplo. No debemos permitir la negativa de superar lo bueno. Algunas de las herramientas que usé para vencer la negativa fueron la oración, escribir, compartir con otras personas que tienen un corazón por la visión, ayunar y equiparme a mi mismo con la Palabra de Dios. Sin escuchar continuamente la voz de Dios, vas a desgastarte intentando lograr la misión.

Había otras iglesias que habían ido al área de misiones donde nosotros estábamos ubicados, pero fallaron en regresar. La comunidad de Content es vista por el gobierno local como un “punto de acceso” y ha sido conocida como “nada bueno.” Supongo que puedes decir que es su “Nazaret.” Pero Juan 1: 46 nos dice: “‘¡De Nazaret!’ —replicó Natanael—. ‘¿Acaso de allí puede salir algo bueno?’ ‘Ven a ver’ —le contestó Felipe” (NVI). Incluso los hombres de edad tenían problemas con lugares que no encajaban su orden establecido. Sin embargo, Jesús vino por toda la humanidad. Verdaderamente reflejaremos a Jesús en una sociedad posmoderna cuando cambiemos la manera en que SOMOS y HACEMOS iglesia. Esto no significa que el evangelio cambia de acuerdo con nuestras distinciones o preferencias doctrinales y teológicas, sino que debemos mostrar a Jesús.

24879094_10215246253332514_1590665822_o.jpg

Reflexionando sobre nuestro tiempo en Content, recuerdo que los mismos miembros de la comunidad trabajaron junto conmigo y los nuevos creyentes para celebrar nuestra primera cena comunitaria. La congregación ahora tiene una junta de iglesia establecida, un ministerio de damas, ministerio juvenil, Escuela Dominical, estudio bíblico, reunión de oración e intercesión, grupo de liberación, y ya están planeando en los próximos seis meses el lanzamiento de un alcance evangelístico. Si no estamos dispuestos a confiar en Dios, y dejar que la gente se desarrolle, somos sembradores insensatos que plantamos semillas y no les ponemos atención, o plantamos semillas y las desenterramos al siguiente día. Debemos estar dispuestos a ver crecer la cosecha.

Déjame Entrar

Por Scott Armstrong

Recientemente he estado reflexionando sobre la manera en cómo evaluamos y entrenamos a nuestros misioneros Génesis. Como equipo, jugamos con el contenido de nuestros talleres e intentamos proveer experiencia práctica que también los prepare para sus dos años en una cultura diferente y en un contexto explícitamente urbano. Sin embargo, algo que sigue viniendo a mi mente es: ¿qué tiene de bueno el entrenamiento si los misioneros no tienen un deseo profundo de amar a los abatidos y quebrantados de corazón que están a su alrededor? Eso es algo que no podemos enseñar o provocar en ellos.

La buena noticia es que, en casi todos los casos, nuestros misioneros Génesis están apasionados por servir a otros. Esto no es un servicio que viene bajo sus propios términos o de acuerdo con sus propias demandas; todos ellos poseen un deseo profundo de amar a Dios y a su prójimo. Recientemente he escuchado historias de nuestros misioneros limpiando exhaustivamente complejos de apartamentos a una temperatura de 38ºC, cargando niños enfermos y desnutridos, abrazando a y llorando con madres solteras abandonadas. Este tipo de ministerio requiere una disposición compasiva para caminar con una persona necesitada mientras atraviesa por situaciones terribles.

Hace poco leí esta sorprendente historia de G.K. Chesterton, un reconocido pensador y escritor cristiano:  

Un hombre totalmente despreocupado sobre los asuntos espirituales murió y fue al infierno. Y sus viejos amigos lo extrañaban mucho. Su agente de negocios bajó hacia las puertas del infierno para ver si existía alguna posibilidad de traerlo de vuelta. Pero a pesar de que suplicó para que las puertas se abrieran, las barras de hierro nunca cedieron. Su sacerdote también fue y argumentó: ‘Realmente no era un hombre malo, con el tiempo habría madurado. ¡Déjenlo salir, por favor!’ Las puertas permanecieron obstinadamente cerradas ante sus voces. Finalmente, vino su madre; ella no rogó por su liberación. Tranquilamente, con un tono de voz peculiar, ella le dijo a Satanás: ‘Déjame entrar.’ Inmediatamente las grandes puertas se abrieron de golpe sobre las bisagras. Porque el amor va a través de las puertas del infierno y ahí redime a los muertos.” (Cita de Ronald Rolheiser en La Espera Santa: La Búsqueda de la Espiritualidad Cristiana)

aerial-android-wallpaper-architectural-design-373912.jpg

Nuestros misioneros no han firmado para una asignación fácil, y ellos saben con certeza que no tendrán unas vacaciones de dos años. Hay algo más que los llama a ir hacia los perdidos, los olvidados y abandonados. La evaluación y el entrenamiento son esenciales, pero cuando recibo reportes, como ha ocurrido recientemente, de su trabajo en los contextos urbanos de nuestra región, yo sé que algo más profundo que el entrenamiento los ha impulsado. El amor de Dios los ha llevado a las puertas del infierno, y ellos han pedido entrar. Y por ello, Dios está transformando el infierno en el cielo, justo en el corazón de esas ciudades.

*Para más información sobre Génesis, o cualquiera de nuestros misioneros, por favor visítanos en: www.mesoamericagenesis.org, también puedes descargar nuestra aplicación para Androido iOS.

Trabajando con Dios – Misión Global 2018

A finales de septiembre de este año se realizó el retiro anual de Misión Global Mesoamérica en La Romana, República Dominicana, donde los coordinadores de cada área en este ministerio se reunieron junto con Scott y Emily Armstrong (coordinadores regionales) para tener un tiempo de reflexión, oración, y conversación sobre cómo mejorar y avanzar en encontrar, entrenar y enviar a más misioneros.

IMG_9832 3.jpg

Durante cuatro días, Claudia Cruz, María Eugenia Rodríguez, Marc Versil, Luz Jiménez, Freya Galindo y Dario Richards compartieron acerca de lo que Dios está haciendo en las áreas México, Haití, Norcentral, Central y Caribe, respectivamente. ¡Gloria a Dios porque Él está llamando a muchos al campo misionero! 

La voz de Dios se hizo escuchar de diferentes maneras, especialmente en los tiempos de oración donde todo el equipo dispuso su corazón para que el Señor dirigiera cada idea, sueño y decisión. Los planes de este ministerio son muchos, sin embargo, ellos saben que todo está en las manos de Dios. Juntos reconocieron que como equipo no están trabajando para Dios, sino que en realidad están trabajando con Dios.

El último día juntos intercedieron por los 34 países que conforman la región Mesoamérica, por el liderazgo de cada área y distrito, y por las iglesias locales. Te invitamos a que te unas en oración por Misión Global para que Dios siga levantando a más misioneros, a través de este ministerio, para impactar las naciones.

ENFÓCATE – Máxima Misión

Una vez más la Iglesia del Nazareno en República Dominicana se unió para bendecir una comunidad y plantar una nueva iglesia que comparte del amor de Dios, en esta ocasión el Distrito Nordeste en la ciudad de Bonao realizó su primera Máxima Misión, con el apoyo de otros 3 distritos, los cuales se unieron a una jornada de amor y trabajo durante 4 días.

dcd43592-0315-4e35-a7fe-cec691182b03.jpg

Los días 21 al 24 de septiembre, la comunidad de Los Arroces en Bonao fue impactada por medio de compasión, servicio, evangelismo, discipulado y comunión; alrededor de 40 jóvenes de República Dominicana y Haití, aportaron sus dones y talentos para bendición de esta comunidad.

aa088ef0-e035-4385-a3c0-80c7bb261a99.JPGSe formaron equipos de baloncesto y mediante el juego se predicó el mensaje de salvación a los jóvenes de la comunidad y 8 de ellos recibieron a Jesús en su corazón; también se realizaron actividades con niños y adolescentes, una charla  para mujeres sobre su valor y belleza, un torneo de dominó, y un gran servicio de clausura el domingo por la noche con presentaciones de danza y teatro, donde 3 personas recibieron al Señor. 

 


Este gran proyecto finalizó con la celebración de 12 adolescentes, de la Iglesia del Nazareno en Bonao, quienes fueron llevados a las aguas bautismales en el último día.

La comunión, el dinamismo, el amor y el deseo de servir fue lo que unió a este gran equipo a realizar esta obra misionera. Durante las actividades realizadas pudimos ver cómo Dios trabajaba en la vida de la comunidad por medio de sus siervos.

 

“ENFÓCATE – Niégate, Ríndete, Sígueme” fue el tema de este gran encuentro, con el propósito de que nuestros jóvenes entendieran la importancia de estar enfocados en el llamado de la Gran Comisión, “Id,” “haced,” “discípulos,” tres componentes, un solo mandato.

 

“A mis 16 años me sentí muy bien de participar en esta gran actividad, participé en una presentación teatral y un señor se acercó a mí y me dijo que no es nada estar nervioso, pues si tiemblas es porque la presencia de Dios está cerca y la estás sintiendo, en este momento esto me llenó de valentía y gozo; las estrategias que pude utilizar al evangelizar en los colmados, casas y en las calles de la comunidad me hicieron sentir que Dios estaba con nosotros y estaba hablando a la vida de las personas a través de mí.” Ángel Manuel Duson.

Escrito por Elba Duson, coordinadora de Misión Global, Distrito Oriental, RD.

 

Aquí Estoy para Servir

Recientemente recibí este testimonio de Crystalla Williams, nuestra misionera Génesis de Trinidad y Tobago. Ella escribió estas palabras en sus últimos días sirviendo en Granada. Inmediatamente supe que su reflexión tenía que ser compartida con una audiencia más amplia. Que Dios mueva tu corazón mientras escuchas el corazón de ella fuerte y claro.

Mientras reflexiono en los dos años de ministerio en Génesis, casi lloro mientras me asombro de mi Dios: su amor, compasión, gracia, misericordia, paz, poder y provisión.

No podría – definitivamente no podría – lograrlo sin Él. Verdaderamente hay muchos que pensaron que no lograría terminar; algunos incluso me lo dijeron de frente. Honestamente, hay momentos en que les creí: momentos cuando las cosas fueron tan difíciles que no podía ver la salida. ¡Pero Dios abrió el camino!

36268094_10160602430915118_1541711199895289856_o.jpg

No hay duda en mi mente que ciertos avances que he tenido no hubieran sido posibles sin esta asignación. Ahora tengo una mejor comprensión de lo que significa ser paciente. Dios de alguna manera ha aumentado mi capacidad para amar, ser comprensiva, ser compasiva y perdonar. Esta asignación me ha enseñado a orar más profundamente, y a ayunar más intencional y estratégicamente.

Cuando veo hacia adelante me emociono. Estoy emocionada por regresar a mi distrito, mi país e iglesia local para trabajar y ministrar. No estoy completamente segura de cómo se verá eso. Una cosa que sí sé: aquí estoy para servir.

Antes de salir hacia Granada, yo ya tenía un plan de salida. Tenía un trabajo esperando, un apartamento listo a mi regreso, y proyectos en los que estaría trabajando. Durante los dos últimos años, he visto cada uno de mis planes irse volando por la ventana.

Pero mientras he visto mis planes convertirse en polvo, también he visto a Dios trabajando en maneras que todavía me asombran. A causa de este ‘loco viaje de fe’ en el que he estado, estoy segura que mi Dios, quien ha hecho mucho más de lo que podría pensar o imaginar, cuidará de mí.

Estos dos años en Granada han sido grandiosos. Grandes alegrías, grandes heridas, gran apoyo, grandes avances, grandes lágrimas (de felicidad y sufrimiento), grandes risas, gran amor, grandes triunfos, gran propósito cumplido, grandes nuevos amigos, gran sanidad espiritual y crecimiento…una verdadera representación de lo grande que mi Dios es y siempre será para mí.

Espero entusiasmada lo que Dios hará. ¡No hay nadie como yo y no hay nadie como mi Dios! Oh, ¡qué maravilla Él hará!

Me siento honrada por ser parte de una organización, una iglesia, y una familia alrededor del mundo. Me siento honrada de tener un apoyo que jamás puede ser cuantificado en términos humanos. Y todo eso me es otorgado por lo que Jesús hizo hace tiempo atrás sobre un ‘madero.’ Gracias, Señor.

Gracias a ustedes por sus oraciones.

Gracias a ustedes por su constante servicio y cuidado para aquellos que son llamados por Dios.

En Cristo,

Min. Crystalla Williams

Misionera Génesis

Granada

Campamento de Orientación Misionera en Costa Rica, 2018

Los distritos de Costa Rica se unen para equipar a docenas de personas en su llamado misionero

37 participantes de los Distritos Norte y Centro de Costa Rica asistieron al Campamento de Orientación Misionera (COM), realizado del 7 al 9 de septiembre, en las instalaciones de la Iglesia del Nazareno de Poás.

DSC_0562.jpg

16 voluntarios, entre misioneros, líderes distritales y de área, apoyaron la realización del campamento, entre ellos la coordinadora regional de MNI, Ana María Crocker, quien compartió algunos talleres.  También contaron con la participación del pastor Felipe Flores y los superintendentes de ambos distritos del país, Rev. Sirlene Bustos (Distrito Central) y Rev. Jhonny Calvo (Distrito Norte), quienes predicaron la palabra del Señor.

DSC_0535.jpg

El COM fue organizado por Nelson Vega (Distrito Central) y Estefanía Amador (Distrito Norte) de Misión Global (MG) de Costa Rica, con el apoyo de Freya Galindo de MG del Área Central de Mesoamérica.

“Ver rostros felices, de personas creyendo en que pueden hacer un poco más, verlos queriendo atender a un llamado con tanta convicción, eso no tiene precio. Yo me siento muy satisfecho con lo alcanzado, y saber que Dios me usó y me tomó en cuenta para su plan es lo más reconfortante que uno puede sentir.  Saber que aunque Él no me necesita, decide hacerme parte, es un sentimiento indescriptible…” dijo Nelson Vega de MG de Costa Rica al referirse a este tiempo.

DSC_0721.jpg

A continuación compartimos un fragmento de algunos testimonios de los participantes que podrán encontrarse completos en la página de Facebook MG Costa Rica:

DSC_0296.jpg

Christopher Quinto, Iglesia del Nazareno Los Ángeles: Fue una experiencia en la cual me reencontré con mi llamado.  Volví a emocionarme como lo hice la primera vez, donde me reencontré con el dicho: “El Cielo es el Límite”, haciéndome creer en mis capacidades y virtudes y retándome a no ser un joven que se quede quieto.  Para mí fue ese impulso que me faltaba a seguir adelante a no rendirme ante los obstáculos…

DSC_0300.jpg

Xavier Yadir Díaz Chavez, Iglesia del Nazareno Cañas Dulces: En este campamento muchas cosas sucedieron, pero la que más me marcó fue que Dios aclaró las miles de dudas que tenía. Nunca pensé estar tan seguro de donde estoy, de dónde Dios me ha traído. Mi vida está sellada por la marca de Dios y eso nunca cambiará. Lo mejor está empezando y preparémonos para cosas inimaginables en nuestras vidas.

DSC_0295.jpg

Daniela Solano, Iglesia del Nazareno Tibás: Como hija de pastores, por mucho tiempo realicé tareas en la iglesia “solo porque no había nadie más”, pero nada que yo pudiera pensar como un llamado.  Hace algunos meses empecé a pedirle a Dios que tomara control de mi vida y que me mostrara lo que Él quería que yo hiciera. …Durante el COM pude ver como Dios había estado trabajando en mí desde hacía mucho tiempo atrás, cómo muchos detalles los había dejado pasar, porque mi llamado a las misiones había estado ahí todo el tiempo. Ver el panorama completo de las pequeñas confirmaciones que Dios había estado poniendo en mi vida fue lo que me hizo decir durante este campamento, “Heme aquí, envíame a mí.”

DSC_0299.jpgDanah Webb Leandro, Iglesia del Nazareno en Desamparados: Puedo decir que cada taller, cada dinámica, cada devocional, cada palabra que oí y abrazo que recibí esos tres días marcaron mi vida y crearon en mí una realidad cristiana completamente diferente a la que tenía al llegar. Este campamento me dio una nueva visión y un nuevo propósito, me llenó de fuerzas y esperanza; me dio un nuevo llamado y una nueva dirección para trabajar con mi JNI, iglesia, comunidad y país, y por qué no, ¡más allá! No me alcanzan las palabras para describir esos tres días, lo más cercano sería, uno de los mayores regalos de Dios para mi vida.

Escrito por Ana Hernández, con información de Estefanía Amador y Nelson Vega, Misión Global Costa Rica.

DSC_0865.jpg

Retiro de Reentrada Sitio Granada – 2018

Del 5 al 9 de septiembre de este año, Crystalla Williams y Cleon Cadogan, misioneros voluntarios que fueron enviados al sitio Génesis Granada en agosto 2016, viajaron a Santo Domingo, República Dominicana para tener un tiempo de retiro después de finalizar su asignación de dos años. Ellos recibieron algunos talleres e indicaciones por parte de Scott y Emily Armstrong, coordinadores de esta iniciativa, quienes además agradecieron a Crystalla y Cleon, a la vez que reconocieron su esfuerzo y compromiso con la misión.

Los misioneros de Génesis compartieron algunas de las experiencias que tuvieron trabajando con la iglesia existente y plantando una nueva iglesia en ese sitio, reconocieron la fidelidad de Dios durante estos dos años, así como su amor, cuidado y provisión.

304430f8-77ef-40d0-9469-45ec95c02739.JPG

Damos gracias a Dios por Crystalla y Cleon, les pedimos que se unan en oración por ellos, actualmente se encuentran con sus iglesias locales y distritos compartiendo lo que Dios ha hecho en este tiempo, y también motivando a otros a involucrarse y continuar respaldando la obra misionera.

03e366cb-6887-4fa4-b133-06bc496377d6.JPG

¡Gloria a Dios por las vidas de estos misioneros! Y, gracias a cada persona e iglesia que les apoyó en este tiempo a través de ánimo, oraciones y ofrendas, ¡Dios les siga bendiciendo!

1f9d8cb2-893d-4bd7-92e2-2232647dad1b.JPG

Cleon y Laritza (misionera de Génesis de República Dominicana)

“Siempre doy gracias a Dios por ustedes, pues él, en Cristo Jesús, les ha dado su gracia… Él los mantendrá firmes hasta el fin, para que sean irreprochables en el día de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es Dios, quien los ha llamado a tener comunión con su Hijo Jesucristo, nuestro Señor.” (1 Corintios 1:4, 8-9).

A %d blogueros les gusta esto: