Archivo de la categoría: El Misionero Nazareno

Retiro de Reentrada Génesis – 2018

A principios del mes de mayo del presente año, las misioneras voluntarias que fueron enviadas a los sitios Génesis en Guadalajara, México y Santiago, República Dominicana: Laritza del Carmen, Natali Novelo, Nhasyeli Rodríguez, Sugey Barrón y Wendy Rivera, terminaron su asignación de dos años.  Para concluir su servicio fueron parte de un retiro en Santo Domingo, República Dominicana donde recordaron y compartieron las experiencias vividas en el campo misionero, además fue un tiempo de reflexión para cada una, así como de gratitud por haber concluido.

Las cinco misioneras expresaron el gozo de haber compartido sus vidas con gente que se convirtió en amigos y familia para ellas, a quienes pudieron enseñar, discipular y guiar en la vida cristiana; además, ellas manifestaron su alegría y agradecimiento por haber sido parte de esta iniciativa de la Iglesia del Nazareno.

IMG_7193.JPG

Laritza, Sugey, Natali, Nhasyeli y Wendy.

Las iglesias de San Martín y Las Pintas, en Guadalajara, México, han visto una transformación y saben que la misión continúa en las comunidades donde están ubicadas. Asimismo, los barrios de Cecara y Banegas en Santiago, República Dominicana, fueron bendecidos e impactados con el mensaje de santidad.

06d66854-462a-4668-8219-3e6257303cb1.JPG

Las misioneras con Naomi y Gary Faucett, promotores de Cuidad Misionero Génesis.

Es un motivo de acción de gracias el hecho de que los líderes de ambos sitios hayan captado la visión de la iniciativa Génesis, y de igual forma, es una bendición ver a los distritos anfitriones con una gran motivación de seguir apoyando la obra misionera y dar soporte a las iglesias que se han plantado.

845cdf02-80fe-49fc-8fd4-d6aa63560bbd.jpg

Las misioneras salientes con Scott, Emily y Freya.

Sabemos que Dios seguirá usando la vida de Laritza, Natali, Nhas, Sugey y Wendy dondequiera que el Señor las lleve. Por ahora, ellas han regresado con sus iglesias locales y distritos, con el fin de compartir acerca de todo lo que Dios hizo a través de sus vidas e inspirar a otros a responder al llamado de Dios y a continuar siendo parte de su misión. ¡Gracias a todos los que han apoyado en oración y económicamente para que Santiago y Guadalajara fueran cambiadas por medio de estas misioneras!

Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse firmes e inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que su trabajo en el Señor no es en vano.”
1 Corintios 15:58

 

Entrenamiento Génesis – 2018

Desde Guatemala, México y Estados Unidos, ocho misioneras viajaron hasta Santo Domingo en República Dominicana, para recibir un entrenamiento misionero durante el mes de abril de este año.

IMG_1231

Misioneras Génesis – 2018

Una de las estrategias de la iniciativa Génesis de la región Mesoamérica, para continuar haciendo discípulos semejantes a Cristo en los centros urbanos, es el envío de misioneros voluntarios a las ciudades grandes de México, América Central y el Caribe. Estos voluntarios, apoyados por sus iglesias locales y distritos, son enviados en equipos para servir en los sitios determinados.

IMG_6922 2

Maritza, María de los Ángeles, Marlene y Jhoselyn – Sitio Génesis: Querétaro, México

Ingrid Jocholá, Joselyn García, Keila Molina y Marleidy Sánchez con asignación a la ciudad de Panamá, Panamá; y Jhoselyn Barrios, María de los Ángeles Romero, Maritza Mendoza y Marlene Valadez con asignación a Querétaro, México, recibieron capacitaciones, talleres y herramientas que les serán de utilidad en el campo misionero, específicamente en la tarea de plantar nuevas iglesias.

IMG_6923 2

Ingrid, Marleidy, Joselyn y Keila – Sitio Génesis: Panamá, Panamá

El entrenamiento contó con la participación de líderes y misioneros de diferentes lugares: Erika Chaves (Ministerios Nazarenos de Compasión – Área Haití), Óscar García (Evangelismo – República Dominicana), Amable Polanco (Evangelismo y Misión Global – Panamá), Monte Cyr (Ministerios de Escuela Dominical y Discipulado – Mesoamérica), Miguel e Irene Garita (Cuidado Misionero – Mesoamérica), Scott y Emily Armstrong (Génesis y Misión Global – Mesoamérica), y Freya Galindo (Misión Global – Área Central). Además, durante todo el mes, las misioneras contaron con el apoyo y respaldo de Gary y Naomi Faucett (Estados Unidos), quienes sirven como Facilitadores de Cuidado Misionero para los voluntarios de Génesis.

Las misioneras pudieron visitar algunas congregaciones nazarenas en Dominicana, participando a través de la enseñanza bíblica o la predicación. Así también realizaron algunos diagnósticos y actividades comunitarias donde pusieron en práctica ciertos aprendizajes de las capacitaciones recibidas.

Ellas tienen un gran reto por delante, sin embargo, aunque el desafío es enorme estas nuevas misioneras están seguras y confiadas en Dios, pues Él será quien las acompañe en esta tarea, y saben que es Él quien las ha llamado a ser parte de su misión.

“Después oí la voz del Señor, que decía: ‘¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?’ Entonces respondí yo: ‘Heme aquí, envíame a mí.’” (Isaías 6:8)

Para más información sobre cómo ser un misionero voluntario con Génesis, haz clic en el enlace: mesoamericagenesis-es.org/aplicar/

 

Cómo la palabra SÍ está cambiando Mesoamérica

Por Emily Armstrong

Recibí un mensaje de texto Alejandra hace unos días, diciendo que ella quería hablar conmigo por algunos minutos.

Y un mensaje en Facebook de Merit, pidiéndome oración.

Y un correo de Daniela, actualizándome sobre lo que ha pasado en su vida en los meses pasados.

Tres mujeres a las que hemos tenido el privilegio de entrenar en misiones, en el pasado las tres han participado en el ministerio de Génesis como misioneras por 2 años.

yes.jpg

Alejandra, quien es de Guatemala, ha estado sirviendo durante los últimos 10 meses con un ministerio de compasión en Estados Unidos. Hace poco más de un año, le preguntamos si estaría dispuesta a tomar un paso de fe y sumergirse en la cultura estadounidense por un año para aprender de su estrategia de ministerios de compasión y ayudarnos a contextualizarla para nuestra región. Mientras hablaba con ella hace unos días, ella estaba un poco dividida – los líderes del ministerio le han pedido que considere quedarse por un año más en ministerio, y a pesar de que ella pensó que estaría pasando por encima de nuestros “planes,” no pude evitar sonreír. Me sentí como una mamá orgullosa cuando me dijo que ella solo quería hacer la voluntad de Dios – cualquiera que esta fuera. Me hizo sentir bien saber que ella fue elegida. Ella fue reconocida. Le dije que nosotros queríamos lo que sea que Dios quiera – nuestra posición misionera siempre ha sido conectar a las personas que han sido llamadas con necesidades internacionales y sabiendo que la actitud de ella ha sido la de Cristo, tomando la misma naturaleza de un siervo, no podría hacernos sentir más orgullosos.

Alejandra todavía está orando para saber adónde Dios quiere que ella viva, pero ella sigue diciendo Sí a su llamado, seguro que ese estilo de vida en misión es donde ella necesita estar.

Merit escribió en su mensaje de Facebook que Dios ha estado estirando su corazón una vez más, para servir en otra ciudad. Ella pidió oración para que se abra una puerta con el liderazgo de su distrito así como con sus responsabilidades familiares. Diríamos que ella se ha puesto “inquieta.” Ella está de regreso en su país y distrito, sin embargo el llamado a la misión internacional y a servir en una ciudad grande está sonando MUY FUERTE en su cabeza y corazón. Una vez más experimenté orgullo de mamá, sabiendo que Merit estaba lista para sumergirse una vez más en las aguas de la fe, lista para levantar miles de dólares y dejar a su familia en las manos de Dios – todo porque Dios la llamó.

Merit sigue orando para conocer el tiempo de Dios, pero ya ha dicho que SÍ a su llamado. Está lista para ir cuando Él provea la oportunidad.

Daniela me escribió y me dijo que está presentando su examen final para obtener su licencia y ejercer como abogada. Cuando ella dijo que sí al ministerio de Génesis, puso su carrera de derecho en pausa – todo porque sabía que Dios le estaba pidiendo que fuera obediente. Ella ha servido fielmente y me escribió para decirme que Dios sigue avivando la llama del servicio en su corazón, compartió conmigo cómo los terremotos que recientemente tuvieron lugar en México le causaron días difíciles, pero ella sabía que el llamado de Dios era servir a la ciudad. El “orgullo santo,” como me gusta llamarle, una vez más vino a mí, mientras la exhortaba a considerar su profesión como VOCACIÓN. Haciendo TODO para el Señor. Ayudándola a ver que Dios le ha dado los dones del derecho y entendimiento jurídico – algo que NECESITAMOS en la ciudad.

Daniela ha dicho que SÍ al llamado de Dios, permitiendo que Él guíe su camino, pidiéndole que use sus dones y talentos para impactar la ciudad siendo la iglesia.

Cada SÍ está cambiando Mesoamérica. Nos estamos convirtiendo en la iglesia misional que Dios anhela que seamos. Somos muy privilegiados por ser parte de SU historia.

 

 

Transforma: Cambia, Evoluciona

El pasado 9, 10 y 11 del mes de marzo, 53 jóvenes originarios de República Dominicana y Haití se unieron para apoyar y participar en la primera Máxima Misión del distrito Oriental de Dominicana en la ciudad de Higüey; usando así sus dones y talentos para servir al Señor. Durante ese fin de semana los jóvenes se estuvieron movilizando en 5 áreas: Comunión, Servicio, Evangelismo, Discipulado y Compasión, a través de llevar la semilla de salvación a dicha comunidad. Para esta gran labor también se unieron al trabajo la Primera y Segunda Iglesias del Nazareno en Higüey, sirviendo a la comunidad Juan Pablo Duarte.

MMHiguey2.png

 

MMHiguey1.png

Líderes del distrito Oriental, así como la coordinadora de Misión Global Elba Isabel Duson y el pastor Ramón Joseph presidente de JNI en este distrito, trabajaron con gran esmero y dedicación para la realización de esta gran actividad. La Máxima Misión llevó por nombre “Transforma: Cambia, Evoluciona” Este tema nace del deseo de ver vidas transformadas por medio de la renovación del Espíritu Santo y el ejemplo que vemos en Hechos 17:6 donde toda una nación fue trastornada por el mensaje de salvación.  

 

MMHiguey3.pngLos participantes fueron parte de tiempos devocionales, realizaron evangelismo casa por casa y en las calles, también ayudaron en recolección de basura, limpieza de vertederos, y concientización a la comunidad del cuidado del ambiente, además llevaron a cabo una campaña evangelística con presentaciones artísticas, tuvieron una escuela bíblica muy divertida, realizaron una charla con adolescentes bajo el tema “Tú eres especial”, y una charla con padres de familia, por último se hizo entrega de juguetes a los niños, y donaciones de ropa y zapatos a las personas de la comunidad.

 

MMHiguey5.pngUno de los participantes, Lioni Taveras dijo: “Mi vida fue marcada durante esta Máxima Misión, donde pude compartir con diferentes personas quienes dejaron una huella en mi corazón, salimos a predicar, servimos a la comunidad, y hasta limpiamos casas…me di cuenta que no solo es predicar la Palabra De Dios, también debemos mostrar la compasión. Así que tengo un reto por delante: ¡escuchar la voz de Dios y ser obediente a él!”

MMHiguey4.png

MMHiguey7.pngElba Duson expresó: “Al terminar el fin de semana me di cuenta que la transformación no sucede de manera espontánea, sino que es un proceso que inicia con nuestras vidas hasta llegar a la vida de otros. Vi como Dios trabajó de manera individual en cada participante, cómo confesaban sus pecados y su necesidad de Dios en medio de la experiencia vivida; no solo la comunidad recibía el llamado a ser transformados sino que esto ya había iniciado en nuestras propias vidas.”

 

 

MMHiguey6.png

 

Misión Global, Distrito Oriental República Dominicana

COM – Guatemala, 2018

28946959_1648922721857631_6942387363738597539_o.jpg

Un Cambio Rápido y Radical

En una colonia de la ciudad, dos misioneras iban evangelizando de casa en casa, tocando puertas para presentar el evangelio a través del “Libro Sin Palabras.” Tocaron insistentemente en una puerta, pero nadie les abría. Cuando estaban a punto de retirarse, una mujer de unos 40 años se asomó por una pequeña ventana, ellas le dijeron el motivo de su visita. Aunque no había frío, la mujer vestía un abrigo, se mostraba nerviosa e inquieta, y se movía de un lugar a otro. Ella les dijo a las misioneras que no las podía recibir porque estaba esperando a una psicóloga quien le daría una terapia. Las misioneras le pidieron solo diezz minutos para contarle una historia de la Biblia y ella se los permitió, así le guiaron a aceptar a Cristo como su Salvador.

6.jpg

En el momento de la oración la mujer se quebrantó, luego les contó a las misioneras que cuando ellas oraron, empezó a sudar y a sentir mucho calor y descanso. Después de darle algunos consejos ellas se retiraron, prometiéndole regresar al día siguiente para darle una clase de discipulado. Cuando regresaron ella les compartió lo que había sentido el día anterior, por temor quiso cancelar la cita con las misioneras, pero al no lograr tener contacto con ellas, pensó que debía ser importante que las recibiera de nuevo, así que las estaba esperando muy entusiasmada.

Comenzó el discipulado y al final nuevamente las misioneras oraron por ella, pero esta vez el Espíritu Santo comenzó a ministrarle de una manera muy hermosa, haciendo un gran milagro de cambio en su vida. Al regresar las misioneras por tercera vez, fue sorprendente lo que encontraron, la apariencia de la mujer había cambiado, estaba muy bien arreglada, su casa limpia y ordenada. Les compartió que por diez años ella había padecido depresión y ansiedad, y que hacía ocho años que no salía mas allá de la puerta de su casa. Les dijo que ella guardaba muchos resentimientos en su corazón, contra personas que le habían herido, y hasta había pensado en quitarse la vida para dejar de sufrir. Pero aquel día en que las misioneras le hablaron de Jesús y que oraron por ella, sintió un calor extraño que invadió su cuerpo, y que le quitó un peso de encima, empezó a sentir gozo y contó la noticia a sus padres y hermanos, quienes quedaron desconcertados al escucharla.

Después de leer la Biblia las misioneras volvieron a orar por ella. Esta vez la mujer se soltó en llanto pidiendo la sanidad de Dios para su vida. Las misioneras se despidieron prometiendo regresar nuevamente. En la cuarta visita la mujer estaba muy gozosa, les contó que por primera vez en ocho años había salido de su casa junto con su esposo, fueron a la plaza principal. Les dijo que ella estaba asombrada del gozo que sentía, sin tener necesidad de tomar más medicamentos, o de encierros en el psiquiatra, ni terapias de la psicóloga; quien por cierto nunca llegó a la cita.

Las misioneras estaban muy gozosas de ver el cambio tan rápido y tan radical. Cuando se disponían a orar nuevamente, ella les pidió que esperaran un momento. Salió corriendo a la casa contigua a llamar a sus padres, esposo y hermanos para que también fueran parte de la oración. Los familiares vinieron y dijeron a las misioneras que no podían explicar lo que estaban viendo en la vida de ella. Dijeron que ellos eran religiosos, miembros de la iglesia principal del pueblo, pero que estaban asombrados por el cambio en su familiar. Pidieron a las misioneras que oraran también por ellos y por otros familiares ausentes. Ellas oraron por todos, y les prometieron que continuarán compartiendo con esta familia acerca de quien es Jesús. Estas misioneras son hermanas de una Iglesia del Nazareno local y nunca habían hablado a alguien de Jesús.

¡Bendito sea Dios!

Con información del Rev. Manuel Molina.

 

Informe de Misión: ‘Misionero’

Por Howard Culbertson

Hoy en día, la gente usa la palabra “misionero,” por lo menos, de cuatro formas:

  • Como una descripción para todos los cristianos;
  • Como una etiqueta para las personas que están haciendo cualquier tipo de ministerio en cualquier lugar;
  • Como una categoría especializada para cualquier persona con una experiencia de ministerio transcultural, ya sea de largo plazo o solo por algunos días;
  • Como un título para aquellos que tienen un llamado y poseen dones para un ministerio transcultural.

Así que, ¿cuál es la mejor opción? Y, ¿hay alguna razón para preferir una opción por encima de la otra? Yo estoy a favor de la última opción. Para mí, ese uso de la palabra encaja mejor con cómo los creyentes son descritos en Romanos 12, Efesios 4 y 1 Corintios 12. Esos tres pasajes comparan la Iglesia con un organismo viviente. Así como un cuerpo de carne y sangre, la Iglesia de Cristo está compuesta por muchos miembros diferentes, cada uno tiene un rol importante que jugar para el organismo. Observando que un cuerpo no puede funcionar si solo estuviera hecho de ojos y orejas, Pablo escribe que la iglesia sería disfuncional si todos los creyentes intentan hacer el mismo trabajo. A este respecto, Pablo hace algunas preguntas retóricas: “¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿son todos maestros?” Obviamente Pablo espera un “no” a esas tres preguntas hechas en 1 Corintios 12.

At_SKC_0.jpgPara estar seguros, la palabra “misionero” no está en ese pasaje. Una razón es que “misionero” tiene su raíz en el latín, un idioma que solo llegó a ser utilizado años y años después de los tiempos del Nuevo Testamento. No obstante, la metáfora de Pablo de un cuerpo es muy relevante a la manera en cómo usamos “misionero.” Empezando con Pablo y Bernabé, la Iglesia ha reconocido que Dios llama y capacita personas específicas para dar sus vidas cruzando barreras geográficas, culturales, y de idioma para llevar a cabo movimientos de plantación de iglesias; personas como Milly y Agnes Ibanda (ver foto) quienes, junto con su familia, recientemente fueron enviados de la iglesia en la República Democrática del Congo, para servir en Madagascar. Aquellos que van son personas para quienes la palabra “misionero” se acuñó en los años 1600.

La ampliación del significado de “misionero” de su uso original, se ha hecho con buenas intenciones. Sin embargo, no siento que ha infundido urgencia o propósito a los creyentes poco interesados. Por otro lado, quedarse con el uso original limitado de “misionero” sí ayuda a la Iglesia por medio de:

  • Recordarnos la necesidad de ser intencionales acerca de llevar a la iglesia a “donde todavía no hay iglesia” (en lugar de tener personas que digan, “estamos haciendo todo lo que Dios espera de nosotros si somos ‘misioneros’ en nuestros vecindarios”).
  • Abrazar la imagen de la iglesia como un cuerpo hecho de miembros con diferentes funciones, una de las cuales es seguir el llamado de divino de llevar el Evangelio a través de las fronteras culturales, geográficas y de idioma a “donde todavía no hay iglesia.”
  • Reconocer que Dios no espera que todos empaquen sus maletas y tomen un vuelo internacional. Algunos van a ir. Otros van a enviar. Eso representa el significado de la palabra “misionero” tal y como fue acuñada originalmente.

Nota: Reservar el título de “misionero” para aquellos que están haciendo un tipo de ministerio específico, en lugar de aplicarlo más ampliamente, no justifica que cada creyente no esté involucrado apasionadamente por medio de orar, dar, movilizar, o ir y alcanzar tanto a los vecindarios cercanos, como a evangelizar hasta lo último de la tierra.

Este artículo fue publicado originalmente en: http://engagemagazine.com/content/mission-briefing-missionary

Proyecto Pablo Cambiando la Zona Fronteriza

En la Oficina Regional de Misión Global recibimos hace poco el reporte anual del ministerio “Iniciativa de la Frontera” en México, ¡y estamos glorificando a Dios por los resultados! A continuación, presentamos algunos datos importantes de dicho reporte enviado por el coordinador, Rev. Manuel Molina.

La franja norte del país tiene una población de 24 millones 800 mil habitantes en 8 estados, donde existen 148 iglesias y misiones con 6,600 nazarenos; ante este diagnóstico, la iniciativa busca plantar nuevas iglesias en pueblos y ciudades donde no hay presencia nazarena, además de reactivar iglesias cerradas y capacitar el liderazgo local de las iglesias existentes.

26233476_255314685004420_8546033622955382988_o.jpg

La estrategia aplicada para este fin ha sido Proyecto Pablo, este programa se ha utilizado en el sur de México por 10 años, y se enfoca en la plantación de nuevas congregaciones por periodos de tres semanas, usando herramientas de evangelismo y discipulado, de esta forma se ha implementado también ahora en el norte del país, dando resultados excelentes:

  • Ciudad Juárez, Chihuahua. 27 de mayo al 18 de junio – 439 nuevos convertidos
  • Nuevo Laredo, Tamaulipas. 15 de julio al 6 de agosto – 438 nuevos convertidos
  • Monclova y Ciudad Frontera, Coahuila. 4 al 22 de octubre – 56 nuevos convertidos
  • Zona Carbonífera, Coahuila. 10 al 31 de octubre – 227 nuevos convertidos
  • Comarca Lagunera. 25 de noviembre al 17 de diciembre – 372 nuevos convertidos

26734441_259100131292542_6158746761421672712_n.jpg

Estadísticas de los cinco proyectos:

  • Misioneros participantes: 120
  • Iglesias Participantes: 30
  • Misiones iniciadas: 23
  • Iglesias reactivadas: 4
  • Plantadores y líderes capacitados: 23
  • Nuevos convertidos: 1,534

24991548_244058836130005_935888699619656700_n.jpg

Definitivamente, ¡Dios está haciendo algo GRANDE en la frontera! Que el Señor siga bendiciendo esta iniciativa y la estrategia. Recuerda que tú también puedes ser parte, orando por los nuevos convertidos, las misiones iniciadas y las iglesias reactivadas.

22308789_223565561512666_531881651678953103_n.jpg

Además, ¡que Dios siga llamando a más y más a participar en este movimiento de plantación de iglesias!, y si tú tienes interés o te gustaría ser parte de un Proyecto Pablo en este año visita la página en Facebook de Iniciativa de la Frontera o puedes ponerte en contacto con Freivy López (freivy.lopez@gmail.com). Tienen un Proyecto Pablo programado para cada mes de 2018 – ¡así que hay muchas oportunidades para involucrarte!

22448621_223565608179328_5233813726112145848_n.jpg

A %d blogueros les gusta esto: