Archivo de la categoría: Teología

El Dios Misionero Se Encarna en Jesucristo

jesus-birth-1

¡Ya hemos llegado al tiempo de Adviento!

Para los que nacimos en un hogar cristiano, estamos familiarizados con la historia del nacimiento del Hijo de Dios. Todos los años lo celebramos en la iglesia, en las reuniones familiares y entre amigos. Pero para aquel que no es cristiano, o que nació en un hogar musulmán, budista o hindú, la Navidad pasa desapercibida porque, para él, la encarnación de Dios en Cristo no tiene sentido.

Cristo no sólo dejó su hogar para poner su “tienda” y vivir entre nosotros sino que se despojó de sí mismo, para servir y ser igual que los hombres. Jesucristo abandonó su lugar en los cielos y se sujetó voluntariamente a las limitaciones humanas. ¿Y por qué lo hizo? Por amor—el amor más grande que el ser humano haya conocido jamás.

En eso consiste la Navidad: Dios por amor se encarnó para salvar a la humanidad. No usamos esa palabra mucho, ¿verdad? Encarnar significa representar cualidades, acciones, ideas, opiniones, etc. de una persona. De hecho es más que eso; en forma literal, significa vivir en la carne como alguien más vivía o vive en la carne.

Quizás podemos tomar el ejemplo de un embajador. Las funciones de este son representar a su país en uno extranjero, proteger los intereses de su país y sus ciudadanos, negociar, e informarse sobre las condiciones y desenvolvimiento en el nuevo país.

Lo interesante está en las dos últimas funciones.  Algo similar son nuestras funciones cuando encarnamos a Jesús. Somos embajadores de Dios en este mundo (2 Cor. 5:20), entonces la pregunta es: ¿Soy embajador en mi vecindario, en otra cultura, en el trabajo, en la escuela, etc.? ¿Estoy promoviendo relaciones amistosas (y más que eso) entre Dios y aquellos que no lo conocen?

Para comprender las misiones debemos enfocar mayor atención a Jesús, a su misión y al propósito de ésta en el mundo. Durante su tiempo en la tierra él mostró compasión, su ministerio era predicar y enseñar, y llegó hasta la cruz en su sacrificio por los pecadores. Y lo increíble es: ¡Al resucitar mandó a sus seguidores a predicar por todo el mundo, siendo sus manos y pies, encarnándonos en el mundo cómo él hizo por nosotros!

En la próxima entrada hablaremos de esto más, y como somos enviados por él quien fue enviado.

La Necesidad de los Asuntos Espirituales

Por: Dr. David W. Graves

graves-ht

En un viaje reciente a la Región Asia-Pacífico, me impresionó el número y calidad de líderes jóvenes que encontré ahí. Tuve la oportunidad de predicar en la capilla del Seminario Teológico Nazareno de Asía-Pacífico, en el Colegio Nazareno Filipino en la ciudad de Baguio, Filipinas, en el Colegio Bíblico del Sudeste de Asia en Bangkok y la Escuela Bíblica Nazarena en Myanmar del norte. En cada una de estas instituciones educativas, encontré jóvenes adultos fuertes y apasionados que se están preparando para ser pastores en la Iglesia del Nazareno. Fui desafiado por sus vidas y su amor por el Señor.

Me quedé impresionado con la gran necesidad de profesores, pastores y superintendentes de distrito para ser mentores de la siguiente generación de líderes. Necesitamos líderes hoy en día como Priscila y Aquila (Hechos 18). Ellos formaron el primer equipo ministerial de esposo y esposa en la iglesia Cristiana. Parece que ya eran cristianos cuando Pablo los conoció en Corinto. Cuando él se fue de Corinto, la pareja lo acompañó hasta Éfeso donde ellos permanecieron a petición de él.

Sin duda, ellos continuaron agitando el interés que Pablo había provocado en la sinagoga (versículo 19), pero el ser mentores de Apolos (versículos 24-26) es lo que Lucas identifica como la contribución más significativa de esta pareja en Éfeso.

Apolos era de Alejandría, que tuvo una de las comunidades judías más grandes fuera de Siria-Palestina y donde muchos judíos hicieron su negocio para conocer y apreciar la cultura griega. Apolos vino a Éfeso con dos grandes fortalezas. Era un “hombre ilustrado” (Hechos 18:24)—eso para decir, que él fue capacitado formalmente en retórica. Esta habilidad combinada con el conocimiento profundo de la Biblia Hebrea, lo hizo un poderoso orador en la sinagoga (Hechos 18:25-26). Él fue un creyente en Jesús pero tuvo conocimiento limitado de Él y su enseñanza. Reconociendo el potencial de Apolos, Priscila y Aquila fueron sus mentores. Con la firme comprensión del evangelio, Apolos se trasladó a Acaya donde realizó un ministerio altamente eficaz como maestro de nuevos convertidos (1 Corintios 3:6).

Hoy, el ser mentores de líderes jóvenes, todavía es un ministerio vital. Reconocer el potencial que Dios ha dado a nuevos cristianos y después invertir tiempo y energía en ayudarles a florecer sigue siendo un elemento clave en la preparación de la próxima generación de liderazgo de la iglesia. Te animo, si eres un pastor, un laico, o un líder de distrito, a pensar en un joven cristiano con un potencial de liderazgo. Pide a Dios que te muestre cómo puedes ayudar a esa persona a convertirse en alguien útil para Dios y su reino. Este será uno de los usos más gratificantes de tu tiempo y energía. Estoy muy agradecido por aquellos que han sido mis mentores varias veces en mi vida—mis padres, mis maestros de escuela dominical, líderes de jóvenes, profesores, superintendentes de distrito, hermano, y otros pastores. Es mi deseo animar y ser mentor de la siguiente generación de líderes. Que Dios nos ayude mientras trabajamos juntos.

El Servicio: Una Disciplina Espiritual

Escrito por: Leonor Fajardo Espinosa

A Hand reaching Out to Someone

Richard Foster, en su libro Celebrando a la disciplina, concibe a toda disciplina como una práctica ejecutada con libertad y no como una ley o mandamiento y solamente se convierte en ley cuando hacemos de la disciplina nuestro enfoque central y perdemos la correspondiente libertad. También declara que la disciplina no tiene ningún valor intrínseco, porque son solamente medios para relacionarnos con Dios.

El servicio también es una disciplina y Foster lo clasifica dentro de las disciplinas externas, así como la sencillez, el estudio, el retiro,  la celebración entre otras. El servicio debe estar impregnado de humillación, amor, entrega, sacrificio, amor y pasión por Dios y por los que tienen alguna necesidad espiritual, física, económica o afectiva. (Pág. 140)

Foster define el servicio como un estilo de vida y no como una lista de actividades que se realizan, además distingue el verdadero servicio del servicio farisaico, y el primero debe diferenciarse del segundo, como una práctica constante o manera de vivir y no solamente hacer algún bien a alguien por presunción o por ser remunerado económica o bien por recibir un reconocimiento. (Pág. 137)

Jesús nos dio el máximo ejemplo de servicio, cuando lavó los pies de sus discípulos, y nos da el mandato…”Así como yo lo he hecho vosotros también hagáis”. (San Juan 13:14-15).  Por eso es importante practicar el servicio porque Jesús lo hizo y Él es nuestro máximo ejemplo de conducta. Es el modelo por excelencia.  Jesús lavó los pies de sus discípulos, despojándose de su manto y atándose la toalla, tomó agua en un lebrillo y empezó la tarea de refrescar esos pies polvorientos y cansados, los secó con esa toalla, ¡Que labor tan humillante! pero tan significativa; cubrió una necesidad y realizó un acto sublime. Es simbólico para nuestros tiempos, no es ahora una necesidad, el contexto es diferente, pero sigue habiendo gente cansada y polvorienta por el pecado que necesitan refrescarse en el río de agua viva (Cristo).

Jesús también dijo, si alguno quiere ser mi discípulo, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. El servicio necesita una dosis de sacrificio y abnegación, morir al egocentrismo y al hedonismo, para pensar y hacer obras de servicio y amor para bendecir al prójimo y mostrar el amor de Dios de manera práctica y significativa.

Maneras de practicar esta disciplina: compartiendo la palabra, practicando la hospitalidad  abrigando al que tiene hambre y frío, practicando la cortesía sincera y honesta (interesándonos en el dolor ajeno, en sus penas y angustias); reconocer a los demás y afirmar sus valores personales, otro servicio es cuidar la imagen y reputación de los compañeros del camino. Oír atentamente a los demás. El amor por el prójimo inicia escuchándolos y entendiéndolos, llevar las cargas unos por otros, orando y buscando suplir sus necesidades (Santiago 2:8,  Gálatas 2:2) y por último menciona Foster, el servicio de compartir la palabra de Dios a quien necesita escuchar las buenas nuevas de salvación. Discipular en un acompañamiento para el nacimiento y crecimiento espiritual y desarrollo integral,

Celebremos a Cristo, siguiendo su ejemplo. Modelemos ese ejemplo a quienes ministramos.

Francois Fénelon dijo: “Feliz el alma que mediante un sincero renunciamiento de sí misma, se mantiene incesamente en las manos de su Creador, dispuesta a hacer todo lo que Él desea, que nunca de decirse un centenar de veces por día: Señor, ¿qué quieres que haga?”

¿Quién es Jesús?

Un amigo me preguntó la semana pasada: ¿Quién es Jesús? Esta pregunta es como la raíz de nuestra fe, ¿no es así? Aunque libros enteros se han escrito sobre la Cristología y la personalidad de Jesús, yo sabía que mi amigo quería un tipo diferente de respuesta. Así que aquí es lo que yo le envié:Jesús Crea

Bíblica y teológicamente, Jesús estaba en el principio antes de que hubiera nada. Jesús estaba con Dios allí, y él es Dios (Jn. 1:1-2). Sin Jesús nada se ha hecho, y todo lo que hizo fue hecho para él y su gloria (Jn. 1:4; Col. 1:16). Jesús es el pegamento que mantiene todo unido (Col. 1:17).

Jesús es el Dios-hombre. Ni la mitad de uno ni la mitad del otro. Jesús es plenamente Dios y plenamente hombre (Col. 1:19). Eso significa que Jesús entra de lleno en nuestra realidad – nuestro infierno, de hecho – y en realidad tiene el poder y el amor para SALVARNOS DE ello por ESTAR CON nosotros allí mismo (Mt. 1:23). Jesús se ha movido – y todavía se mueve – en nuestro barrio (Jn. 1:14). Si quieres saber cómo es Dios, mira a Jesús (Jn. 1:18;. Col. 1:15).

En un ambiente donde se practican y se legitimaron muchas religiones, Pedro declaró correctamente: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” (Mt. 16:16). Es decir, Jesús es el tan esperado que salvaría a su pueblo de sus pecados (Mt. 1:21). Jesús es el enviado de Dios, y unigénito de Dios (Jn. 3:16). Jesús está y siempre ha estado reconciliando al mundo consigo mismo; ¡nos corteja a su corazón (2 Cor. 5:19; Col. 1:20)! ¡No hay nadie más maravilloso que Jesús!

Pero hay más.

Jesús es la luz en medio de mi oscuridad.

Jesús es la puerta cuando no sé por dónde entrar.

Jesús es el pastor cuando necesito ayuda.

Jesús es agua viva cuando tengo sed.

Jesús es el pan cuando muero de hambre.

Jesús es el camino cuando estoy perdido, la verdad cuando todo parece relativo, y la vida cuando la muerte me envuelve.

¡Jesús es el Señor de todos y Señor mío!

Jesús murió en la cruz, pero resucitó de la tumba. ¡Y ahora su Espíritu está activo y se mueve en el mundo y su presencia misma vive en mí!

Jesús me tomó en sus brazos cuando era un niño y me nutría. Él es la cabeza del cuerpo – la Iglesia – que se ha formado de manera continua y me sigue formando.

Jesús cuidaMis padres se divorciaron cuando yo tenía 15 años de edad y Jesús era todo lo que tenía a quien recurrir. Se convirtió en mi mejor amigo.

En medio de mi egoísmo y orgullo, Jesús me corrigió cuando tenía 20 años de edad. Me di cuenta de que necesitaba todo de él y él necesitaba todo de mí. Jesús me santificó y purificó mi corazón para que luego pudiera hacer pleno uso de mí para sus propósitos.

Jesús curó mis heridas y cicatrices del divorcio de mis padres. Jesús me trajo una chica que me escuchó y fue muy paciente conmigo y Jesús me enseñó gradualmente a amar de nuevo. Jesús estaba presente en la ceremonia de la boda de mi esposa y yo, y ha estado en cada momento de nuestro matrimonio.

Cuando nuestro hijo de 7 meses de edad estaba muriendo de rotavirus, Jesús reunió a líderes de una iglesia en Guatemala, que apenas nos conocían a orar por él. Y él fue sanado.

Cuando nuestra niña necesitaba una cesárea de emergencia y Emily fue lanzada a la sala de operaciones, Jesús estaba allí, y todo salió bien.

Jesús nos llama a tierras lejanas y ha cumplido su misión en nosotros. El llamado de Jesús me ha llevado a 31 países diferentes para entrenar y equipar a los líderes, y levantar misioneros. ¡Sólo Jesús pudo haber soñado con eso!

¿Quién es Jesús?

Jesús es todas estas cosas para mí. Y puede ser todas estas cosas para ti si confías en Él.

¡No hay nadie más maravilloso que Jesús!

Reflexiones sobre el Domingo de la Trinidad

Trinity Sunday 2Hoy es el Domingo de Trinidad.  Ese día se celebra el primer domingo tras Pentecostés según la liturgia Cristiana occidental. El Domingo de Trinidad se celebra la doctrina cristiana de la Trinidad: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.  Esta fiesta se celebra en muchas denominaciones, incluyendo las iglesias cristianas occidentales como el Anglicanismo, Luteranismo y Metodismo.

En la Iglesia primitiva, ningún día era designado ni asignado para la celebración de la Trinidad.  Se empezó a celebrar más cuando la herejía de Arrianismo se estaba esparciendo, para que la Iglesia conociera y proclamara el Dios trino (contra la doctrina de aquellos que decían que Jesús era hijo de Dios, pero no Dios mismo).

Más adelante, líderes como Alejandro II (1061–1073) prefiriró no celebrar un Día de la Trinidad, porque mantenía que la Iglesia debería celebrar lo mismo todos los días por naturaleza.  Pero otros líderes vieron la necesidad y el beneficio, y Juan XXII (1316–1334) ordenó que la fiesta se celebrara oficialmente en la Iglesia entera el primer domingo después del Pentecostés. Después del primer gran Pentecostés, la doctrina de la Trinidad se proclamó al mundo, y así la Iglesia empezó a celebrar la fiesta inmediatamente después del Domingo de Pentecostés. (Wikipedia)

Algunos instan que la doctrina de la Trinidad no se ve en ningún versículo específico de la Biblia.  1 Juan 5:7-8 parece declarar un Dios trino, pero los manuscritos originales de tal texto no son tan explícitos como la Reina Valera u otras versiones han decidido traducirlo.  En otros lugares (por ejemplo, 1 Cor. 12:4-6 y Mt. 28:19, entre otros), las Escrituras hablan del Padre, Hijo, y Espíritu Santo juntos funcionando en unidad y con un propósito común.  Sin embargo, allí no se declara precisamente que Dios es uno, con tres expresiones distintas.

Entonces, ¿por qué es tan importante la Trinidad? Quizás la misma controversia del Arrianismo nos puede ayudar.  La doctrina de la Trinidad se formuló durante décadas de discusiones sobre la identidad de Jesús.  Si él es Dios, pero no era hombre (gnosticismo), entonces solo apareció como fantasma y no experimentó nuestros dolores – no se encarnó en humanidad de verdad.  Si Jesús era humano, pero no es divino – es decir, Dios mismo – entonces nos provee un gran ejemplo y modelo a seguir, pero nada más.  Aun si es el mejor ser humano que ha vivido y vivirá en la historia, si Jesús no es Dios mismo, entonces su muerte en Calvario no puede salvarnos de verdad.  Lo que encontramos en el pesebre, en la Cruz, y en la tumba vacía es un Dios que toma la iniciativa, toma el castigo, y re-toma su lugar de poder, habiendo vencido el diablo, el pecado, y la muerte.

No hay tiempo acá para explicar todo el desarrollo de la doctrina de la Trinidad, ni contar las muchas razones por las cuales es tan significativa para nuestra fe.  ¿Por qué es importante la Trinidad? He dado una respuesta, pero pido que tú, como lector, también ofrezcas tus comentarios acá.

¿Hay manera sencilla de explicar la Trinidad?

Trinity1Este domingo es el Domingo de Trinidad.  Muchas veces a los cristianos nos cuesta explicar esta doctrina que es tan importante para nuestra fe.  Aunque quizás quisiéramos añadir o cambiar algunas de las descripciones abajo, creo que el BBC, una red de entidades noticieras – sin afiliación religiosa específica – ayuda a describir la Trinidad en una forma sencilla tanto para creyentes como para inconversos.

Introducción a la Trinidad

La creencia medular

La doctrina de la Trinidad es la creencia Cristiana que hay un solo Dios, quien es Padre, Hijo, y Espíritu Santo.

Otras maneras de referirse a la Trinidad son el Dios trino y el Tres-en-uno.

La Trinidad es una doctrina controversial; muchos cristianos admiten que no la comprenden, y muchos otros no la entienden, pero creen que sí…

Una doctrina fundamental

La doctrina de la Trinidad es una de las ideas más difíciles en el cristianismo, pero es fundamental para cristianos porque:

  • Declara lo que creen los cristianos sobre las características de Dios y quién es
  • Juega un papel central en la adoración cristiana de un “Dios incosificable e incomprensible”
  • Enfatiza que Dios es diferente que los seres humanos
  • Refleja las maneras de las cuales cristianos creen que Dios les encuentra
  • Es un elemento central de la identidad cristiana
  • Enseña a los cristianos verdades vitales sobre relaciones y comunidad
  • Revela que Dios solo puede verse como experiencia espiritual cuyo misterio inspira asombro y no puede entenderse lógicamente

“Desempacando” la doctrina

La idea que hay un solo Dios, quien es Padre, Hijo, y Espíritu Santo significa:

  • Hay exactamente un Dios
  • La Padre es Dios
  • El Hijo es Dios
  • El Espíritu Santo es Dios
  • El Padre no es el Hijo
  • El Hijo no es el Espíritu Santo
  • El Padre no es el Espíritu Santo

Una forma alternativa de explicarlo es:

  • Hay exactamente un Dios
  • Hay tres Personas verdaderamente distintas – Padre, Hijo, y Espíritu Santo
  • Cada una de las Personas es Dios

Errores Comunes

La Trinidad no son:

  • Tres individuos quienes juntos hacen un Dios
  • Tres Dioses unidos
  • Tres propiedades de Dios

¿Qué opinas? ¿Te ayuda esta explicación a entender y/o explicar la doctrina de la Trinidad? ¿Qué cambiarías?

 

Momento Histórico: Invitación – Pastoral Juvenil

Seminario Nazareno de las Américas

“Capacitando con la mayor excelencia al más alto número posible de ministros, para la extensión del Reino de Dios”

Reciba un cordial saludo de parte de Sendas, deseando que Dios continúe bendiciendo su vida y dirigiendo sus pasos a responder al llamado que ha puesto en su corazón.

La necesidad de prepararse para servir a Dios, es una señal de la Gracia de Dios para su vida, y como Institución Teológica de la Iglesia del Nazareno, queremos contribuir en la formación de muchos hombres y mujeres que desean servir a Dios con sus dones y ser fiel al llamado.

En enero 2013, hemos iniciado con un programa académico el cual creemos revolucionará la Juventud Nazarena en nuestra Región Mesoamérica.  Hemos iniciado un Bachillerato Teológico con énfasis en Pastoral Juvenil completamente Online.  Nunca antes en la historia de la Iglesia de Nazareno habíamos tenido un programa especializado en el ministerio juvenil así que, si eres un apasionado por la juventud y deseas prepararte de mejor manera para servir y llegar a mas jóvenes, esta es tu oportunidad de formar parte del grupo de líderes juveniles que van a impactar aun más las nuevas generación para Jesucristo.

Si estás interesado en formar parte de este programa especializado, debes seguir los siguientes pasos

  1. Llenar el formulario de ingreso al programa.
  2. Completar la papelería requerida, para abrir su expediente.
  3. Enviar  las dos cartas de recomendación.

Una la llena el pastor, y otra un líder de la iglesia. Esto es importante ya que buscamos que el alumno que se esté preparando, tenga un compromiso pleno con su iglesia y aplique los  conocimientos en su localidad donde sirve/ministra.

  1. El Bachillerato en Teología Pastoral, Pastoral Juvenil y DINA se componen de 30 cursos del tronco común y 14 cursos de la especialidad.
  2. Los cursos de la especialidad en Pastoral Juvenil y Desarrollo de la Niñez y la Adolescencia se ofrecen únicamente en modalidad Online. Tanto el tronco común como la especialidad en Teología Pastoral se ofrecen en modalidad Online, presencial (depende la ubicación) y por Video Conferencia (en casos específicos).
  3. En cuanto al programa Online ofrecemos anualmente 6 bloques de materias. Cada uno de estos bloques incluyen 2 cursos del tronco común más un curso de cada una de las 3 especialidades.  Se recomienda al alumno matricularse por bloque en un curso del tronco común y en un curso de su especialidad.  Cada curso online tiene una duración de 6 semanas.
  4. El costo de los cursos del Tronco Común en cualquier modalidad es de: $47 dólares. Los cursos especializados de los diferentes Bachilleratos tienen un costo de: $55 dólares.

Ponemos a su disposición los siguientes enlaces para completar el formulario directamente o bien visitar nuestra página web (www.seminarionazareno.net) para obtener más información.

Formulario Dina

Formulario Pastoral Juvenil

Formulario Teología Pastoral

Esperamos ser de bendición para su formación ministerial.

NOTA:

Si usted es estudiante activo del SENDAS, deberá llenar únicamente los espacios en blanco, con el fin de actualizar datos, así que podrá obviar la parte de adjuntar documentación. Cuando llene eso continuaremos con el proceso de inscripción.

Al Servicio del Señor.

Registro

SENDAS

Infograma-Sendas

Por Qué la Resurrección es Importante: Parte IV

Risen Jesus - Camino“Por Qué La Resurrección es Importante”

La revista Holiness Today le preguntó a algunos teólogos lo que quizás toda la gente de fe se ha preguntado en algún momento: “¿Por qué la resurrección de Cristo debe importarnos?

La Resurrección: Cristo es Vencedor.

Floyd Cunningham.

Cada Jueves de la Semana Santa decenas de miles de peregrinos caminan muchos kilómetros y pasan por el Seminario donde yo sirvo.  Se dirigen hacia un santuario y pasan la noche en la plaza de la ciudad, enfrente de la Iglesia, y regresan caminando hacia sus hogares el Viernes Santo por la mañana. En otros días que preceden al Viernes Santo, se puede ver a hombres flagelando sus espaldas desnudas con pequeños látigos, hasta que empiezan a sangrar. Por aquí y por allá, alguno con la cara cubierta carga una pesada cruz por las calles del barrio. Sus amigos, vestidos como soldados romanos, lo azotan mientras camina. De esta forma, el siente que está expiando sus pecados. En Viernes Santo, los centros comerciales permanecen cerrados. Tradicionalmente algunas personas se aventuran a salir a las calles porque no circulan automóviles en las carreteras.

El Domingo de Resurrección sin embargo, es anticlimático. La vida vuelve a la normalidad. Los centros comerciales están abiertos y concurridos de nuevo.

Esto te hace reflexionar en el verdadero significado de la Pascua.  ¿Todo se termina el Viernes Santo? ¿No se ha hecho todo ya en la cruz? Pablo nos contesta cuando escribe en 1 Cor. 15:14 – “Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe.”  Donde no hay resurrección, se recuerda a Cristo como un gran mártir digno de seguir, pero no digno de adorar como el gran Salvador.

Lo que la Resurrección trae a este mundo es la paz de Dios, la presencia misma de Dios y Su poder.  Cuando Cristo apareció a sus discípulos en el día de Su Resurrección, acurrucados temerosos de los judíos, Él les dijo: “Shalom,  Paz”.  La ansiedad por una existencia sin esperanza, una vida sin Jesús y sin propósito, se evaporó.  Él sopla sobre ellos Su Espíritu y les ofrece ir y perdonar. El temor se va porque Su presencia permanece.

Él está con nosotros. Eso es lo que nos dice la Resurrección.  Él es nuestra ayuda presente en tiempos difíciles.  Tan cerca que parece que caminamos junto a Él.  Él nos habla y nos dice que somos suyos.

Estamos en el camino, en una peregrinación con Él.  Nos muestra las Escrituras que nos cuentan acerca de Él. Ya sea a través de aguas o inundaciones, de fuegos o dolores.  Él – Dios mismo – guía a sus queridos hijos a lo largo del camino.  En la vida, Él es nuestro poder.  La vida no se deja al destino.  La vida no es controlada por espíritus, no tenemos por qué temerles.  A través de la Resurrección, Cristo ha ganado la más grande de las batallas sobre el mal, sobre el pecado, incluso sobre la muerte.  Cristo es Vencedor.

Cristo ha luchado y ha ganado la batalla por nosotros,  Él ha peregrinado por nosotros, Él ha sido flagelado por nuestros pecados, Él ha sangrado por nosotros.  Aún en la oscuridad del Viernes Santo, podemos ver la radiante luz emanando del Domingo de Resurrección.

*Floyd T. Cunningham es Presidente del Seminario Teológico Nazareno de Asia-Pacífico en Filipinas. 

A %d blogueros les gusta esto: