Archivo de la categoría: Vida Devocional

Mientras Más Sabes

“Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo”. (1 Cor. 8:2)

Cuando estudiaba la universidad, me asignaron un tema para entregar una investigación sobre ello. Pasé buena parte del semestre leyendo, investigando, revisando fuentes y tomando notas.  Cada artículo citaba otros 20 documentos. Cuando finalmente me senté a escribir mi trabajo, tenía mucho conocimiento sobre el tema, pero también estaba convencido de algo más: ¡no estaba ni cerquita de comprender todo sobre el tema!

thought-2123970_960_720.jpg

¿Te ha pasado algo similar? ¿Has leído o investigado extensamente sobre un tema y de repente te das cuenta que has aprendido solo un 0.1% de la vasta información a tu alcance?

“Mientras más sabes, más sabes que no sabes.” Aristóteles.

En este mundo de fanfarrones y habladores, tanto Pablo como Aristóteles estuvieron de acuerdo.

*Este mini-devocional fue escrito para la aplicación de la Juventud Nazarena Internacional (JNI) de la Región Mesoamérica. Les animamos a descargar y usar esa app, a través de la cual se estarán compartiendo pensamientos devocionales cortos como éste (escritos por varios líderes).

El Famoso Sabelotodo

“Sabemos que todos poseemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica” (1 Cor. 8:1).

¿Has conocido a algún sabelotodo? Él (o ella) justificablemente tiene mucha información en su cerebro y quiere que el mundo conozca cada dato que tiene almacenado. Sabrás cuando conozcas a alguien con estas características: interrumpirán la historia que estás contando, o tal vez alguna noticia emocionante que estás compartiendo, al decir algo como: “Bueno, sí pero ¿no han escuchado que…?”

No hay mejor forma de acabar con una conversación que cuando interviene un sabelotodo.

pexels-photo-261909.jpeg

Hoy en día, pareciera que queremos que todo el mundo conozca nuestras opiniones y pensamientos a través de las redes sociales. Trabajamos duro para graduarnos y obtener un título que certifique que tenemos la experiencia necesaria en determinada área. El conocimiento es vital, y debemos esmerarnos por aprender cada día más. Sin embargo, si todo nuestro conocimiento lo usamos para atraer la atención hacia nosotros o —peor aún— para  irrespetar a alguien, hemos perdido el rumbo. El conocimiento muchas veces nos envanece. ¿El amor? El amor te edifica a ti y a los que te escuchan.

*Este mini-devocional fue escrito para la aplicación de la Juventud Nazarena Internacional (JNI) de la Región Mesoamérica. Les animamos a descargar y usar esa app, a través de la cual se estarán compartiendo pensamientos devocionales cortos como éste (escritos por varios líderes).

¡Ha Llegado ya lo Nuevo!

Por Cathy Spangler

En la última década, en la televisión se han vuelto muy populares los programas de renovación. Algunas veces es un guardarropa, un corte de cabello, y maquillaje los elementos que producen un cambio drástico. Pero otras veces son casas enteras las que se transforman de un desastre a una obra de arte ¡en solo unos días!

makeup-brush-1768790_960_720.jpg

“Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!” (2 Co. 5:17).

En estos días de “renovaciones,” el versículo anterior parece fácil de entender. Dios nos da una nueva perspectiva: ¡desde luego una mejor y más saludable! Pero el apóstol Pablo no se refiere a nuestra apariencia exterior, aunque muchas veces Dios cambia también nuestro aspecto. Este versículo habla sobre una nueva vida: algo que requiere un cambio profundo en el interior. Yo pensaba que eso era un golpe de una sola vez que viene con la experiencia de la salvación. Pero ahora me doy cuenta que hacerme una nueva creación es también ¡un proceso continuo!

“Les daré un nuevo corazón, y les infundiré un espíritu nuevo; les quitaré ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondré un corazón de carne” (Ez. 36:26).

renovate-3293498_960_720.jpg

Cuando Dios quita nuestra obstinación, Él lo hace para liberarnos y que seamos todo lo que Él nos ha creado para ser. Él nos empodera. ¡Nos da la habilidad de superar el desánimo y el vacío! Él nos capacita para amarlo a Él y a otros como nunca pudimos hacerlo antes. Él nos ayuda a mirar las dificultades pasadas hacia la victoria que está más allá. Y ¡Él llena nuestros corazones con confianza y fe! ¡Todo esto viene con un mar de paz y satisfacción!

“Con respecto a la vida que antes llevaban, se les enseñó que debían quitarse el ropaje de la vieja naturaleza, la cual está corrompida por los deseos engañosos; ser renovados en la actitud de su mente; y ponerse el ropaje de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios, en verdadera justicia y santidad” (Ef. 4:22-24).

¿Sabías que tenemos la responsabilidad en esta “renovación”? Dios nos da una nueva naturaleza, ¡pero tenemos que ponérnosla! Dejamos que el Espíritu cambie nuestras actitudes poniendo nuestra atención a la Palabra y aplicándola mientras llegamos a entenderla, poco a poco.

“Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados” (Isaías 43:18-19).

Parte de volverse una nueva creación es DEJAR IR el pasado. “Lo viejo ha pasado…” Frecuentemente nos limitamos por causa del miedo o el fracaso del pasado. Los “que pasaría si…” que nos mantienen lejos de salir de nuestro barco de seguridad y comodidad, para no caminar hacia Jesús en el agua.

¿Queremos milagros en nuestras vidas? ¿Queremos caminar en la gloria y el fuego de Dios? ¡Claro que sí! Así que, renuncia al pasado y toma la oportunidad de un NUEVO caminar con Dios, en su luz y en su Espíritu. Podemos acceder al poder más allá de nuestros sueños más locos. Podemos ver logros financieros a través de nuestra fe. Podemos ver a las personas que amamos liberados, salvados, sanados y protegidos. ¡En serio!

Esto es lo que va a suceder en esta temporada de cerrar ciclos. ¡Vamos a esperar! ¡Vamos a recibir! ¡Dejemos ir lo viejo y que llegue lo NUEVO!

La Fragancia del Conocimiento de Dios

Por Cathy Spangler

Los expertos dicen que, de nuestros cinco sentidos, el que recordamos con mayor facilidad es el olfato.

Olvidamos muchas partes de una canción, días después de haberla escuchado, o de incluso haberla cantado por primera vez. En muchos casos, nuestra recolección de datos específicos respecto a lo que vemos empieza a desaparecer horas después de un evento. Sin embargo, años después de un suceso, un aroma en particular nos cautiva y trae una avalancha de recuerdos. Sí, ciertamente, el sentido del olfato es poderoso.

Hay olores penetrantes y olores agradables. En los días antes del aire acondicionado en las escuelas, el olor de niños sudados frecuentemente llenaba los pasillos y salones de clase. Entrar a una tienda de belleza, significa inmediatamente sentir los aromas de permanentes, champús, y laca para el cabello. Yo trabajo en una granja y realmente AMO el olor del cuello de mi caballo cuando lo abrazo. Adoro el aroma familiar de la loción de afeitar de mi esposo. ¡Incluso me encanta el aroma de loción para bebé!

Después de caminar a casa desde la escuela, en días fríos y nevados, cuando ya no podía sentir mis piernas, recuerdo entrar a mi casa y encontrarme con el olor de rollos de canela frescos, recién salidos del horno. Hasta la fecha, cuando percibo el olor a rollos de canela cocinándose, ese aroma me conecta con el amoroso cuidado de mi mamá.

pexels-photo-351962.jpeg

¿Alguna vez alguien ha pasado junto de ti y pudiste oler su perfume o colonia? 2 Corintios 2:14 dice que Dios esparcirá a través de nosotros la fragancia de su conocimiento ¡en todos lados! Cuando entras a un lugar, ¿la gente puede “oler” la presencia de Dios en tu vida?

Mientras pasamos tiempo en nuestra relación con Dios, buscando CONOCERLE más, ¡la gente lo percibirá como un aroma celestial! Mientras ellos están en contacto conmigo, ¡quiero que ellos puedan percibir el aroma de su amor, su sanidad, su bondad y poder! ¡Quiero que mi aroma sea distinto porque he pasado tiempo con Jesús!

¿Tu aroma es diferente porque has pasado tiempo con Jesús?

 

Invertir Tiempo

“Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría” (Salmo 90:12).

El tiempo es un recurso precioso que a menudo parece no ser suficiente. Pero la verdad es que, la manera en que inviertes los minutos y horas que se te han dado, demuestra lo que es más importante para ti.

Por ejemplo, considera: ¿Estás distraído con tareas innecesarias–diversiones que no tienen valor eterno–cuando el Señor te está llamando a propósitos más grandes? ¿Estás eligiendo el entretenimiento por encima de conocer a Dios a través de su Palabra y de la oración? ¿Pasas las horas reflexionando sobre tus miedos en lugar de agradecer a Dios por todo lo que ha hecho y descansar en Él? ¿Pasas más tiempo quejándote acerca de otros en vez de ministrarlos?

pexels-photo-280264.jpeg

El tiempo que tienes ciertamente es limitado. El Señor te llama a invertir tu tiempo en objetivos provechosos, como buscarle a Él y bendecir a otros. Así que, preguntale, “Señor, ¿cómo puedo pasar mi vida en una manera que te agrade?” Él te enseñará a emplear tu tiempo sabiamente si lo escuchas a Él y le respondes en obediencia. Entrégale tu tiempo diariamente.

*Este mini-devocional fue escrito para la aplicación de la Juventud Nazarena Internacional (JNI) de la Región Mesoamérica. Les animamos a descargar y usar esa app, a través de la cual se estarán compartiendo pensamientos devocionales cortos como éste (escritos por varios líderes).

Absolutamente Nada

“Y estoy convencido de que nada podrá jamás separarnos del amor de Dios. Ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni demonios,[a] ni nuestros temores de hoy ni nuestras preocupaciones de mañana. Ni siquiera los poderes del infierno pueden separarnos del amor de Dios” (Romanos 8:38 NTV).

Debe haber algo en tu mente–un pecado, una mala decisión, el rechazo de alguien, o una prueba en particular–es algo que te hace sentir como si el Padre no te amara o no te pudiera amar. Sin embargo, una vez que crees en Jesús como tu Señor y Salvador, NADA puede separarte de su amor. Ni la gente. Ni las circunstancias. Ni los ángeles, ni los demonios, ni todo el ejército del enemigo. ABSOLUTAMENTE NADA, mis amigos.

fraternal-men-praying-for-each-other.jpg

El Salmo 34:18 es claro, “El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado.” Así que, cuando te sientes indigno o derrotado, es cuando el Padre está más cerca, empujándote tiernamente para que regreses a Él.

El movimiento más peligroso que puedes hacer es resistir su amor. Así que busca su rostro hoy. Confiesa tus fallas. Pídele que te enseñe. Agradécele por invitarte a volver. Luego alaba su santo nombre y ámalo con todo tu corazón. Disfruta siempre de su amor en su presencia.

*Este mini-devocional fue escrito para la aplicación de la Juventud Nazarena Internacional (JNI) de la Región Mesoamérica. Les animamos a descargar y usar esa app, a través de la cual se estarán compartiendo pensamientos devocionales cortos como éste (escritos por varios líderes).

¿Una Voz? ¿Cuál Voz?

“Los que iban conmigo vieron la luz, pero no oyeron la voz del que me hablaba” (Hechos 22:9 DHH).

Arrestado y de pie ante una multitud lista para lincharlo, Pablo relata la historia de su conversión. Fue el momento decisivo de su vida; literalmente (y metafóricamente también) él había sido ciego, pero ahora veía. Ve una luz brillante. Cae al piso. Escucha una voz del cielo. Inicia un diálogo que transformaría para siempre a este terrorista en un apóstol.

Y en medio de su testimonio nos encontramos con la turba enardecida.  Aparentemente, aquellos que iban con Pablo también vieron la luz. Sin embargo, no escucharon nada fuera de lo ordinario. Lo que fue muy claro para Pablo, –suficiente para dar su vida por ello– ni siquiera fue audible para los demás.

20160620220943-escuchar.jpeg

¿Alguna vez has estado en un servicio o un campamento donde los demás están respondiendo en masa al llamado de Dios, mientras que tú cruzas los brazos, confundido o incluso escéptico? Todos están escuchando Su voz y teniendo comunión con Él, pero tú solo te preguntas porqué tanto alboroto.

¿Podría ser que Dios estuviera hablándoles a todos (incluido tú)? La única diferencia es que tú no escuchaste Su voz.

No dejes de escuchar Su voz hoy. ¡Presta atención a la conversación!

*Este mini-devocional fue escrito para la aplicación de la Juventud Nazarena Internacional (JNI) de la Región Mesoamérica. Les animamos a descargar y usar esa app, a través de la cual se estarán compartiendo pensamientos devocionales cortos como éste (escritos por varios líderes).

Consuelo Ofrecido

“Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios. Hablad al corazón de Jerusalén; decidle a voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado; que doble ha recibido de la mano de Jehová por todos sus pecados” (Isaías 40:1-2).

Entre los capítulos 39 y 40 del libro de Isaías, podemos notar una transición. De los capítulos 1 al 39 Dios le advierte al pueblo de Dios que necesitan cambiar sus caminos o serán deportados al exilio. ¿Conoces el final? Bueno, no cambiaron sus caminos. Sí, se fueron al exilio.

Dios les dio generaciones para arrepentirse, pero no escucharon sus advertencias. ¡Su desobediencia pecaminosa se agravaba! Se esperaría que la reacción de Dios fuera un frustrado: “¡Te lo dije!”. Ciertamente se lo merecían.

Sin embargo, donde es esperado el castigo, es ofrecido el consuelo. Donde se merecen palabras duras, la ternura es, en cambio, la respuesta. Donde se justifica el juicio, el perdón se extiende.

Es asombroso. Y es suficiente para hacerte empezar a creer que Dios los ama—y nos ama—a pesar de nuestra desobediencia.

pexels-photo-226616.jpeg

No importa lo que hayas hecho y no importa lo que hayas escuchado antes, la invitación está vigente hasta hoy. Consuelo, ternura y perdón siguen siendo ofrecidos. ¡Acéptalos ya!

*Este mini-devocional fue escrito para la aplicación de la Juventud Nazarena Internacional (JNI) de la Región Mesoamérica. Les animamos a descargar y usar esa app, a través de la cual se estarán compartiendo pensamientos devocionales cortos como éste (escritos por varios líderes).

A %d blogueros les gusta esto: