Archivo del sitio

Edman, Billy y los Héroes

Por Scott Armstrong

¿Alguna vez has escuchado de V. Raymond Edman?

Excepto por los graduados y empleados del Wheaton College, probablemente no. Edman fue un ministro y escritor americano que fungió como el cuarto presidente del Wheaton College en Illinois de 1940 a 1965.

Recientemente Ed Stetzer, el Director Ejecutivo del Centro para Evangelismo de Billy Graham en Wheaton, habló en la Conferencia Exponencial en Orlando. Él resaltó el hecho de que, poco después de que Edman se convirtiera en presidente del Wheaton College, su hermano escuchó a un joven predicador mientras estaba de vacaciones en Florida. El hermano de Edman y otro miembro de la junta del Wheaton College decidieron contratar al predicador como un carrito en un campo de golf, y luego ofrecieron pagar por la colegiatura de su primer año si decidía ir a la universidad ahí.

¿El nombre de ese joven predicador?

Billy Graham.

Graham aceptó la oferta y se inscribió en Wheaton en el otoño de 1940. Muchos años después él escribió en su autobiografía, “Edman se ganó mi corazón inmediatamente. En uno de mis primeros días ahí cruzando el campus, me saludó una persona que no reconocí. ‘¡Hola, Bill!’ dijo él. Al siguiente día descubrí que él era el presidente de la universidad.” Billy no pudo superar el hecho de que, a pesar de nunca haber conocido al hombre, ¡Edman ya sabía su nombre!

Su segundo encuentro tuvo lugar en una reunión de oración cuando el Dr. Edman le dijo a Billy que había escuchado cosas buenas sobre él de su mamá y hermano, y que si necesitaba algo no dudara en contactarlo. Graham escribiría, “Nunca soñé que éste sería el inicio de una de las amistades más cálidas, perdurables e importantes de toda mi vida. Aquí estaba un hombre profundamente en las cosas de Dios, su vida saturada con la Escritura y la oración. Aquí estaba un hombre de valor e integridad–pero sobre todo compasión…Él era un maravilloso oyente. Su consejo y oraciones generalmente eran breves pero daban en el punto.”

Joel Woodruff nota que el Dr. V. Raymond Edman se convirtió en un padre espiritual y amigo de Billy Graham, y tendría un impacto de por vida en la vida y ministerio de Graham. Incluso recomendó que Billy lo reemplazara como pastor predicador en la Iglesia local Tabernáculo, mientras Graham todavía era un estudiante. Para hacer más fácil la tarea de predicación para Billy, Edman le proveería bosquejos de sermones que él podría adaptar, ya que sabía que Billy tenía una carga académica completa y no tenía tiempo de prepararse.

sermon-prep-process-620x324.jpg

Como ustedes probablemente saben, la semana pasada–el 21 de febrero, 2018–Billy Graham murió. Muchos tributos dignos fueron escritos en su honor, y el derroche de amor expresado por cristianos y no cristianos se extendió por igual alrededor del mundo. No está de más decir que quizá él es el evangelista más famoso y fructífero desde el Apóstol Pablo. Sin embargo, es la historia de su mentor la que actualmente me tiene atrapado. El presidente de una universidad que sabe los nombres de sus estudiantes. Un líder inimaginablemente ocupado que no solamente permitió que lo reemplazara como pastor un estudiante universitario, pero que tomó tiempo para proveerle bosquejos de sermones. ¿No es asombroso? Como dirían los líderes de la Conferencia Exponencial de Plantación de Iglesias: Edman fue verdaderamente un “hacedor de héroes.” Él no vio a Graham – o cualquier otro líder joven – como una amenaza, al contrario, invirtió en ellos y los formó para cambiar el mundo.

Tal vez no habías escuchado de V. Raymond Edman hasta hace 10 minutos. Pero definitivamente has escuchado – y probablemente has sido impactado de alguna forma por – el Rev. Billy Graham. Y ese es el punto.

¿Serás un V. Raymond Edman?

¿Elegirás servir, lanzar y empoderar a nuevos líderes?

¿Serás un hacedor de héroes?

Evangelizando y Ministrando Entre Musulmanes

Concluimos nuestra reseña de la religión Islam con un enfoque en el ministerio entre musulmanes, y queremos decir que Dios hace posible lo imposible. Muchas personas siguen creyendo que cuando la iglesia envía a sus trabajadores a suelos musulmanes, tan pronto bajen del avión, u otro medio de transporte, van a iniciar repartiendo tratados y haciendo programas evangelísticos, shows de títeres para niños, Película Jesús, y cosas por el estilo, que por lo general son las formas más comunes de trabajar en nuestras tierras.  Pero usualmente lo que funciona acá no son los mismos métodos que serán comprobados como eficaces en culturas musulmanes.

Creo que si Dios así lo desea, abrirá las puertas de maneras extraordinarias para que trabajemos con los musulmanes. Sabemos de musulmanes que se han convertido por sueños donde Jesús les habló.  Mientras tanto, tenemos que ser muy cautelosos en nuestra forma de trabajar.

No puedo pensar en una fórmula exacta de evangelismo para trabajar con musulmanes.  Solo puedo decir que primero hay que orar, segundo orar, y tercero orar (como diría Billy Graham). Mostrando un verdadero interés por ellos, por su vida diaria, y por sus problemas, tendrás que invertir mucho de tu vida con ellos, para que puedan ver en ti una amistad sincera.

Solo así, y con la ayuda de Dios, podrás abrirte campo en sus vidas.  Pídele a Dios estar atento a las oportunidades donde apliques su palabra sin tener que sonar como que estás imponiendo tu idea.  Poco a poco, con suficiente paciencia, verás como las puertas se van abriendo y comunicarás más y más tus ideas sobre Dios y su amor para el hombre.

Sobre cómo la palabra de Dios ayuda en tu diario vivir, en cada situación espiritual, financiera, física, etc., pregúntales si puedes orar con ellos por situaciones específicas.  Claro cuando ores, no debes terminar como usualmente lo hacemos, es decir, “en el nombre de Jesús”. Sé que suena TOTALMENTE contrario a lo que creemos. Pero recuerda, lo importante es ganarlos poco a poco.

¿Estarás dispuesto a adaptarse para que Dios te use para impactar la vida de algún musulmán que viva cerca de ti o aun en una tierra lejana?

A %d blogueros les gusta esto: