Archivo del sitio

Nuestro Turno al Bat

Baseball and Bat

Fotografía por Thom Lang/CORBIS

Lee: Isaías 6:8

Cuando camines poniendo atención por las calles de tu ciudad o comunidad te darás cuenta de las necesidades que hay dentro de las mismas. En algunos casos no conocerás aun la parte más dura y dolorosa de ellas. Antes de que pasaras por esos lugares quizá hubo una devastación, un problema comunitario o familiar. Bastará con que preguntes a algunas personas de la comunidad que problemas o necesidades existen en esos lugares y entenderás porque algunos dicen: “¿Cómo es que Dios permitió que pasara esto?”

Sí, la calamidad en muchos casos es impactante. Ahora es nuestro turno para mostrar que Dios está con ellos también. En ocasiones es muy difícil ver el amor de Dios después de circunstancias como estas, pero él está preguntando y buscando valientes que deseen responder a esta necesidad. Este puede ser un viaje misionero o una misión de largo plazo. Hay mucha necesidad y dolor que sólo Dios puede aliviar y son muy pocas las manos que están dispuestas a continuar con la labor.

Este es nuestro turno al bat. Es el momento de presentar cuan grande es el amor de Dios y mostrar que tan grande es nuestra ansiedad por servirle.

¿Estás listo para decir, “Heme aquí, envíame a mi”? e impactar tu comunidad o tu ciudad?

–Escrito por Carlos Monterroso, Asistente Previo en Misión Mundial MAC

¿Cómo Involucrar a los Niños en la Misión (y Misiones)?

Niños Gran Comisión JesúsAhora aterrizamos–no más volemos en el aire…

La última semana hemos estado hablando de la necesidad de valorar a los niños en nuestros ministerios e iglesias.  Pero es tiempo de especificar cómo.  Yo tengo muchas ideas, pero a tí te toca también.  ¿Cómo podemos involucrar a nuestros niños en el ministerio de la iglesia? ¿Cómo podemos apreciarles en maneras tangibles? ¿Cómo pueden ellos utilizarse en la misión y en misiones?

Ofrece tus ideas y perspectivas acá por favor.  Y para empezar la lluvia de ideas, comparto como testimonio que Emily y yo desde hace mucho tiempo hemos sentido la convicción de transformar nuestro ministerio para que refleje la gran prioridad que se debe poner en los niños.  Diseñamos nuevos materiales como Remi, El Viajero Misionero II que se usa en Escuelas Bíblicas Vacacionales (y muchos otros contextos) y Aventura Misionera que se creó para niños con un interés en misiones (requiere que un mentor guíe al niño en el cumplimiento de las actividades).

Además, nos dimos cuenta de que no era tan fácil poner esos materiales en las manos de toda persona del mundo hispanohablante que los quería.  Entonces, junto con Carlos Monterroso, formamos cinco actividades divertidas que se pueden usar con niños para ayudarles a conocer a otras culturas y crecer en su vida y ministerio.  Si quieres bajarlas, haz clic acá:

actividades-misioneras-para-ninos-y-adolescentesactividades-misioneras-para-ninos-y-adolescentes2actividades-misioneras-para-ninos-y-adolescentes3actividades-misioneras-para-ninos-y-adolescentes4actividades-misioneras-para-ninos-y-adolescentes5

*

*

*

Como ves no es un producto hecho profesionalmente (como en el caso de Remi II y Aventura Misionera, por ejemplo), pero por lo menos es un empiezo.

¿Y tú? La pregunta todavía está.  ¿Cómo podemos valorar a los niños e incorporarlos en la misión de Dios y su Iglesia? La creación de materiales es una ayuda, pero las respuestas irán más allá.  ¡Si te falta creatividad, mete las palabras “Cómo involucrar a los niños en misiones” en una búsqueda de Google y encontrarás 48,300 páginas que tratan este asunto!  ¡Ya es tiempo de actuar!  ¡Una generación de niños nos está rogando!

La Pesca Milagrosa

"La Pesca Milagrosa" por Raphael

Lee: Lucas 5:1-11

Al leer este pasaje nos podemos dar cuenta que hay alguien que puede hacer diversos trabajos con excelencia. Podríamos preguntarnos: “¿Cómo es que un carpintero pudo hacer una pesca impactante?” Y la respuesta es sencilla: aquel que realizó la pesca milagrosa fue aquel que estaba haciendo la voluntad de Dios.

Hoy es posible que este mismo carpintero pueda hacer una pesca milagrosa disfrazado de payaso, usando el Cubo Evangelístico, pintando paredes, etc. Pero él lo quiere hacer a través de ti. Él quiere hacerte parte activa de esta experiencia que no olvidarás nunca, pero necesitas estar dispuesto a obedecer para echar las redes donde Dios te indique. Únicamente lo podrá realizar si estás dispuesto a hacer la voluntad de Dios.

Una advertencia: Eso no sucederá con tus fuerzas o con tu experiencia en el ministerio que desempeñes. Únicamente se llevará a cabo con la gracia de Dios y un corazón dispuesto a obedecer. Reconozcamos que tal vez sólo por nuestros propios medios podemos hacer una obra social. No obstante, si queremos hacer algo más que obra social, necesitamos ser los instrumentos guiados por Dios para bendición.

¿Cómo estás hoy? ¿Estás listo para obedecer y ser parte de una pesca milagrosa? ¿Estás dispuesto a hacer la voluntad de Dios?

–Escrito por Carlos Monterroso, Asistente Previo en Misión Mundial MAC

Un Trabajo Difícil, Pero Digno para Valientes

“Vamos a evangelizar,” dicen los líderes del grupo. Y si pudiéramos escuchar el interior de todos, seguramente se escucharía un coro que dice: “Ay, no… cualquier cosa menos evangelizar,” “Evangelizar… es que… yo no puedo hacerlo,” o incluso la muy conocida frase: “Es que, yo no tengo el don del evangelismo.”


Lee los siguientes pasajes y medita que tan importante es para Dios que tú compartas el evangelio: Marcos 8:35, Marcos 16:15, Romanos 1:16


El evangelismo no es sólo un don de pocos. Es un deber que todo cristiano debe hacer durante toda su vida, no creas que el evangelismo significa ir con un tratado, aprenderte algunos versículos claves, y hablar con personas que no conoces. Ese quizás es tan solo un método de tantos recursos que hay a nuestro alcance. Gracias a Dios y a la creatividad que él ha puesto en nosotros ahora podemos evangelizar de diversas formas en la cual puedes poner los talentos que él ha dado a cada uno para cumplir el mandato de dar a conocer las buenas nuevas en cada rincón del mundo.

Y, ¿cuáles métodos podemos usar? Tenemos el Cubo Evangelístico, la Película Jesús, las clases bíblicas para niños, las obras de teatro, etc. Pero también necesitas experimentar la aceptación y/o el posible rechazo que la gente puede darte en una conversación personal.


El tema del compartir el evangelio en el Nuevo Testamento es muy extenso, hay una gran cantidad de versículos que dan mucha importancia al compartir la palabra. Ahora tenemos la ventaja de compartir la palabra y recibir a cambio quizás un rechazo verbal o que nos cierren las puertas en nuestras narices. Pero compáralo a la antigüedad donde podrías perder la vida o ser castigado severamente. El trabajo es mucho y los obreros pocos, anímate a ser uno de los pocos valientes que arrebatan el reino de los cielos.

–Escrito por Carlos Monterroso, Asistente Previo en Misión Mundial MAC

La Provisión Perfecta de Dios

Hace un año atrás mi esposa y yo iniciamos oficialmente un proyecto de apoyo a niños de escasos recursos, todo inició con una inquietud en nuestro corazón para poder ayudar a estos niños pero no contábamos con recursos materiales ni financieros para poder cubrir tal necesidad, así que empezamos a hacer lo que podíamos e invertimos un poquitito de nuestros recursos económicos para realizar algunas pequeñas actividades. Por un momento nos olvidamos que no estábamos solos.

Lee: 2ª Corintios 9:8-12

En ocasiones parece que olvidamos que tenemos un Dios que es dueño y creador de todo lo que existe en la tierra. Tratamos de conseguir y hacer todo con nuestras propias fuerzas. Es entonces cuando pensamos o creemos que la tarea encomendada es imposible de cumplir. Además él no provee únicamente para hacernos ricos o tener muchísimos bienes. Todo lo que recibimos es porque él quiere que lo compartamos.

No es sólo el área económica, todo lo que recibimos de él a diario, es para que podamos dar a aquel que lo necesita. Nosotros sólo somos el medio por el cual Dios quiere bendecir a los demás.

Piensa en esto:

¿Qué cosas Dios te ha dado en esta semana que puede compartir con los demás? ¿Recuerdas cuando fue la última vez que Dios proveyó de forma milagrosa algo para ti o para tu familia? ¿Tienes un sueño que crees imposible de alcanzar por falta de recursos?, ¿Qué te ha dicho Dios que hagas en tu comunidad?, ¿Crees que es imposible de alcanzar ese sueño o petición de parte de Dios?

Los recursos no son un obstáculo, ahora nosotros tenemos un proyecto que impacta la vida de 65 niños y 10 adolescentes y que sabemos aumentará.

–Escrito por Carlos Monterroso, Asistente Previo en Misión Mundial MAC

Compasión, el Reflejo de Jesús en el Mundo

Diariamente ocurren todo género de desgracias: las fuerzas naturales, la violencia entre los hombres y los accidentes. En casos tan lamentables la compasión nos mueve a realizar campañas, colectas, o prestar servicio voluntario para apoyar en las labores de ayuda humanitaria.

Lee: Romanos 12:10 – 21.

Durante tu vida, seguro participarás de algunas actividades de compasión y sin duda eso será fantástico. ¿Pero que pasará después de ello, cuando vuelvas a tu vida cotidiana? ¿Será posible que sólo recuerdes la compasión como un ministerio lindo, o una actividad que únicamente se puede realizar en grupo y lejos de tu hogar?

La compasión va más allá de un nombrecito que se usa para realizar jornadas médicas o realizar actividades cada cierto tiempo. La compasión debe ser un estilo de vida que permita a los demás glorificar el nombre de Dios por ver el amor y reflejo de Jesús en ti.

Ante todo, debe quedar claro que tener compasión y sentir lástima no es lo mismo.

En el pasaje de Romanos 12:10-21 piensa en lo siguiente y responde para ti mismo:

¿Amas y respetas a tu prójimo (a tus amigos, vecinos, familia, compañeros de estudio o trabajo)? (v.10)

¿Sirves al Señor con fervor (realizas tus ministerios con amor, vives reflejando el amor de Dios día con día)? (v.11)

¿Ayudas a los hermanos necesitados (no es una limosna la que te hace compasivo; ¿conoces a alguien que tiene necesidad y le has ayudado en el último mes?)? (v.13)

¿Bendices en lugar de maldecir? (v. 14)

¿Eres solidario con los humildes? (v. 16)

¿Haces lo bueno delante de TODOS (o sólo en la iglesia y tu familia)? (v. 17)

¿Has ayudado a tus enemigos (o no te importa si necesitan algo que solo tú puedes darles)? (v.19-20)

Piensa en esto: la compasión es el método por medio de la cual Dios se muestra a los demás. Es una de las más grandes pruebas que Dios existe–no sólo en el mundo, sino también en tu corazón.

–Escrito por Carlos Monterroso, Asistente Previo en Misión Mundial MAC

Más que una Simple Actividad Grupal de la Iglesia

Hoy estás iniciando un nuevo día; quizás este día será muy diferente a una vida monótona, experimentarás grandes bendiciones y serás bendición para muchísimas personas que habitan alrededor de tu comunidad.

Lee: Efesios 2.

La pregunta es: ¿Estás listo y preparado para ser bendición en tu comunidad? Esta pregunta se refiere a que no es suficiente sólo con querer hacer. Necesitamos iniciar este día rompiendo máscaras y presentando nuestro cuerpo y espíritu a Dios para ponerlo a su disposición. ¿Por qué? Porque en todo lo que hacemos no se trata de hacer un cambio físico, se trata de más que eso; se trata de impactar los corazones de las personas que nos rodean, sean Cristianos o no Cristianos. Se trata de edificar y bendecir a todos aquellos que están con nosotros.

Ahora tú eres el representante de Dios, en este momento, eres el reflejo de Jesús por donde quiera que vayas, todos están fijando su mirada en ti.

Ya no somos lo que antes éramos; si deseas ser bendición y un instrumento eficaz debemos presentarnos en sacrificio vivo a Cristo para que sea el quien moldee aun más todo lo que somos.

“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:10).

Sigue siendo un instrumento grato a los ojos de Dios, un instrumento que Dios desea usar en todo momento y siéntete orgulloso de ser un instrumento limpio y de honra al Señor.

–Escrito por Carlos Monterroso, Asistente Previo en Misión Mundial MAC

A Solas en la Habitación

Lee Apocalipsis 3:20.

“Descubrí que toda la desdicha de los hombres se debe a una sola cosa: no saber mantenerse quietos en una habitación.”

Lo que Pascal decía en pleno siglo diecisiete sigue siendo de palpitante actualidad. El hombre dejado en el silencio de su casa, sin distracción ni diversión, se aburre, se asusta. De repente, ve la miseria de su condición, el mal que le puede ocurrir, las amenazas de la enfermedad y de la muerte, el inmenso y doloroso vacío de su corazón presa de angustia.

Hoy día no es necesario dejar su habitación para divertirse; a través de la televisión el mundo entero irrumpe en ella con su música, su bullicio, su violencia y su inmoralidad. Pero, esa violación de domicilio, ¿le quita a uno el temor a la soledad?

El remedio consistiría en dejar que en nosotros more la paz de Jesús que produce una tranquilidad de espíritu real, completa y dueña de sí misma. Así, el gozo y el reposo emanarían naturalmente de ella.

Y esta paz es la que debemos compartir con los demás.  Toma un tiempito para estar a solas, examinar tu interior, habla con el Señor y llénate de la paz de Dios que puedes compartir con los demás.

–Escrito por Carlos Monterroso, Asistente Previo en Misión Mundial MAC

A %d blogueros les gusta esto: