Archivo del sitio

7 Pasos Para Comenzar a Convertirse en Una Iglesia Con la Que la Gente Quiere Comprometerse – Parte 2 de 2

Esta es la segunda parte del artículo publicado en la entrada anterior.

4. Descubre tu Llamado – Luego Sé Bueno en Él

Cada líder e iglesia necesita descubrir quién eres y lo que estás llamado a hacer. ¡Luego, haz eso y eso!

Da a la gente algo con lo que valga la pena comprometerse, no es una cuestión de competir con la gran iglesia en la calle. No se trata de ofrecer mejores instalaciones, eventos más grandes o incluso predicar mejor. Se trata de descubrir a lo que Dios te ha llamado a ti y a tu iglesia para ser grande, y luego ser grande en eso.

La excelencia no se limita a las iglesias con grandes presupuestos.

No hay excusa para la segunda categoría. No cuesta más tiempo ni dinero hacerlo bien. Sólo se necesita un compromiso total.

5. No Solo Hable – Cuelgue y Escuche

Nadie quiere una relación en la que un lado sea el único que hable. Tenemos televisión y películas para eso.

Pero incluso la televisión y las películas están dando paso a los medios de comunicación social. Una de las mejores partes acerca de ver un programa que tiene algún zumbido de los medios de comunicación social es charlar sobre ello en Twitter y Facebook mientras se transmite.

La gente quiere comprometerse con los demás, no sólo sentarse pasivamente mientras alguien habla.

Lamentablemente, la iglesia no tiene la reputación de estar abierta al diálogo o a preguntas difíciles. Y definitivamente no está abierta a la crítica.

No, no tienes que convertir tu sermón en un grupo de discusión (aunque, algunas iglesias lo hacen con gran éxito), pero debe haber una manera fácil y obvia para que las personas se involucren, dialoguen, charlen y sientan que su vida y su opinión importan.

Y los líderes, especialmente los pastores de pequeñas iglesias, necesitan participar en esas conversaciones. Escuchar, participar y aprender, no solo enseñar.

Resultado de imagen para people going to church

6. Sigue Aprendiendo y Mejorando

Me comunico, ministro y dirijo muy diferente hoy a cuando comencé en el ministerio pastoral hace 35 años. De hecho, lo hago de manera diferente de lo que lo hacía hace diez años. Y espero cambiar al menos de ese modo en los próximos cinco años.

Ahora tengo más de 30 años de experiencia ministerial además de mi entrenamiento formal en el ministerio. Pero esa experiencia importa hoy menos que nunca. Si no estoy constantemente aprendiendo, escuchando y creciendo, me quedaré atrás muy rápidamente. 

Pero eso no debe intimidarnos. Aprender y crecer es Discipulado 101. Es fundamental ser un seguidor de Jesús, sin mencionar ser un líder de la iglesia.

7. Ofrecer a la Gente un Desafío Digno de su Tiempo y Talentos

Jesús nunca hizo el discipulado fácil. Siempre ha inspirado a la gente hacia un mayor compromiso a través de llamarlos a un mayor desafío.

Demasiados líderes limitan las expectativas que tienen para que sus miembros se sienten en un banco y llenen los espacios en ministerios existentes. Creemos que no podemos pedir más de ellos porque… bueno… ¡ni siquiera están haciendo eso!

Pero muchos miembros de la iglesia poco cooperativos y, recientemente, gente sin iglesia, no están tan desinteresados como pensamos. Al igual que algunos de los niños bulliciosos en la escuela, no están saltándose clase porque estamos pidiendo demasiado de ellos. Están actuando así porque no están siendo desafiados.

La gente está decidiendo que salir de la iglesia es mejor que aburrirse en la iglesia. No los culpo.

Si no desafiamos a la gente a través de una experiencia genuina de adoración, comunión, discipulado y ministerio, harán una de cuatro cosas: 1) ir a una iglesia que los desafíe más, 2) ir a una iglesia que les dé mejor entretenimiento, 3) aparecen físicamente, pero se desconectan en todo lo demás, o 4) dejan de ir a la iglesia por completo.

La gente quiere ir a una iglesia donde son desafiados a algo más grande que ellos mismos y donde sus dones están siendo utilizados para favorecer esa causa.

Si pides poco, obtendrás poco compromiso. Pide mucho y tu gozo puede ser completo.

Este artículo fue publicado originalmente en: http://www.christianitytoday.com/karl-vaters/2017/february/7-steps-to-start-becoming-church-people-want-to-commit-to.html

En las Naciones: Una Cruzada Asombrosa

Dr. Nina Gunter, Superintendente General Emerita en la Iglesia del Nazareno

Dra. Nina Gunter, Superintendente General Emerita en la Iglesia del Nazareno

Predicando de su tema, “En las Naciones: Una Cruzada Asombrosa”, La Superintendente General Dra. Nina G. Gunter construyó su mensaje el domingo, 28 de junio, 2009 en la 27º Asamblea General de la Iglesia del Nazareno sobre la historia de la cruzada del pueblo de Israel por el Río Jordán.

Haciendo una comparación entre la nueva generación de Israelitas en el ambiente de la Escritura y esta nueva generación de nazarenos, Gunter dijo:

“Para el pueblo de Israel, había dos opciones en el río llamado Jordán: (1) Tomar el paso y entrar el agua y cruzar a la Tierra Prometida, o (2) Instalarse allí y llegar a ser un monumento en la historia.  Los desafíos son buenos – nos arrancan de nuestros baches. Requieren que salgamos de nuestras zonas de comodidad. Los desafíos nos giran hacia Dios y hacia nuestro hermano en amor y confianza. Nos invitan a un nuevo nivel de fe – una fe que reconoce que a veces Dios escoge obrar de nuevas maneras.”

Luego ella proclamó: “¡La Iglesia no está en crisis, está en Cristo!”

“Hoy es la despedida a nuestro centenario de la Iglesia del Nazareno. Nosotros nazarenos, personas de 155 áreas mundiales, estamos parados en la orilla del río con más de un siglo de bendición y logros detrás, y ahora miramos hacia el otro lado del río, hacia nuestro futuro.

“Y en este momento crucial, preguntamos a Dios, ‘¿Qué viene?'”

La Peor Situación y la Mejor Visión

Acabo de recibir este informe de algunos de nuestros misioneros voluntarios en Proyecto Caleb. Pablo y Viviana Tello son de Argentina y están ministrando en Italia. Este testimonio es de su superintendente allá. Creo que detalla los desafíos que han encontrado y algunos éxitos también. En otra cultura es necesario encarnarnos y sembrar la semilla. Dios da la cosecha en su tiempo. Si quieren bajar el reporte completo de los Tello, acá está.

LA PEOR SITUACIÓN Y LA MEJOR VISIÓN

 

Los desafíos que nuestros misionarios voluntarios Pablo y Viviana Tello han encontrado llegando a Italia fueron y son enormes.

 

Algunos ejemplos para aclarar:

Un País con miles de años de historia. Gente muy culturada y económicamente independiente sin necesidad de Dios.

 

Un fuerte prejuicio para los extranjeros y sobre todo para los extra-comunitarios.

 

Una tierra de cultura Católica con 57 millones de habitantes de los cuales el 87% Católicos y menos del 1% evangélicos (600.000 ).

 

De esta ultima cifra, 200 son nazarenos en 6 iglesias y tres pastores ordenados de los cuales 1 ya en pensión.

 

Firenze es una ciudad de 700.000 habitantes y solamente 1.500 son creyentes que pertenecen a unas 35 iglesias de diferentes denominaciones.

 

En este contexto tan particular estuvimos orando y esperando a los misionarios voluntarios del Proyecto Caleb para que abrieran iglesias por medio del evangelismo, células hogareñas y obras milagrosazas.

 

¡Ellos se han encontrado por delante un Gigante! Junto a la inexperiencia ministerial, la falta de conocimiento del idioma y de la cultura, y sin la documentación regular para obrar y vivir en Italia podríamos concluir que les esperaba lo peor.

 

Mas con su llegada ellos han traído y representan una nueva esperanza para el progreso de la Iglesia del Nazareno en Italia. Su colaboración y ganas de ayudar han encendido nuevo entusiasmo en esta situación y en particular en los pocos líderes.

 

Después de un año de asimilar la cultura, de envolvimiento ministerial en las dos congregaciones de Firenze, de regularización de documentos y fluido dominio del idioma, puedo decir que la fundación está puesta y solamente ahora pueden comenzar a construir.

 

Un agradecimiento de todo corazón a todos aquellos que están invirtiendo en la obra de Italia por medio del sostén económico de los ellos. Ofrendando y orando cada uno de Uds. está haciendo posible que podamos experimentar nuestra visión, desarrollar la obra del reino de Dios. Lo mejor aun está por delante.

 

Daniel Ricardo Fink

Pastor y Superintendente. Iglesia del Nazareno.

Firenze, Italia.

A %d blogueros les gusta esto: