Archivo del sitio

Nueve Observaciones Sobre las Estadísticas de la Región Mesoamérica 2018

Por Scott Armstrong

mesoagesp

Hace algunos días, compartí diez observaciones que tuve después de analizar las estadísticas de la Iglesia del Nazareno 2018 (disponibles en: español). Evidentemente, me enfoqué en el mundo, y ahora quisiera centrarme más en el Caribe y América Central. ¿Cuál es el estado de nuestra Región Mesoamérica? A continuación, comparto varias cosas que he notado:

  1. A pesar de que hemos visto un crecimiento alentador en la última década (38.27%), el crecimiento del año pasado fue insignificante (0.76%). Leíste correctamente: en 2018 nuestras iglesias en Mesoamérica reportaron menos de 1% de crecimiento. Dicho de otra manera, por cada 100 personas quienes nos hacemos llamar nazarenos en esta región, hemos discipulado menos de 1 persona para que sea miembro. Es un poco desconcertante porque (véase #2)…
  2. Reportamos 31,640 conversiones y 14,273 bautismos el año pasado. De hecho, el año pasado, 19,222 nuevos miembros se volvieron parte de nuestras iglesias en Mesoamérica por profesión de fe o traslado de otras denominaciones. ¡Gloria a Dios! Esos números hubieran significado un gran crecimiento mayor al 0.76% mencionado anteriormente, si no hubiera sido por todas las pérdidas en membresía que sufrimos, por muerte, remoción o traslado. Esas son las razones combinadas por las que la cifra de crecimiento total no fue más alta.
  3. Aunque tenemos más de 420,000 miembros en Mesoamérica, poco más de la mitad del total asiste tanto a los cultos de adoración que se ofrecen (53.7%)como a los grupos de discipulado (53.2%). Eso significa, en otras palabras, ¿que la mitad de nuestros miembros están asistiendo semanalmente a grupos de adoración y/o discipulado? No exactamente. Sabemos, por ejemplo, que hay personas quienes no son miembros y asisten a los servicios de adoración cada semana y también a los grupos de Escuela Dominical y Discipulado.
  4. El total de Contribuciones de Misión Global creció el año pasado un 46%. ¡Es difícil expresar lo emocionante que es esto para nuestra región! La mayordomía y fidelidad misionales han sido grandemente enfatizadas por MNI y todos los ministerios en los últimos 4-5 años. Este rápido incremento solo puede alentarnos mientras seguimos expandiendo nuestro compromiso para financiar la misión alrededor del mundo.
  5. La ofrenda para el Fondo de Evangelismo Mundial es del 1.54% de las ofrendas no destinadas a misiones. Recuerda, la meta denominacional para cada iglesia y distrito es del 5.5%. Un total de cinco distritos, de los 80 que tenemos en toda la región, dieron 5.5% o más, ellos son: Guyana Demerara-Essequibo en el Caribe, Alto Artibonite, Sur Centro de Jacmel y Bajo Noroeste en Haití, y el Distrito Golfo de México. Para el resto de nosotros, ¿qué pasó? La Iglesia del Nazareno en la mayoría de nuestros países inició por el ministerio de misioneros apoyados por el FEM. Ahora es nuestro turno para devolver el favor.
  6. Mientras que los totales del Fondo de Evangelismo Mundial de los distritos son desalentadores, 782 de 3,166 congregaciones (25%) pagaron sus asignaciones o presupuestos por completo el año pasado. Cuando la Iglesia del Nazareno habla de asignaciones o presupuestos, nos referimos al apoyo para nuestras oficinas distritales, ministeriales, instituciones educativas, así como para el FEM. Aunque todavía tenemos mucho trabajo que hacer, esta estadística es mucho más alentadora, solo porque muestra que, a nivel local, muchas de nuestras congregaciones están aprendiendo a tener un enfoque externo y a ser fieles a la denominación.
  7. La membresía de JNI en Mesoamérica descendió un -2.7%. Una cosa es experimentar apenas algún crecimiento año con año, pero en 2018 realmente no hemos visto crecimiento alguno, es decir, tenemos menosjóvenes. Solo en México, vimos un descenso del -8.9%. Esta debe ser una llamada de atención para todos nosotros como líderes nazarenos en el Caribe y América Central. Si no priorizamos a los niños y jóvenes, nuestra iglesia se convertirá en una reliquia antes de darnos cuenta.
  8. Más de uno de cada tres nazarenos vive en Haití. La cifra exacta es 36.6%. No es el país más poblado, y su territorio es pequeño comparado con el territorio de muchos otros. Existen innumerables desafíos políticos, sociales, y económicos. Sin embargo, Haití se ha convertido en tierra fértil para que el evangelio eche raíces – y en particular, para el mensaje de santidad.
  9. Como vemos en el resumen global, la asistencia en Discipulado ha crecido más que las cifras totales de membresía: para ser exactos, 4.7% en nuestra región. ¿El área que ha experimentado el mayor crecimiento en asistencia a la Escuela Dominical y Discipulado? El Caribe, con 8.2% el año pasado.

Espero que estos dos últimos artículos sean útiles para ustedes. Me gustaría escuchar específicamente de nazarenos en la región Mesoamérica. ¿Qué observan al leer las estadísticas más recientes? ¿Cuál es su reacción al leer mis nueve observaciones?

Diez Observaciones Sobre las Estadísticas Globales de la Iglesia del Nazareno 2018

Por Scott Armstrong

El Secretario General David P. Wilson y los Servicios Nazarenos de Investigación, recientemente lanzaron los reportes anuales de la Iglesia del Nazareno para 2018(disponibles en: español). Estos reportes detallados documentan las actividades misionales de la denominación, en una escala global muestran el crecimiento para la Iglesia del Nazareno durante el año estadístico, así como el continuo crecimiento durante la década pasada.

¡Hay mucho por lo cual debemos estar agradecidos! ¡Dios se está moviendo en el mundo y en nuestra denominación!

Statistics2018.jpeg

En un próximo artículo, estaré ofreciendo algunas observaciones específicamente sobre las estadísticas de Mesoamérica. Sin embargo, por ahora, y como he hecho en el pasado, he leído el documento y comparto a continuación mis observaciones iniciales:

  1. La membresía de la denominación ha crecido constantemente durante los últimos 10 años, aunque el crecimiento del año pasado fue escaso. La membresía ha aumentado de aproximadamente 1.8 millones en 2008 a cerca de 2.58 millones en 2018. Además, en ningún año de la última década vimos un declive en la membresía alrededor del mundo. Un crecimiento de más del 40% en solo 10 años ¡es muy alentador! Sin embargo, el crecimiento el año pasado fue tan solo de 1.13% (léase #4 para conocer la razón).
  2. Por primera vez en una década hemos reportado una disminución en el número de iglesias. En 2017, 30,875 iglesias fueron reportadas, y en 2018, 30,712 fueron reportadas. Se debe observar que el descenso puede ser visto desde una perspectiva positiva en este sentido: mientras que el número de misiones decreció (tomando las cifras totales con ellas), muchas de esas “iglesias no organizadas” muy seguramente se volvieron organizadas, lo que se refleja en una disminución de ese número en un 0.58%. Aún así, el año pasado organizamos el menor número de iglesias que en cualquier otro año de la década pasada. Una cosa es cierta: ¡necesitamos seguir enfatizando la plantación de iglesias!
  3. De las seis regiones mundiales, África y Eurasia están marcando el paso. África creció 7.3% el año pasado, y 29.3% de los nazarenos en el mundo son africanos. En algunos años es probable que uno de cada tres nazarenos alrededor del mundo se encuentre en ese continente. En lo que a Eurasia se refiere, su membresía es más del doble en la última década (un crecimiento del 112%).
  4. La membresía en las regiones de Sudamérica y Estados Unidos y Canadá ha disminuido. El descenso del -11.52% en la membresía de Sudamérica en un inicio parece alarmante. Sin embargo, los Servicios Nazarenos de Investigación informan que un distrito había duplicado el número de miembros en plena comunión en su reporte en 2017, y los 52,550 miembros menos, reportados en 2018, son una corrección del año previo. Por lo tanto, puede verse como una “pérdida artificial” (así como el supuesto crecimiento en ese distrito en 2017 puede etiquetarse como una “ganancia artificial”). El descenso en la membresía de la región de Estados Unidos y Canadá es otra historia. Mientras que la Iglesia global ha crecido 40% en los últimos diez años, la membresía en esos dos países ha disminuido un -4.57% durante la misma década.
  5. Un gran número de nuevos nazarenos están siendo recibidos por traslado de otras denominaciones (11.46%), mientras que un número menor de nazarenos están siendo recibidos por profesión de fe, en comparación con la década pasada (-9.47%). Es emocionante ver que otros cristianos están cambiando su membresía quizá por una concordancia con la doctrina o por experimentar el amor de las iglesias nazarenas. Al mismo tiempo, la mayoría de los cristianos de la Gran Comisión estarían de acuerdo que nuestro crecimiento primario debe ser resultado de alcanzar con las buenas nuevas a aquellos que no conocen a Cristo.
  6. El énfasis denominacional sobre discipulado durante los últimos 10 años parece estar rindiendo frutos numéricos. La asistencia a la Escuela Dominical y Discipulado ha crecido 62% en la última década, un número mucho mayor que la estadística de la membresía total. Para ponerlo de otra manera, el año pasado la asistencia al discipulado representó el 51% de la membresía total, mientras que en 2008 ese porcentaje era solamente de 44%. Parece que un número mayor de nuestros nazarenos son parte de algún grupo de discipulado semanal, y/o que nuestros pastores y líderes están aprendiendo cómo reportar más adecuadamente una variedad de formas de discipulado que se están llevando a cabo.
  7. Dios está llamando y la Iglesia está ordenando a más y más líderes. Un porcentaje de 21% más de líderes y 48% más de diáconos, han sido ordenados desde 2008. El número de ministros licenciados también sigue incrementando. Un rápido crecimiento de la Iglesia requerirá más y más líderes para predicar, servir y administrar los sacramentos. ¡Alabamos a Dios por el creciente número de pastores y laicos respondiendo al llamado de Dios de pastorear a su pueblo!
  8. La membresía en la Juventud Nazarena Internacional ha crecido solo 3% en 10 años. Vuelvo a señalar eso: mientras que la membresía total ha crecido 40% desde 2008, la JNI ha crecido solo un 3%. El total del año es 0.53%. Me faltan las palabras. El año pasado señalé este asunto, y me preocupa que cualquier súplica para hacer ajustes esté llegando a oídos sordos. Todas las iglesias quieren que la juventud esté presente, ¿pero cuántas están dispuestas a cambiar para alcanzarlos y cuántas, entonces, están dispuestas incluso a cederles el liderazgo? Si no decidimos intencionalmente, de todo corazón, invertir nuestro tiempo, recursos y amor en nuestros niños y jóvenes, habremos perdido nuestra oportunidad para ser agentes de cambio en la sociedad en los próximos 50 años.
  9. Las ofrendas para Misión Global (Fondo de Evangelismo Mundial + Ofrendas Especiales Aprobadas + Otros Intereses Globales) incrementaron considerablemente. ¡Un crecimiento del 5.6% es emocionante! Refleja una mayordomía y compromiso profundos alrededor del mundo. Dicho esto (véase #10)…
  10. Tenemos un camino largo por recorrer en lo que se refiere al Fondo de Evangelismo Mundial (FEM). En la primera página del reporte la evidencia no puede negarse: exactamente un tercio de las Iglesias del Nazareno en el mundo dieron, de sus ofrendas que no son destinadas a misiones, el mínimo esperado de 5.5% o más al FEM. Hay que reconocer, en un aspecto positivo, que ese número es mucho más grande que el del año anterior: solo 26.8% de las congregaciones en el mundo dieron el monto total en 2017. Aún así, ¡casi 29% de nuestras iglesias no dieron nada al FEM el año pasado! Y 96% de todo el FEM provino de una sola región: Estados Unidos y Canadá. En todo el mundo ¡tenemos que mejorar! Hemos sido bendecidos por el FEM durante mucho tiempo; ahora nos toca bendecir a otros. Así como un pastor dominicano amigo mío, quien está en proceso de transferir sus credenciales a nuestra denominación, me dijo una vez, “¡¿Cómo una iglesia puede llamarse nazarena si no está dando al Fondo de Evangelismo Mundial?!” ¡Buena pregunta, José Luis!

¡Vaya! Eso fue mucho, lo sé. Aún así, indudablemente omití docenas de observaciones significativas. ¿Qué información destacarías, después de leer este documento? ¿Cuál de mis diez observaciones te alienta o te alarma más?

A %d blogueros les gusta esto: