Archivo del sitio

Cristianismo Vs. Consumismo

*La siguiente entrada es un extracto del libro Viviendo la Justicia, escrito por Jamie Gates y Jon Middendorf, pastores y profesores nazarenos.  Cuando pensamos en justicia, muchas veces grandes actos de bondad o liberación vienen a la mente.  Sin embargo, vivir la justicia tiene que ver además con nuestras decisiones diarias, las cuales reflejan un panorama mundial diferente del cual posee el mundo.

“Un estilo de vida cristiano no se basa en los mismos valores que encuentras en una sociedad basada en el ir de compras y el consumir.

El Cristianismo se basa en gracia abundante para todos;

la cultura de consumismo premia el logro individual.

El Cristianismo asume que Dios ha provisto suficiente para todos si compartimos;

la cultura de consumismo dice que debemos competir por los recursos escasos.

Para el Cristianismo, compartir los recursos entre la comunidad es importante;

el consumismo dice que acumular riquezas personales es la meta.

Cristianismo es una vida que busca amar a Dios y a los demás;

consumismo es una vida que busca cumplir los deseos imaginados en la compra de nuevos productos.

Cristianismo toma en serio la realidad del pecado y el egoísmo pero cree que Dios venció el pecado por Cristo y está en el proceso de reparar la separación;

una sociedad manejada por el consumidor toma en serio la realidad del pecado y el egoísmo y busca aprovecharse de ella” (p. 44).

Financiando la Misión

*En las entradas de estos días estoy publicando extractos del Reporte de los Superintendentes Generales en la Junta General hace tres semanas en Lenexa, Kansas, EEUU.  Creo que es sumamente importante leer y recibir estas palabras para que nos ayuden en nuestras vidas y ministerios.  Si quieres todo el reporte en español, haz clic acá: Reporte JSG Febrero 2010.

El Fondo de Evangelismo Mundial (FEM) es la fuente principal de apoyo monetario, y sigue siendo fuente vital para la misión global…La recesión económica global ha sido una realidad dura para muchos. Aunque la situación económica ha sido difícil para muchas iglesias locales este año pasado, el FEM decayó apenas un 3.7 por ciento, de $48.7 millones en el 2008 a $46.9 millones en el 2009. Bajo tales circunstancias, la baja en ofrendas para el FEM podría haber sido mucho más grave.

Ofrendas misioneras especiales bajaron un 12 por ciento, de $29.6 millones a $26.2 millones. Las ofrendas especiales probablemente se consideren (por los donantes) como teniendo una naturaleza de mayor discreción que el Fondo de Evangelismo Mundial, particularmente durante un tiempo de economía estresada.

Damos gracias por el hecho de que nuestros nazarenos fieles permanecieron comprometidos a un nivel extraordinariamente elevado. Con corazones brotando de amor, contribuyeron más de $73 millones USD (combinando los totales del FEM y ofrendas misioneras especiales) para alcanzar a las personas para Cristo y para ministrar en Su nombre.

Esta generosidad y sacrificio nos inspira. A los nazarenos alrededor del mundo decimos, “Por favor acepten nuestra más profunda gratitud por su inversión en la evangelización del mundo.”

…Nuestra Junta está determinada a manejar con sabiduría los recursos humanos y económicos, a la vez confiando que Dios suplirá lo que se necesita para cumplir con su misión. Con este fin, se lanzará en el otoño del 2010 un esfuerzo intensivo de mayordomía con la meta de dar la mayor ofrenda misionera en la historia de la Iglesia del Nazareno.

Los detalles se darán a conocer a su tiempo.

Dos de Mis Niños a Mí Me Gustan Mucho–Uno, No Tanto

Asignando Nuestros Recursos para MisionesExtracto del artículo “Dos de Mis Niños a Mí Me Gustan Mucho–Uno, No Tanto” escrito por Shane Bennett en Mission Maker Magazine 2007

¡Más de 90% de nuestro esfuerzo trans-cultural (mano de obra, dinero, oración) va a los dos tercios del planeta donde la iglesia está relativamente fuerte, dejando menos de 10% para el tercio que sobra! ¿Te parece extraño? Sí, pero hay razones.

  • Iglesias fuertes y crecientes quieren que misioneros vengan, de corto plazo y de largo plazo, para entrenar a discípulos y contribuir al avance de la obra. Por otro lado, ¿tu pastor ha recibido una carta de un líder musulmán en Yemen pidiendo que él envíe un grupo de jóvenes para pintar la casa pastoral y hacer una Escuela Bíblica?
  • La segunda razón es que mientras misioneros exitosos suelen atraer a más misioneros, ¡sacerdotes hindúes no reclutan muy bien!
  • Finalmente, el éxito fomenta los hábitos. Tendemos a volver a dónde hemos estado antes y a dónde hemos visto que vidas se han cambiado. Esto es tremendo para aquellos lugares, pero no tan bueno para las gentes no alcanzadas quienes necesitan un empiezo fresco y nuevo…

…Piensa de esta manera: Digamos que tienes tres niños. ¿Vas a alimentar únicamente a los dos que se parecen más a tí y que saben decir “mamá” y “papá”? Si permites que el tercero se enferme y se marchite y se muera, te vas a meter en apuros. Y no bastará decir, “Bueno, los primeros dos eran tan responsivas cuando les pedí si querían comer. Yo sabía que les gustaba. Y se parecen a mí.”

Entonces, ¿qué hacemos? Eduquemos a los demás–hay muchos cristianos que no sepan de esta realidad. Y que estemos dispuestos todos nosotros a ir a cualquier lugar por el llamado de Dios en nuestras vidas…

¿Cómo Ministramos en Lugares de Acceso Creativo? (Parte II)

*Las últimas entradas se han escrito por Rick Power quien pastorea la Iglesia del Nazareno en Honolulu, Hawaii.  Él sirvió además por muchos años en un lugar de acceso creativo.  Agradecemos su apoyo y su ministerio fructífero en lugares difíciles.

Mujeres musulmanes¿Qué Nos Está Enseñando Dios a través de Misiones por Acceso Creativo?

Parte II

2.- Rendimos éxito institucional para la causa del Reino.

Hay algunas áreas de acceso creativo donde no hemos podido establecer nuestra denominación de acuerdo con el patrón histórico.  Esto significa que estamos invirtiendo cantidades enormes de finanzas y personal, y todavía no produciendo nuevos miembros nazarenos ni iglesias.  Esto puede parecer contraproducente.  ¿No sería mejor mayordomía invertir nuestros recursos en campos donde la causa de nuestra denominación pudiera avanzar?

Nuestros líderes han reconocido que los intereses de la iglesia institucional deben ser siempre subordinados a la gran causa del reino de Dios.  La emergencia espiritual representada por el número restante de los no alcanzados en el mundo obliga a todas las iglesias y organizaciones que envían misioneros a dejar a un lado objetivos institucionales estrechos para trabajar juntos cumpliendo la misión que Cristo le dio a su iglesia.

Esto puede significar que en algunas áreas trabajamos para apoyar las redes que ya existen en iglesias indígenas, proveyendo recursos desesperadamente necesarios y entrenamiento.  En otras áreas donde no hay iglesias establecidas de ningún tipo, trabajamos para sembrar la semilla de fe a través de ministerios de compasión y evangelismo.  O podemos regar la semilla que otros sembraron, todo con la esperanza que las iglesias un día puedan florecer, aunque no podamos estar ahí para ver cuando ocurre.

Tomando este enfoque, estamos practicando como un gran cuerpo la semejanza de Cristo.  Estamos tomando lo que enseñamos sobre santidad en un nivel personal y aplicándolo a la misión institucional de nuestra denominación.  Siempre hemos enseñado que nuestro servicio a Cristo se caracteriza por una humilde dedicación no egoísta a los valores del reino, independientemente de la ganancia o la pérdida de ellos.  Hay muchos casos en que la misión de acceso creativo nos llama a practicar “desinterés institucional” de modo que el mayor objetivo del reino de Dios pueda ser logrado.

Los retos de misiones en el Siglo XXI van más allá de los límites de nuestra inteligencia, compasión y coraje.  Humildemente buscamos la creatividad infinita del Espíritu Santo y la energía que nos guía y nos da poder para cumplir la misión en el mundo que nuestro Padre ama.

Planificando Proyectos Comunitarios

La semana pasada estuve en un taller de Ministerios Nazarenos de Compasión, donde el Dr. Helmer Juárez compartió sobre Cómo Planificar Proyectos Comunitarios.  Muchos de nosotros anhelamos alcanzar nuestra comunidad, no sólo invitándoles, sino llegando a ellos y supliendo sus necesidades.  ¿Pero cómo? Les ofrezco el siguiente bosquejo presentado por el Dr. Juárez:

Planificando Proyectos Comunitarios

Marcos 6:34-44

  1. Identificar las Necesidades

    *Conocer la Comunidad

    *Visitar a las Familias

    *Hacer un Diagnóstico de la Comunidad

    *Reunirse con los Líderes de la Comunidad

  2. Priorizar las Necesidades

    –Junto con la comunidad, decidir las necesidades que requieren atención más inmediata, menos inmediata, y las que pueden esperar a ser atendidas.

  3. Hacer una Lista de Soluciones Alternativas

    –Se deben escoger las soluciones que van a ayudar a la comunidad en el corto y largo plazo (no proponer dependencia).

  4. Identificar los Recursos

    *Recursos necesarios (locales y externos)

    *Recursos humanos y materiales

    *¡Todos los recursos son de Dios!

    *Sean creativos y no se limiten al obvio

  5. El Plan de Trabajo

    *Lo más importante

    *Sin un plan, fracasamos

  6. Organización de la Comunidad

    –Involucra a ellos y trabajen como un gran equipo. No hagan algo para la comunidad si pueden hacer algo con la comunidad para la comunidad.

  7. Definir los Objetivos

    –¿Cuánto nos gustaría lograr con el proyecto y cuándo queremos lograrlo?

  8. Las Metas

    *¿Qué queremos alcanzar con el proyecto?

    *Deben ser metas optimistas pero a la vez realistas

  9. Evaluación

    *Durante y después del proyecto

    *¿Qué hicimos bien y qué debemos mejorar?

  10. Seguimiento

    *Ver si las personas aprendieron algo y si de verdad las vidas han cambiado

    *El proyecto debe impactar la vida de la comunidad por mucho tiempo—piensen en cambio permanente y no temporal

    *Seguimiento es constante

Desde el Inicio–Compasión

MNC Logotipo

En Octubre de 1895, Phineas F. Bresee, Joseph P. Widney y otras 100 personas aproximadamente organizaron la Iglesia del Nazareno en Los Ángeles, California. Desde el principio ellos vieron a esta iglesia como la primera de la denominación que predicaba la realidad de la entera santificación recibida mediante la fe en Jesucristo. Ellos sostuvieron que los cristianos santificados por fe deberían seguir el ejemplo de Cristo y predicar el evangelio a los pobres. Consideraron haber sido llamados especialmente para este trabajo. Ellos creían que su inversión de tiempo y dinero debería darse a ministerios a la semejanza de Cristo, para la salvación de almas y la ayuda para los necesitados. Organizaron la Iglesia acorde con estos propósitos.

Compasión es una parte integral de la misión holística de la iglesia estar con el menor de estos… cuidar de aquellos que no pueden cuidarse por si mismos… ser una manifestación de la gracia de Dios, esperanza y amor en el mundo.

Compasión, por supuesto, no es la única parte de nuestra misión. Vivir compasivamente por otros está íntimamente ligado con quienes somos como cristianos y está entretejido profundamente en el tejido que forma la iglesia. Es el amor y compasión de Dios en Cristo que nos motiva a hacer lo mismo.

Si te gustaría conseguir algunos recursos esenciales para la iglesia y para el cristiano compasivo, te invito a bajar un calendario que nos desafía a vivir para que otros (muriendo de hambruna, de guerras y de enfermedades) puedan por lo menos sobrevivir. Además, te animo que leas esta MNC Revista Español que contiene una variedad de testimonios y reportes de personas impactadas por el evangelio y muchas manos generosas.

Sigamos siendo una Iglesia del Nazareno viva, unida, santa, y creciente…que impacta a la comunidad a través de la compasión y el amor de Cristo…

La Provisión Perfecta de Dios

Hace un año atrás mi esposa y yo iniciamos oficialmente un proyecto de apoyo a niños de escasos recursos, todo inició con una inquietud en nuestro corazón para poder ayudar a estos niños pero no contábamos con recursos materiales ni financieros para poder cubrir tal necesidad, así que empezamos a hacer lo que podíamos e invertimos un poquitito de nuestros recursos económicos para realizar algunas pequeñas actividades. Por un momento nos olvidamos que no estábamos solos.

Lee: 2ª Corintios 9:8-12

En ocasiones parece que olvidamos que tenemos un Dios que es dueño y creador de todo lo que existe en la tierra. Tratamos de conseguir y hacer todo con nuestras propias fuerzas. Es entonces cuando pensamos o creemos que la tarea encomendada es imposible de cumplir. Además él no provee únicamente para hacernos ricos o tener muchísimos bienes. Todo lo que recibimos es porque él quiere que lo compartamos.

No es sólo el área económica, todo lo que recibimos de él a diario, es para que podamos dar a aquel que lo necesita. Nosotros sólo somos el medio por el cual Dios quiere bendecir a los demás.

Piensa en esto:

¿Qué cosas Dios te ha dado en esta semana que puede compartir con los demás? ¿Recuerdas cuando fue la última vez que Dios proveyó de forma milagrosa algo para ti o para tu familia? ¿Tienes un sueño que crees imposible de alcanzar por falta de recursos?, ¿Qué te ha dicho Dios que hagas en tu comunidad?, ¿Crees que es imposible de alcanzar ese sueño o petición de parte de Dios?

Los recursos no son un obstáculo, ahora nosotros tenemos un proyecto que impacta la vida de 65 niños y 10 adolescentes y que sabemos aumentará.

–Escrito por Carlos Monterroso, Asistente Previo en Misión Mundial MAC

¿Dándole un Pez o Enseñándole a Pescar?

El lunes 30 de junio en este blogspot escribí sobre un caso de compasión en la vida real. Hay algo que está molestándome en estos días. He visto como pensamos que el dinero cura todo (especialmente si es el dinero de alguien más). Podríamos suplir las necesidades de nuestra comunidad si sólo tuviéramos más dinero. Podríamos construir un templo grande si sólo tuviéramos un grupo de Trabajo y Testimonio de otro país que vinera. Podríamos enviar misioneros de nuestros países si otro país o la región o la Oficina del Área o del Distrito pusiera los fondos. ¿Pero nosotros? No tenemos nada.

Yo he caído en esto también. Con un poco más en mi presupuesto, ¡imagínense qué pudiera lograr! Como si fuera el soberano dólar que dirigiera nuestro ministerio…

¿Qué dice 2 Reyes 4:1-7 sobre esto? Los recursos del Señor son inagotables. Él puede hacer milagros con una vasija de aceite si lo permitimos, pero requiere humillarnos y requiere el apoyo de la comunidad–no podemos hacerlo solos (vean lo que la viuda y sus hijos tuvieron que hacer en versículos 3-4).

Muchas veces cuando vemos una necesidad, no pensamos en Dios primero. Pensamos en el dinero. También, a menudo cuando existe una oportunidad de ministerio es mucho más fácil tirar dinero que invertir nuestro propio tiempo y nuestras propias fuerzas. ¿Hay hambre en la comunidad? ¿Hay mucho desempleo en este sector? Pues, repartamos víveres. Es mucho más fácil que ayudar a la gente a aprender un oficio, o caminar con ellos en la búsqueda desalentadora de un trabajo.

“Dale a un hombre un pez y le alimentarás por un día; enséñale cómo pescar y le alimentarás de por vida.”

A %d blogueros les gusta esto: