Archivo del sitio

Ulrico Zuinglio

*El siguiente es un fragmento del libro “131 Cristianos Que Todos Deberían Conocer”

Un reformador militante suizo

Por el amor de Dios, no entres en conflicto con la Palabra de Dios. Porque ciertamente persistirá, tan cierto como que el Rin sigue su curso. Uno quizá puede contenerlo por un tiempo, pero es imposible detenerlo.”

67409.jpg

Ulrico Zuinglio, el capellán de la ciudad, se presentó delante del Concilio de la Ciudad de Zúrich en enero de 1523. Los vientos de la reforma habían cruzado, desde la Alemania de Lutero, sobre los Alpes, y Zuinglio estaba discutiendo 67 tesis, comenzando con “Todo aquel que dice que el evangelio es nulo sin la confirmación de la iglesia comete error y calumnia a Dios.” Aunque eran 28 tesis menos que las 95 de Lutero, publicadas unos seis años antes, los argumentos de Zuinglio fueron más persuasivos: las autoridades le dieron permiso de continuar su predicación, que enfatizaba primero a Cristo y después a la iglesia (“Cristo es el único mediador entre Dios y nosotros,” decía otra de las tesis de Zuinglio). La Reforma en Suiza estaba en camino, y Zuinglio jugaría un papel clave en los primeros años.

1.pngAnsioso por su cargo

Zuinglio fue hijo de un exitoso agricultor en el Valle Toggaburg de los Alpes orientales bajos. Ahí, Zuinglio adquirió un profundo amor por su tierra natal. Después, el tradujo una línea del Salmo 23, “En los hermosos Alpes, él me cuida,” y usó el río Rin como una ilustración de un tema clave en su predicación: “Por el amor de Dios, no entres en conflicto con la Palabra de Dios. Porque ciertamente persistirá, tan cierto como que el Rin sigue su curso. Uno quizá puede contenerlo por un tiempo, pero es imposible detenerlo.”

Pero le tomó años a Zuinglio descubrir el poder de esta Palabra. Luego de graduarse de la Universidad de Basilea in 1506, se convirtió en un sacerdote de parroquia en Glarus. Desde el principio, él tomó muy en serio sus deberes sacerdotales. Después el escribió, “Aunque era joven, los deberes eclesiales me inspiraron más miedo que gozo, porque sabía, y permanezco convencido, que daría cuenta de la sangre de las ovejas que perecerían como una consecuencia de mi negligencia.”

El sentido de responsabilidad por su cargo (en lugar de, como Lutero, una búsqueda personal de salvación) motivó el creciente interés de Zuinglio por la Biblia. En una era donde los sacerdotes comúnmente no estaban familiarizados con las Escrituras, Zuinglio se enamoró de ellas, después de comprar una copia de la traducción al latín del Nuevo Testamento de Erasmus. Él comenzó a auto-enseñarse griego, compró una copia del Nuevo Testamento de Erasmus en griego, y empezó a memorizar pasajes largos. En 1519 comenzó a predicar del Nuevo Testamento con regularidad.

En privado, Zuinglio empezó a desafiar las costumbres del Cristianismo Medieval, que pensaba no era bíblico. Luchó con el celibato clerical por algún tiempo (e incluso admitió que, como joven sacerdote, había tenido un romance). En 1522, se casó secretamente. Ese mismo año, el rompió el tradicional ayuno de Cuaresma (comiendo salchichas en público) y escribió en contra del ayuno.

Para el año 1523 estaba listo para llevar sus ideas a una audiencia más grande, y en enero hizo eso mismo antes del Concilio de la Ciudad de Zurich en lo que ahora es llamado el Primer Debate. El Segundo Debate se realizó en octubre, y con aprobación adicional del concilio, más reformas se llevaron a cabo: imágenes de Jesús, María, y los santos, fueron removidas de las iglesias; la Biblia debía tener preeminencia.

Argumentos por encima de la Cena

Las cosas se movieron rápido después de eso. En 1524 él se casó con su esposa, públicamente, insistiendo que los pastores tenían derecho al matrimonio. En 1525, él y otros, convencieron a la ciudad de abolir la Misa, con su énfasis en el milagro de la transubstanciación, y reemplazarla con un sencillo servicio que incluía la Santa Cena, pero solo como un memorial simbólico.

Tal y como resultó, fue la Santa Cena lo que impidió la unión de las reformas alemana y suiza. En una reunión en 1529 en Marburg, con el fin de unir los dos movimientos, Lutero y Zuinglio se conocieron. A pesar de que estuvieron de acuerdo en 14 puntos de doctrina, ellos tropezaron en el número quince: la Santa Cena. En contra de la perspectiva de Zuinglio, Lutero insistió en la presencia literal de Cristo. Zuinglio se frustró. Lutero dijo que Zuinglio era del diablo y que era nada más que “un loco agusanado”. Zuinglio resintió que Lutero lo tratara “como un burro.” Fue evidente que la reconciliación no fue posible.

Zuinglio murió dos años después en batalla, defendiendo Zúrich en contra de las fuerzas católicas y, los planes de difundir la Reforma en la Suiza alemana, se terminaron. Aun así, Zúrich permaneció siendo protestante, y bajo el liderazgo de Heinrich Bullinger, sucesor de Zuinglio, esta singular rama de la Reforma continuó floreciendo.

Publicado originalmente en: Christianity Today

¿Resolver o señalar?

Me encanta la manera en que Jesús trabajaba el problema del pecado.

“Tus pecados te son perdonados.”

“Vete tú fe te ha salvado.”

“Yo tampoco te condeno.”

“Hoy ha llegado la salvación a esta casa.”

Jesús siempre vio el pecado como un problema que resolver no como un motivo para señalar. ¿Por qué? Porque la presencia de Jesús es suficiente por sí misma para convencer de pecado a las personas.

White and eggshellDéjame darte un ejemplo. La ropa blanca tiende a desmerecer, pierde su brillo, cambia de color. Sin embargo si uno nunca ha visto una pieza de ropa nueva, no notará la diferencia.  Si se le pregunta a una persona que solo ha visto ropa blanca vieja sobre el color de una prenda, contestará blanco sin vacilar. Ahora bien, tome una pieza nueva y póngala en medio de la ropa descolorida.  Ante la misma pregunta la persona se dará cuenta de que lo que observaba antes no era realmente blanco.  La presencia de la perfección hace que notemos las imperfecciones.

Un ejemplo más, supón que tienes un envase lleno de aceite viejo.  Queremos limpiar ese envase, así que le echamos agua.  Si observas un minuto verás que el aceite y el agua no mezclan. Más aún que al añadir agua al envase el aceite flota hacia la superficie donde es visible. Cuando la presencia de Jesús entra en nosotros. nuestras imperfecciones flotan hacia la superficie porque el pecado y la presencia de Jesús no mezclan.Oil and water dont mix

Ultimo ejemplo: suponga una persona gravemente herida a la orilla de un camino.  La primera persona que lo ve comienza a señalarle las heridas y a describir todos los golpes. Sin saber nada de medicina comienza a tratar de darle atención médica.  Probablemente lo matará. Suponga ahora que una segunda persona se encuentra con el herido y sin pensarlo se lo hecha al hombro, corre al hospital más cercano, y se lo presenta al médico quien le salva la vida.  ¿Señalaremos el problema o llevaremos a la persona al único quien puede remediarlo?

Más que un momento de recordación, la Santa Cena es un momento para confrontar nuestras vidas frente la presencia de Jesús.  Es ese momento en que dejamos que él nos examine y que compare su ropa blanca contra la nuestra. Es el momento en que permitimos que la presencia de Jesús nos inunde para que afloren aquellas cosas que debemos cambiar.

Nuestro trabajo ministerial es ayudar a resolver el problema del pecado, no señalarlo.  Y la única solución al problema del pecado es la presencia de Jesús. Cuando confrontamos a nuestros hermanos con Jesús, él y solo él los salvará, de la misma manera que lo hizo con nosotros.

*Gracias a Raphael Rosado por haber escrito este artículo.

Principios Básicos para el Ayuno: Desenmaráñenos Espiritualmente

Principios Básicos para el Ayuno: Desenmaráñenos Espiritualmente

Por Cindy North en Engage Magazine

Traducido por Ed Brussa

Principios básicos del ayuno se trata esencialmente de los principios básicos para el desenmarañamiento espiritual.  ¿Qué ocurre en el ayuno espiritual?  Nos liberamos de las cosas físicas que nos atan.

Cosas hermosas sin medida han sido puestas a nuestra disposición por un Creador infinitamente sorprendente. Sin embargo, el “Engañador”, quien ni se asemeja a la hermosura de Dios, intenta distraernos de la glorificación de “Aquél que bendice” para exaltar a “la bendición”. Una vez que hemos sucumbido al deseo de “comfort” antes que al “Comfortador” nos perdemos de experimentar la gloria de Dios o la santidad que Dios tiene para nosotros.

fasting 101_0En Mateo 4:4 Jesús responde a la tentación de Satanás a comer durante su ayuno con las palabras,

No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Tan sólo Dios es el verdadero sustentador de la vida. En Juan 4:31-34 Jesús alude a cómo Él es alimentado al hacer la voluntad de Dios, y en cambio Dios nos ofrece este “pan de vida” en Él mismo. La Santa Cena es nuestro recordatorio de el estar llenos de Dios mismo al tener el “pan” y comerlo.

¿Por qué la oración está vinculada a la oración? ¿Seremos efectivos en escuchar a Dios y obedecerle si estamos deseando cosas y comodidades antes que a Él? ¿Cómo podemos estar en sintonía con lo que Dios quiere y pedir justamente en nuestra oración si no ayunamos? Ya lo estás entendiendo.

Los ayunos en las escrituras se basan alrededor de dos temas centrales. El primero es el de el arrepentimiento personal o comunal en cuanto al pecado (ver Joel 2Jonás 3, y Ester 4) y el segundo propósito era el capacitar para lograr una misión necesaria en obediencia a Dios (Éxodo 24 y 341 Reyes 19).

Vivimos en un mundo que no acepta límites. Lograr nuestra lista de “cosas que hacer antes de morir” se ha vuelto popular debido a nuestra cultura de medios occidentales. Sin embargo, hay sólo un sueño que verdaderamente nos hace sentir realizados en esta vida y es el de Jesucristo y Su misión.

— Cindy North es una autoridad ordenada de la Iglesia del Nazareno. Completó su doctorado ministerial en el Seminario Teológico de Asbury en 2010. Actualmente es adjunta para la Universidad Nazarena de Mount Vernon, y escribe, predica, es mentora y facilita retiros de oración. Ella recide en Olathe, Kansas, Estados Unidos, con su esposo (Rob North Jr.), dos hijos (Quinn y Jordan), y su padre (Phil Shomo Sr.).

Remembranzas de Semana Santa

Diversas opciones de adoración se presentan a los pastores durante la Semana Santa, para ayudar a sus congregaciones a estar en contacto con el desarrollo de la historia de la Pasión de Cristo.

Pocos días quedan para la planificación de estos eventos, entonces si todavía no has comenzado, probablemente necesites escoger solamente algunos de estos eventos.

Aquí hay una lista de posibilidades.

Domingo de Ramos

En algunas comunidades, en Domingo de Ramos se celebra un desfile ecuménico.  Hay iglesias evangélicas que se reúnen a orar para el desayuno en algún centro de la localidad, o se reúnen a orar en un parque de la comunidad, otros marchan a sus respectivas iglesias.

Jueves Santo

Literalmente, este servicio es el “Servicio del Mandamiento Nuevo”.  Celebramos que Jesús nos dio un nuevo mandamiento, “Que os améis unos a otros”.  El servicio de Jueves Santo se desarrolla al rededor de la última cena, donde los discípulos compartieron con Jesús.  Tal vez un servicio basado en el lavarse de los pies o servicio hacia otros será considerado. La santa cena es a menudo ofrecida en la noche del jueves.

Cena tradicional judeocristiana “Seder”

La mayoría de los elementos de la Seder tradicional de los judíos, fueron desarrollados después de la vida de Cristo.  Consecuentemente esto no es parte de la celebración de la pascua que Jesús observó con sus discípulos.  En alguno de los casos, el pastor haría bien en investigar lo que se pretende ser judío de origen, para evitar confusiones y distorsiones.  Todavía hay muchos grupos que podrían aprender a través de la participación en la cena de la pascua durante la Semana Santa.

Viernes Santo

Hay una gran variedad de recursos disponibles para los servicios de Viernes Santo.

“Las Siete Palabras”

El modelo son las últimas siete “palabras,” o frases, que Jesús habló.  Diferentes predicadores cada uno reflexionan sobre una de las frases.  Servicios como esos tienden a ser orientados a la meditación.  Un servicio típico puede tener una canción congregacional, una oración, pensamiento devocional y un tiempo de meditación o llamamiento con música.

Este patrón se repite cada 25 min. o menos.  Este servicio se puede llevar a cabo entre la tarde (12 p.m. – 3 p.m.) o en la noche, dependiendo de la congregación o las necesidades de la comunidad.  Comúnmente ellos “llegan y se van” según su tiempo y necesidad.

Servicio de comunión

Si bien se varía en la composición, este servicio es el centro del sacramento.  Algunas iglesias tienen servicios formales, con música, adoración, oraciones, sermones, etc.  Otros crean un lugar de quietud en el santuario para meditar, con un ministro esperando en el altar, por un periodo de tiempo, para servir la santa cena a las personas que están dispuestos.

Tenebrae

Este es un antiguo servicio que poco a poco se mueve de la luz a la oscuridad durante el curso de la tarde.  El servicio comienza con velas encendidas por todas partes y avanza hasta que una sola vela permanece iluminado.  Esto concluye cuando se extingue.  Este símbolo es muy importante en el servicio, como lo es el uso de la escritura de lo que hizo Dios por nosotros.

Sábado Santo

Usualmente este servicio es de oración, meditación y lectura de las escrituras, algunas iglesias también designan horas para abrir las puertas a la oración que anima.  Un devocional, o guías de oración, pueden ser proporcionados a la oración y contemplación directa.

La Pascua

Aunque la mayoría de los ministros tendrán mucha inspiración en el servicio de Domingo de Resurrección, la variedad puede ayudar a la gente a ver nuevas formas.  Aquí están algunas ideas interesantes para el Domingo de Pascua.

  • Amanecer o un servicio temprano: esto es una grandiosa oportunidad ecuménica.  Adapte a su entorno y vea cómo se pueden construir “puentes” de relaciones con la gente de la comunidad en la madrugada de Pascua.
  • Desfile de pascua: alrededor del mundo algunas iglesias evangélicas marchan desde su templo con pancartas y trompetas al cementerio detrás de su edificio.  Ahí se reúnen con la congregación que adora al otro lado del cementerio.  Juntos pueden leer las escrituras, compartir la comunión y orar.  Después toman turnos cada año sirviendo como anfitriones y proveyendo desayuno para la comunidad.

Venida de Pentecostés

Mientras la pascua es un destino en sí misma, puede también ser el lanzamiento de la plataforma del trabajo de Pentecostés.  Con buenos planes, puedes invitar e incorporar a la mucha gente que viene el Domingo de Resurrección en un camino de 50 días que terminará con el Domingo de Pentecostés.

Celebraciones Externas

Los servicios antes mencionados usualmente son llevados a cabo dentro de la iglesia.  Cada vez más, los pastores cristianos han tenido la iniciativa de buscar las maneras de celebrar Semana Santa en la comunidad.

¿Podría alguno de estos eventos realizarse al aire libre, en el parque o estacionamiento con una gran visibilidad? ¿Podría la iglesia donar alguna despensa a un comedor popular, en honor de Jesús? ¿Podrían proveer una merienda a estudiantes de algún colegio cerca?

Algunas iglesias mueve su servicio de pascua para una escuela local, con el propósito de tener espacio necesario y combinar todos los servicios de adoración en uno, para esta celebración especial.  Es un esfuerzo adicional para invitar a la comunidad a que asista a ese lugar “neutral”.  ¿Qué vas a hacer este año? Le animamos a orar por creatividad e inspiración, cosas que el Espíritu Santo cordialmente proveerá.

Yo También: Una Reflexión Sobre “la Eucaristía Viva”

Eucaristia5

Una reflexión de Rob Bell en su libro Jesús Quiere Salvar a Los Cristianos (“Jesus Wants to Save Christians”):

“Un Cristiano es una Eucaristía viva, permitiendo que su cuerpo se quiebre y su sangre sea derramada para la sanidad del Mundo.  En 1 Corintios 9 Pablo escribe que, “me he hecho a los judíos como judío”, y después, “a los que están sujetos a la ley…como sujeto a la ley”, y entonces “a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley,” y después concluye con, “me he hecho débil a los débiles”.

…Autora Anne Lamott dice que el sermón más poderoso del mundo son dos palabras: “Yo también”.

Yo también.  Cuando estás esforzándote, cuando estás dolido, lastimado, cojo, dudando, cuestionando, no aguantando, a punto de otra recaída y alguien puede identificarse contigo — alguien conoce las tentaciones a tu puerta, alguien ha sentido el dolor que sientes, cuando alguien puede mirarte a los ojos y decir, “Yo también” y en realidad quiere decirlo—te puede salvar.  Cuando no eres juzgado, ni sermoneado, ni menospreciado, sino que alguien demuestra que te entiende, sabe lo que sientes, que no estás solo, eso es ‘Yo también’…

…Para comenzar a entender la Eucaristía, para empezar a captar que el Padre dio su primogénito, significa sentir lo que otros sienten, sufrir cuando ellos sufren, regocijarse cuando ellos se regocijan.  La Iglesia dice al mundo, ‘Yo también'” (pp.150-152).

Eucaristia_Mundo

A %d blogueros les gusta esto: