Archivo de la categoría: Otro

4 Formas de Involucrar a Todos en Evangelismo

Por Ed Stetzer

Muchas personas han caído en la mentalidad de que el evangelismo es un don que algunos creyentes tienen y otros no. La realidad es que, cuando alguien se reconcilia con Dios, Él lo envía para reconciliar a otros. Eso no es un don—todos tenemos la responsabilidad de llevar a Cristo a otros.

El liderazgo pastoral puede recorrer mucho cambiando esas mentalidades. Los pastores pueden y deben equipar al cuerpo de la iglesia para entender su rol en evangelismo. Entre otras cosas, una iglesia puede hacer cuatro cosas para motivar el espíritu y la práctica de evangelismo.

  1. Construir Relaciones

Muy pocos escuchan el evangelio o asisten a la iglesia sin primero estar en una relación. La mayoría de las personas que vienen a Cristo son invitadas por alguien que conocen.

Dios nos llama a evangelizar, incluyendo a nuestra familia, amigos y vecinos. Él nos invita a invitar a otros. Las relaciones interpersonales son la mejor manera de alcanzar a otros.

Tus amigos confían en ti cuando hablas de restaurantes, plomeros, niñeras. Esa misma confianza le da a cada creyente una puerta abierta para presentarle a Jesús a sus amigos.

  1. Motiva al Compromiso

Algunas veces el mundo tiene la idea incorrecta de que ser cristiano significa que nuestras vidas son perfectas. Ellos se sienten desconectados e indignos. Así que cada vez que podemos recordar a nuestra gente y aquellos que están mirándonos, que todos tenemos necesidad de un Salvador, eso ayuda a derribar muros que mantienen lejos de Cristo y la Iglesia a las personas.

La iglesia y su gente deben comprender que nadie atraviesa un mundo quebrantado sin ser quebrantado. Así que mientras ellos se enfrentan a la semana, ellos deben conectar con personas quebrantadas, así como ellos son personas quebrantadas que han conocido a Aquel que restaura todo. Ellos deben ofrecer restauración por medio de Cristo. Eso es evangelismo.

pexels-photo-1162964.jpeg

  1. Eventos Inclusivos

Algunas partes de la iglesia son más exclusivas. La Santa Cena, el bautismo, incluso algunos grupos pequeños son solo para creyentes. Pero la iglesia tiene la libertad, y realmente una responsabilidad de tener reuniones donde los “buscadores” se sienten bienvenidos—lugares donde están listos para el compañerismo. Uno de esos eventos de nivel bajo es la búsqueda anual del huevo de Pascua. Fomentas el compañerismo a través de involucrar a toda la iglesia. Ellos traen a sus amigos, vecinos, y familias.

Realiza estos eventos donde todos pueden estar involucrados. ¿Por qué? Los eventos pueden mostrar amor por nuestra comunidad e incrementar visibilidad para invitar personas a nuestra iglesia. Múltiples relaciones pueden desarrollarse en estos eventos inclusivos y abiertos. Finalmente, estas relaciones pueden llevar a la persona a Cristo.

  1. Enseñar Bien

El evento de la búsqueda del huevo de Pascua, mencionado anteriormente, es un avance. Pero algo más grande sucede cuando realmente predicamos sobre la resurrección–queremos llevar a las relaciones, de algo tan simple como un evento de niños, a algo tan importante como el evangelio.

Y, no solo predicamos acerca de la resurrección en un domingo.

Nuestra gente entiende que después de traer a sus amigos al evento comunitario de la iglesia, existirá un impulso intenso del evangelio en las semanas próximas. Nos llamamos el uno al otro, y los líderes del Grupo de Vida hacen llamadas. Todos saben que todos deben invitar a sus amigos a escuchar sobre Jesús.

Enseñamos el evangelio bien y una y otra vez.

Acercamiento Holístico

Es una asamblea plenaria. Hacemos todas estas cosas en olas al mismo tiempo, pero no las hacemos todo el tiempo. Primavera y otoño, verano e invierno, en misión para compartir a Jesús.

Todos están a bordo. Todos entienden que el liderazgo de la iglesia proveerá oportunidades para que sus amigos escuchen el evangelio, pero sus amigos son su responsabilidad. No conozco a sus amigos. Ellos sí. No puedo invitar a sus amigos. Ellos sí. Y deben hacerlo.

El evangelismo es responsabilidad de todos.

Podemos quejarnos de la falta de actividades evangelísticas en nuestras iglesias, pero esto recae sobre el liderazgo. Que como liderazgo creemos una cultura de evangelismo. Cuando la iglesia ve que somos intencionales y serios sobre crear un camino, es más factible que ellos se comprometan con sus amigos y los inviten a ese camino

¿Qué ha hecho tu iglesia para asegurar que todos participen en evangelismo? ¿Cuál será la razón por la que las personas “dejan caer la pelota” en el área de evangelismo?

*Este artículo fue publicado originalmente en: Edstetzer.com

Copa Mundial 2018

¡Hola, lectores! Y, ¡saludos desde la Copa Mundial 2018! Nuestra familia ha estado ahorrando y planeando estas vacaciones por cinco años y estamos eufóricos. Tenemos boletos para dos partidos y esperamos obtener boletos para un tercero mientras estamos en Rusia. Llegamos ayer (25 de junio) a Moscú, y nos estamos recuperando del “jet lag” (desfase de horario) antes de asistir a ¡nuestro primer juego hoy (Francia vs Dinamarca)!

1400609-DMQeZnVXUAEwMGU.jpg.png

36188216_10157527269847892_9018254410366582784_n.jpgEn el mes pasado, algunos amigos y conocidos han preguntado porqué dedicaríamos el tiempo y dinero para ir a Rusia y asistir a la Copa Mundial, específicamente si Estados Unidos no calificó esta vez (para ser honestos ¡todavía sigo avergonzado por eso!). Otros se han preguntado porqué ocasionalmente escribo acerca de deportes en este blog que normalmente es dedicado a misiones, liderazgo, etc. Los aficionados del futbol que leen esto lo entienden completamente, así que no necesito persuadir a todos. Pero para los otros, aquí están las razones por las que la Copa Mundial es muy importante para mí y porqué hemos escrito acerca de ello en este blog por tres ciclos seguidos (2010, 2014 y 2018): 

  1. La cultura – y las culturas – me fascinan. En el aeropuerto de Londres, estábamos con personas de siete países diferentes, todos yendo a la Copa Mundial. Todos nos veíamos diferentes, hablábamos diferentes idiomas, y vestíamos diferente por supuesto. Pero existe respecto – e incluso aprecio – por las diferencias aquí que pueden resultar instructivas en un mundo de tanto etnocentrismo. ¿Cómo podemos aprender unos de otros? ¿Cómo estas personas enriquecen mi vida y conocimiento?
  2. Pasión, pasión, pasión. Una vida sin pasión ¡es una triste existencia! Confieso que me cuesta trabajo comprender cómo las personas pueden flotar a través de la vida sin urgencia o emoción. Y admítanlo: ¡la Copa Mundial es EL lugar para encontrar aficionados y jugadores que están locos por el futbol y su país! ¿Vieronal director técnico de Brasil que celebró tanto que se tropezó y cayó después de un gol a Costa Rica? ¿O los panameños celebrando su primer gol en una Copa Mundial, aunque perdieron el juego 6 a 1? ¿Sabías que el gol de México contra Alemania probablemente causó un sismo en la Ciudad de México por la euforia en esa mega ciudad? Sí, pasión.
  3. Los deportes pueden ser un microcosmo en la vida. Los deportes están basados en resultados. Si tienes éxito, eres recompensado; si tienes un bajo rendimiento, hay consecuencias. Esto no quiere decir que el equipo más talentoso es el que siempre gana; algunas veces los no favoritos mejor preparados pueden sorprender (Vean: Islandia vs Argentina). Pero incluso eso nos da una lección. Hay muchas cosas que he aprendido de los deportes sobre el trabajo en equipo, la perseverancia, el liderazgo y la integridad. La Copa Mundial sacará lo mejor y lo peor de muchos jugadores, aficionados y directores técnicos. Pone un lupa sobre nuestro carácter.

rusia-inauguracion.jpg

Esas son solo 3 de muchas razones por las que escribo sobre deportes y la Copa Mundial en un blog que se espera ayude a Transformar el Mundo. Podría seguir y seguir, pero ahora es momento de ir hacia el estadio – ¡quién sabe qué cosas asombrosas experimentaremos ahí y en la siguiente semana!

Actualización – Cuba y Nicaragua

Los últimos dos meses han sido difíciles para nuestra Región Mesoamérica, sin embargo hemos visto el amor y fidelidad de Dios. La siguiente información es una actualización sobre lo que ha pasado en las últimas semanas en Cuba y Nicaragua, queremos animarles que sigan orando por estos países. 

CUBA

Un grupo de pastores de toda la región de Mesoamérica viajó recientemente a Cuba para brindar apoyo luego del accidente aéreo en donde fallecieron 10 matrimonios pastorales. Dhariana Balbuena, coordinadora de Ministerios Nazarenos de Compasión para la Región Mesoamérica, compartió su experiencia durante este tiempo.

Damos gloria a Dios por los milagros que están sucediendo en medio de la pérdida experimentada por nuestros hermanos y hermanas por concecuencia del accidente aéreo.

Durante nuestra visita, junto con otros líderes regionales, pude experimentar la misericordia de Dios a través de las historias compartidas durante el servicio funerario de una de las fallecidas en el accidente aéreo. La hermana María Salomé era una sierva de Dios. Ella también era ingeniera civil y con su entrenamiento pudo ayudar a muchos cubanos. Muchas personas testificaron de haber sido ayudadas por la Hermana María.

Fue maravilloso escuchar que 37 personas recibieron a Cristo durante uno de los servicios funerarios y muchos más también recibieron a Cristo en los diferentes servicios de celebración de vida.

La madre de uno de los pastores fallecidos recibió a Cristo durante su servicio fúnebre que se celebró en la misma iglesia que él solía pastorear.

Estamos muy agradecidos por la solidaridad de nuestros hermanos y hermanas de la Región Mesoamérica y la iglesia global, por sus oraciones, apoyo financiero y por las palabras de aliento que han sido de bendición para los niños huérfanos y los familiares de los fallecidos.

Dios se glorifica aún en medio del dolor y su amor transciende la aflicción.

ejemplos-de-solidaridad-823x400.jpg

NICARAGUA

El país de Nicaragua está en una crisis que comenzó en abril de 2018, cuando las protestas provocaron la violencia.

Según grupos de derechos humanos, más de 100 personas han muerto y miles más están heridos o desaparecidos. Las ciudades más afectadas son Masaya y Managua. Muchos han perdido sus empleos y han cerrado sus negocios, decenas de barricadas alrededor de la nación han paralizado el tráfico. 

En medio de esta situación inestable, iglesias nazarenas han continuado reuniéndose para la adoración y oración. Las iglesias han reprogramado sus tiempos de reunión o se reúnen en casas como medida de seguridad. Voluntarios nazarenos también han entregado alimentos a 150 familias en Masaya, donde las protestas han conducido a la escasez extrema de alimentos.

La oficina del distrito nazareno se vio obligada a cerrar el pasado 29 de mayo. El distrito también tuvo que cancelar varios grupos de Trabajo y Testimonio que fueron programados para trabajar en edificios de iglesias locales, incluyendo un equipo de Costa Rica que planeaba trabajar en el Seminario Nazareno en Nicaragua.

Líderes de la iglesia en Nicaragua están monitoreando la actividad de las protestas para determinar el mejor momento para volver a abrir.

“Esta situación nos trae gran dolor,” dice el Reverendo Maria Antonia Ponce, que sirve como el Superintendente del distrito Nazareno en el área. “Pedimos como el cuerpo de Cristo, se unen en oración por la paz en Nicaragua.

Cómo puedes ayudar

Orar

Por favor ora por las iglesias, familias e individuos afectados por los recientes enfrentamientos. Ora especialmente por quienes han perdido a sus seres queridos. Ora por los que no pueden trabajar o viajar libremente. Ora por quienes experimentan algún trauma, que sientan la paz y presencia de Dios. Ora por la paz en la nación. Ora por los líderes de la iglesia y las iglesias respondiendo a las necesidades a su alrededor. Para enviar una oración o una nota de ánimo, ve a ncm.org/pray.

Dar

Iglesias y personas de todo el mundo pueden proporcionar apoyo a través del Fondo de Ayuda para Catástrofes de Mesoamérica: Fondo de Crisis de Nicaragua. Las donaciones se utilizarán para atender necesidades inmediatas, incluyendo comida y agua. 

(Por favor ofrenda a través de tu iglesia local o distrito, destinando tu donación a Fondo de Ayuda para Catástrofes de Mesoamérica: Crisis de Nicaragua.) 

–Esta información fue publicada originalmente en: mesoamericaregion.orgnazarene.org y ncm.org.

8 Formas de Destruir un Matrimonio

El día de ayer mi esposa y yo celebramos nuestro 18º aniversario de bodas. Aparte de mi salvación y santificación, Emily probablemente ha sido el regalo más extravagante de Dios para mí a través de los años. Hemos compartido lágrimas y muchas risas. Y hoy nos amamos el uno a otro más que en el día de nuestra boda – de hecho, ¡muchísimo más!

Hace muchos años leí un artículo de Dave Willis sobre cómo destruir un matrimonio. No te sorprendas; el propósito de él para escribir sobre relaciones destruidas fue ayudar a sus lectores EVITEN tal devastación. En esa línea de pensamiento, mientras mi esposa y yo celebramos nuestro aniversario de bodas, con cierta ironía comparto las 8 Formas de Destruir un Matrimonio de Dave Willis.

A medida que he interactuado con parejas de todo el mundo, he descubierto que la mayoría de los problemas matrimoniales pueden reducirse a algunos errores mortales (pero también muy comunes). Aquí está una lista de los comportamientos más comunes que acaban con los matrimonios. Evítalos a toda costa y estarás tomando un gran paso hacia construir un matrimonio ¡a prueba de divorcio!

pexels-photo-388238.jpeg

 

  1. Dejar de comunicarte con tu cónyuge.

La comunicación le hace a un matrimonio lo que la respiración a los pulmones. La comunicación es el sustento de cualquier relación, así que si dejas de comunicarte con tu esposo(a), estás eligiendo que tu matrimonio padezca de una de sus necesidades más básicas.

  1. Confiar en un “amigo(a)” del sexo opuesto.

Uno de los patrones más comunes que he visto entre parejas divorciadas es aquel en el que los esposos desarrollan un vínculo con alguien del sexo opuesto, para apoyo emocional en lugar de buscar ese apoyo con su pareja. En el momento que permites que alguien más tome el lugar de tu esposo(a) en tu mente, tu corazón o tu cama, has elegido destruir tu matrimonio.

  1. Dejar de hacer el amor.

El sexo es un regalo dado por Dios para traer satisfacción, intimidad y unión mutua al esposo y la esposa. En el momento en que dejas de priorizar lo que sucede en la habitación, tu matrimonio podría estar dirigiéndose al juzgado.

  1. Menospreciar, regañar o insultar a tu cónyuge. 

Tú debes ser el motivador más grande de tu pareja, ¡no su crítico más grande! Si su comunicación ha tomado un tono negativo constantemente, también su matrimonio rápidamente tomará un tono negativo.

  1. Guardar secretos a tu cónyuge. 

Los secretos en el matrimonio son tan peligrosos como las mentiras. Si empiezas a esconder dinero, conversaciones, o cualquier otra cosa, de tu cónyuge, estás eligiendo sabotear tu relación. 

  1. Culpar a tu cónyuge de tus problemas.

Las parejas que lo logran son aquellas que trabajan juntas para encontrar soluciones. Las parejas que no lo logran son aquellas donde se culpan el uno al otro en lugar de apoyarse mutuamente.

  1. Rodearse de personas que no conocen o a quienes les desagrada tu cónyuge. 

Tener los amigos incorrectos puede destruir tu matrimonio. Si te rodeas de personas que apoyan tu matrimonio, probablemente tu matrimonio mejore. Si te rodeas de personas que no apoyan tu matrimonio, entonces necesitas nuevos amigos. 

    8. Rendirse.

Las parejas que lo logran no son aquellas que nunca tuvieron una razón para divorciarse, simplemente son quienes eligieron encontrar una manera de resolverlo. Ellos han descubierto que un “matrimonio perfecto” solo son dos personas imperfectas ¡quienes se rehúsan a rendirse como pareja!

COM – Costa Rica, 2018

Misión Global Área Central te invita a su Campamento de Orientación Misionera, del 7 al 9 de Septiembre de 2018. Para más información visita la página de Facebook: Misión Global Costa Rica.

4fc95d7c-24f2-4b6f-80b5-a87d99817284.JPG

Una Súplica para no Unirte a los Desilusionados: Resistiendo el Cinismo que Marchita el Alma en el Ministerio

Por Scott Armstrong

Yo era un misionero novato, nuevo en el campo y ansioso por cambiar el mundo. Estaba hablando con una colega misionera, quien había servido por casi una década, sobre un asunto delicado de la Iglesia tanto en el campo misionero como en casa. En un momento dado, con optimismo, expresé que todo se resolvería pronto. Ella movió sus ojos y negó con la cabeza como si fuera una sabelotodo: “Espera un par de años. Tú vas a estar tan desilusionado como el resto de nosotros.”

¡¿Qué?! Esto sucedió hace años, y todavía lo recuerdo vívidamente. ¿El ministerio y las misiones se convertirían gradualmente en una carga constante, a través de esperanzas rotas y creciente desconfianza en el liderazgo? ¡Yo no firmé para esto – y mucho menos era mi llamado!

Recientemente escuché a Matt Chandler en una de las Conferencias de Plantación y Multiplicación de Iglesias: Exponencial. Él compartió una historia, llevó a su hija de siete años a un show de Hadas de Disney. Ella estaba tan emocionada que se puso un disfraz de hada. Su papá había comprado muy buenos lugares y el rostro de ella resplandecía mientras se iban acercando a la primera fila.

asientos-del-teatro_2208160

Sin embargo, desde esa sección en particular del auditorio, Matt se dio cuenta que ellos podían ver detrás del escenario a todas las hadas poniéndose sus disfraces, y donde el director del escenario estaba indicando a los actores cuando tenían que entrar y salir. Los artículos de utilería eran preparados y llevados al escenario.

La hija de Matt empezó a enfocar más su atención en lo que estaba pasando tras bambalinas en lugar de ver la magnífica producción que estaba justo frente a ella. En cierto momento ella se inclinó hacia su papá y le dijo, “Esas no son hadas reales. Solo son personas disfrazadas.”

Ya no había asombro en su voz. Ella perdió la magia.

¿No sucede lo mismo con nosotros a medida que avanzamos en la vida, y específicamente en el ministerio? Si hemos estado en esto por más de algunos años, hemos visto mucha suciedad en la iglesia, y esto no está relegado a la persona laica promedio. Por experiencia (y también, ¡algunas veces debido a nuestro egoísmo y malas decisiones!) vemos tras bambalinas y empezamos a entender lo bueno, lo malo y lo feo en el liderazgo. Comenzamos a usar frases como: “sobreviviendo” y “en la lucha” para describir nuestro trabajo diario. Definitivamente, ¡la emoción se fue!

No podemos ser ingenuos – hay mucho de la vida y del ministerio que es difícil y cansado. Estas noticias no deberían sorprendernos a ninguno de nosotros.

Al mismo tiempo, un vistazo detrás del escenario no tiene porqué quitar la magia del ministerio. Parte de madurar en el servicio a Cristo y a su pueblo no debe significar que eventualmente, y por defecto, ¡nos desilusionemos!

Así que, ¿cómo resistimos este lento avance hacia el cinismo? En mi siguiente entrada ofreceré algunas sugerencias importantes que me han ayudado personalmente a mantener un fervor espiritual y a no desilusionarme en el ministerio.

Miedo…y Palomitas

Por Cathy Spangler

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Tim. 1:7).

El miedo es algo que se construye. Enseñamos a nuestros hijos a tener “miedo” a una estufa caliente o al tráfico. El miedo nos protege del peligro algunas veces; en otras palabras, muy frecuentemente es saludable tener miedo.

Entonces ¿por qué la Biblia dice millones de veces “No tengas miedo”?

Hace unos momentos dejé que mi caballo, Palomitas, fuera a pastar. Cuando abrí la puerta, él me miró como si yo lo estuviera amenazando. Él resopló y se hizo para atrás. Entonces me di cuenta que mi abrigo estaba agitándose por el viento y eso lo estaba asustando. Ninguno de los otros caballos notó mi abrigo…solo estaban emocionados por la libertad de poder salir. Mientras lo animaba con cariño, mi caballo finalmente consiguió que pasaran sus nervios y galopó tan rápido como pudo.

Palomitas es un caballo de 21 años, cuarto de milla, que compré hace 6 años. Él había tenido problemas de “confianza” cuando comencé a montarlo; siempre estaba asustado por algo. Una vez, cuando mi esposo y yo estábamos en una cabalgata, un sistema de riego automático se acercó a nosotros – uno de los que va y viene. Palomitas estaba aterrorizado y giró en círculos porque yo no lo dejaba escapar. Él tropezó, cayó y clavó mi pierna debajo de él.

animal-brown-horse.jpg

Después de pasar una noche en el hospital, me recuperé. Pero me di cuenta que ahora yo también tenía un problema con el miedo. Cuando monté a Palomitas y se asustó, yo también me asusté. Un año después, ¡Palomitas se asustó y cayó conmigo otra vez! Esta vez no me lastimé, pero el miedo era algo que había dominar incluso para montarlo.

Cuando le presenté toda esta situación al SEÑOR, Él señaló que mi miedo no solo estaba relegado a montar a Palomitas. De hecho, mi miedo estaba impidiendo que Él me usara en diferentes áreas de mi vida.

Me da miedo manejar en ciudades.

Me da miedo no agradarle a los demás o de no ser efectiva.

Me da miedo pararme frente a las personas.

Me da miedo el conflicto o la confrontación.

Parecía que Dios estaba diciendo, “Te digo ‘no tengas miedo’ porque el miedo se interpone entre nosotros. Tu miedo necesita ser rápidamente reemplazado por confianza o este espíritu de cobardía encontrará un punto de apoyo. ¡Te está robando tu poder, tu amor, tu dominio propio! ¡Deshazte de tu miedo a través de estirar tu fe!”

Debido a su miedo continuo, no puedo montar más a Palomitas. ¡Es tan decepcionante! Ese caballo es pequeñito, bonito y dulce pero no puedo usarlo para nada. Ojalá que nunca se diga de mí que Dios me ama, pero que no puede usarme por mi miedo abrumador. No – Estoy arrepintiéndome y renunciando a mis miedos. Estoy reemplazando la cobardía por la fe y diciéndome a mi misma cada día, “NO TENGO un espíritu de cobardía, ¡sino de poder, amor y dominio!”

¿Y qué hay de ti?

 

7 Errores Comunes de Comunicación Para Evitar

Por Dan Reiland

Algunos de nosotros nunca tendremos ese gran talento dado por Dios para “mover a las masas,” pero todos podemos mejorar nuestras habilidades de comunicación pública para satisfacer la necesidad donde Dios nos ha colocado.

No importa si hablas a un salón con 50 personas o 3 mil personas, los elementos fundamentales de buena comunicación son los mismos. Yo no predico mucho, pero enseño mucho. Esto no me deja fuera. Hay profesores aburridos así como hay predicadores aburridos.

Como líderes, todos tenemos la responsabilidad de convertirnos en mejores comunicadores, incluso si la enseñanza no es central en nuestro rol.

¡Aquí están 7 de los errores más comunes, evítalos y te sentirás mejor!

conferencia.jpg

1) Hablar demasiado tiempo.

Una buena regla es mantener tu charla más corta si no es tu don principal. Incluso si eres bueno, establece un límite de tiempo y manténlo. Las personas responden mejor cuando saben con qué pueden contar. En pocas palabras, cuando llegues al final de tus notas, detente.

Si “necesitas” comunicarte durante más tiempo en un ambiente de enseñanza, hay varias cosas que puedes hacer para dividir el tema y ayudarte a mantenerlo más interactivo.

2) No saber cómo cerrar.

¿Cuántas veces has escuchado a un orador que parece ir en círculos para siempre? Querías gritar: “¡Aterriza el avión!” (¡Termina!) Patti, mi esposa, solía tener una señal con la mano que me indicaba que aterrizara el avión.

Cuando escribas tu discurso, tienes que saber hacia dónde te diriges. Ten un propósito singular en mente y responde estas dos preguntas. ¿Qué quieres que ellos sepan? ¿Qué quieres que hagan? Termina con precisión y claridad en tu motivación o desafío espiritual.

Los comunicadores expertos tienen un propósito singular en mente y saben cómo cerrar.

3) Buscando aprobación, en lugar de cambio.

Al igual que un buen liderazgo, la buena comunicación comienza con la autoconciencia. Complacer a los demás y la inseguridad son grandes obstáculos para una buena comunicación. Te preocupas demasiado por lo que la gente piense de ti que te centras en ellos.

Saber quién eres y sentirte cómodo con lo que eres es una parte importante de una gran comunicación.

Los comunicadores que son seguros de sí mismos se mantienen alejados de cosas como la exageración, o forzar el humor solo para hacer reír, y suavizar la verdad.

El objetivo final de cualquier comunicador en la iglesia local es mover a las personas hacia el cambio para su bien, de acuerdo con los valores bíblicos y la vida de Cristo.

4) Demasiado contenido, muy poca aplicación.

A todos nos gusta dejar que nuestro conocimiento bíblico salga de vez en cuando, y obviamente es bueno ser apasionados por las Escrituras. Pero el objetivo de nuestra comunicación no es información; es transformación Eso hace que la aplicación sea increíblemente importante.

Recuerdo que las epístolas son básicamente mitad contenido, mitad aplicación. Menos es más. Francamente, es más trabajo reducir el contenido. Como comunicador, debemos hacer el trabajo, no hacer que los oyentes trabajen para comprender lo que estamos diciendo.

Recuerda, ¿qué quieres que ellos sepan y qué quieres que hagan?

5) Integridad intelectual sobre intensidad espiritual.

El estudio diligente es una parte vital de la buena comunicación, pero la oración trae el verdadero poder que cambia la vida.

Tu preparación en el estudio es una disciplina requerida; no puedes comunicar un sermón o una lección esto. La verdad es que podemos comunicar un mensaje sin oración. Eso da miedo y hace que la charla sea casi inútil en términos de eternidad.

Uno de los atributos que más respeto, y que aprendí de nuestro pastor principal, Kevin Myers, es un profundo compromiso y pasión por la oración. La oración es una parte profundamente integral de tu preparación para comunicar cualquier cosa. Los resultados son obvios.

6) Sin Conexión.

Tu capacidad de ser auténtico y conectarte a un nivel del corazón crea la mejora más notable en tu comunicación.

Las historias son una de las mejores formas de conectar, y puedes aumentar tu conexión mejorando tu capacidad para contar una historia. La autenticidad te hace ganar mucha confianza en la sala.

Leer la audiencia también es clave para que entiendas qué tan bien te conectas. Un “orador público” habla a las personas, un comunicador tiene una conversación con la gente. Él o ella ve y siente la temperatura emocional de la audiencia y ajusta el tono de la conversación a medida que avanzan.

7) Subestimar la importancia de la motivación.

Cuando hay cambio, la verdadera transformación es la meta (Romanos 12:2, Efesios 4: 11-16), simplemente no puedes dejar de motivar a quienes les hablas.

Un buen comunicador siempre da esperanza. Ayuda a la gente a creer que pueden hacerlo, y Dios los ayudará con la parte que no pueden hacer solos.

No se trata de pelusa, cristianismo light (ligero) o gracia barata. La motivación se necesita para inspirar a la gente primero a querer cambiar y, en segundo lugar, elevar la confianza en sí mismo lo suficiente como para intentarlo.

Este artículo fue publicado originalmente: danreiland.com

A %d blogueros les gusta esto: