Archivo del sitio

Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias

Durante las próximas semanas estaremos compartiendo sobre “Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias,” un material escrito por el Pbro. Manuel Molina, quien ha servido como pastor, misionero y plantador de iglesias en México.

Cuando el evangelio se abrió paso en nuestras tierras, corrió a través de predicadores itinerantes que regaban la semilla de la Palabra sin esperar recoger el fruto; la meta era que la gente escuchara las Buenas Nuevas. Y hasta se cantaba: “sembraré la simiente preciosa del glorioso evangelio de amor…y dejaré el resultado al Señor.” Con el paso del tiempo, las denominaciones cristianas que vinieron a nuestro país pusieron énfasis en formar iglesias para enseñar a los nuevos creyentes. Hoy sabemos que la mejor forma de hacer que avance el reino de los cielos es plantando nuevas iglesias en las comunidades. Cuando una iglesia saludable se establece en la comunidad, hace que todo el vecindario sea impactado con el poder del evangelio. Los desesperados encuentran esperanza, los enfermos son sanados, los pecadores son perdonados, los viciosos son transformados, y las fuerzas del mal retroceden para dar paso a los valores de la Palabra de Dios. No hay otra cosa que impacte más a una comunidad que el establecimiento de una iglesia sana creciente. Fue el mejor invento de Dios para organizar a sus discípulos para cumplir la Gran Comisión.

pexels-photo-1072824.jpeg

Los Diez Pasos no son una clave mágica o única para plantar iglesias, pero han sido descubiertos en la práctica por plantadores en el campo; pueden simplificar el proceso de planificación y le proporcionan al fundador de iglesias los medios que le permiten enfocar sus energías y recursos en aquellas áreas que producirán los mejores resultados. Si se sigue el orden de los pasos, la iglesia se desarrollará de acuerdo con los principios y metas que el plantador desea, el orden es importante, pero puede cambiarse o adaptarse en algunos casos.

***Descubre el paso uno en el artículo de la próxima entrada.

 

 

Diez Observaciones Sobre las Estadísticas Globales de la Iglesia del Nazareno 2018

Por Scott Armstrong

El Secretario General David P. Wilson y los Servicios Nazarenos de Investigación, recientemente lanzaron los reportes anuales de la Iglesia del Nazareno para 2018(disponibles en: español). Estos reportes detallados documentan las actividades misionales de la denominación, en una escala global muestran el crecimiento para la Iglesia del Nazareno durante el año estadístico, así como el continuo crecimiento durante la década pasada.

¡Hay mucho por lo cual debemos estar agradecidos! ¡Dios se está moviendo en el mundo y en nuestra denominación!

Statistics2018.jpeg

En un próximo artículo, estaré ofreciendo algunas observaciones específicamente sobre las estadísticas de Mesoamérica. Sin embargo, por ahora, y como he hecho en el pasado, he leído el documento y comparto a continuación mis observaciones iniciales:

  1. La membresía de la denominación ha crecido constantemente durante los últimos 10 años, aunque el crecimiento del año pasado fue escaso. La membresía ha aumentado de aproximadamente 1.8 millones en 2008 a cerca de 2.58 millones en 2018. Además, en ningún año de la última década vimos un declive en la membresía alrededor del mundo. Un crecimiento de más del 40% en solo 10 años ¡es muy alentador! Sin embargo, el crecimiento el año pasado fue tan solo de 1.13% (léase #4 para conocer la razón).
  2. Por primera vez en una década hemos reportado una disminución en el número de iglesias. En 2017, 30,875 iglesias fueron reportadas, y en 2018, 30,712 fueron reportadas. Se debe observar que el descenso puede ser visto desde una perspectiva positiva en este sentido: mientras que el número de misiones decreció (tomando las cifras totales con ellas), muchas de esas “iglesias no organizadas” muy seguramente se volvieron organizadas, lo que se refleja en una disminución de ese número en un 0.58%. Aún así, el año pasado organizamos el menor número de iglesias que en cualquier otro año de la década pasada. Una cosa es cierta: ¡necesitamos seguir enfatizando la plantación de iglesias!
  3. De las seis regiones mundiales, África y Eurasia están marcando el paso. África creció 7.3% el año pasado, y 29.3% de los nazarenos en el mundo son africanos. En algunos años es probable que uno de cada tres nazarenos alrededor del mundo se encuentre en ese continente. En lo que a Eurasia se refiere, su membresía es más del doble en la última década (un crecimiento del 112%).
  4. La membresía en las regiones de Sudamérica y Estados Unidos y Canadá ha disminuido. El descenso del -11.52% en la membresía de Sudamérica en un inicio parece alarmante. Sin embargo, los Servicios Nazarenos de Investigación informan que un distrito había duplicado el número de miembros en plena comunión en su reporte en 2017, y los 52,550 miembros menos, reportados en 2018, son una corrección del año previo. Por lo tanto, puede verse como una “pérdida artificial” (así como el supuesto crecimiento en ese distrito en 2017 puede etiquetarse como una “ganancia artificial”). El descenso en la membresía de la región de Estados Unidos y Canadá es otra historia. Mientras que la Iglesia global ha crecido 40% en los últimos diez años, la membresía en esos dos países ha disminuido un -4.57% durante la misma década.
  5. Un gran número de nuevos nazarenos están siendo recibidos por traslado de otras denominaciones (11.46%), mientras que un número menor de nazarenos están siendo recibidos por profesión de fe, en comparación con la década pasada (-9.47%). Es emocionante ver que otros cristianos están cambiando su membresía quizá por una concordancia con la doctrina o por experimentar el amor de las iglesias nazarenas. Al mismo tiempo, la mayoría de los cristianos de la Gran Comisión estarían de acuerdo que nuestro crecimiento primario debe ser resultado de alcanzar con las buenas nuevas a aquellos que no conocen a Cristo.
  6. El énfasis denominacional sobre discipulado durante los últimos 10 años parece estar rindiendo frutos numéricos. La asistencia a la Escuela Dominical y Discipulado ha crecido 62% en la última década, un número mucho mayor que la estadística de la membresía total. Para ponerlo de otra manera, el año pasado la asistencia al discipulado representó el 51% de la membresía total, mientras que en 2008 ese porcentaje era solamente de 44%. Parece que un número mayor de nuestros nazarenos son parte de algún grupo de discipulado semanal, y/o que nuestros pastores y líderes están aprendiendo cómo reportar más adecuadamente una variedad de formas de discipulado que se están llevando a cabo.
  7. Dios está llamando y la Iglesia está ordenando a más y más líderes. Un porcentaje de 21% más de líderes y 48% más de diáconos, han sido ordenados desde 2008. El número de ministros licenciados también sigue incrementando. Un rápido crecimiento de la Iglesia requerirá más y más líderes para predicar, servir y administrar los sacramentos. ¡Alabamos a Dios por el creciente número de pastores y laicos respondiendo al llamado de Dios de pastorear a su pueblo!
  8. La membresía en la Juventud Nazarena Internacional ha crecido solo 3% en 10 años. Vuelvo a señalar eso: mientras que la membresía total ha crecido 40% desde 2008, la JNI ha crecido solo un 3%. El total del año es 0.53%. Me faltan las palabras. El año pasado señalé este asunto, y me preocupa que cualquier súplica para hacer ajustes esté llegando a oídos sordos. Todas las iglesias quieren que la juventud esté presente, ¿pero cuántas están dispuestas a cambiar para alcanzarlos y cuántas, entonces, están dispuestas incluso a cederles el liderazgo? Si no decidimos intencionalmente, de todo corazón, invertir nuestro tiempo, recursos y amor en nuestros niños y jóvenes, habremos perdido nuestra oportunidad para ser agentes de cambio en la sociedad en los próximos 50 años.
  9. Las ofrendas para Misión Global (Fondo de Evangelismo Mundial + Ofrendas Especiales Aprobadas + Otros Intereses Globales) incrementaron considerablemente. ¡Un crecimiento del 5.6% es emocionante! Refleja una mayordomía y compromiso profundos alrededor del mundo. Dicho esto (véase #10)…
  10. Tenemos un camino largo por recorrer en lo que se refiere al Fondo de Evangelismo Mundial (FEM). En la primera página del reporte la evidencia no puede negarse: exactamente un tercio de las Iglesias del Nazareno en el mundo dieron, de sus ofrendas que no son destinadas a misiones, el mínimo esperado de 5.5% o más al FEM. Hay que reconocer, en un aspecto positivo, que ese número es mucho más grande que el del año anterior: solo 26.8% de las congregaciones en el mundo dieron el monto total en 2017. Aún así, ¡casi 29% de nuestras iglesias no dieron nada al FEM el año pasado! Y 96% de todo el FEM provino de una sola región: Estados Unidos y Canadá. En todo el mundo ¡tenemos que mejorar! Hemos sido bendecidos por el FEM durante mucho tiempo; ahora nos toca bendecir a otros. Así como un pastor dominicano amigo mío, quien está en proceso de transferir sus credenciales a nuestra denominación, me dijo una vez, “¡¿Cómo una iglesia puede llamarse nazarena si no está dando al Fondo de Evangelismo Mundial?!” ¡Buena pregunta, José Luis!

¡Vaya! Eso fue mucho, lo sé. Aún así, indudablemente omití docenas de observaciones significativas. ¿Qué información destacarías, después de leer este documento? ¿Cuál de mis diez observaciones te alienta o te alarma más?

ENFÓCATE – Máxima Misión

Una vez más la Iglesia del Nazareno en República Dominicana se unió para bendecir una comunidad y plantar una nueva iglesia que comparte del amor de Dios, en esta ocasión el Distrito Nordeste en la ciudad de Bonao realizó su primera Máxima Misión, con el apoyo de otros 3 distritos, los cuales se unieron a una jornada de amor y trabajo durante 4 días.

dcd43592-0315-4e35-a7fe-cec691182b03.jpg

Los días 21 al 24 de septiembre, la comunidad de Los Arroces en Bonao fue impactada por medio de compasión, servicio, evangelismo, discipulado y comunión; alrededor de 40 jóvenes de República Dominicana y Haití, aportaron sus dones y talentos para bendición de esta comunidad.

aa088ef0-e035-4385-a3c0-80c7bb261a99.JPGSe formaron equipos de baloncesto y mediante el juego se predicó el mensaje de salvación a los jóvenes de la comunidad y 8 de ellos recibieron a Jesús en su corazón; también se realizaron actividades con niños y adolescentes, una charla  para mujeres sobre su valor y belleza, un torneo de dominó, y un gran servicio de clausura el domingo por la noche con presentaciones de danza y teatro, donde 3 personas recibieron al Señor. 

 


Este gran proyecto finalizó con la celebración de 12 adolescentes, de la Iglesia del Nazareno en Bonao, quienes fueron llevados a las aguas bautismales en el último día.

La comunión, el dinamismo, el amor y el deseo de servir fue lo que unió a este gran equipo a realizar esta obra misionera. Durante las actividades realizadas pudimos ver cómo Dios trabajaba en la vida de la comunidad por medio de sus siervos.

 

“ENFÓCATE – Niégate, Ríndete, Sígueme” fue el tema de este gran encuentro, con el propósito de que nuestros jóvenes entendieran la importancia de estar enfocados en el llamado de la Gran Comisión, “Id,” “haced,” “discípulos,” tres componentes, un solo mandato.

 

“A mis 16 años me sentí muy bien de participar en esta gran actividad, participé en una presentación teatral y un señor se acercó a mí y me dijo que no es nada estar nervioso, pues si tiemblas es porque la presencia de Dios está cerca y la estás sintiendo, en este momento esto me llenó de valentía y gozo; las estrategias que pude utilizar al evangelizar en los colmados, casas y en las calles de la comunidad me hicieron sentir que Dios estaba con nosotros y estaba hablando a la vida de las personas a través de mí.” Ángel Manuel Duson.

Escrito por Elba Duson, coordinadora de Misión Global, Distrito Oriental, RD.

 

Hacia la Efectividad Misional: Los Movimientos de la Misión de Dios – Parte 3 de 7

Por Ed Stetzer

La misión de Dios es atractiva y encarnacional.

No sé por qué, pero tengo una fascinación con los yoyos. Ahora, yo no sé usar un yoyo. Aún así, encuentro divertido y entretenido la manera en que un hábil jugador de yoyo (si puedo usar ese término) lanza el yoyo con gran fuerza rítmica solo para hacerlo regresar con un rebote energético para ser lanzada hacia atrás y regresar a su punto de partida.

Regularmente uso el yoyo y su movimiento como una forma de describir la misión de Dios. Así como un yoyo, cuando es usado apropiadamente, tiene una función de “ir” y “venir”, también así la misión de Dios. Los misiólogos a veces hacen referencia a este ir y venir, como las fuerzas (movimientos) centrípeta y centrífuga de la misión de Dios.

El Movimiento Centrípeto de la Misión de Dios

El movimiento centrípeto (venir) de la misión de Dios se observa con mayor claridad en el Antiguo Testamento en la nación de Israel. Dios puso a Israel en medio de las naciones. En la Tierra Prometida ellos fueron llamados para ser luz a las naciones—para vivir de tal manera que las otras naciones fueran atraídas a Jerusalén (vea Ex. 19:5-6; Dt. 28:10; Is. 49:6). Como Israel encarnara y representara la vida de Dios (es decir, el reino de Dios), ellos debían ser una ‘señal atractiva’ para un mundo vigilante.

El movimiento centrípeto de la misión de Dios permanece como una parte del llamado misional de Dios para el pueblo de Dios en el Nuevo Testamento. En el Sermón del Monte, Jesús les enseñó a sus seguidores, “Ustedes son la sal de la tierra…Ustedes son la luz del mundo…Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo (Mt. 5:13, 14, 16) Pedro usa un lenguaje similar que se encuentra en su epístola (1 P. 2:9-12).

La fuerza centrípeta de la misión expresa que la misión no se trata solamente de ir o hacer (misiones), también se trata de ser. Por lo tanto, la identidad y naturaleza del pueblo de Dios manifestado en la manera que ellos viven el mandato cultural, la Gran Comisión, y su relación con Dios se vuelve un elemento misional atractivo en medio de un mundo perdido y decadente.

El Movimiento Centrífugo de la Misión de Dios

El movimiento centrífugo (ir) de la misión de Dios se ve más claramente en el Nuevo Testamento—a pesar de estar presente en el AT en lugares como Josué 2, Jeremías 27 y Jonás. Sin embargo, de una forma más pronunciada, Jesús presenta el cambio de paradigma de ir cuando da la Gran Comisión (Mt. 28:18-20; Hch. 1:8).

La Gran Comisión enseña que la misión de Dios no solo es local, sino global. Y no es responsabilidad del mundo venir al área donde la iglesia local se encuentra, pero es la responsabilidad de la iglesia ir al mundo.

La Gran Comisión (así como Hch. 1:8) es iniciada en el libro de Hechos y debe ser continuada hoy en día. En lugar de que las personas vinieran a Jerusalén, los creyentes salieron desde Jerusalén. Algunos han tomado Hechos 1:8 y han creado una estrategia de misiones (centrífuga) que incluye misiones locales, misiones nacionales y misiones internacionales.

Aunque pienso que esto es de ayuda, también me gustaría que pensáramos en Hechos 1:8 como una misión transcultural, étnica, racial. En otras palabras, los creyentes judíos tenían que cruzar, centrífugamente, fronteras transculturales, étnicas y raciales para poder compartir el evangelio con aquellos que estaban lejos de Dios.

Esto es un punto importante para los creyentes que viven en un contexto urbano—por no mencionar para todos los cristianos, dado que vivimos en un mundo globalizado. Durante la última mitad del siglo, nuestro mundo ha experimentado urbanización—una afluencia de personas mudándose a las ciudades.

Por lo tanto, nuestras ciudades y sus áreas urbanas contienen mucha diversidad—comúnmente son multiculturales, multiétnicas y multirraciales. Y la realidad es que la diversidad no está desacelerando; si acaso está acelerando. Aquellos viviendo en o alrededor de centros urbanos tal vez encuentren sus propios habitantes de Jerusalén, de Judea, de Samaria y extranjeros.

El siguiente es un gráfico para ayudarnos a entender las diferencias entre los diversos grupos—que no sólo se encuentran alrededor del mundo, sino también donde vivimos, trabajamos y jugamos—la Iglesia ha sido y es llamada centrífugamente a alcanzar a todos, simultáneamente.

Observen que Hechos 1:8 es una descripción del libro de Hechos, no un orden que seguimos. En otras palabras, no alcanzamos primero nuestra Jerusalén, después nuestra Judea, y así sucesivamente.

Ya estamos, ahora, en lo último de la tierra. La misión es de cualquier lugar a cualquier lugar.

Pero todavía hay algunas cosas que podemos aprender acerca del tipo de personas que debemos alcanzar. He aquí una manera de pensar en esto.

  • Jerusalén – Cualquier lugar dentro de la esfera cotidiana de influencia de su comunidad de fe.
  • Judea – Cualquier lugar fuera de la esfera cotidiana de influencia de su comunidad de fe, pero que comparte una misma cosmovisión.
  • Samaria – Cualquier lugar de la esfera cotidiana de influencia de su comunidad de fe, que tiene una cosmovisión ligeramente diferente, a menudo es poco apreciado e incluso mal visto, pero que comparte algunas similitudes con ustedes.
  • Lo último de la tierra – Cualquier lugar fuera de la esfera cotidiana de influencia de su comunidad de fe que difiere radicalmente de la cosmovisión con algunas, o alguna, similitud.

Déjenme resumir esto.

La misión de Dios se mueve en dos direcciones.

las5direccionesdelaiglesiamisional.jpg

Primero, se mueve “atractivamente” (magnéticamente) a través de las vidas transformadas de su pueblo. Por tanto, es importante para las iglesias enseñar y equipar a los creyentes para vivir vidas transformadas, piadosas, que estén centradas en Jesús el rey y que demuestren la ética de su reino. La misión de la vida atractiva puede y dirige, a aquellos que están lejos de Dios, a preguntar “¿Qué debo hacer para ser salvo?”

Segundo, la misión de Dios se mueve “encarnacionalmente” (externamente) a través del pueblo de Dios siendo enviado a un mundo perdido, decadente y diverso. Por lo tanto, es importante para las iglesias enseñar, equipar, exhortar y proveer vías para que los creyentes participen en la misión mundial de Dios, de alcanzar a aquellos que están lejos de Dios, un movimiento que comienza con nuestros prójimos pero que se mueve a las naciones.

La misión de la vida encarnacional puede y dirige a la reunión de todas las naciones en un solo pueblo—gente de toda tribu, nación, lengua y pueblo (Ap. 5:9; 7:9). La próxima vez, hablaré acerca de la marca de una comunidad misional.

Publicado originalmente en: http://www.christianitytoday.com/edstetzer/2016/december/towards-missional-effectiveness-movements-of-gods-mission-p.html

7 Excusas Para No Hacer La Obra Misionera

75a06325a984739f922199fc34b99e91.jpg

 

Infografía creada por: Jorge H. Gutiérrez.

Publicada en: http://www.celestialstereo.net/7-excusas-para-no-hacer-la-obra-misionera/

El Futuro de la Iglesia del Nazareno

Por Yerlin Alvarado

La Iglesia del Nazareno es una denominación que nació en el año de 1908 en Pilot Point, Texas, EEUU, con orígenes en movimientos Metodistas y de Santidad, de tradición Wesleyana, que predica la Gran Comisión, que cree, vive y practica la Santidad. Una iglesia que ha mantenido y conservado sus valores esenciales por más de 100 años.

hallelujah_march_october_1908_551-37

¿Cómo seguir conservando esa esencia en un contexto no muy alentador, en una atmósfera sombría de crisis económicas y financieras, falsas doctrinas, como la Nueva Era, Apostasía, el modernismo secular imponiéndose hoy en día con temas como: el aborto, homosexualismo, lesbianismo, etc.? Sin duda son grandes desafíos que me llevan a reflexionar: ¿Qué espero de la Iglesia? ¿Cómo visualizo la Iglesia del mañana? Y, ¿qué pasará con la Iglesia en 20 años?

Official-Seal-Spanish-GoldLa Iglesia somos todas aquellas personas que un día nos arrepentimos de nuestros pecados, creímos en Jesús y le aceptamos en nuestros corazones como nuestro Señor y Salvador. En tal sentido, pienso en una iglesia agresiva, que conozca sus desafíos y que trabaje arduamente por seguir cumpliendo la Gran Comisión y alcanzar a los perdidos. Una iglesia preparada teológicamente y que conozca bien al Dios que sirve para que pueda predicar con denuedo la palabra de Dios a una generación confundida y con gran necesidad del Dios Vivo. Quiero ser parte de una iglesia que no se aisle, sino que permanezca en contacto con las personas que viven alejadas de Cristo, una iglesia que no se envuelva en una infinidad de actividades y programas para seguir llenándose ellos mismos, sino aquella consciente de cuál es su misión: alcanzar a los perdidos para Cristo. Todo esto sin perder de vista sus valores, principios, misión y santidad, ofreciendo a los futuros miembros y futuras generaciones una iglesia sana, de cimientos sólidos y con las mismas bases idealizadas por nuestros fundadores.

Jesús nos dejó claramente establecida su visión, como iglesia debemos hacer lo mismo para que todas las personas puedan entender claramente que Jesús quiere tener un encuentro personal con ellos. Visualizo una iglesia creciente, viva y dinámica, que será producto del esfuerzo que la actual iglesia desarrolle.

Así que nuestro trabajo debe ser arduo y comprometido porque será el resultado que reciban los próximos líderes. Jóvenes y adultos, debemos enfocar el trabajo de nuestras iglesias en el legado que vamos a entregar a las futuras generaciones, debemos hoy trabajar con excelencia y propósito, sabiendo que la iglesia en general cada día tiene más desafíos, y que Jesús va a regresar por una iglesia pura, sin mancha ni arruga. Es imprescindible el trabajo evangelístico, misionero, y de discipulado, que la iglesia practica hoy, pues en el descansan las bases de la iglesia del mañana.

nazarene-logo-stackedEn tal sentido visualizo una Iglesia del nazareno basada en los mismos principios de sus fundadores. Y finalizo, retomando las palabras optimistas que distinguen a nuestra denominación: “A P. Bresee le encantaba decir: ‘El sol jamás se pone en el alba.’ Todavía es el alba en la Iglesia del Nazareno, y el sol jamás se pone en nuestra denominación alrededor del mundo. ¡Somos tradicionalmente optimistas cuando se trata de impactar a nuestro mundo del siglo XXI con el mensaje de santidad! Con claridad de visión, compromiso total y fe firme, vemos el siglo venidero como nuestro día de más grande de oportunidad para hacer discípulos a semejanza de Cristo en todas las naciones.” (Declaración Misional Iglesia del Nazareno).

Reflejando a Cristo: Empoderamiento

Escrito por: Howard Culbertson.

Great commission


Cuando Jesús dio la Gran Comisión, no estaba simplemente asignando una tarea a la gente. Estaba empoderándolos. Ciertamente, el verbo “comisionar” posee algunos de los mismos matices que el verbo “empoderar.”

Empoderamiento significa dar a las personas autoridad y poder. Jesús no vaciló para hacer eso. Él no trató de mantener a sus seguidores con una “soga corta.” A pesar de que su misión terrenal sólo duró tres años, los Evangelios mencionan ocasiones donde Jesús envió a sus seguidores a predicar/sanar/liberar en misiones de corto plazo. Más importante, Jesús empoderó a otros para el futuro cuando Él no estuviera ahí. Por ejemplo, la noche antes de su crucifixión, Jesús dijo a sus discípulos más cercanos: “…mayores cosas que estás harán” (Juan 14:12). Al ser palabras que emanaban confianza y dieron a las personas permiso para soñar, fueron de empoderamiento.

Jesús sabía verdaderamente cuán falibles pueden ser los humanos. A pesar de eso, expresó confianza en sus seguidores. ¿Por qué? ¿Fue por que el empoderamiento tiende a resultar en crecimiento y madurez? Tal vez. El empoderamiento abre nuevas perspectivas para la gente. Las convierte en personas que toman decisiones. Fomenta el desarrollo de habilidades de liderazgo latentes. Las personas empoderadas ganan confianza porque alguien cree en ellas.

Empoderamiento no significa empujar a la gente afuera de la puerta y dejarlas a la deriva sin mentor o ningún tipo de estructura de rendición de cuentas. Jesús interrogó a aquellos a quienes envió de dos en dos. Su Gran Comisión incluyó las palabras: “y estaré con ustedes.”

El apóstol Pablo siguió el ejemplo de Jesús de liderazgo de empoderamiento. Mientras Pablo realizaba sus viajes misioneros, él eligió “ancianos” o líderes para las iglesias que plantó. Después, él mantuvo contacto con esas iglesias, escribiéndoles cartas y visitándoles. Cuando un pastor/evangelista necesitaba algún entrenamiento, Pablo se dirigió a una pareja de Roma: Aquila y Priscila. Pablo también empoderó a gente como Tito y Timoteo como “supervisores” o superintendentes de grupos de iglesias.

Los misioneros globales sueñan con alcanzar a las personas perdidas (o al menos deberían soñar así). Una manera potente de convertir estos sueños en realidad es empoderar a las nuevas iglesias en desarrollo y a sus líderes. Entre otras cosas, empoderar a otros multiplica el alcanza y la efectividad de los ministerios de evangelismo y discipulado.

De vez en cuando, los misioneros caen en la trampa de quedarse a cargo mientras esperan a que surja el sucesor perfecto. Otros piensan que han empoderado a la gente cuando todo lo que han hecho realmente es dar una lista de tareas para ser completadas. Jesús no asumió su ministerio terrenal en ninguna de esas maneras. Los misioneros que siguen a el modelo de liderazgo de Cristo, empoderarán a la gente en el mismo modo en que Jesús lo hizo.

Artículo publicado originalmente en: http://engagemagazine.com/content/reflecting-christ-empowering

Evangelismo y Crecimiento: Informe Anual de la Junta de Superintendentes Generales

 Segundo extracto del

INFORME ANUAL
DE LA

JUNTA DE SUPERINTENDENTES GENERALES
ANTE LA

93ra JUNTA GENERAL

DE LA IGLESIA DEL NAZARENO
28 de febrero de 2016
Ede, Holanda
“VISIÓN 2020 —
Multiplicando Discípulos Semejantes a Cristo”

II Parte: Lo Interno


Jesús dijo, “Yo edificaré mi iglesia… Ustedes hagan discípulos”
(Mateo 16:18, 28:19, NVI).


Jesús esperaba que sus discípulos reprodujeran Su semejanza en lo demás. Él impartió el mensaje y la misión a los discípulos para que ellos se reprodujeran en otros y que hicieran discípulos hacedores de discípulos, aún en medio del conflicto. Mientras nosotros hacemos discípulos intencionalmente, Jesús edifica la Iglesia.


La cristiandad se ha convertido en un movimiento de 2.3 millardos de miembros hoy en día, después de haber comenzado con solamente doce discípulos. La analogía de la Viña en Juan 15:1–17 nos habla sobre nuestra misión. El propósito de la Viña (Jesús) y los pámpanos (nosotros) es dar fruto. Los cristianos deben trabajar en pos de, y anticipar una cosecha (Mateo 9:37–38, Lucas 10:2).


La CosechaLa cosecha


Las iglesias del Nazareno continúan caracterizándose por su fervor evangelístico. El evangelismo es el primer paso en la multiplicación de discípulos semejantes a Cristo. En 2015, los pastores reportaron un poco más de 209,000 conversiones. ¡Alabado sea el Señor!


Estos nuevos seguidores de Cristo están siendo abrazados por la iglesia en el sacramento del bautismo. De la misma manera en que Jesús fue bautizado por su primo Juan: “Un día Jesús fue de Galilea al Jordán para que Juan lo bautizara” (Mateo 3:13, NVI).


En la Gran Comisión, se nos manda a bautizar a estos nuevos discípulos:
Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado…. (Mateo 28:19–20, NVI).


John Wesley dijo lo siguiente acerca del bautismo: “Por el bautismo, entramos a un pacto con Dios, un pacto eterno, somos admitidos en la iglesia, y somos hechos miembros de Cristo, hechos hijos de Dios.”


Charles Haddon Spurgeon, a menudo referido como el Príncipe de los Predicadores, dijo que hasta el momento en el que fue bautizado, él tenía temor de confesar a Cristo. Después de esto, Él perdió todo el temor del hombre y nunca más volvió a dudar en profesar valientemente su fe.


Los 89,000 bautismos nazarenos en 2015 son testimonios de que la iglesia está adoptando y dándole la bienvenida a nuevos creyentes.


Official-Seal-Spanish-GoldEl reporte del Secretario General de 2015 también testifica la añadidura de nuevas congregaciones.

  • 994 nuevos “centros de fuego santo”
  • 656 iglesias organizadas
  • 29,945 iglesias en todo el mundo, con 21,912 organizadas
  • 28,658 iglesias activas, un aumento de 517 sobre el año anterior.
  • 143,076 Nuevos Nazarenos
  • Una membresía global récord de 2,441,372
  • Una asistencia promedia semanal al servicio de adoración de 1,498,482
  • Una asistencia promedia semanal a Ministerios de Escuela Dominical y Discipulado récord de 1,210,871. La declaración de misión de la Iglesia del Nazareno es “hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones”. Celebramos el crecimiento de la asistencia a los estudios bíblicos y grupos de compañerismo.
    Es importante que los nuevos discípulos:

    • Se unan al compañerismo como miembros.
    • Participen regularmente en el servicio de adoración.
    • Se adhieran a clases pequeñas para poder crecer a la semejanza de Cristo.
    • Sean continuamente discipulados de una manera personal, mientras que ellos discipulan a 
otros intencionalmente.

¡Vamos a obedecer las instrucciones del Señor al hacer discípulos! ¿Quién le está discipulando? ¿A quién está discipulando?

El Reporte Anual del Pastor registra indicadores cuantitativos de salud y crecimiento. Aún estas medidas son inadecuadas considerando las áreas de acceso creativo en dónde es difícil y peligroso contar discípulos e iglesias. Sin embargo, lo que es más difícil de medir, es la evidencia cualitativa de santidad, madurez cristiana y poder espiritual que Dios expresa en y a través de nosotros para cumplir el trabajo al cual hemos sido llamados.


En Juan 5:17 (NLT), Jesús responde a los alegatos por haber sanado al limosnero durante el Sabbat al decir, “Mi Padre aun hoy está trabajando, y yo también trabajo”. Nuestra esperanza está en Cristo quien nunca cesa de obrar y quien nunca falla. El mismo Señor ahora nos envía a trabajar cuando dice, “Así mismo el reino de los cielos se parece a un propietario que salió de madrugada a contratar obreros para su viñedo” (Mateo 20:1, NVI).


A nuestros pastores, superintendentes de distrito, educadores, maestros de Escuela Dominical, evangelistas, trabajadores de ministerios de compasión, capellanes, equipos de la Película de Jesús y todos aquellos que representan la misión de la Iglesia del Nazareno—los superintendentes generales les expresamos gratitud desde lo más profundo del corazón por su fidelidad y por llevar mucho fruto. En última instancia, usted sirve para la aprobación y el aplauso de una audiencia de uno, el Señor Jesucristo. Celebramos sus oraciones, su trabajo de amor, su pasión para traer a todos para Cristo y su obediencia en al hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones de una manera personal e intencional.


Para lo que queda grabado en el registro y lo que no queda registrado, decimos:
A Dios el Padre Celestial,
Al Hijo nuestro redentor
y al eternal consolador
unidos todos Alabad.
—Thomas Ken, 1674

A %d blogueros les gusta esto: