Archivo del sitio

6 Habilidades Esenciales para Líderes Principales y Ejecutivos

Escrito por Dan Reiland. Trad. por Yadira Morales.

A menudo me encuentro con líderes jóvenes que aspiran, en sus palabras, a “estar a cargo.” Ese es un deseo normal y saludable. Lo entiendo, quiero decir, ¿quién no preferiría estar a cargo de las decisiones si esa es una opción, verdad?

Bueno, como se pueden imaginar, hay un poco más de la idea de estar “a cargo.” Y mi corazón y esperanza es que esta publicación podría ser útil.

Existe una idea equivocada, significativa y frecuentemente citada, sobre el liderazgo, y es que cuanto más alto llegas en la organización, tienes mayor libertad para hacer lo que quieras.

La percepción es que por ser el “líder principal” (o uno de ellos) tú, por lo tanto, no te reportas con nadie.

De hecho, ocurre todo lo contrario: cuanto Cuanto más asciendes en una organización, más renuncias a tus derechos y menos opciones tienes.

Además, cuanto más alto sea tu nivel de responsabilidad y autoridad, tienes más personas a quienes informar, no menos. Puede que no sea un informe formal, pero de todos modos debes responder a ellos.

Ya sea en los negocios o en la iglesia, hay una larga lista de personas a quienes los líderes principales responden desde las partes interesadas hasta la junta directiva.

La lista incluye a los clientes, influyentes clave, funcionarios denominacionales, miembros y asistentes de la iglesia, socios, donadores, y la lista continúa. Otra vez, es posible que no tengan autoridad formal, pero tienen influencia y son importantes.

pexels-photo-194094.jpeg

Puede haber pocos, o quizás ninguno por encima del líder principal en el organigrama, pero eso no refleja las realidades de poca libertad y mucha responsabilidad.

El liderazgo superior es un rol que se comprende mejor antes de entrar en él, en vez de más tarde. Es difícil comunicar algunos de esos matices, pero lo que se puede describir con claridad son las habilidades únicas que son obligatorias.

Algunas de las seis habilidades que he enumerado pudieran parecer que cualquier rol de liderazgo las necesitaría, pero para el líder principal, estas habilidades no son negociables.

El factor crítico aquí es que debido a que son habilidades, se pueden aprender. Y debido a que se pueden aprender, pueden mejorar en cualquier o en todo hacia lo que se incline y practique.

6 habilidades esenciales:

1) Traducir la visión a la estrategia.

Traducir la visión en una estrategia viable requiere primero la capacidad de seleccionar, confiar, desarrollar y trabajar con un equipo de liderazgo. Nunca he conocido a un líder o ejecutivo que pueda hacerlo por sí mismo.

De hecho, algunos líderes sénior tienen una personalidad y un cableadoque los hace realmente buenos en lo que hacen, pero también crean algunas espacios significativos que requieren que un equipo haga que todo suceda.

La estrategia, (un plan para hacer que el sueño se convierta en realidad), es una habilidad no negociable para cualquier líder sénior.

2) Comunicar fe y esperanza.

La habilidad para comunicar lo que crees a nivel del corazón es una obligación. Además, necesita convertirse en algo natural para ti. He visto a John Maxwell y Kevin Myers hacer esto por años. Simplemente no se cansan de eso.

La fe de estos grandes líderes en la capacidad de una persona para convertirse en su mejor yo a menudo excede la fe de esa persona en sí misma. Su capacidad para comunicar la esperanza de un futuro mejor para toda la organización es muy fuerte.

La fe y la esperanza también incluyen la idea de comunicar la calma en una tormenta y un resultado positivo.

La clave es que la fe y la esperanza deben ser sinceras. Como líder sénior, no puedes simplemente leer y citar la próxima gran idea. Debes haberlo interiorizado, ser dueño de ello y creerlo de corazón.

3) Levantar y empoderar a los líderes.

En una iglesia grande o muy grande, esto generalmente significa selección manual del equipo principal. En una iglesia más pequeña, puede significar seleccionar líderes voluntarios clave.

En cualquiera de los casos, siempre incluye la capacidad de soltar responsabilidades clave con un empoderamiento genuino para que esos líderes hagan su trabajo. Los líderes principales que más luchan son aquellos que administran a nivel micro y no confían en sus principales líderes para hacer su trabajo.

play-stone-network-networked-interactive-163064.jpeg

4) Demostrar auto-liderazgo y cultivar vitalidad espiritual.

Si usted es o desea ser un líder sénior en una iglesia local, el crecimiento espiritual auto dirigido hacia la madurez es imprescindible.

Esto ciertamente no sugiere algún tipo de superioridad o mejor noción que otros. De hecho, la mayoría de los que servimos en algún puesto ejecutivo o de alto nivel admitimos  rápidamente nuestros defectos y debilidades.

La buena noticia es que la autoconciencia y la seguridad te ayudan/nos ayudan a ser honestos con Dios sobre quiénes somos y cuánto lo necesitamos.

Los buenos líderes tienen buenos mentores, pero se requiere auto-liderazgo para la disciplina y la constancia.

No hay nadie para sostener tu mano y pedirte que te hagas cargo de tus responsabilidades cotidianas; tu primera responsabilidad es buscar a Dios y la madurez espiritual.

Los que lideras dependen de tu caminar auténtico y creciente con Dios.

5) Resolver problemas y tomar decisiones difíciles en niveles complejos.

Los problemas grandes y más complejos (a menudo en toda la organización) problemas para resolver son multidimensionales, grises en vez de negros o blancos, y no presentan una respuesta clara u obvia.

De hecho, a menudo presentan múltiples opciones sobre las cuales otros, a quienes sirven, tienen opiniones muy fuertes y diferentes.

El liderazgo superior es más un arte que una ciencia que requiere intuición y llamadas de juicio.

Aquí hay un ejemplo claro, a veces debe elegir entre dos opciones menos que ideales.

Otra forma de verlo es que no importa cuán buena sea la decisión, hay un grupo que no estará contento. Poder tomar decisiones difíciles es una habilidad esencial para cualquier líder sénior.

Si prefiere un mundo más claro y en blanco y negro, el liderazgo superior puede no ser para ti.

Esto no pretende ser desalentador, es solo parte del territorio, y un líder experimentado puede manejar esto con calma.

6) Tomar riesgos y liderar el cambio.

No hay riesgo de escape y cambio si deseas progreso.

Los riesgos que tomas no son siempre públicos o grandiosos como iniciar un proyecto de construcción o recaudar millones de dólares.

Puede ser algo privado como una conversación que es naturaleza de confrontación, pero el resultado es significativo.

El proceso de cambio nunca termina. Junto al impulso, el cambio es algo en lo que piensan constantemente los altos directivos.

El cambio es perturbador pero necesario. La comodidad es el enemigo del progreso y de una organización saludable.

Este artículo fue publicado originalmente en: danreiland.com

“9 Formas De Determinar Si Tu Cristiandad Ha Sido Nacionalizada” – Parte 2 de 3

Escrito por: Benjamin Corey

Esta es la continuación de la entrada anterior.

4.-Si pasas más tiempo concentrado en las elecciones presidenciales que sirviendo a la gente alrededor de ti.parablog

Jesús nos llamó a ocuparnos sirviendo en alguna de estas cosas: ensuciarnos las manos, adoptar la posición de “sirviente de todos”, y dedicarnos a lo que debemos hacer para cambiar el mundo desde el lugar en el que estamos. Por otro lado, muchos países nos invitan a creer que el poder político y la fuerza del gobierno son la solución a los problemas mundiales. Aunque es una oferta tentadora para todos nosotros, si estás más enfocado en lo que ellos pueden hacer en lugar de lo que tú puedes hacer, tu cristiandad puede estar nacionalizada. (Si juzgas el corazón de tus hermanos cristianos porque votaron por un candidato político que a ti no te agrada, tu cristiandad puede estar nacionalizada). 

5.- Si abogas por el recorte a los programas gubernamentales para los pobres, pero ni siquiera diezmas.Uno de los valores cristianos es la eliminación de la pobreza, y esa es la causa por la que los primeros cristianos compartían sus riquezas en lugar de retenerlas (Hechos 4:32). Sin embargo, mientras que muchos cristianos pelean por reducir los impuestos y la participación del gobierno en las cuestiones financieras, el cristiano promedio no dona dinero a obras de caridad. La Iglesia primitiva lo compartía todo. Debemos rechazar cualquier estándar egoísta de cristiandad y volver a enfocarnos en cómo dar más, no en cómo dar menos.

6.-Si haciendo referencia a los inmigrantes, citas más rápido: “somos una nación de leyes” de lo que citas la Biblia en lo referente a ellos.

Muchas naciones han desarrollado una postura sorprendentemente hostil hacia los inmigrantes. Cuando esto se filtra hacia nuestra cristiandad, vemos a cristianos adoptando también posturas hostiles, y esa es la última de las posturas posibles que un cristiano debe tener. La Biblia tiene mucho que decir en relación con los inmigrantes, y consistentemente los enlista como grupos vulnerables de personas por las que Dios tiene cuidado. Mientras que el gobierno tiene el derecho de determinar quién se queda y quién se debe ir, la postura primaria de un cristiano es de amor radical hacia los inmigrantes de cualquier clase.

Este artículo continuará en la siguiente entrada.

“9 Formas De Determinar Si Tu Cristiandad Ha Sido Nacionalizada”- Parte 1 de 3

El siguiente artículo ha sido adaptado del texto de Benjamin Corey llamado: “10 Formas de Determinar Si Tu Cristiandad Ha Sido Americanizada”.

cristiandadAunque la palabra “cristiandad” debería referirse a una sola religión, la realidad es que muchas culturas han sucumbido ante un proceso de sincretismo en donde actualmente hay muchas formas de cristiandad que no se parecen en nada a la imagen original.

Señalar esto es doloroso para muchos, porque a menudo pone en riesgo algunas de nuestras creencias más arraigadas, aquellas que pensábamos que eran creencias y valores cristianos pero que últimamente han resultado ser solamente valores y creencias culturales.

La poderosa influencia que tiene la cultura desde hace algún tiempo, se ha filtrado a la fe cristiana hasta el punto en el que hemos llegado a tener un nuevo producto. En lugar de la cristiandad, que fue compartida por los discípulos y la iglesia primitiva, tenemos una versión única y nacionalizada, una que debemos analizar hasta que encontremos libertad en ella, libertad para volver a casa, a la vida y el mensaje de Jesús.

¿Es real la versión de cristiandad que estás viviendo, o es la versión nacionalizada? Aquí hay 9 formas en que puedes descubrirlo, aunque indudablemente hay muchas más:

  1. Si observas a los primeros cristianos y están en desacuerdo con lo que tú crees.

Si tu identidad primaria es legítimamente la de un cristiano, estarás abierto a aprender sobre la cristiandad como fue enseñada y vivida por los primeros cristianos. Sin embargo, para una mentalidad nacionalista, la cristiandad original y los primeros cristianos parecerán locos: se proclamaban universalmente en contra de la violencia (en contra de la pena capital, el aborto, el servicio militar y asesinar en defensa propia), rechazaban su propiedad privada para poder redistribuir sus riquezas (Hechos 2:44-45, Hechos 4:35), y rechazaban cualquier involucramiento con el gobierno. Cuando leemos acerca de ellos, parecería que no eran muy patriotas, y esto causa frustración o incredulidad entre aquellos que difunden la cristiandad nacionalizada.

  1. Tu principal preocupación sobre los Musulmanes es cómo derrotarlos en lugar de mostrarles el amor de Cristo.

El principal llamado a los seguidores de Cristo es para amar a otros. Ya sea el vecino de la calle de enfrente o el enemigo al otro lado del mundo, el mandato de Cristo es muy claro: debemos amarnos unos a otros. Si tu postura inicial hacia los Musulmanes es considerarlos una amenaza en lugar de verlos como gente que Jesús ha creado con amor radical de auto sacrificio, entonces quizá tu cristiandad haya sido nacionalizada (Mateo 5:43:44).

  1. Si puedes recitar más artículos Constitucionales y políticos de tu país que versículos relativos al Sermón del Monte.

¿Amas la Constitución de tu país porque contribuyó a su fundación? Bueno, ¿Sabías que el Sermón del Monte tuvo la misma función para los nuevos principios del Reino que los seguidores de Jesús debían vivir? Si estás más familiarizado con los documentos de la fundación de tu país que con los fundamentos de las enseñanzas de Jesús, tu cristiandad puede estar nacionalizada. (Mateo 5:3-10).

Este artículo continuará en la siguiente entrada.

Abraham: Confianza Completa en Dios

Si hoy en día alguien le pidiera que confíe su vida en alguien que usted no conoce, sin duda lo pensaría dos o tres veces. Pero sin darnos cuenta, ponemos nuestra vida en manos de desconocidos cuando viajamos en avión, en autobús, en tren, inclusive cuando tenemos que someternos a una cirugía.

Entonces, ¿por qué no poner nuestra vida bajo el cuidado de Dios nuestro Creador y Salvador? El llamamiento divino para todo creyente es un llamado para poner toda nuestra confianza en Dios.

Muchos dicen que la respuesta con fe dada por Abraham al llamado divino, tiene tres características:

  1. La confianza fue uno de los resultados de su fe, por eso Abraham no vaciló cuando escuchó el llamado de Dios, ni planteó una serie de preguntas respecto a su futuro. Eso no quiere decir que no estaba preocupado por su futuro; sin embargo, confiaba en Aquel que todo lo sabe y que todo lo puede.
  2. El segundo resultado de su fe es la influencia. Lot se uniera a su tío y viajó con él hacia Canaán. La sinceridad es muchas veces una inspiración para que otros se animen a seguir en el camino del Señor. Si nosotros decaemos en la fe, afectará la vida de muchas personas, especialmente a los nuevos creyentes. Por eso te pregunto: ¿Cuántas personas, familiares, vecinos, compañeros de trabajo, amigos, compañeros de estudio y hermanos de la iglesia, son bendecidos por el testimonio o estilo de vida de un hijo de Dios?
  3. El tercer resultado de la fe de Abraham es su testimonio, donde Abraham en obediencia a Dios, tomó camino del desierto guiando una caravana. Los que veían a Abraham y a su caravana, no le auguraban un buen futuro, pues ni él conocía la tierra a donde iba. Y sin duda, la parentela que se quedó en Harán, consideró una locura la decisión tomada por Abraham.

Desde el punto de vista humano, ¿qué le esperaba a Abraham? ¿Un viaje difícil y peligroso? ¿Un futuro desconocido sin un beneficio personal? Al llegar a Siquem, la tierra de los cananeos, Dios se le apareció a Abraham y allí renovó sus promesas y confortó a su siervo.

Abraham fue obediente al llamado de Dios. El vivió en una época cuando la humanidad estaba sumergida en la triste oscuridad del pecado y de la idolatría. Todavía hoy Dios está llamando a personas que estén dispuestas a dejar todo, para ir a donde Él les guíe para anunciar las buenas nuevas de salvación.

A %d blogueros les gusta esto: