Archivo del sitio

La Nueva Película Se Estrena

Wow, ya ha llegado el Año Nuevo y estamos incluso en otra década.  Para algunas personas empezar otro año es algo abrumador, quizás porque el año anterior fue lleno de dificultad y dolor.  Para otros es una aventura nueva–una película que está estrenándose y somos los personajes principales.  ¿A dónde vamos y quiénes llegaremos a ser en 2010?

Para nosotros como cristianos y líderes misionales, una mirada hacia el futuro requiere una evaluación de lo que ha sucedido en el pasado.  Te cuento que el año 2009 ha sido un proceso de examinarme personalmente como seguidor de Cristo, esposo, papá, y misionero.  ¿Estoy yo haciendo discípulos a la semejanza de Cristo en las naciones o solamente entrenando a otros a hacerlo?

En este proceso, el liderazgo de nuestro Director Regional, Dr. Luis Carlos Saenz, ha sido muy provechoso para Emily y yo.  De hecho, él guió a los Coordinadores Regionales en una evaluación de carácter y de competencia que quiero compartir acá (y en la próxima entrada).

Dr. Saenz dice que todo líder cristiano debe examinarse constantamente en tres áreas:

  1. Santidad: En todas las áreas grandes y pequeñas de mi vida, ¿estoy viviendo con integridad? ¿Estoy lleno del Espíritu Santo y siguiendo Su dirección o esforzándome en mi propio poder? ¿Cómo está mi testimonio a mi familia, mis compañeros de trabajo o escuela, y a todos los demás?
  2. Capacidad: ¿Tengo yo las habilidades necesarias para ministrar y cumplir lo que me toca hacer (con la ayuda de Dios)? ¿Está Dios llevando fruto que permanece en mí y a través del ministerio que me ha encomendado?
  3. Credibilidad: ¿Qué dicen mis co-ministros de mí? ¿Hago lo que digo y predico? ¿Tengo influencia en las vidas de los demás por mi servicio?

Haz un pequeño análisis personal ahora.  ¿Cómo andas en estas tres áreas? ¿Cómo quiere Dios trabajar en ti durante este próximo año?

En la próxima entrada hablaremos de cómo evaluar nuestros ministerios.  Pero creo que una evaluación de nuestro trabajo empieza con un exámen de nosotros mismos.  ¿Cómo puedo ofrecer a alguien más algo que no tengo o que no he experimentado?

¿Cómo Ministramos en Lugares de Acceso Creativo? (Parte II)

*Las últimas entradas se han escrito por Rick Power quien pastorea la Iglesia del Nazareno en Honolulu, Hawaii.  Él sirvió además por muchos años en un lugar de acceso creativo.  Agradecemos su apoyo y su ministerio fructífero en lugares difíciles.

Mujeres musulmanes¿Qué Nos Está Enseñando Dios a través de Misiones por Acceso Creativo?

Parte II

2.- Rendimos éxito institucional para la causa del Reino.

Hay algunas áreas de acceso creativo donde no hemos podido establecer nuestra denominación de acuerdo con el patrón histórico.  Esto significa que estamos invirtiendo cantidades enormes de finanzas y personal, y todavía no produciendo nuevos miembros nazarenos ni iglesias.  Esto puede parecer contraproducente.  ¿No sería mejor mayordomía invertir nuestros recursos en campos donde la causa de nuestra denominación pudiera avanzar?

Nuestros líderes han reconocido que los intereses de la iglesia institucional deben ser siempre subordinados a la gran causa del reino de Dios.  La emergencia espiritual representada por el número restante de los no alcanzados en el mundo obliga a todas las iglesias y organizaciones que envían misioneros a dejar a un lado objetivos institucionales estrechos para trabajar juntos cumpliendo la misión que Cristo le dio a su iglesia.

Esto puede significar que en algunas áreas trabajamos para apoyar las redes que ya existen en iglesias indígenas, proveyendo recursos desesperadamente necesarios y entrenamiento.  En otras áreas donde no hay iglesias establecidas de ningún tipo, trabajamos para sembrar la semilla de fe a través de ministerios de compasión y evangelismo.  O podemos regar la semilla que otros sembraron, todo con la esperanza que las iglesias un día puedan florecer, aunque no podamos estar ahí para ver cuando ocurre.

Tomando este enfoque, estamos practicando como un gran cuerpo la semejanza de Cristo.  Estamos tomando lo que enseñamos sobre santidad en un nivel personal y aplicándolo a la misión institucional de nuestra denominación.  Siempre hemos enseñado que nuestro servicio a Cristo se caracteriza por una humilde dedicación no egoísta a los valores del reino, independientemente de la ganancia o la pérdida de ellos.  Hay muchos casos en que la misión de acceso creativo nos llama a practicar “desinterés institucional” de modo que el mayor objetivo del reino de Dios pueda ser logrado.

Los retos de misiones en el Siglo XXI van más allá de los límites de nuestra inteligencia, compasión y coraje.  Humildemente buscamos la creatividad infinita del Espíritu Santo y la energía que nos guía y nos da poder para cumplir la misión en el mundo que nuestro Padre ama.

“¡Algo Está Aconteciendo!”: Parte II

personas-orando*Continuada de la entrada anterior, las dos escritas por Dr. Louie Bustle.

…“Las Cumbres de Santidad” tienen un formato sencillo.  Comienzan un día por la noche con un breve tiempo de alabanza y predicación de santidad y búsqueda de la presencia de Dios en el altar.  Los siguientes dos días, por la mañana hay tres sermones de santidad, búsqueda de Dios en el altar y “conciertos de oración.”  Entre cada sermón sólo unos breves coros o himnos.  Por la tarde se tienen dos tiempos iguales de predicación, búsqueda de Dios en el altar y conciertos de oración.  Se termina con un culto por la noche con el mismo formato.

No se dictan conferencias o talleres, se confía sólo en “la locura de la predicación.”  “Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación” (1 Corintios 1:21).  El tiempo de alabanza es mínimo.  Los predicadores pagan sus gastos para asistir; no reciben ofrenda y se les pide que prediquen un mensaje de santidad.  No se asignan temas.  De hecho vimos que Dios sobrenaturalmente arregló lo que trajo cada predicador para edificar sobre lo que había dicho el anterior.  ¡El programa lo arregló Dios!

Dios ha encendido esta “chispa” que ha surgido desde las bases de la iglesia.  Dios ha iniciado un movimiento de santidad que se está multiplicando.  Cuando concluye la “Cumbre de Santidad” se anima a cada persona que asistió, que tomen el fuego y lo esparzan en sus iglesias locales y comunidades para tener otras “cumbres de santidad”.  Éstas a su vez continuarán esparciendo la llama del poder del Espíritu de Dios.

¡Algo increíble está aconteciendo, Dios se está moviendo en medio nuestro!  A través de los hermanos Juan y Carlos Wesley se inició un movimiento semejante en el siglo XVIII, que repercutió en la fundación de nuestra amada Iglesia del Nazareno.  Oremos y participemos para ver un movimiento de santidad en la Iglesia del Nazareno hoy en el comienzo de nuestros siguientes 100 años de historia.

*Para más información sobre la Cumbre de Santidad o para inscribirse antes del 31 de julio para un descuento en el costo de inscripción, ponte en contacto con Edwin Martínez ( HYPERLINK “mailto:emartinez@nazmac.orgemartinez@nazmac.org) o marca acá.

Cumbre-de-Santidad

“¡Algo Está Aconteciendo!”: Parte I

Cumbre-de-Santidad*Las siguientes dos entradas sobre el impacto de los Cumbres de Santidad fueron escritas por Dr. Louie E. Bustle, Director de Misión Mundial en la Iglesia del Nazareno, y originalmente aparecieron en el Heraldo de Santidad, Edición 1 – Año 2009.

…Un grupo de personas oramos y soñamos en continuar propagando el mensaje de santidad, el mensaje de pureza de corazón, de recibir poder para servirle al Señor y tener una vida victoriosa al recibir la plenitud del Espíritu Santo.  En nuestra iglesia llamamos a esta experiencia la “Entera Santificación”.  Nuestros Superintendentes Generales y 13 denominaciones de santidad estuvieron de acuerdo en participar en las “Cumbres de Santidad”.  Nuestra visión es que las “Cumbres de Santidad” se esparzan por todo el mundo.

En las dos que hemos tenido vimos la presencia de Dios en “vivo y en directo.”  El Espíritu de Dios se movía sobre nosotros.  La única actitud que pudimos tener fue de humildad y sumisión a su Presencia.  En medio de tal experiencia, llegó convicción, hubo arrepentimiento, confesión, restitución y sanidad.

En una Cumbre, ola tras ola de personas llegaron por más de una hora y media.  ¡Tuvimos nuestro propio monte de transfiguración! Se escuchaban en voz alta testimonios como: “¡Gracias, Dios!  ¡Soy todo tuyo!”; otro decía: “¡Ya tengo la victoria, ya tengo la victoria!”

Sin que nadie nos dirigiera, comenzamos a cantar: “¡Cuán grande es nuestro Dios!”  Otros seguían clamando, había llanto de júbilo y gozo en todo el santuario.  Pronto comenzamos de una manera muy solemne a cantar: “¡Yo me rindo a Él, yo me rindo a Él, todo a Cristo, yo me entrego, yo me rindo a Él!”

Fueron como seis grupos de personas que llegaron al altar para ser santificadas.  Nadie quería salir del templo.  La presencia de Dios fue tan real que todos volvimos a casa renovados, llenos.  Experimentamos una vez más la plenitud del Espíritu Santo al estilo “Hechos de los Apóstoles: Capítulo 4”.  Todos salimos de allí “empoderados” para ganar nuestro mundo, para ser testigos “hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8).

*Para más información sobre la Cumbre de Santidad o para inscribirse antes del 31 de julio para un descuento en el costo de inscripción, ponte en contacto con Edwin Martínez ( HYPERLINK “mailto:emartinez@nazmac.orgemartinez@nazmac.org) o marca acá.

Un Futuro de Esperanza

Superintendente General Jesse Middendorf comparte su Discurso Cuadrenial sobre el Estado de la Iglesia

Superintendente General Jesse Middendorf comparte el Discurso Cuadrenial sobre el Estado de la Iglesia

29 de Junio, 2009

Orlando, Florida, EEUU

Hablando para la Junta de Superintendentes Generales, Jesse C. Middendorf compartió el Discurso Cuadrenial sobre el Estado de la Iglesia al inicio de la 27 Asamblea General de la Iglesia del Nazareno.

Middendorf habló sobre la necesidad de mantener nuestra teología en un mundo fluctuante, aun mientras seguimos re-inventando los métodos que usamos para compartir el mensaje de santidad.  Además se enfocó en propuestas de parte de la Junta de Generales con respeto a cambios económicos necesarios para fortalecer y facilitar el ministerio de la iglesia local alrededor del mundo.

Una de las partes más significativas de este discurso importante, desde mi perspectiva como misionero y escritor de este blogspot, fue el llamado de los seis Superintendentes Generales para “Más Misión, Menos Estructura” en la Iglesia.  Middendorf instó que la estructura de la Iglesia debe ser misional, conectiva, relativa, flexible, accesible, y responsable para que la Iglesia avance.

Mientras concluyó su discurso, Middendorf declaró que, con la ayuda del Señor…

  • La Iglesia del Nazareno sobrevivirá durante la recesión económica–saliendo más fuerte y mejor enfocada del otro lado.
  • La Iglesia continuará predicando la gracia santificadora de Dios.
  • La Iglesia continuará evangelizando y haciendo discípulos semejantes a Cristo.
  • La Iglesia continuará enviando misioneros.
  • La Iglesia continuará plantando iglesias.
  • La Iglesia continuará ayudando a los necesitados.

“Sólo si tomamos el tiempo para ser santos y buscamos una obra más profunda de Dios en nuestras vidas, se podrá sostener nuestra misión,” él dijo.

“Aquí está el futuro nazareno–haciendo discípulos a la semejanza de Cristo en las naciones por el poder del Espíritu Santo.

“Que una unción fresca del Espíritu de Dios para esta tarea sobrenatural venga a Su Iglesia este mismo día.”

El Pecado de Acán—Parte I: Consecuencias Corporativas

Pecado de Acán1¿Han leído la historia de Acán en Josué 7, verdad?

La versión sencilla: Los israelitas conquistan, Acán desobedece a Dios y toma del botín, los israelitas intentan vencer a otro pueblo y sufren una gran derrota. Josué busca el rostro del Señor y el Señor indica que un hombre de una familia de una tribu de todo el pueblo de Israel fue quién pecó. Llevan a Acán, su familia, y sus posesiones a un valle, los matan, los queman, y ya.

¡Cuán drástico! Peca un hombre de miles y miles y afecta a todos.

Creo que la historia de Acán puede enseñarnos mucho hoy en día. En la próxima entrada hablaremos sobre lo que nos puede enseñar de cultura. Pero hoy resaltaremos otra cosa importantísima: el hecho de que nuestras decisiones afectan a mucha gente y no sólo a nosotros como individuos.

Cuando vivimos vidas de santidad e integridad delante de nuestras familias y compañeros de escuela o trabajo, ¡esas vidas y esas decisiones afectan a toda la sociedad! Cuando vivimos apasionados por compartir el amor de Cristo con todo el mundo, ¡hay un impacto enorme en nuestras comunidades!

A la vez, cuando decidimos no seguir a Dios, cuando violamos su ley y su voluntad para nuestras vidas, tiene consecuencias corporativas. El líder de la iglesia que piensa que está cometiendo adulterio en secreto eventualmente se descubre y su familia, su iglesia, y la reputación de todo el cristianismo son castigadas. El joven que siempre se alimenta con películas y música que denigra la familia, el matrimonio, y la vida humana eventualmente actúa lo que está metiendo en su corazón; toda relación de amistad, familia, y noviazgo sufre. Ahora aun los científicos dicen que una vida condicionada por una adicción, las drogas, el alcohol, el sexo, puede tener serias repercusiones físicas, psíquicas, y genéticas sobre la vida de los descendientes.

El título de este blog es Transforma el Mundo. Hagámoslo una decisión a la vez.

La Sumisión: La Actitud de la Misión

La Sumisión: La Actitud de la Misión

La Gran Comisión: Parte IV

Mateo 28:17

Escrito por Dr. Stephen Manley, en su libro “La Gran Comisión”

“Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban” (Mateo 28:17). ¿Hay alguna diferencia entre la consagración que encontramos en el versículo dieciséis y la sumisión del versículo diecisiete? En realidad, ambos elementos están presentes en el versículo dieciséis, pero es muy claro que en el versículo diecisiete se agrega: “le adoraron.”

La consagración podría significar vencer mi actitud. En otras palabras, yo realmente no quiero hacer esto, pero tengo que hacerlo. Este es un deber doloroso por el que debo pasar, pero estoy cautivo en una trampa religiosa. Yo estoy atascado con esta misión. Pero nosotros no encontramos esa clase de actitud ni en el versículo dieciséis ni en el versículo diecisiete. La diferencia entre la consagración y la sumisión es “la actitud”.

Éste es el corazón de la santidad. Es la actitud del corazón. La compulsión es el impulso ardiente. El amor es la pasión. Cuando usted tiene la santidad de corazón, usted está consciente del gran privilegio que tiene de ser parte del corazón palpitante y vibrante de Dios. Dios nos ha invitado a ser parte de lo que lo ha motivado a Él en lo profundo de su ser. Nosotros no estamos en una línea de ensamblaje, recibiendo un pago por poner un tornillo en una tuerca. El Dueño, Él mismo, nos ha invitado a ser parte de lo interno de su corazón. Él quiere que seamos motivados por lo que lo motiva a Él.

Aquí está la realidad de la situación. Dios ha abierto su pecho, rasgándolo, y le ha expuesto a usted el deseo más profundo de su corazón. La Trinidad: Dios el Padre, Jesús el Hijo, y Dios el Espíritu Santo, se han arriesgado en esta misión. Esa misión es redimir al mundo. ¿Se entregaría usted a tal grado? ¿Correría usted hacia esa meta con la pasión de alguien que vive de acuerdo al corazón de Dios?

Nuestros Fundadores Todavía Hablan

En este blogspot, he dedicado un mes completo a nuestro Centenario como una denominación. Debemos celebrar de verdad 100 años de ministerio misional y predicación de santidad. En este último día de octubre 2008 (también Aniversario de la Reforma Protestante), quiero dejar contigo, como lector fiel, las siguientes citas de algunos de nuestros fundadores. Que lo que ellos predicaron y creyeron nos forme y transforme en el siguiente siglo también.

“La Iglesia del Nazareno ha afirmado su rostro hacia la Estrella del Norte que es el amor perfecto, y no desviaremos a la derecha ni a la izquierda” (P.F. Bresee; 1904).

“El llamado de Dios a nosotros es predicar santidad, juntarnos en comunión íntima donde la experiencia del bautismo con el Espíritu Santo se pueda disfrutar, donde hombres y mujeres se puedan establecer en santidad” (Bresee; 1902).

“¿Qué es el trabajo de la Iglesia? Asegurar la conversión de gente y su establecimiento en santidad” (Bresee; 1900).

“Nuestro trabajo entero es misionero” (Bresee; 1915).

“Nuestra iglesia es una iglesia preeminentemente misionera. No sabe ninguna diferencia entre campos locales y extranjeros. En estos días, todos los campos están cerca” (Bresee; 1906).

“Santidad de corazón y celo misionero nunca se pueden separar. Fue cuando los labios de Isaías fueron tocados con la llama purificadora desde el altar celestial que él escuchó la voz diciendo, “¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?” Y su respuesta es típica de todo corazón santo: “¡Heme aquí; envíame a mí! ” (H. Orton Wiley; 1933).

“El primer milagro después del bautismo del Espíritu Santo ocurrió a un mendigo. Eso significa que el primer servicio de una iglesia bautizada por el Espíritu Santo es a los pobres, que su ministerio es a los más bajo, que sus dones son a los que los necesitan más. Como el Espíritu estaba sobre Jesús para predicar el evangelio a los pobres, también el Espíritu está sobre sus siervos para el mismo propósito” (Bresee; 1901).

“Ya es tiempo para una gran cruzada mundial y si somos dignos de ser clasificados como descendientes de Wesley quien declaró el mundo como su parroquia, debemos liderar esa cruzada y no permitir que el avance de sus carros nos empuja desde atrás” (J. B. Chapman; 1944).

A %d blogueros les gusta esto: