Archivo del sitio

Frazadas y brócoli

Llegamos a la característica 10 de una Iglesia Génesis, una iglesia misional.

Por Emily Armstrong

peek_a_boo_baby

“¡Otra vez!” dijo él, llorando de alegría.

Tirando la frazada hacia mí, lo escuché estallar en una risa llena de expectativa que llenó el cuarto. Mis manos se movieron rápidamente, y en un instante, la frazada diseñada con pequeñas jirafas e hipopótamos fue lanzada sobre su cabeza otra vez. Muy rápido su risita se apagó.

“¿Dónde está Elías? ¿Dónde está Elías?” Pregunté con la voz más curiosa que pude encontrar.

Su cuerpecito de 16 meses de edad estaba temblando ligeramente, muy parecido a una taza de gelatina que no se queda quieta, por más que tú quieras.

Mientras levantaba la frazada para mostrar su cara sonriente de nuevo, dije las palabras mágicas que provocaron la risa encantada, “¡AHÍ ESTÁ!”

¿Por qué a los pequeños les encanta jugar tanto al escondite? Un juego tan simple, pero por décadas, tal vez siglos, ¡ha emocionado a tantos! Los profesionales de desarrollo infantil nos dicen que parte de la razón es que cuando la frazada está sobre la cabeza de un niño pequeño (¡incluso solo tapando sus ojos!) ellos piensan que las cosas realmente dejan de existir. Y cuando su amada mamá aparece “justo frente a sus ojos”, es motivo de un gozo extremo – ¡ella regresó!

¿Podría ser que algunas congregaciones están estancadas en un juego del escondite que nunca termina? ¿Estamos tratando simplemente de “lanzar una frazada” sobre las cosas que necesitan cambiar, creyendo realmente que van a desaparecer? Desafortunadamente, “lanzar una frazada” sobre programas que no son efectivos, discipulado que está estancado, o conflicto en la junta de oficiales (solo por nombrar algunas cosas) no las hace desaparecer. Y seguramente no provoca una risa encantada.

La décima característica de una Iglesia Génesis es que se evalúa a sí misma y comunica resultados a varios niveles de liderazgo (local, distrital, etc.), haciendo cambios cuando son necesarios. Rápidamente desempaquemos ese enunciado; porque tiene un montón de cosas buenas que no quiero que te pierdas.

Voy a tomar prestada una imagen de Santiago, porque creo que es una excelente ilustración de autoevaluación y comunicación. En el primer capítulo de este libro, en un tono de advertencia, él compara algunos creyentes con una persona mirando un espejo, solo para dar la espalda al espejo y olvidar lo que vio. Cuando mi esposo predica este pasaje, él siempre usa la imagen de un pedazo de brócoli pegado en tus dientes – algo que NUNCA podrías perder de vista en un espejo, y que arreglarías INMEDIATAMENTE.

¡Una iglesia misional necesita mirar todo en el espejo! Si todos los dientes son color blanco resplandeciente, seguimos adelante con el buen trabajo, pero si tenemos brócoli en los dientes, es tiempo de hacer un cambio. Por favor, amigos. No dejen el brócoli en sus dientes.

Aunque es vergonzoso para mí señalar esto, te aprecio mucho como para dejarte andar con brócoli en tus dientes. ¿Has encontrado alguna de estas cosas ocurriendo en tu iglesia? Si es así, ¿puedo sugerirte cortésmente que esto amerite hacer algunos cambios?

  • Un reporte anual del pastor con cero conversiones (a propósito, las conversiones no son SOLAMENTE trabajo del pastor, pero eso es otro tema para otro blog).
  • Una junta de iglesia que no ha dado una licencia de ministerio local o distrital a nadie en la congregación por los últimos 6 meses.
  • Un miembro promedio de la congregación no conoce los nombres de la gente en el vecindario más cercano.
  • Un reporte financiero que indica que ningún dinero ha sido recibido para el compromiso con la misión global.
  • Una congregación que está dividida sobre estrategias de evangelismo, tiempos de servicio, selección de música, o el color de la pintura para las paredes.

A pesar de que algunas veces el espejo nos enseña cosas que nos incomodan, no culpamos al espejo. No nos deshacemos de él porque enseña el grano en nuestra frente o el brócoli en nuestros dientes. Somos sensibles a esto. Prestamos atención a esto porque es una herramienta que nos hace ser más seguros de nosotros mismos y nos permite ser quienes deseamos ser. La autoevaluación en nuestra congregación es de la misma forma – no debemos tener miedo de llenar honestamente reportes o hacer preguntas de “por qué.” Estas son herramientas que sirven para hacernos mejores, permitiéndonos identificar áreas en las que necesitamos hacer cambios para que el Reino de Dios continúe expandiéndose en la tierra.

Entonces, ahora que hemos quitado cualquier frazada de escondite Y brócoli en nuestros dientes, es tiempo de avanzar en ministerio. Al igual que un espejo es una herramienta en nuestra vida diaria, permite a la autoevaluación a hacer lo mismo – sácalo todos los días, permitiendo a Dios moldearte a ti y tu congregación en las personas que Él desea que sean.

Recordemos: una Iglesia Génesis se evalúa a sí misma y comunica resultados a varios niveles de liderazgo (local, distrital, etc.), haciendo cambios cuando son necesarios.

 

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

¿Hay Buenas y Malas Oraciones?

Como cada miércoles, hasta el 7 de diciembre de 2016, continuamos explorando las 10 características de una iglesia misional, una iglesia Génesis.

Por Scott Armstrong

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Vamos a jugar.

¿Qué tienen en común las siguientes cosas?

  • El dedo gordo de la tía Edna
  • Un gato enfermo
  • Un cuarto auto de lujo
  • La destrucción de un jefe
  • Una gran pantalla de TV de plasma
  • Un huracán

¿Adivinaste correctamente? 

Todas las cosas en la lista de arriba en realidad son peticiones de oración que he escuchado y que han sido compartidas por diferentes cristianos durante una clase de escuela dominical o un servicio de la iglesia.

Sí, el dedo gordo del pie que había sido aplastado y un gato que había vomitado esa mañana, ambos hacen la lista.

Sí, creyentes adinerados han pedido por televisores de diseñador y múltiples autos de lujo.

Sí, una maestra que había experimentado conflicto constante con su jefe, pidió que Dios destruyera al director de la escuela. 

Ah, y sí, un niños oró que un huracán golpeara su país para que cancelaran clases en su escuela. 

Tal vez tú eres como yo – ¡no sabes si llorar o reír!

Ahora, necesitamos admitir que los seguidores de Cristo – como la gente en general – vienen en todas las formas, tamaños, trasfondos y personalidades. Así que las peticiones de oración algunas veces van a ser raras; de hecho, ¡estoy seguro que yo he tenido algunas como esas a través de los años!

La Biblia misma también exhorta: “echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:7). Entonces, ¿no son todas las peticiones de oración mencionadas arriba, en un nivel básico, solo niños entregando sus cargas a su amoroso Padre? Una pregunta relacionada puede ser: ¿hay oraciones malas y oraciones buenas, y quién decide cuál es cuál?

Veamos esto de otra manera. La oración revela nuestras prioridades más grandes. Lo que oramos deja al descubierto la esencia de nuestra teología, nuestra visión del mundo, y de nosotros mismos.

Y muchas veces, quedamos desnudos, pidiendo por nuestra comodidad, en lugar de pedir por la salvación y el bienestar de quienes nos rodean.

La octava característica de una iglesia Génesis es que toda la iglesia intercede por las necesidades de su comunidad y del mundo.

Si decimos que nuestra prioridad más grande es alcanzar nuestra comunidad, ¿por qué siempre oramos por nosotros? Si decimos que tenemos una mentalidad global, ¿por qué la mayoría de nuestras oraciones tienen que ver con las necesidades y deseos de los miembros actuales de la iglesia?

¿Qué pasa si nuestro anhelo fuera por nuestra comunidad para que conociera y experimentara a Cristo? ¿Qué pasa si nuestro deseo más profundo fuera ver el mundo entero transformado por el amor de Jesús? ¿No sería notorio eso en nuestra forma de orar?

Pero hay otro componente de esto. Una iglesia Génesis involucra a todos en la congregación en interceder…

Todos.

¿Cuántos de nosotros incluimos a nuestros niños y jóvenes en las estrategias claves de oración en la iglesia? ¿La oración está enfocada primordialmente en los santos jubilados de la iglesia, quienes tienen más tiempo para dedicar a esos asuntos?

¿Qué pasa si invitamos niños y adolescentes a ser una parte vital en interceder por nuestra comunidad y mundo, porque creemos que son igual de efectivos que cualquiera para hablar Dios? ¿Qué pasa si no podemos imaginar excluirlos del esfuerzo que mueve montañas y hace que el reino avance, en el cual nos involucramos como iglesia?

Esto requerirá visión. Esto requerirá paciencia y creatividad. Pero si todas las edades de nuestras congregaciones oran fervientemente por la salvación y restauración de nuestras comunidades, ¡veremos realmente un avivamiento realizándose en nuestras naciones!

La tía Edna y su dedo gordo son parte de nuestra comunidad. Así que ora por ella – y por eso. Solo asegúrate que tú y tu congregación están orando mucho más por la transformación de familias, ciudades, y el mundo, que por tu comodidad personal – o la de ellos de hecho.

Una iglesia Génesis involucra a todos en la intercesión por las necesidades de su comunidad y del mundo.

 

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

Lo que Hospicio me Enseñó Sobre el Trabajo en Equipo

Como cada miércoles, hasta el 7 de diciembre de 2016, continuamos explorando las 10 características de una iglesia misional, una iglesia Génesis.

Por Emily Armstrong

hospital_bed_holding_hands

“Él está cansado, Em. Está listo para ir a casa con Jesús. Hemos llamado a un hospicio para que cuiden de él durante sus últimos días de vida.”

Hospicio.

Yo conocía la palabra. Significaba intrínsecamente que alguien, MI alguien, iba a morir pronto. Era el trabajo del “hospicio” asegurarse que mi abuelo estuviera cómodo en sus últimos días aquí en la tierra.

Y mientras mi mamá me daba estas noticias difíciles, estaba agradecida por ELLOS. 

“Hospicio”, consistió en el doctor de mi abuelo y las enfermeras del asilo, su trabajador social y quien era su pastor desde hace mucho tiempo. ELLOS iban a trabajar juntos para asegurar que sus últimos y pocos días fueran cómodos en todas las facetas de la vida, incluyendo el aspecto físico, emocional y espiritual. ELLOS trabajaron hacia una meta común, y solo a través de trabajar juntos esa meta podía hacerse realidad.

El doctor y las enfermeras se asegurarían que él estuviera cómodo, ajustando los medicamentos cuando fuera necesario, mientras el trabajador social estaría atento a las rutinas diarias y horarios a los que estaba sometido. Todo el tiempo, su pastor estaría dando consejo sabido y divino para ambos, a mi abuelo que estaba listo para ver a Jesús, y a los miembros de mi familia que ya estaban lamentando la pérdida. El plan de ninguno, debilitó el de los otros – todos los profesionales tuvieron que trabajar juntos. Esta es la belleza del hospicio – gente trabajando junta para lograr el bien común del paciente.

A mí me suena a que hospicio – cuando se hace bien – se ha apropiado de las palabras de Pablo a los romanos, cuando dice:

“Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener…también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás.” (12:3,5; NVI)

La séptima característica de una iglesia Génesis es que toda la congregación y los ministerios trabajan en equipo y colaboran con la misión de hacer discípulos. En su carta a los romanos, Pablo exhorta a la congregación a que “nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener.” En mi opinión ésta es la clave para el trabajo en equipo en la Iglesia.

¿Recientemente has escuchado alguno de estos comentarios engañosos en tu congregación?

  • No puedo visitar a John después de su cirugía; estoy muy cansado después del trabajo. ¿No se supone que eso es trabajo del pastor?
  • Tú sabes que yo no trabajaré con niños – ellos son muy ruidosos e irrespetuosos.
  • ¿Limpiar el santuario? Estamos ocupados practicando la música para el siguiente servicio, así que no podemos ayudar.
  • Los niños de este vecindario están arruinando nuestro edificio – si no vienen con uno de sus padres, entonces ¡no deben venir para nada!
  • Oiga pastor, ¡tengo una idea para un proyecto de alcance comunitario! ¿Puede usted planearlo?

Desafortunadamente, comentarios como éstos ¡suenan en los templos cada semana! IGLESIA – humillémonos a nosotros mismos. Colaboremos. Somos los mejores cuando trabajamos juntos para hacer DISCÍPULOS SEMEJANTES A CRISTO. Somos los peores cuando somos ministerios que nos preocupamos por el éxito de MI programa de manera individual.

Hazme caso, si quieres, e imagina los comentarios de una Iglesia que está trabajando junta:

  • Escuché que están planeando una actividad evangelística en un par de semanas – ¿hay algo que podemos hacer para ayudar?
  • ¡Wow, tenemos muchos niños nuevos asistiendo a la escuela dominical los domingos por la mañana! No soy un gran maestro, pero ¿puedo ayudar con el “control de multitudes”?
  • Estamos recolectando algunos bienes para una familia que perdió la mayoría de sus posesiones en un incendio – ¿puedes participar?
  • No puedo ir al viaje misionero del próximo verano, pero me gustaría patrocinar a alguien con finanzas y orar por ella. 

Así como el hospicio que trabajó en conjunto para el buen final-de-la-vida de mi abuelo, yo creo que la Iglesia puede trabajar junta para el bien de toda-la-vida de la humanidad. Ahí es donde se ve la diferencia más grande: nuestra misión no tiene una fecha final. Nuestro trabajo en equipo y testimonio de humildad harán una diferencia eterna mientras más discípulos de Cristo se añadan al equipo.

¿Tomarás el reto? Encuentra una manera de ofrecer humildemente tu ayuda y servicio a otro miembro de tu congregación – busca edificar el equipo, mientras JUNTOS hacemos más discípulos semejantes a Cristo en las naciones.

Una Iglesia Génesis es que toda la congregación y los ministerios trabajan en equipo y colaboran con la misión de hacer discípulos.

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

El Plan de Dios para la Multiplicación de su Iglesia

Como cada miércoles, hasta el 7 de diciembre de 2016, seguimos explorando las 10 características de una iglesia misional, una iglesia Génesis.

Por Emily Armstrong

“Mira, ¡esto es para ti!”

“Gracias…creo,” lo dije mirando escépticamente la bolsa Ziploc tamaño galón que mi amiga había colocado en mi mano. 

Tú también estarías escéptico. Dentro de la bolsa de plástico había una mezcla cremosa de color beige, que tenía pequeñas burbujas.

“¿Qué es esto?” pregunté.

“¡Es Pan de la Amistad Amish! ¿Alguna vez has comido Pan de la Amistad Amish? ¡Tan solo es el pan de canela MÁS delicioso que existe! No sé por qué se llama pan, porque yo lo como para el postre – ¡es muy bueno!“

“No entiendo. Esto es líquido cremoso en una bolsa. No veo ningún pan.”

“¡Ese es el punto! Hace 10 días alguien me dio una mezcla inicial para el pan, justo como yo te lo estoy dando a ti, y ¡ahora es mi turno de encontrar tres amigos que también lo quieran hacer! Voltea tu bolsa, y puedes ver las instrucciones escritas por fuera.”

Di vuelta a la bosa y vi escrito con marcador mágico “instrucciones” para los primeros 4 días que decían “aplaste la bolsa” – porque esto ayuda a la levadura a estar activa y mantiene la mezcla burbujeante.

Las instrucciones del día 5 eran diferentes – Tenía que “alimentar” la mezcla inicial con una taza de azúcar, una taza de harina y una taza de leche.

Del día 6 al 9 tenía que “aplastar la bolsa” otra vez.

Las instrucciones del día 10 decían que “alimentara” la mezcla nuevamente, y luego la dividiera en 5 porciones de una taza; 2 tazas eran para mí (una para hacer pan y una para comenzar el todo el ciclo otra vez) y las otras 3 porciones eran para colocarlas en bolsas Ziploc tamaño galón y darlas a 3 amigos que quieran hacer Pan de la Amistad Amish.

Mientras el proceso siga, habrá Pan de la Amistad Amish cada 10 días. Y ¡la mezcla no se echará a perder!

Me gusta el concepto del Pan de la Amistad Amish, porque es una receta que EMPIEZA con el pensamiento de que crecerá y se esparcirá – cuando una persona prueba el sabor de ese delicioso pan de canela, significa que muy pronto otras 3 personas serán beneficiadas con el proceso. Y luego esas 3 personas rápidamente se convierten en 9 personas…y puedes hacer la cuenta – el MUNDO ENTERO debe estar comiendo Pan de la Amistad Amish en cuestión de algunas semanas, ¿cierto? Entonces, ¿por qué no estamos comiendo ese pan?

laying-on-of-hands-ordination

Porque el proceso se detiene. Las direcciones son simples, pero algunos días pasan y olvidamos aplastar la bolsa y nuestra levadura se muere. O llegamos al día cinco y no tenemos todos los ingredientes necesarios para “alimentar” la mezcla inicial. O en el peor de los casos, seguimos todas las instrucciones, pero estuvimos muy ocupados (o fuimos perezosos) para terminar la receta.

Como cuerpo de Cristo, pienso que ¡debemos ser como el Pan de la Amistad Amish! ¡Cada congregación tiene la responsabilidad de compartir el evangelio con el mundo entero! Las congregaciones no son iniciadas en las comunidades solo para alimentarse a ellas mismas – ellas son alimentadas para ¡DAR! La sexta característica de una Iglesia Génesis es que identifica, desarrolla y envía pastores, misioneros y plantadores nuevos con intencionalidad, enfocándose en la estrategia educativa de la denominación.

Toma un minuto para responder estas preguntas:

  1. En mi congregación, ¿quiénes han compartido que Dios les está llamando a ministrar fuera de la iglesia local?
  2. ¿Cuándo fue la última vez que mi pastor o el maestro de escuela dominical, presentó una oportunidad formal, de manera pública, para que la gente respondiera a un llamado al ministerio?
  3. ¿Cuándo fue la última vez que presentamos la licencia local de ministerio a alguien, o que enviamos a un misionero a un viaje misionero?
  4. ¿Cuántas personas de nuestra congregación están participando en oportunidades de educación teológica como la Escuela de Liderazgo o clases en el seminario?

Detesto ser la portadora de malas noticias, pero si no podemos responder estas preguntas, entonces en el mejor de los casos, simplemente estamos manteniendo el trabajo de Dios en el mundo, y en el peor de los casos, lo estamos asfixiando. En las palabras de nuestra receta de Pan de la Amistad Amish, olvidamos “aplastar la bolsa” o “alimentar la mezcla inicial.”

A menudo citamos el verso, “¡Rogad al Señor de la mies que envíe más obreros a su mies!” Sin embargo, ¿qué pasa si el Señor ha estado respondiendo nuestra oración, llamando a más y más de nuestras congregaciones a su mies y nosotros somos tan egoístas para enviarlos? ¿Podría ser que Dios bendice nuestra congregación con la habilidad de desarrollar líderes ASOMBROSOS para alcanzar el mundo entero con su evangelio?

¿Desarrollamos líderes asombrosos y luego no los dejamos ir porque los necesitamos? ¿Alguna vez has usado la excusa, “Por qué enviaría a tal y tal a tal y tal lugar, cuando tenemos tanta necesidad aquí?” Asfixiante.

El reto es crear un ambiente donde vemos como un honor cuando Dios llama a alguien de NUESTRA comunidad para servir en OTRA comunidad. En muchas maneras, esta es la bendición de Dios porque hemos sido fieles a nuestro papel de discipulado en nuestra congregación local – Dios reconoce nuestro buen trabajo a través de permitir que nos repliquemos a nosotros mismos en todo nuestro estado, nación, e incluso en el mundo.

Y cuando empezamos a replicarnos a nosotros mismos, un movimiento toma lugar. El reino de Dios en la tierra se expande y nos convertimos en actores clave en la expansión. Ya no solo estamos esperando ver a Dios obrando; nos involucramos en la obra de Dios. Vemos NUESTRA CONGREGACIÓN como “mezcla inicial” que sirve a los propósitos para ser esparcida “hasta lo último de la tierra.”

Así que esta soy YO, dándote a TI una bolsa Ziploc virtual de Pan de la Amistad Amish, y tú tienes la opción. ¿Vas a seguir las instrucciones, replicar el proceso y compartirlo con amigos, o vas a detener el proceso y tirarlo? ¡Mi oración es que tú experimentes la dulzura de desarrollar y enviar a la siguiente generación de líderes!

Una iglesia Génesis identifica, desarrolla y envía pastores, misioneros y plantadores nuevos con intencionalidad, enfocándose en la estrategia educativa de la denominación.

 

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

 

 

 

Practicando la Santidad Diariamente

Cada miércoles, a partir del 5 de octubre y hasta el 7 de diciembre de 2016, estaremos publicando un artículo enfatizando las diez características de una iglesia Génesis, esto es parte del desarrollo continuo de varias herramientas y materiales que ayudarán a las iglesias a diagnosticar y mejorar su salud.

Por Scott Armstrong

1475518382678

Había sido un día pesado en la oficina. Tuve conflictos con algunos de mis compañeros de trabajo y un malentendido con mi jefe. Había habido muchas interrupciones no planeadas que me impidieron entrar en ritmo y trabajar en mi enorme lista de cosas por hacer.

Finalmente en casa, me acosté en el sofá con un gran suspiro, exhausto. Comienzo a leer las noticias, tratando de olvidar todas las frustraciones del día.

Mis hijos de 4 y 2 años –en ese entonces- estaban corriendo y chocando sus coches de juguete, haciendo una cantidad exagerada de ruido. Hice como que no los escuchaba y enterré mis ojos en el periódico.

Mi esposa estaba en la cocina preparando la cena y de alguna forma intentando acorralar a los pequeños ruidosos para que no destruyeran el lugar. “Gracias, Señor, por mi maravillosa esposa” –pensé- “Ella es increíble”.

Y seguí con mi lectura.

Ese día ella había trabajado en la oficina la misma cantidad de horas que yo. Me había dicho un poco más temprano que tenía dolor de cabeza. Pero no colapsó en el sofá como lo hice yo. Llegó directo a preparar la comida y cuidar de nuestros hijos.

Algo me decía que debía levantarme y ayudarla en la cocina. “Pero solo sería un estorbo”- reflexioné- “Soy terrible para cocinar”.

Otra punzada en la conciencia me decía que debería al menos jugar con los niños para que no molestaran tanto a su madre. “Pero merezco algo de tiempo para ” –luché contra ese pensamiento- “Nadie sabe las cosas por las que pasé hoy”.

Había predicado y enseñado sobre servidumbre y sacrificio docenas de veces en diferentes congregaciones. Había escrito devocionales y artículos sobre santidad. Pero mis palabras no coincidían con mis acciones – o inacciones – como leer el periódico y defender mi ego.

¿Has tenido momentos así? ¿Instantes donde tus acciones no encajan con los elocuentes discursos que has dicho? ¿Momentos donde actuaste de cierta manera en un lugar específico y completamente diferente en otro lugar?

La quinta característica de una iglesia Génesis es que predique la santidad regularmente y la practique diariamente. Eso es predicar con el ejemplo. Estamos para inspirar apasionadamente a los adultos, adolescentes, -y sí, incluso niños- con nuestro distintivo mensaje de santidad. Y aún más, debemos también vivir de acuerdo con ello en nuestro trabajo, casa y comunidad.

La santidad es conocida con diferentes nombres en diferentes círculos. Entera santificación. La segunda obra de gracia. Morir a uno mismo. Pureza de corazón y de vida. Rendición total. Ser llenos del Espíritu Santo.

Pero quizás la manera más fácil de entender y resumir la santidad es:

SER COMO CRISTO.

Estoy asombrado de lo poco que hablamos sobre la vida de santidad en nuestras iglesias. Me desconcierta la cantidad de personas que piensan que no se puede evitar vivir constantemente en pecado. Me aterroriza escuchar a algunos que creen que la santidad es un concepto periférico de nuestra teología, algo de lo que hablamos una vez cada varios años.

El Dr. Louie Bustle, antiguo Director de Misión Global para la Iglesia del Nazareno, me dijo una vez que el 90% de sus sermones estaban relacionados con la santidad. Me tomó del brazo para asegurarse que tenía mi atención. “Si nuestra gente no comprende la victoria que Cristo nos ofrece, todo lo demás que prediquemos no serán más que solo remedios de autoayuda”.

Tal vez la razón por la que predicamos tan poco sobre la santidad es porque rara vez la vemos en práctica. Miembros de la junta que argumentan venenosamente sobre el color de la alfombra y ponen al pastor contra la pared. Adultos mayores diciendo que ya han pasado al altar un par de ocasiones y no necesitan ir otra vez (insinuando que no tienen áreas en donde necesitan crecer). Liderazgos pastorales que definen la santidad de acuerdo a lo que usas o no usas al vestir y la frecuencia con la que asistes al templo. ¡Todo esto causa confusión en nuestra gente y sirve para diluir el poderoso mensaje que se nos ha confiado!

¿Qué tan a menudo tu iglesia predica y enseña intencionalmente sobre santidad?

¿Los problemas de tu iglesia se resuelven de manera que ejemplifiquen la santidad de pensamiento y de acción?

¿La gente de tu congregación cree verdaderamente que pueden ser como Cristo y vivir sin pecado?

Puse el periódico a un lado. Estaba avergonzado de mi egoísmo y de lo perezoso que estaba siendo como esposo y padre. Rodé por el piso y empecé a luchar con mis bulliciosos hijos. Los cargué y los llevé hacia la cocina. Con mis hijos retorciéndose y riendo bajo mis brazos, le dije a Emily: “Los tres queremos saber si podemos ayudarte de alguna manera.”

Cansada pero sonriendo, ella dijo: “Yo me encargo de la cena si tú te encargas de ese par de bribones”.

Los saqué de la cocina y continuamos jugando. Sabía que aunque al final había hecho lo correcto, éramos tres los bribones aquella noche. La única que en verdad actuó como Cristo desde el principio estaba poniendo la mesa.

Una iglesia Génesis predica santidad regularmente y la practica diariamente.

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

Tu Lugar en la Plantación de Iglesias Urbanas

Cada miércoles, a partir del 5 de octubre y hasta el 7 de diciembre de 2016, estaremos publicando un artículo enfatizando las diez características de una iglesia Génesis, esto es parte del desarrollo continuo de varias herramientas y materiales que ayudarán a las iglesias a diagnosticar y mejorar su salud.

Por Emily Armstrong

“Hagámoslos azules,” ella dijo.

“¿Pastelitos azules? ¿Tú crees que la gente va a querer comer pastelitos azules?” yo pregunté.

“¡Claro que sí! Pastelitos azules con chispas,” ella respondió.

Ella fue rápidamente hacia la alacena para encontrar las pequeñas botellas de plástico de colorante vegetal, mirando los colores disponibles, el intenso rojo, azul, verde y amarillo. Cuando tuvo el color de su elección, regresó al recipiente para mezclar donde la brillante masa blanca la atraía a añadirle algo de vida y color.

“Tómalo con calma,” le dije. “Si le pones mucho, no se lo puedes quitar.”

c89fd8abb94743b409302a97543dcac2La primera gota salpicó el mar de masa blanca y mientras ella lo mezclaba con la cuchara, se formó un remolino. A medida que continuó revolviendo todo, el color desapareció.

“Adelante, ponle un poco más,” animé a mi joven científica/repostera. 

Sin dudar por un momento, ella tomó y apretó la pequeña botella, agregando como 15 gotas del líquido índigo. Inmediatamente ella vio una diferencia. Mientras ella una vez más acercaba la cuchara para revolver la mezcla, inmediatamente vio que la masa blanca se volvió un tonalidad intensa de color azul. ¡Eso era EXACTAMENTE lo que ella tenía en mente todo ese tiempo!

Yo creo que Dios tiene una meta en mente para la ciudad, así como mi hija tenía una meta para sus pastelitos. Las metas de Dios requieren su instrumento favorito, la Iglesia. Pero mientras la Iglesia esté contenta con una o dos congregaciones en la ciudad, lo mismo que sucedió con esa gotita de colorante azul le sucederá a la Iglesia – eventualmente desaparecerá.

Pero cuando muchas congregaciones llegan a la ciudad, provocará una transformación completa. Así como el color blanco de la masa fue transformado por el ejército de gotas de colorante azul, la ciudad será transformada por muchas congregaciones activas y saludables en su medio.

La cuarta característica de una iglesia Génesis es que se involucra activamente en la plantación de una nueva congregación en el centro urbano. Las ciudades del mundo están creciendo a un ritmo sin precedentes, con 200,000 personas moviéndose a las áreas urbanas ¡CADA DÍA! Experimentar este tipo de crecimiento significa que todos deben estar comprometidos en la plantación de iglesias en la ciudad – vivas o no vivas en una.

Déjame aclarar algo. No estoy promoviendo más edificios en la ciudad que se abren una vez a la semana para facilitar adoración a un grupo de personas. Yo propongo que el propósito de Dios para la Iglesia es unirse a Él en misión, así que plantar nuevas iglesias significa más personas comprometidas en la misión de Dios para reconciliación en la ciudad.

Yo no quiero que pases de largo este otro componente – involucrada activamente es una parte clave de esta característica. Hagamos un espacio aquí para una breve lección de gramática griega. En griego, hay algo llamado presente participio activo, y es cuando el hablante quiere implicar que la acción está tomando lugar en la actualidad o repetidamente. Si estuviéramos escribiendo esta característica en griego, sería con el PRESENTE PARTICIPIO ACTIVO – una iglesia Génesis es aquella que se encuentra actualmente o repetidamente plantando iglesias en el centro urbano. No es: “Lo hicimos una vez y ya terminamos.” Es un hábito que continuamente sigue ocurriendo.

Entonces, considera estas maneras en que puedes estar activamente involucrado en la plantación de iglesias si vives en una ciudad:

  • Ora para que Dios abra tus ojos a ver las personas de tu ciudad que necesitan escuchar el evangelio lleno de amor y esperanza, y cuando Él responda tu oración, sé obediente.
  • Identifica un vecindario en tu ciudad que no tiene una congregación y comienza un grupo de célula semanal.
  • Contacta a un plantador de iglesia en tu ciudad y forma parte de un equipo de liderazgo en una congregación nueva.

¡No estás exento si tú no vives en una ciudad! Tú puedes:

  • Financiar a un misionero que está plantando una iglesia en Genesis.
  • Identificar, desarrollar y enviar intencionalmente a un plantador de iglesia CADA AÑO, de tu congregación a la ciudad – y si TÚ serás enviado, entonces VE.
  • Ora constantemente para que más obreros de la mies entren a los campos de cosecha en la ciudad.

El reto es hacer algo. Involúcrate. Involúcrate activamente.

Por cierto, mi hija tenía razón. Los pastelitos azules con chispas estuvieron espectaculares (¡y deliciosos!). Si ella pudo hacer eso con tan solo un poquito de colorante, IMAGÍNATE lo que Dios puede hacer con una multitud de iglesias en la ciudad.

La cuarta característica de una Iglesia Génesis es que se involucra activamente en la plantación de una nueva congregación en el centro urbano.

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

El Botón de “Encendido y Apagado” de la Compasión

Cada miércoles, a partir del 5 de octubre y hasta el 7 de diciembre de 2016, estaremos publicando un artículo enfatizando las diez características de una iglesia Génesis, esto es parte del desarrollo continuo de varias herramientas y materiales que ayudarán a las iglesias a diagnosticar y mejorar su salud.

Por Emily Armstrong

Hay ciertas cosas en la vida que deberían encenderse y apagarse.

Déjame nombrar algunas: una lámpara, la alarma de un reloj, un ventilador, un teléfono celular, un vehículo. Todos estos artículos vienen con un botón de encendido y apagado. ¿Por qué tenemos la opción de encender y apagar? Porque solo necesitamos esa opción en ciertas ocasiones, de hecho, tenerla en momentos donde no la necesitamos ¡puede ser dañino!

switch-on-iconPor ejemplo:

Una lámpara: Es necesaria cuando está oscuro, pero cuando sale el sol, apenas y se puede ver.

La alarma de un reloj: ¿Te imaginas una alarma que no puedes apagar? ¡Sonando todo el día! Solo pensarlo puede volverte loco.

Un ventilador: Ahhh, un ventilador dando aire a tu cara es GENIAL cuando el calor afuera es muy fuerte, sin embargo un ventilador dando aire a tu cara cuando el clima es lluvioso y frío es cruel y un castigo inusual.

Una televisión: ¡Qué bueno que podemos apagar la TV! ¿Verdad?

Un teléfono celular: Probablemente tenemos que hacer un mejor trabajo con eso de apagar nuestros celulares, pero por lo menos sabemos que hay manera de hacerlo. Si alguna vez decidimos hacerlo.

Un vehículo: ¿Te puedes imaginar la cantidad de contaminación en el aire y el dinero que costaría mantener un vehículo funcionando todo el día?

Encender y apagar cosas es conveniente e incluso necesario; pero, yo pienso que hemos convertido una de las características más asombrosas de Jesús en una característica que la Iglesia puede “encender y apagar cuando le conviene.” Compasión.

La segunda característica de una iglesia Génesis es que sirve como una presencia continua en su comunidad por medio de la práctica de compasión. Presencia continua significa que nuestra compasión no se enciende y apaga – simplemente es una parte de quienes somos.

Cuando Jesús estaba en la tierra, Él nos mostró cómo se ve una presencia continua de compasión en la comunidad. De hecho, haciendo un estudio de la palabra “compasión”, yo estaba agradablemente sorprendida de ver que hay una palabra en particular que fue usada exclusivamente para el tipo de compasión que Jesús practicó – en griego, es la palabra splanchnizomai. Esta forma de la palabra aparece 8 veces en los 4 Evangelios, los cuales por supuesto son los libros de la Biblia que relatan la historia de la vida de Jesús. La vida de Jesús nos muestra cómo las características de Dios son vividas en la carne.

Solo usando Mateo como nuestro contexto, ¿ves lo que yo veo en estos versículos?

  • Y [Jesús] al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas… (Mt. 9:36)
  • Y saliendo Jesús, vio una gran multitud y, tuvo compasión de ellos… (Mt. 14:14)
  • Y Jesús…dijo, “tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo…” (Mt. 15:32)
  • Jesús tuvo compasión de ellos, y les tocó los ojos… (Mt. 20:34 TLA)

Él los vio, Él estuvo con ellos, Él los tocó. Jesús vivió su vida rodeado de personas que necesitaban su compasión.

La compasión es expuesta normalmente por medio de actos de bondad y consideración hacia aquellos en cualquier tipo de dificultad o crisis. Y así es como sabemos que Jesús fue compasivo, porque Él sanó al enfermo, alimentó al hambriento, liberó a los esclavos a través de enseñarles las Buenas Noticias del Reino de Dios.

La compasión sin acción no es compasión. Y cuando una congregación no es movida hacia actos de compasión, ellos esencialmente están “apagando” la compasión. ¿Cómo una congregación apaga la compasión? Cuando la encasillamos dentro de un programa o cuando la compasión se vuelve una responsabilidad en nuestra lista de quehaceres de buena cristiandad.

Voy a aventurarme aquí (no te preocupes, es bastante fuerte y seguro) y decir que la mayor parte del contacto de Jesús con la gente sucedió afuera de la sinagoga. Él los encontró en su comunidad. Para ser una iglesia compasiva, una congregación debe estar CONSTANTEMENTE EN SU COMUNIDAD. Para ser capaz de ver a la gente de la manera que Dios los ve, debemos estar en contacto diario con la gente que necesita la bondad y la consideración de Jesús.

Yo puedo escucharte ahora – “¿Contacto DIARIO? ¡Es mucho pedir!”

Sí, pero así es como una congregación se vuelve una presencia continua en su comunidad. Tengo un deseo profundo de escuchar a las personas en mi comunidad decir, “estoy tan contento de que la Iglesia del Nazareno tiene una congregación en mi vecindario. Somos mejores por causa de ellos.”

Así que vamos a acabar con la idea complaciente de que la compasión puede ser marcada en nuestra lista de cada mes, y empecemos a trabajar para ser una presencia continua. Conoce tu comunidad para involucrarte en tu comunidad. Descubre las necesidades de tus vecinos para satisfacer las necesidades de tus vecinos. Sé Jesús para las personas que necesitan a Jesús.

Una iglesia Génesis sirve como una presencia continua en su comunidad por medio de la práctica de compasión.

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

Dos pláticas diferentes

Cada miércoles, a partir del 5 de octubre y hasta el 7 de diciembre de 2016, estaremos publicando un artículo enfatizando las diez características de una iglesia Génesis, esto es parte del desarrollo continuo de varias herramientas y materiales que ayudarán a las iglesias a diagnosticar y mejorar su salud.

Por Scott Armstrong

“¿Qué hora es?” – le pregunté a un hombre en la calle mientras me apresuraba para hacer algunas diligencias.

“¿De dónde eres?” – me preguntó a su vez, en el español rápido característico de República Dominicana.

“Soy de Estados Unidos, ¿Sabe qué hora es?” – quise ser educado y al mismo tiempo recordarle mi primera pregunta.

“Estuve en Nueva York una vez” –me dijo- “es frío por allá. Te apuesto que eres de Nueva York. Seguramente aquí sientes calor, ¿verdad?”

Exasperado por dentro pero tratando de no demostrarlo, le dije: “Soy de la Ciudad de Kansas. Soy misionero aquí y me encanta el clima. Disculpa si te molesto, pero veo que tienes reloj. Necesito saber si tengo tiempo suficiente para hacer una diligencia más antes de ir a casa”.

“Conseguí este reloj con un chico a tres cuadras de aquí” – me dijo orgullosamente- “No, espera, a cuatro cuadras…”

¿Has hablado con alguien y al terminar la conversación sentiste que habían tenido dos pláticas diferentes? Es frustrante hacer una pregunta que no es respondida, ¿verdad?

Muchas iglesias de las que he formado parte pasan la mayoría de su tiempo conversando apasionadamente, usando frases relacionadas con la iglesia, dirigiendo cosas importantes en el templo e inspirando a todos los que asisten regularmente a los cultos. El problema es que eso no está ni siquiera cerca de lo que platica la comunidad alrededor de ellos.

¿Cómo puedo lograr ser buen empleado y a la vez ser buen padre si tengo dos empleos y estoy agotado?

¿Es aceptable la homosexualidad? Si soy homosexual, ¿me sentiré como en casa en tu congregación?

Si Dios es amor y también todopoderoso, ¿por qué hay tanta maldad en el mundo?

Estas y muchas otras preguntas nunca son respondidas de manera reflexiva en muchas iglesias. Entonces la tendencia en nuestras comunidades es pensar que lo que sea que pasa en el templo, no tiene nada que ver con la vida diaria de las personas alrededor.

La primera característica de una iglesia Génesis es que semanalmente celebra servicios que son relevantes y transformadores para su comunidad. El culto de adoración corporativo es la reunión habitual de creyentes en un lugar con el objetivo de adorar al Señor y ser transformados por Él. Es la expresión unida y pública de la adoración que cada individuo y familia ha estado haciendo en sus vecindarios, escuelas y trabajos durante la semana.

cultos-evangelicos-posadsa-594x360

El culto de adoración semanal debe ser el punto de acceso primario para que aquellos que no conocen a Jesús acudan a hacerlo. Ellos tienen que sentirse bienvenidos en ese lugar. Debe ser un tiempo caracterizado por la excelencia, el gozo, y una expectación contagiosa. ¿Qué es lo que el Dios del universo hará hoy? ¿Cómo va a hablar a mi vida? ¿Y cómo quiere usarme esta semana para hacer una diferencia en el mundo?

Responde honestamente a estas preguntas:

  • ¿Cuántas personas llegan a conocer al Señor cada mes en tus cultos de adoración?
  • ¿El culto se siente como un programa a seguir o como una cita estratégicamente orquestada con tu Creador ?
  • ¿La música de tu iglesia, los sermones e incluso los avisos y la decoración están de acuerdo con la cultura que te rodea?
  • ¿Cuándo fue la última vez que tú como iglesia hiciste algo al interior (en el culto de adoración) que marcó una diferencia en el exterior (en la comunidad)?
  • Si no sabes nada de la Biblia y la cultura de la iglesia, ¿te sentirías bienvenido a este culto?

En esencia, todo se resume en esto: ¿Estamos respondiendo preguntas que nadie a nuestro alrededor nos está preguntando?

Una iglesia Génesis semanalmente celebra servicios que son relevantes y transformadores para su comunidad.

Para más información, visita nuestro sitio web www.mesoamericagenesis.org o nuestra página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

A %d blogueros les gusta esto: