El Plan de Dios para la Multiplicación de su Iglesia

Como cada miércoles, hasta el 7 de diciembre de 2016, seguimos explorando las 10 características de una iglesia misional, una iglesia Génesis.

Por Emily Armstrong

“Mira, ¡esto es para ti!”

“Gracias…creo,” lo dije mirando escépticamente la bolsa Ziploc tamaño galón que mi amiga había colocado en mi mano. 

Tú también estarías escéptico. Dentro de la bolsa de plástico había una mezcla cremosa de color beige, que tenía pequeñas burbujas.

“¿Qué es esto?” pregunté.

“¡Es Pan de la Amistad Amish! ¿Alguna vez has comido Pan de la Amistad Amish? ¡Tan solo es el pan de canela MÁS delicioso que existe! No sé por qué se llama pan, porque yo lo como para el postre – ¡es muy bueno!“

“No entiendo. Esto es líquido cremoso en una bolsa. No veo ningún pan.”

“¡Ese es el punto! Hace 10 días alguien me dio una mezcla inicial para el pan, justo como yo te lo estoy dando a ti, y ¡ahora es mi turno de encontrar tres amigos que también lo quieran hacer! Voltea tu bolsa, y puedes ver las instrucciones escritas por fuera.”

Di vuelta a la bosa y vi escrito con marcador mágico “instrucciones” para los primeros 4 días que decían “aplaste la bolsa” – porque esto ayuda a la levadura a estar activa y mantiene la mezcla burbujeante.

Las instrucciones del día 5 eran diferentes – Tenía que “alimentar” la mezcla inicial con una taza de azúcar, una taza de harina y una taza de leche.

Del día 6 al 9 tenía que “aplastar la bolsa” otra vez.

Las instrucciones del día 10 decían que “alimentara” la mezcla nuevamente, y luego la dividiera en 5 porciones de una taza; 2 tazas eran para mí (una para hacer pan y una para comenzar el todo el ciclo otra vez) y las otras 3 porciones eran para colocarlas en bolsas Ziploc tamaño galón y darlas a 3 amigos que quieran hacer Pan de la Amistad Amish.

Mientras el proceso siga, habrá Pan de la Amistad Amish cada 10 días. Y ¡la mezcla no se echará a perder!

Me gusta el concepto del Pan de la Amistad Amish, porque es una receta que EMPIEZA con el pensamiento de que crecerá y se esparcirá – cuando una persona prueba el sabor de ese delicioso pan de canela, significa que muy pronto otras 3 personas serán beneficiadas con el proceso. Y luego esas 3 personas rápidamente se convierten en 9 personas…y puedes hacer la cuenta – el MUNDO ENTERO debe estar comiendo Pan de la Amistad Amish en cuestión de algunas semanas, ¿cierto? Entonces, ¿por qué no estamos comiendo ese pan?

laying-on-of-hands-ordination

Porque el proceso se detiene. Las direcciones son simples, pero algunos días pasan y olvidamos aplastar la bolsa y nuestra levadura se muere. O llegamos al día cinco y no tenemos todos los ingredientes necesarios para “alimentar” la mezcla inicial. O en el peor de los casos, seguimos todas las instrucciones, pero estuvimos muy ocupados (o fuimos perezosos) para terminar la receta.

Como cuerpo de Cristo, pienso que ¡debemos ser como el Pan de la Amistad Amish! ¡Cada congregación tiene la responsabilidad de compartir el evangelio con el mundo entero! Las congregaciones no son iniciadas en las comunidades solo para alimentarse a ellas mismas – ellas son alimentadas para ¡DAR! La sexta característica de una Iglesia Génesis es que identifica, desarrolla y envía pastores, misioneros y plantadores nuevos con intencionalidad, enfocándose en la estrategia educativa de la denominación.

Toma un minuto para responder estas preguntas:

  1. En mi congregación, ¿quiénes han compartido que Dios les está llamando a ministrar fuera de la iglesia local?
  2. ¿Cuándo fue la última vez que mi pastor o el maestro de escuela dominical, presentó una oportunidad formal, de manera pública, para que la gente respondiera a un llamado al ministerio?
  3. ¿Cuándo fue la última vez que presentamos la licencia local de ministerio a alguien, o que enviamos a un misionero a un viaje misionero?
  4. ¿Cuántas personas de nuestra congregación están participando en oportunidades de educación teológica como la Escuela de Liderazgo o clases en el seminario?

Detesto ser la portadora de malas noticias, pero si no podemos responder estas preguntas, entonces en el mejor de los casos, simplemente estamos manteniendo el trabajo de Dios en el mundo, y en el peor de los casos, lo estamos asfixiando. En las palabras de nuestra receta de Pan de la Amistad Amish, olvidamos “aplastar la bolsa” o “alimentar la mezcla inicial.”

A menudo citamos el verso, “¡Rogad al Señor de la mies que envíe más obreros a su mies!” Sin embargo, ¿qué pasa si el Señor ha estado respondiendo nuestra oración, llamando a más y más de nuestras congregaciones a su mies y nosotros somos tan egoístas para enviarlos? ¿Podría ser que Dios bendice nuestra congregación con la habilidad de desarrollar líderes ASOMBROSOS para alcanzar el mundo entero con su evangelio?

¿Desarrollamos líderes asombrosos y luego no los dejamos ir porque los necesitamos? ¿Alguna vez has usado la excusa, “Por qué enviaría a tal y tal a tal y tal lugar, cuando tenemos tanta necesidad aquí?” Asfixiante.

El reto es crear un ambiente donde vemos como un honor cuando Dios llama a alguien de NUESTRA comunidad para servir en OTRA comunidad. En muchas maneras, esta es la bendición de Dios porque hemos sido fieles a nuestro papel de discipulado en nuestra congregación local – Dios reconoce nuestro buen trabajo a través de permitir que nos repliquemos a nosotros mismos en todo nuestro estado, nación, e incluso en el mundo.

Y cuando empezamos a replicarnos a nosotros mismos, un movimiento toma lugar. El reino de Dios en la tierra se expande y nos convertimos en actores clave en la expansión. Ya no solo estamos esperando ver a Dios obrando; nos involucramos en la obra de Dios. Vemos NUESTRA CONGREGACIÓN como “mezcla inicial” que sirve a los propósitos para ser esparcida “hasta lo último de la tierra.”

Así que esta soy YO, dándote a TI una bolsa Ziploc virtual de Pan de la Amistad Amish, y tú tienes la opción. ¿Vas a seguir las instrucciones, replicar el proceso y compartirlo con amigos, o vas a detener el proceso y tirarlo? ¡Mi oración es que tú experimentes la dulzura de desarrollar y enviar a la siguiente generación de líderes!

Una iglesia Génesis identifica, desarrolla y envía pastores, misioneros y plantadores nuevos con intencionalidad, enfocándose en la estrategia educativa de la denominación.

 

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

 

 

 

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 9 noviembre 2016 en La Denominación Nazarena: Una Iglesia Internacional, La Iglesia, La Misión, Liderazgo, Región Mesoamérica, Santidad, Unidad y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: