Archivo del sitio

No por Obligación, sino con Amor

Por Freya Galindo

En las ciudades grandes de México existen problemas sociales y condiciones desfavorables para muchas personas que se encuentran en una situación vulnerable. Ciudad Juárez, Chihuahua, no es la excepción y más aún por ser una ciudad fronteriza con Estados Unidos.

Conscientes de esta realidad, hace once años, la 1ª Iglesia del Nazareno de esta ciudad, decidió constituir una asociación civil, dedicada a la formación, desarrollo y fortalecimiento de las familias: “Ministerios Verbo de Vida, A.C.”

En el año 2014, deseando atender una necesidad más específica de su entorno y con el anhelo de servir a su comunidad, a través de una alianza con la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) del Gobierno Federal mexicano, decidieron usar las instalaciones del templo para abrir un comedor comunitario.

IMG_0446.jpg

El próximo 4 de agosto del presente año, este comedor celebrará 4 años de haber iniciado sus actividades. De lunes a sábado, en horario de 7am a 9am y de 12pm a 2pm, se da alimento a un promedio de 100 personas, la mayoría de ellos son adultos mayores. Además de los donativos que este comedor recibe por parte de SEDESOL, también es apoyado por otras iglesias, organizaciones no lucrativas y particulares. El pastor Conrado, su esposa Petry, y sus dos hijos junto con algunos otros voluntarios, son quienes regularmente cocinan y sirven en este comedor.

IMG_0444.jpg

Recientemente, como asociación civil presentaron un proyecto al Gobierno Federal para obtener ayuda y así abrir 5 escuelas de guitarra en distintos puntos de la ciudad, con el fin de proveer un espacio de enseñanza para capacitar en la música a niños y jóvenes. Es un programa que ya desarrollan en el CERSAI #3 (Centro de Reinserción Social para Adolescentes Infractores), de Ciudad Juárez, con 20 adolescentes internos.

Otro de los sueños de la iglesia es en un futuro abrir un refugio para migrantes (otro problema social presente en Ciudad Juárez).

IMG_0483.jpg

Lo hacemos con mucho gusto, no por obligación, sino con amor,” esas fueron las palabras del pastor Conrado al describir la labor que realizan como iglesia, a través de la asociación civil y el comedor comunitario.

IMG_0458.JPG

¡Gracias a Dios por las iglesias existentes en la ciudad que están haciendo la diferencia a través de servir a la gente!

Para conocer más de este ministerio visite su página de Facebook: Ministerios Verbo de Vida, A.C.

Amando, Conociendo, y Siendo Conocido

“Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él”. (1 Cor. 8:3)

El día de mi boda, estaba perdidamente enamorado de mi esposa. Pensé que nunca podría estar más enamorado.

pexels-photo.jpg

Sin embargo, dieciocho años después, ese amor es aún más profundo. Hemos compartido muchas lágrimas e incontables momentos de risas. Solo una mirada puede expresar más de mil palabras. Todavía nos sorprendemos de tiempo en tiempo, pero con mucha frecuencia somos capaces de decir lo que el otro está pensando o sintiendo mejor que él mismo.

Este tipo de amor surge de conocernos muy bien, incluyendo nuestras fallas y fracasos.  Nuestras dudas susurradas y luchas gritadas han encontrado seguridad en la confianza construida entre nosotros.

Verás, amar está vitalmente conectado al saber. Mientras más conozco a Emily, más la amo. También es cierto que mientras más soy conocido por ella, más crece mi amor.

¿Qué es más poderoso: conocer a Dios o ser conocido por Dios? ¡Ambos son asombrosamente hermosos! Y ambos dan como resultado amarlo más y más cada día.

*Este mini-devocional fue escrito para la aplicación de la Juventud Nazarena Internacional (JNI) de la Región Mesoamérica. Les animamos a descargar y usar esa app, a través de la cual se estarán compartiendo pensamientos devocionales cortos como éste (escritos por varios líderes).

El Famoso Sabelotodo

“Sabemos que todos poseemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica” (1 Cor. 8:1).

¿Has conocido a algún sabelotodo? Él (o ella) justificablemente tiene mucha información en su cerebro y quiere que el mundo conozca cada dato que tiene almacenado. Sabrás cuando conozcas a alguien con estas características: interrumpirán la historia que estás contando, o tal vez alguna noticia emocionante que estás compartiendo, al decir algo como: “Bueno, sí pero ¿no han escuchado que…?”

No hay mejor forma de acabar con una conversación que cuando interviene un sabelotodo.

pexels-photo-261909.jpeg

Hoy en día, pareciera que queremos que todo el mundo conozca nuestras opiniones y pensamientos a través de las redes sociales. Trabajamos duro para graduarnos y obtener un título que certifique que tenemos la experiencia necesaria en determinada área. El conocimiento es vital, y debemos esmerarnos por aprender cada día más. Sin embargo, si todo nuestro conocimiento lo usamos para atraer la atención hacia nosotros o —peor aún— para  irrespetar a alguien, hemos perdido el rumbo. El conocimiento muchas veces nos envanece. ¿El amor? El amor te edifica a ti y a los que te escuchan.

*Este mini-devocional fue escrito para la aplicación de la Juventud Nazarena Internacional (JNI) de la Región Mesoamérica. Les animamos a descargar y usar esa app, a través de la cual se estarán compartiendo pensamientos devocionales cortos como éste (escritos por varios líderes).

8 Formas de Destruir un Matrimonio

El día de ayer mi esposa y yo celebramos nuestro 18º aniversario de bodas. Aparte de mi salvación y santificación, Emily probablemente ha sido el regalo más extravagante de Dios para mí a través de los años. Hemos compartido lágrimas y muchas risas. Y hoy nos amamos el uno a otro más que en el día de nuestra boda – de hecho, ¡muchísimo más!

Hace muchos años leí un artículo de Dave Willis sobre cómo destruir un matrimonio. No te sorprendas; el propósito de él para escribir sobre relaciones destruidas fue ayudar a sus lectores EVITEN tal devastación. En esa línea de pensamiento, mientras mi esposa y yo celebramos nuestro aniversario de bodas, con cierta ironía comparto las 8 Formas de Destruir un Matrimonio de Dave Willis.

A medida que he interactuado con parejas de todo el mundo, he descubierto que la mayoría de los problemas matrimoniales pueden reducirse a algunos errores mortales (pero también muy comunes). Aquí está una lista de los comportamientos más comunes que acaban con los matrimonios. Evítalos a toda costa y estarás tomando un gran paso hacia construir un matrimonio ¡a prueba de divorcio!

pexels-photo-388238.jpeg

 

  1. Dejar de comunicarte con tu cónyuge.

La comunicación le hace a un matrimonio lo que la respiración a los pulmones. La comunicación es el sustento de cualquier relación, así que si dejas de comunicarte con tu esposo(a), estás eligiendo que tu matrimonio padezca de una de sus necesidades más básicas.

  1. Confiar en un “amigo(a)” del sexo opuesto.

Uno de los patrones más comunes que he visto entre parejas divorciadas es aquel en el que los esposos desarrollan un vínculo con alguien del sexo opuesto, para apoyo emocional en lugar de buscar ese apoyo con su pareja. En el momento que permites que alguien más tome el lugar de tu esposo(a) en tu mente, tu corazón o tu cama, has elegido destruir tu matrimonio.

  1. Dejar de hacer el amor.

El sexo es un regalo dado por Dios para traer satisfacción, intimidad y unión mutua al esposo y la esposa. En el momento en que dejas de priorizar lo que sucede en la habitación, tu matrimonio podría estar dirigiéndose al juzgado.

  1. Menospreciar, regañar o insultar a tu cónyuge. 

Tú debes ser el motivador más grande de tu pareja, ¡no su crítico más grande! Si su comunicación ha tomado un tono negativo constantemente, también su matrimonio rápidamente tomará un tono negativo.

  1. Guardar secretos a tu cónyuge. 

Los secretos en el matrimonio son tan peligrosos como las mentiras. Si empiezas a esconder dinero, conversaciones, o cualquier otra cosa, de tu cónyuge, estás eligiendo sabotear tu relación. 

  1. Culpar a tu cónyuge de tus problemas.

Las parejas que lo logran son aquellas que trabajan juntas para encontrar soluciones. Las parejas que no lo logran son aquellas donde se culpan el uno al otro en lugar de apoyarse mutuamente.

  1. Rodearse de personas que no conocen o a quienes les desagrada tu cónyuge. 

Tener los amigos incorrectos puede destruir tu matrimonio. Si te rodeas de personas que apoyan tu matrimonio, probablemente tu matrimonio mejore. Si te rodeas de personas que no apoyan tu matrimonio, entonces necesitas nuevos amigos. 

    8. Rendirse.

Las parejas que lo logran no son aquellas que nunca tuvieron una razón para divorciarse, simplemente son quienes eligieron encontrar una manera de resolverlo. Ellos han descubierto que un “matrimonio perfecto” solo son dos personas imperfectas ¡quienes se rehúsan a rendirse como pareja!

Miedo…y Palomitas

Por Cathy Spangler

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Tim. 1:7).

El miedo es algo que se construye. Enseñamos a nuestros hijos a tener “miedo” a una estufa caliente o al tráfico. El miedo nos protege del peligro algunas veces; en otras palabras, muy frecuentemente es saludable tener miedo.

Entonces ¿por qué la Biblia dice millones de veces “No tengas miedo”?

Hace unos momentos dejé que mi caballo, Palomitas, fuera a pastar. Cuando abrí la puerta, él me miró como si yo lo estuviera amenazando. Él resopló y se hizo para atrás. Entonces me di cuenta que mi abrigo estaba agitándose por el viento y eso lo estaba asustando. Ninguno de los otros caballos notó mi abrigo…solo estaban emocionados por la libertad de poder salir. Mientras lo animaba con cariño, mi caballo finalmente consiguió que pasaran sus nervios y galopó tan rápido como pudo.

Palomitas es un caballo de 21 años, cuarto de milla, que compré hace 6 años. Él había tenido problemas de “confianza” cuando comencé a montarlo; siempre estaba asustado por algo. Una vez, cuando mi esposo y yo estábamos en una cabalgata, un sistema de riego automático se acercó a nosotros – uno de los que va y viene. Palomitas estaba aterrorizado y giró en círculos porque yo no lo dejaba escapar. Él tropezó, cayó y clavó mi pierna debajo de él.

animal-brown-horse.jpg

Después de pasar una noche en el hospital, me recuperé. Pero me di cuenta que ahora yo también tenía un problema con el miedo. Cuando monté a Palomitas y se asustó, yo también me asusté. Un año después, ¡Palomitas se asustó y cayó conmigo otra vez! Esta vez no me lastimé, pero el miedo era algo que había dominar incluso para montarlo.

Cuando le presenté toda esta situación al SEÑOR, Él señaló que mi miedo no solo estaba relegado a montar a Palomitas. De hecho, mi miedo estaba impidiendo que Él me usara en diferentes áreas de mi vida.

Me da miedo manejar en ciudades.

Me da miedo no agradarle a los demás o de no ser efectiva.

Me da miedo pararme frente a las personas.

Me da miedo el conflicto o la confrontación.

Parecía que Dios estaba diciendo, “Te digo ‘no tengas miedo’ porque el miedo se interpone entre nosotros. Tu miedo necesita ser rápidamente reemplazado por confianza o este espíritu de cobardía encontrará un punto de apoyo. ¡Te está robando tu poder, tu amor, tu dominio propio! ¡Deshazte de tu miedo a través de estirar tu fe!”

Debido a su miedo continuo, no puedo montar más a Palomitas. ¡Es tan decepcionante! Ese caballo es pequeñito, bonito y dulce pero no puedo usarlo para nada. Ojalá que nunca se diga de mí que Dios me ama, pero que no puede usarme por mi miedo abrumador. No – Estoy arrepintiéndome y renunciando a mis miedos. Estoy reemplazando la cobardía por la fe y diciéndome a mi misma cada día, “NO TENGO un espíritu de cobardía, ¡sino de poder, amor y dominio!”

¿Y qué hay de ti?

 

10 Cosas Que He Aprendido De La Gente Difícil

Escrito por Steve Dunmire. Trad. por Ariadna Romero

Cuando inicié en el ministerio, fui advertido que como pastor tendría que lidiar con gente difícil. La realidad es que no estaba preparado para lo venenosas que pueden llegar a ser estas personas.

He sido receptor de cartas anónimas vengativas, llamadas telefónicas de regaño en tonos violentos. He observado a mucha gente difícil literalmente salir furiosos de las iglesias en las que he servido (sin mencionar su comportamiento pasivo – agresivo, comentarios sarcásticos, chistes cortantes y cumplidos a las espaldas).

Pensamientos-.jpg

Pero también he aprendido mucho de esta gente difícil. Aquí hay algunas lecciones que me han enseñado:

1. La Gente Difícil Tiene el Carácter Para Decir Lo Que Todos Están Pensando.

A veces, (no siempre) la gente difícil es la que te dice a la cara lo que otros solo murmuran por lo bajo. Ellos son a veces los únicos que tienen el carácter para decir lo que los demás están pensando. La gente difícil puede ser el equivalente pastoral a cuando un médico le ordena un análisis de sangre a un paciente: una forma eficiente de averiguar lo que está pasando en la sangre de la iglesia.

2. La Gente Difícil Me Ayuda A Tener La Piel Más Gruesa. 

Tratar con gente difícil es una de las formas más efectivas de desarrollar la piel gruesa que un pastor necesita para encajar en el ministerio. Quizás no haya un sustituto. Lidiar con gente difícil es a nuestras almas lo que el entrenamiento con pesas es a nuestro cuerpo, así que he aprendido a amar a la gente difícil, porque ellos me hacen más fuerte.

3. La Gente Difícil Revela Mis Inseguridades.

La gente difícil nos fuerza a enfrentar nuestras inseguridades y nuestra necesidad de ser queridos. Nos hace escoger ser firmes en algunas circunstancias en lugar de alimentar nuestra necesidad de ser aceptados. Su criticismo golpea la mentira que el Enemigo ha plantado en nuestros corazones: “Esto es lo que realmente eres, y todas las cosas bonitas que la gente te dice, es solo porque están siendo educados”. La gente difícil y los críticos en nuestra vida pueden ser como espejos carnívoros que critican una versión exagerada y distorsionada de nosotros mismos. Reconocemos inmediatamente que la imagen distorsionada no es lo que somos, y esto puede proveernos la oportunidad de ver nuestras vidas y a nosotros mismos como realmente somos. 

4. La Gente Difícil Me Hace Clarificar Lo Que Estoy Haciendo.

Justo como una cuerda desafinada en una guitarra nos hace afinar de nuevo las seis cuerdas, una persona difícil  en la iglesia puede llevarnos a clarificar todo lo que hacemos.  Nos fuerzan a hacer las cosas más claras y más precisas a causa de sus quejas y a veces, en anticipación a las quejas. En este sentido, la gente difícil hace nuestro ministerio mejor  debido a que nos fuerzan a ser claros y precisos acerca de lo que queremos hacer, y cómo lo vamos a hacer.

5. La Gente Difícil Me Muestra Que Estoy Haciendo Algo Bien.

Hay un hilo común que atraviesa cada punto de inflexión importante del ministerio, cada avance, cada éxito visible, cada vez que puedo señalar algún resultado medible, o incluso cada vez que recibo algún nivel de reconocimiento. El elemento común en cada uno de esas situaciones es la molesta presencia de la gente difícil que se opone a mí a cada paso del camino. Amo a la gente difícil porque son uno de los más confiables indicadores que he podido encontrar para saber que estoy haciendo algo bien. 

6. La Gente Difícil Crea Partidarios.

Un pastor necesita amistades significativas para poder resistir. Y en mi caso, algunos de mis más significativos amigos y colegas del ministerio han sido forjados en respuesta a la gente difícil de sus iglesias. A veces he visto a la gente hacerse mucho más partidaria mía como pastor debido a que han visto los ataques severos de los críticos. Estoy agradecido de tener muchas amistades significativas que fueron fraguadas en respuesta directa a la gente difícil.

7. La Gente Difícil Me Hace  Mejor Jefe Y Mejor Subordinado.

La gente difícil me ha ayudado a ver lo importante que es reconocer el buen trabajo, aplaudir el trabajo duro y expresar el reconocimiento. También me ayudan a ver que no se deben expresar todas las opiniones. En conjunto, me gustaría creer que soy menos crítico con aquellos que sirven por encima de mí gracias a mis experiencias con la gente difícil.

8. La Gente Difícil Me Lleva A La Oración.

Desearía que esto no fuera cierto, pero lo es. Y si la gente difícil me lleva a estar de rodillas en oración, entonces sé que son un gran regalo. A.W. Tozer escribe: “Cualquiera que se defienda a sí mismo se tendrá a sí mismo para su defensa, y a nadie más. Pero vuélvase indefenso ante el Señor y tendrá como defensor a nada menos que a Dios mismo”. La gente difícil me vuelve loco, así que me hacen arrodillarme en oración, y esa es una de las razones por las que he aprendido a amarlos.

9. La Gente Difícil No Es Un Obstáculo A Conquistar.

Escuché una vez a alguien que dio un sermón sobre Eliab, el hermano mayor de David, quien se puso furioso contra David  cuando éste  le preguntaba a los soldados sobre Goliat. El pastor señaló el hecho de que David había escogido en ese momento presionar sobre cómo derrotar a Goliat en lugar de detenerse a pelear con sus críticos.

Los críticos no son indicadores de éxito ni de fracaso, así que he elegido por adelantado pelear contra gigantes, no contra críticos. He aprendido a amar a la gente difícil porque amarlos es una opción. No quiero ser recordado como el hombre que triunfó sobre sus críticos; quiero ser recordado como el hombre que triunfó sobre gigantes.

10. Soy La Gente Difícil De Alguien.

Sé que he sido la gente difícil en la vida de alguien. A veces le parezco difícil a otras personas debido a un desacuerdo, a veces es solo por conflictos de personalidad, y a veces eso viene junto con ser una persona con liderazgo. Pero he aprendido a amar a las personas difíciles porque amarlas es una forma de hacer a otros lo que me gustaría que hicieran conmigo.

Aprender de las personas difíciles y aprender a amarlas es aún un trabajo en proceso, pero espero algún día ser capaz de amar verdaderamente a la gente difícil como Dios ama al difícil de mí. 

Enfadado y…tardando…

drowning arkDespués de leer la historia de Noé (Gén. 6-9) siempre pienso en una cosa: ¿Por qué le enseñamos esta historia a nuestros niños? ¿No trata sobre el juicio y la ira de Dios? Noé y su familia estaban dentro del arca temporalmente estudiando zoología. Los cielos se abren, las aguas suben y… todo el mundo se inunda. ¿Puedes imaginarte lo aterrados que estarían nuestros sobrinitos e hijitos si les contáramos cada detalle? Supongo que es una historia para niños porque tiene animales.

Pero hay otra cosa que pienso que es extraña con respecto a esta historia. Tenemos que reconocer que Dios estaba muy enojado. Él lamentó haber creado al hombre y su corazón estaba lleno de dolor (6:6). Dios estaba triste, pero también su pueblo lo enfureció.

Recuerda: Él es el “Dios misericordioso y clemente, lento para la ira, y grande en misericordia y verdad” (Salmo 86:15). La maldad era tan horrible que este mismo Dios tuvo que bajar el puño y gritar: “¡Basta!”.

Y aquí viene la parte más rara. Durante el tiempo en que Dios compartía con Noé sus planes para destruir a la humanidad, de repente se detuvo y le dio instrucciones detalladas acerca del barco. “Quiero tres niveles Noé, y necesitas usar un cierto tipo de madera…” El Señor también le dio instrucciones detalladas sobre su familia, los animales y otras cosas importantes, y después, el Dios que estaba furioso… esperó. La mayoría de los eruditos dicen que se necesitaron 120 años para construir esta arca gigante. ¿Por qué no destruyó Dios a la humanidad en ese instante cuando estaba tan enojado? ¿Por qué simplemente no le dijo Dios a Noé: “Hazte un arca Noé, estoy harto de esto”?

La respuesta es la clave. Como sabemos, aun en su enojo Dios no deja de ser compasivo. Él siempre ama a su creación. La esencia de su carácter siempre es de amor. Por eso se tomó el tiempo para hacer una pausa y explicarle al único hombre que estaba viviendo una vida santa lo que necesitaría hacer para salvar a la humanidad. 

¿Es increíble, no? Eso significa que como hijos de Dios, no solo debemos servirle con temor, sino que somos libres para servirle con amor. Podemos obedecerle como Noé, simplemente porque le amamos profundamente. La pregunta es: ¿Has llegado a este punto en tu vida? ¿Cuándo fue la última vez que fuiste abrumado por su amor y su misericordia?

Recuerda: aun en el juicio hay gracia. Aun en la ira hay amor. Y aun una historia para niños puede enseñarnos todo esto.

1 Corintios 13 para el Misionero

1 Cor 13 portuguesEn este Día de Amor, reproduzco el siguiente poema en el Blog – Not of This World (Fuera de Este Mundo).  Fue traducido por Ariadna Romero.  Creo que tiene muchas enseñanzas profundas para nosotros como cristianos y como misioneros.

Una Guía Cultural

Si yo hablase la lengua nativa, y no tengo amor, soy sólo metal que resuena o címbalo que retiñe.

Si uso la vestimenta nacional, entiendo la cultura y todas las reglas de etiqueta, y si imito todas las costumbres de manera que pueda pasar por un nativo, pero no tengo amor, no soy nada.

Si doy todo lo que poseo a los pobres, y si gasto mis energías sin reservarme nada, pero no tengo amor, no gano nada.

El amor perdura más allá de las horas de estudio de un idioma, y es gentil con quienes se burlan del acento; el amor no envidia a quienes permanecen en sus casas; el amor no exalta la cultura de su lugar de origen, no es orgulloso de su superioridad nacional,

No se jacta de la forma en que “lo hacemos de donde yo vengo”, no busca sus propios caminos, no es fácilmente provocado a contar sobre lo bello que es su país natal, no piensa con maldad sobre la nueva cultura.

El amor soporta todas las críticas acerca de su cultura de origen, cree en todas las cosas buenas sobre la nueva cultura que aprende, con seguridad se anticipa a sentirse en casa en este nuevo lugar, a pesar de todos los inconvenientes.

El amor nunca deja de ser, pero donde haya antropología cultural, se acabará; donde haya contextualización, conducirá al sincretismo; donde haya lingüística, cambiará.

Porque en parte conoceremos la cultura, y en parte ministramos.

Pero cuando Cristo sea reproducido en esa cultura, nuestras insuficiencias serán insignificantes.

Cuando estuve en mi país, hablaba como ellos, comprendía como ellos, pensaba como ellos; pero cuando salí de mi país, dejé lo que era de mi país.

Ahora nos adaptamos embarazosamente a otra cultura; pero Él vivirá en ella íntimamente; ahora hablo con un acento extraño, pero Él hablará a los corazones.

Y ahora permanecen la adaptación a la cultura, el estudio del lenguaje y el amor, estos tres;

Pero el mayor de ellos es el amor.

A %d blogueros les gusta esto: