Archivo del sitio

¿Misión o Misiones?

Scott Armstrong

Recientemente, la Junta de Superintendentes Generales de la Iglesia del Nazareno hizo un cambio sutil, pero significativo, en el nombre de la entidad en la denominación que envía misioneros. Lo que fue “Misión Global” ahora se conocerá como “Misiones Globales”. A partir del 5 de septiembre de 2018, se realizó este cambio, se cambiaron todos los materiales, y se introdujeron nuevos logotipos.

Algunos podrían preguntarse si cambiar de singular a plural es solo semántica. Sin embargo, ese pequeño ajuste está diseñado para ayudar a diferenciar entre la misión general de toda la Iglesia y la entidad misionera específica de la Iglesia. Como cristianos (y nazarenos) en todas partes, somos enviados a la misión, y esa misión es de naturaleza global:

            – “…Para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra …” (Is. 49:6)
            – “Id, y haced discípulos en todas las naciones…” (Mt. 28:19)
            – “Porque de tal manera amó Dios al mundo …” (Jn. 3:16)
            – “Y me seréis testigos…hasta lo último de la tierra …” (Hechos 1:8)

Global Missions Logo 1_Spanish.png

Las misiones generalmente se refieren al énfasis dentro de la Iglesia que se enfoca en la movilización y respaldo de los misioneros a otras culturas. Por lo tanto, Misiones Globales es un título más apropiado para la rama de envío de misioneros de la denominación. Nuevamente, la misión no está relegada a un programa o subministerio específico de la Iglesia. Es para todos nosotros, en todas partes, en todo momento.

Este cambio afecta nuestro ministerio en Mesoamérica tal vez más que otros ministerios. Por 18 años el nombre de nuestro ministerio ha sido Misión Mundial, y ahora Misión Global. Sin embargo, estamos adoptando estos cambios con los brazos abiertos y ahora también nos conoceremos como Misiones Globales Mesoamérica. El propósito sigue siendo el mismo: Encontrar, Entrenar, y Enviar misioneros de nuestra región al mundo.

Si tiene alguna pregunta, por favor deje un comentario en la sección abajo. Y oremos para que Dios nos guíe como Iglesia en Su misión en los próximos días.

Hacia la Efectividad Misional: Los Movimientos de la Misión de Dios – Parte 3 de 7

Por Ed Stetzer

La misión de Dios es atractiva y encarnacional.

No sé por qué, pero tengo una fascinación con los yoyos. Ahora, yo no sé usar un yoyo. Aún así, encuentro divertido y entretenido la manera en que un hábil jugador de yoyo (si puedo usar ese término) lanza el yoyo con gran fuerza rítmica solo para hacerlo regresar con un rebote energético para ser lanzada hacia atrás y regresar a su punto de partida.

Regularmente uso el yoyo y su movimiento como una forma de describir la misión de Dios. Así como un yoyo, cuando es usado apropiadamente, tiene una función de “ir” y “venir”, también así la misión de Dios. Los misiólogos a veces hacen referencia a este ir y venir, como las fuerzas (movimientos) centrípeta y centrífuga de la misión de Dios.

El Movimiento Centrípeto de la Misión de Dios

El movimiento centrípeto (venir) de la misión de Dios se observa con mayor claridad en el Antiguo Testamento en la nación de Israel. Dios puso a Israel en medio de las naciones. En la Tierra Prometida ellos fueron llamados para ser luz a las naciones—para vivir de tal manera que las otras naciones fueran atraídas a Jerusalén (vea Ex. 19:5-6; Dt. 28:10; Is. 49:6). Como Israel encarnara y representara la vida de Dios (es decir, el reino de Dios), ellos debían ser una ‘señal atractiva’ para un mundo vigilante.

El movimiento centrípeto de la misión de Dios permanece como una parte del llamado misional de Dios para el pueblo de Dios en el Nuevo Testamento. En el Sermón del Monte, Jesús les enseñó a sus seguidores, “Ustedes son la sal de la tierra…Ustedes son la luz del mundo…Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo (Mt. 5:13, 14, 16) Pedro usa un lenguaje similar que se encuentra en su epístola (1 P. 2:9-12).

La fuerza centrípeta de la misión expresa que la misión no se trata solamente de ir o hacer (misiones), también se trata de ser. Por lo tanto, la identidad y naturaleza del pueblo de Dios manifestado en la manera que ellos viven el mandato cultural, la Gran Comisión, y su relación con Dios se vuelve un elemento misional atractivo en medio de un mundo perdido y decadente.

El Movimiento Centrífugo de la Misión de Dios

El movimiento centrífugo (ir) de la misión de Dios se ve más claramente en el Nuevo Testamento—a pesar de estar presente en el AT en lugares como Josué 2, Jeremías 27 y Jonás. Sin embargo, de una forma más pronunciada, Jesús presenta el cambio de paradigma de ir cuando da la Gran Comisión (Mt. 28:18-20; Hch. 1:8).

La Gran Comisión enseña que la misión de Dios no solo es local, sino global. Y no es responsabilidad del mundo venir al área donde la iglesia local se encuentra, pero es la responsabilidad de la iglesia ir al mundo.

La Gran Comisión (así como Hch. 1:8) es iniciada en el libro de Hechos y debe ser continuada hoy en día. En lugar de que las personas vinieran a Jerusalén, los creyentes salieron desde Jerusalén. Algunos han tomado Hechos 1:8 y han creado una estrategia de misiones (centrífuga) que incluye misiones locales, misiones nacionales y misiones internacionales.

Aunque pienso que esto es de ayuda, también me gustaría que pensáramos en Hechos 1:8 como una misión transcultural, étnica, racial. En otras palabras, los creyentes judíos tenían que cruzar, centrífugamente, fronteras transculturales, étnicas y raciales para poder compartir el evangelio con aquellos que estaban lejos de Dios.

Esto es un punto importante para los creyentes que viven en un contexto urbano—por no mencionar para todos los cristianos, dado que vivimos en un mundo globalizado. Durante la última mitad del siglo, nuestro mundo ha experimentado urbanización—una afluencia de personas mudándose a las ciudades.

Por lo tanto, nuestras ciudades y sus áreas urbanas contienen mucha diversidad—comúnmente son multiculturales, multiétnicas y multirraciales. Y la realidad es que la diversidad no está desacelerando; si acaso está acelerando. Aquellos viviendo en o alrededor de centros urbanos tal vez encuentren sus propios habitantes de Jerusalén, de Judea, de Samaria y extranjeros.

El siguiente es un gráfico para ayudarnos a entender las diferencias entre los diversos grupos—que no sólo se encuentran alrededor del mundo, sino también donde vivimos, trabajamos y jugamos—la Iglesia ha sido y es llamada centrífugamente a alcanzar a todos, simultáneamente.

Observen que Hechos 1:8 es una descripción del libro de Hechos, no un orden que seguimos. En otras palabras, no alcanzamos primero nuestra Jerusalén, después nuestra Judea, y así sucesivamente.

Ya estamos, ahora, en lo último de la tierra. La misión es de cualquier lugar a cualquier lugar.

Pero todavía hay algunas cosas que podemos aprender acerca del tipo de personas que debemos alcanzar. He aquí una manera de pensar en esto.

  • Jerusalén – Cualquier lugar dentro de la esfera cotidiana de influencia de su comunidad de fe.
  • Judea – Cualquier lugar fuera de la esfera cotidiana de influencia de su comunidad de fe, pero que comparte una misma cosmovisión.
  • Samaria – Cualquier lugar de la esfera cotidiana de influencia de su comunidad de fe, que tiene una cosmovisión ligeramente diferente, a menudo es poco apreciado e incluso mal visto, pero que comparte algunas similitudes con ustedes.
  • Lo último de la tierra – Cualquier lugar fuera de la esfera cotidiana de influencia de su comunidad de fe que difiere radicalmente de la cosmovisión con algunas, o alguna, similitud.

Déjenme resumir esto.

La misión de Dios se mueve en dos direcciones.

las5direccionesdelaiglesiamisional.jpg

Primero, se mueve “atractivamente” (magnéticamente) a través de las vidas transformadas de su pueblo. Por tanto, es importante para las iglesias enseñar y equipar a los creyentes para vivir vidas transformadas, piadosas, que estén centradas en Jesús el rey y que demuestren la ética de su reino. La misión de la vida atractiva puede y dirige, a aquellos que están lejos de Dios, a preguntar “¿Qué debo hacer para ser salvo?”

Segundo, la misión de Dios se mueve “encarnacionalmente” (externamente) a través del pueblo de Dios siendo enviado a un mundo perdido, decadente y diverso. Por lo tanto, es importante para las iglesias enseñar, equipar, exhortar y proveer vías para que los creyentes participen en la misión mundial de Dios, de alcanzar a aquellos que están lejos de Dios, un movimiento que comienza con nuestros prójimos pero que se mueve a las naciones.

La misión de la vida encarnacional puede y dirige a la reunión de todas las naciones en un solo pueblo—gente de toda tribu, nación, lengua y pueblo (Ap. 5:9; 7:9). La próxima vez, hablaré acerca de la marca de una comunidad misional.

Publicado originalmente en: http://www.christianitytoday.com/edstetzer/2016/december/towards-missional-effectiveness-movements-of-gods-mission-p.html

Compasión por los Perdidos

Rev. Ken Childress

Isaías capítulo 6, versículo 8: “Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.”

000083167733_00

¿Es posible, después de haber sido bautizados con el Espíritu Santo, estar satisfechos con lo que vemos? ¿Qué hizo que Jesús llorará sobre Jerusalén? Él tenía un corazón de compasión. Por dondequiera hay almas enfermas de pecado. Necesitamos un bautismo de amor que va hasta el fondo de la enfermedad. Necesitamos clamar a Dios hasta que Él nos traiga a ”la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efesios 4:13).

Jesús dijo una parábola: “un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones…” (Lucas 10:30). ¿Quién de los que pasó cerca y vio su predicamento fue su prójimo? Aquél que tuvo misericordia de él y lo ayudó (v. 36-37). ¿Estamos despiertos al hecho de que Dios nos ha dado vida eterna? Con el poder que Dios ha puesto a nuestra disposición, ¿cómo podemos descansar cuando vemos a nuestros prójimos? ¿Cómo hemos pecado contra Dios? ¡Cómo nos falta este espíritu de compasión! ¿Lloramos mientras vemos a los que no son salvos? Si no, no estamos llenos del Espíritu Santo. Jesús fue movido a la compasión. ¿Y tú?

Todavía no hemos comprendido la difícil situación de los que no son salvos. Desde mis días de seminario, he tenido muchos amigos que fueron al campo misionero, tengo un poco de idea de lo que significa que Dios amó tanto al mundo que DIO a Jesús (Juan 3:16). Dios dio a Jesús. ¿Qué significa? COMPASIÓN. “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8). Si no tienes poder, no te has arrepentido. Estás pensando, “Eso es lenguaje fuerte.” Es verdad.

¿Quién es el guarda de tu hermano? (Ver Génesis 4:9). ¿Quién es el hijo y heredero? (Ver Gálatas 4:7). ¿Eres sal? (Ver Mateo 5:13). ¿Tienes una vida pura? No te dejes engañar; no vivas en una posición falsa. El mundo quiere conocer cómo ser salvo, y el poder está a tu disposición. ¿Cumpliremos con las condiciones? Dios dice, “Si tú lo haces, Yo lo haré.” Dios lo hará.

Daniel conocía el tiempo en el que él estaba viviendo; él respondió a Dios, y una nación fue salvada. Nehemías cumplió con las condiciones de Dios para su tiempo, y la ciudad fue reconstruida. Dios ha puesto las condiciones. Él derramará su Espíritu en sobre su pueblo.

Si no continuamos, tendremos que enfrentarlo. Tal vez dependa de nosotros traer el Evangelio a las naciones y a nuestra ciudad. Podemos ganar el mundo para Jesús. Podemos abrir la llave. ¿Cuál es la condición? Es rendimiento incondicional. “…no con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Zacarías 4:6). La santidad abre las ventanas del cielo. El Espíritu de Dios será derramado sin medida, hasta que la gente diga, “…¿qué debo hacer para ser salvo?” (Hechos 16:30).

Con el bautismo del Espíritu Santo viene una demolición del hombre completo y una compasión por el mundo en que vivimos.

La Necesidad de los Asuntos Espirituales

Por: Dr. David W. Graves

graves-ht

En un viaje reciente a la Región Asia-Pacífico, me impresionó el número y calidad de líderes jóvenes que encontré ahí. Tuve la oportunidad de predicar en la capilla del Seminario Teológico Nazareno de Asía-Pacífico, en el Colegio Nazareno Filipino en la ciudad de Baguio, Filipinas, en el Colegio Bíblico del Sudeste de Asia en Bangkok y la Escuela Bíblica Nazarena en Myanmar del norte. En cada una de estas instituciones educativas, encontré jóvenes adultos fuertes y apasionados que se están preparando para ser pastores en la Iglesia del Nazareno. Fui desafiado por sus vidas y su amor por el Señor.

Me quedé impresionado con la gran necesidad de profesores, pastores y superintendentes de distrito para ser mentores de la siguiente generación de líderes. Necesitamos líderes hoy en día como Priscila y Aquila (Hechos 18). Ellos formaron el primer equipo ministerial de esposo y esposa en la iglesia Cristiana. Parece que ya eran cristianos cuando Pablo los conoció en Corinto. Cuando él se fue de Corinto, la pareja lo acompañó hasta Éfeso donde ellos permanecieron a petición de él.

Sin duda, ellos continuaron agitando el interés que Pablo había provocado en la sinagoga (versículo 19), pero el ser mentores de Apolos (versículos 24-26) es lo que Lucas identifica como la contribución más significativa de esta pareja en Éfeso.

Apolos era de Alejandría, que tuvo una de las comunidades judías más grandes fuera de Siria-Palestina y donde muchos judíos hicieron su negocio para conocer y apreciar la cultura griega. Apolos vino a Éfeso con dos grandes fortalezas. Era un “hombre ilustrado” (Hechos 18:24)—eso para decir, que él fue capacitado formalmente en retórica. Esta habilidad combinada con el conocimiento profundo de la Biblia Hebrea, lo hizo un poderoso orador en la sinagoga (Hechos 18:25-26). Él fue un creyente en Jesús pero tuvo conocimiento limitado de Él y su enseñanza. Reconociendo el potencial de Apolos, Priscila y Aquila fueron sus mentores. Con la firme comprensión del evangelio, Apolos se trasladó a Acaya donde realizó un ministerio altamente eficaz como maestro de nuevos convertidos (1 Corintios 3:6).

Hoy, el ser mentores de líderes jóvenes, todavía es un ministerio vital. Reconocer el potencial que Dios ha dado a nuevos cristianos y después invertir tiempo y energía en ayudarles a florecer sigue siendo un elemento clave en la preparación de la próxima generación de liderazgo de la iglesia. Te animo, si eres un pastor, un laico, o un líder de distrito, a pensar en un joven cristiano con un potencial de liderazgo. Pide a Dios que te muestre cómo puedes ayudar a esa persona a convertirse en alguien útil para Dios y su reino. Este será uno de los usos más gratificantes de tu tiempo y energía. Estoy muy agradecido por aquellos que han sido mis mentores varias veces en mi vida—mis padres, mis maestros de escuela dominical, líderes de jóvenes, profesores, superintendentes de distrito, hermano, y otros pastores. Es mi deseo animar y ser mentor de la siguiente generación de líderes. Que Dios nos ayude mientras trabajamos juntos.

Guía de Educación Misionera – Lecciones para Adultos

NMI-Vert-SpanishEn estos días recibimos la Guía de Educación Misionera, un gran recurso de la MNI que queremos poner a tu disposición para la utilización en la iglesia local. Puedes descargar los recursos a continuación:

– Guía Completa

– PORTADA Y CONTRA PORTADA

– Actividades para Niños

Te dejo ver una parte de la introducción, así como una parte de la primera lección para adultos y en la próxima entrada compartiré la lección infantil.

Introducción – Una iglesia imparable

” pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” – Hechos 1:8

Bienvenidos al quinto año de materiales de educación misionera de MNI y  el vigésimo noveno año de la versión editada del currículo de misiones nazarenas, la Guía Internacional de Educación Misionera (GIEM), editada en honor y memoria de Wanda Knox, misionera en Papua Nueva Guinea. Gracias por dirigir a su gente a entender, la experiencia, y a su vez, vivir su llamado a la misión de Dios en el país y en todo el mundo.  
El Currículo de GIEM tiene la intención de ayudar a preparar las experiencias de aprendizaje significativas. Siéntase libre de adaptar la información y el orden o la duración de las lecciones para adaptarse a las necesidades únicas de su gente.

Lección 1 para adultos: Visión Cumplida

Propósitos de la lección:

  • Tomar conciencia del corazón de Dios para las naciones.  
  • Aprender que Dios llama y prepara a sus seguidores para cumplir con su visión a través del poder del Espíritu Santo. 
  • Estar dispuesto a responder al llamado de Dios para ser llenos del Espíritu Santo y compartir su visión para el mundo.

Preparación de la Lección:

Utilice esta lección creativa. Elija cantos sobre el compromiso de seguir a Cristo y su misión en el mundo. Usted puede cantar varias canciones durante todo el servicio, y/o como música especial. Algunas estrategias son:

  • Una video-llamada con un misionero(a), presidente distrital de MNI,grupo de Trabajo y Testimonio.
  • Imprima suficientes copias de la lección.
  • Una persona específica que haga la oración de inicio basada en el propósito.
  • Escriba Joel 2:28-29 y Hechos 1:8 en una pizarra o cartulina.

Historia Misionera N. 1

Un pastor joven en Myanmar  llamado Robin Seia  tuvo una visión para las iglesias en su país para llamar a los creyentes a una vida de santidad. Pensó que algún estudio teológico le ayudaría más. La puerta se abrió para él para estudiar en el Seminario Teológico Fuller en Los Ángeles, California. Debido a que el campus del seminario está cerca de La Primera Iglesia Nazarena de Pasadena, Robin comenzó a asistir a los servicios allí. Se encontraba en su casa teológicamente con nazarenos, diciendo: “Yo era un completo  nazareno; Sólo que no lo sabía.” Se unió a la Iglesia del Nazareno y, después de graduarse del seminario, regresó a Myanmar para comenzar la Iglesia del Nazareno. Hoy es superintendente de veintitrés iglesias del Nazareno del Distrito Myanmar. La visión que Robin Seia tenía cuando era joven se está haciendo realidad.

Preguntas de Discusión:

  • ¿Cuáles son sus pensamientos sobre estas tres historias misioneras y las visiones que Dios le dio a esta gente? 
  • ¿Qué ejemplos de compromiso de seguir a Cristo conoce? 
  • ¿Cómo cree que respondería a una nueva visión que Dios le puede dar? (aplíquelo a su propia situación) 
  • ¿Qué aspectos de su vida tendría que cambiar para responder al llamado de Dios?

Llamado a la acción:

  • Desarrolle un esquema de una sesión de entrenamiento que le ayudará a su congregación, especialmente los nuevos nazarenos, a    comprender la estructura de la denominación Nazarena, especialmente de Misión Global y MNI, que tienen la responsabilidad de la evangelización del mundo (considere Hechos 1:8). 
  • Discutir: ¿Cuáles son los pasos que su iglesia tendría que tomar para comenzar un ministerio en un centro de atención para adultos mayores o con  las personas mayores que no pueden asistir a la iglesia?

Finalmente , haga la oración de cierre con el mismo propósito.

Día de Pentecostés: ¿Hace Falta Poder?

Día de PentecostésHace Falta Poder

Por Raphael Rosado

Me parece muy interesante la forma como Jesús comisionó a sus discípulos antes de ascender al cielo. En Hechos 1:4, la Biblia nos relata que Jesús les ordena que no se fueran de Jerusalén sino que esperaran la promesa del Espíritu Santo. Resulta significativo que Jesús no enviara a sus discípulos a predicar inmediatamente. De hecho la Biblia nos relata que los discípulos, siguiendo las instrucciones de Jesús, se dedicaron a orar (v. 14). Durante este tiempo no predicaron, no hubo milagros, no hubo trabajo misionero, no hubo plantación de iglesias, solo oración. Resulta interesante que los discípulos ya tenían la inmensa mayoría de las herramientas que necesitaban para su ministerio.

Durante tres años habían caminado con Jesús. Habían vivido con Él cada instante de sus vidas. Habían escuchado sus enseñanzas y habían tenido la oportunidad de hacer preguntas y aclarar sus dudas. Habían visto el ejemplo de Jesús, la forma como trató a los pecadores, la forma como se enfrentó a la oposición, la manera en que predicó y enseñó a las multitudes. Habían sentido su amor y misericordia para con el mundo. Más importante aún, eran los únicos testigos de su resurrección. Los discípulos eran los únicos con el conocimiento y la experiencia para poder comenzar la iglesia. Sin embargo, a pesar de todo este conocimiento durante 40 días luego de la ascensión de Jesús, guardaron silencio.

No cabe la menor duda que los discípulos tenían fe. Después de todo, ellos habían conocido a Jesús como nadie en el mundo. La fe de los discípulos había sido probada en el fuego, y aun cuando habían cometido errores, Jesús los había restaurado directamente a cada uno de ellos. La negación de Pedro había sido perdonada e incluso al incrédulo Tomas le fue dada la gracia de poner su mano en las heridas de Jesús. El Señor fue muy paciente con sus discípulos dándole todas las oportunidades posibles.

Pero a pesar del conocimiento, la experiencia y la fe de los discípulos, ellos no estaban listos para comenzar el ministerio. Si hubieran salido el día de la ascensión a predicar el evangelio, hubieran fracasado. Esta verdad demuestra que, en el ministerio, la fe y el conocimiento no son suficientes por sí solos para garantizar el éxito. Hace falta un elemento adicional. Hace falta el poder que solo el bautismo del Espíritu Santo puede dar.

“Pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo,” y entonces “me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” (v. 8). ¡No debemos nunca olvidar que el primer y más importante ingrediente en el éxito de nuestro ministerio es el poder del Espíritu Santo!

Un Barrio Nuevo después de la llegada de Proyecto Pablo

 

Una foto del equipo completo, de izquierda a derecha : René Gutiérrez, Daniela Gonzalez, Marleidy Sánchez, Miriam Recinos, Josué Marquez, Joselin Garcia, Luz Lastenia Jiménez, Arturo Sánchez, Emanuel Martínez, atrás Roque Miguel Salinas.

Una foto del equipo completo, de izquierda a derecha : René Gutiérrez, Daniela Gonzalez, Marleidy Sánchez, Miriam Recinos, Josué Marquez, Joselin Garcia, Luz Lastenia Jiménez, Arturo Sánchez, Emanuel Martínez, atrás Roque Miguel Salinas.

Hace poco recibí el siguiente correo Claudia Cruz, nuestra coordinadora de Proyecto Pablo en Oaxaca, México hace algunas semanas.  En las siguientes entradas estaré publicando testimonios de los mismos participantes, y más fotos, por supuesto.

Hola Scott, Saludos, hemos concluido ayer con convenciones y asambleas en mi distrito, gracias a Dios un tiempo bien bendecido. De contarte hay mucho que contar de Proyecto Pablo, estoy muy contenta por este maravilloso equipo, el respaldo de la iglesia madre, y bueno, cada día mejor planificado, organizado PP, y las bendiciones de Dios a todo lo que da! Él siempre fiel. 

“Pero quiero que sepan que el Espíritu Santo vendrá sobre ustedes, y que recibirán poder para hablar de mí en Jerusalén, en todo el territorio de Judea y de Samaria, y también en los lugares más lejanos del mundo  – Hechos 1:8 ” (TLA)
 
Un equipo de 10 participantes, de 5 distritos representados. Misioneros Voluntarios a través de Proyecto Pablo los días del 17 de diciembre al 5 de Enero, en Matías Romero, Oaxaca. Ellos son:
1. Emanuel Martínez Quintas  (dto. Oaxaca)
2. Daniela Gonzalez  (dto. Oaxaca)
3. Arturo Sánchez (dto. Oaxaca)
4. Miriam Recinos (Dto. Olmeca)
5. Roque Miguel Salinas (dto. Olmeca)
6. Marleidy Sánchez (dto. Olmeca)
7. Luz Lastenia Jimenez (dto. Olmeca)
8. Yoselin  Garcia (dto. Noreste)
9. Josué Marquez (Dto. Noroccidental)
10. René Gutierrez (dto. Sur)
 
Fue un tiempo maravilloso.  Iniciamos los primeros 2 días de entrenamiento (en teoría), porque los días siguientes iniciaba el entrenamiento en el campo, dejándose usar por el Espíritu de Dios.  Del 19 al 21 realizamos Máxima Misión, y se movilizó toda la iglesia para compartir del amor de Dios.  Tuvimos Escuela Bíblica Vacacional con los niños, Servicio de Odontología gratuito, Compasión mediante donativos de ropa y despensas, Trabajo y Testimonio: pintar una escuela, recolectar basura, etc.
Este tiempo fue un parte aguas; Dios nos abrió grandes puertas de bendición, y muchas personas aceptaron a Jesús.  Muchos otros querían que les visitáramos en sus hogares.  El equipo de PP estaba maravillado, porque Dios obró de una manera increíble. El equipo permanecía constante en oración y meditación de la palabra de Dios todas las mañanas, y por las noches también. Estaban experimentando una llenura del amor y del poder de Dios en el espíritu.
Después de esta primer semana, el trabajo requería mayor esfuerzo, y la tarea consistía ahora en consolidar a los nuevos creyentes. Iniciaron las primeras reuniones de jóvenes, y la escuela dominical.  Lo más maravilloso fueron los servicios de Navidad y Año Nuevo.  La gente estaba feliz, entregando su vida a Dios en arrepentimiento y adoración, compartiendo de las bendiciones de Dios, y trajeron comida para compartir juntos.  Al terminar el día 5 de enero, el pequeño templo estaba completamente lleno. Cristo Jesús vino a habitar entre la gente de Barrio Nuevo.  Dios ha transformado vidas ahí, de pequeños y grandes, de hombres y mujeres.  ¡La gloria y honra es a nuestro Dios!
De los propósitos cumplidos:
  1. Avivamiento espiritual en la iglesia local: 1a. Matías Romero
  2. Avivamiento personal y confirmación del llamado de Dios en la vida de los participantes de PP.
  3. Transformación en la gente de Barrio Nuevo: hoy hay 20 adultos convertidos que se reúnen a la celebración dominical, 12 adolescentes y jóvenes con decisiones de seguir a Cristo, 15 niños que siguen con deseos de aprender más de Jesús.
  4. La gente de Barrio Nuevo ha oído de Jesús, y aunque muchos no han tomado decisiones, ahora saludan con aprecio a la iglesia de Cristo, y creemos que día a día el Señor seguirá añadiendo a Su Iglesia a los que han de ser salvos.
 
Gloria a Dios por lo que ha hecho, está haciendo, y seguirá haciendo.
 

Claudia Cruz Martínez…..

Los chicos de Proyecto Pablo con la naciente iglesia en Barrio Nuevo.

Los chicos de Proyecto Pablo con la naciente iglesia en Barrio Nuevo.

¿La Misión es Primero Local y Luego Global, o es Simultánea?

En el pasado hemos publicado en este blog varias reflexiones de Dr. Howard Culbertson, catedrático de Misiones y Evangelismo Mundial, de Southern Nazarene University (Bethany, OK, USA) y traducidas por José Samuel Mérida.  En las siguientes semanas estaremos reproduciendo otras reflexiones y creemos que son buenos recursos para líderes de MNI, pastores y líderes en general con deseos de conocer más sobre misiones.  Para todas las entradas visita el blog: La Misión Desde el Corazón de Dios.

¿La Misión es Primero Local y Luego Global, o es Simultánea?

 
Justo antes de su ascensión, Jesús habló de que el Espíritu Santo vendría sobre sus discípulos. Luego les dijo “serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.” (Hechos 1:8) Para la mayoría de nosotros, estas palabras suenan parecidas a la Gran Comisión de Mateo 28. Otros, sin embargo, aseguran que Hechos 1:8 es un plan paso por paso.

 
Por eso, dicen ellos, Jesús quiere que primero nos concentremos en nuestra propia ciudad (nuestra “Jerusalén”). Cuando la evangelización se complete allí, ya podemos ir a Judea y cuando terminemos allí, podemos ir a nuestra Samaria. Y en algún tiempo futuro, podemos ir a los confines de la tierra.
 
hechos_1_8El problema con esa interpretación es que no concuerda con lo que hizo la Iglesia primitiva. Los primeros cristianos no procedieron a evangelizar en una secuencia en la que primero evangelizaban un lugar y debían completarla antes de pasar al siguiente.
 
La persecución hizo que los creyentes simultaneamente se esparcieran por Judea y Samaria. De manera que Felipe ya estaba predicando en Samaria (Hechos 8) antes de que toda Judea fuera evangelizada. La Iglesia primitiva no tenía problema con ir más allá de la fronteras geográficas. Para cuando Pablo se convirtió, había iglesia en las ciudades gentiles como Damasco y Antioquía de Siria. De hecho, la iglesia de Antioquía fue la iglesia que comisionó a Pablo y Bernabé como misionereos.
 
La pregunta que los primeros creyentes si tuvieron que enfrentar era la de las fronteras culturales, es decir, si los gentiles que aceptaran a Cristo debían hacerse judíos. El concilio de Jerusalén que se describe en Hechos 15 llegó a una conclusión tajante, y no hay evidencia de que las personas esperaran a terminar de evangelizar un lugar antes de pasar al siguiente. Hay historias de Tomás plantando iglesias en India y Andrés evangelizando en Grecia. Las fuentes históricas de la Iglesia primitiva se refieren a Bartolomé visitando Armenia y a Santiago “el jóven” visitando Egipto. Judas (Tadeo) podría haber visitado Persia y Mateo visitado Etiopía.
 
Claramente, los cristianos del siglo I pensaban que Cristo quería un evangelismo que fuera a todos los lugares al mismo tiempo. Aparentemente, entendieron la lista de lugares de Hechos 1:8 no como un mapa que debía seguirse al pie de la letra, sino simplemente como otra manera de decir “hagan discípulos a todas las naciones.” (Mateo 28:19-20) y “predicar el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15).
 
En los siglos 16 y 17, la reforma protestante enseñó una secuencia lineal (“primero evangelice su pueblo”). Estaban equivocados. Se necesitó de personas como William Carey para llevar nuevamente a la Iglesia a evangelizar en todo lugar simultáneamente “desde y hacia los seis continentes.”
 
¿Será que la idea de que el evangelismo mundial debe ser lineal (“primero en mi ‘Jerusalén’”) es solo una manera de evadir la responsabilidad de evangelizar al resto del mundo?
A %d blogueros les gusta esto: