Archivo del sitio

Grandes Líderes Piensan en Pequeño

Por Gustavo Crocker

En una conocida historia, alguien pregunta a D.L. Moody cómo había estado la reunión evangelística nocturna. Su célebre respuesta fue, “Tuvimos dos conversiones y media.” El entrevistador respondió, “¿Te refieres a dos adultos y un niño?” “No,” replicó Moody, “dos niños y un adulto. El adulto solo tiene la mitad de su vida para seguir a Cristo. Los niños tienen sus vidas enteras para seguirlo.”

Este intercambio me recuerda a la inclinación de pensar en los niños como “quienes aún no son participantes del reino de Dios.” ¡Esto no puede estar más alejado de la verdad! Los grandes líderes piensan en los niños como protagonistas del reino de Dios y del plan de Dios para la reconciliación. Ellos los ven como personas cruciales para su misión.

Jesús utilizó niños para ilustrar algunas de las verdades más grandes sobre el reino de Dios. Jesús les recordó a los discípulos que no solamente los niños son un modelo de fe para entrar al Reino, pero que se nos requiere examinarnos a nosotros mismos en cómo recibimos a los niños en nuestro medio.

¿Qué significa poner a los niños en el medio?

2e2cfaee-11cf-4256-9a6d-6e4d74380933.jpg

Mateo registra la discusión de los discípulos sobre la grandeza en el reino de los cielos. Antes de que Jesús respondiera, Él describió una vívida metáfora de liderazgo: Él puso un niño en el medio. Poner a los niños en el medio significa que no podemos pensar en los niños como personajes secundarios. La verdadera conversación de liderazgo debe comenzar con la perspectiva de que los niños importan y están en el centro del plan de Dios para la redención.

Los niños son un modelo de fe. La respuesta audaz de Jesús a sus discípulos resalta el poder dañino de “crecer” (Mateo 18). “Les aseguro que a menos que ustedes cambien y se vuelvan como niños, no entrarán en el reino de los cielos.” La fe como la de un niño es absolutamente necesaria para disfrutar la plenitud de las riquezas de su reino. La fe de un niño es pura, es genuina, sin prejuicios. Mientras los niños crecen, su fe, ya contaminada por la tendencia de Adán al pecado, es deteriorada por las sociedades agnósticas, materialistas, egocéntricas que los moldean y educan. Mientras nuestra fe se vuelve más compleja, empezamos a cuestionar incluso las verdades más evidentes. Para disfrutar la rica y pura bendición del reino de Dios, debemos volvernos como niños.

Los niños son el campo misionero más listo y dispuesto. Alrededor del mundo, en cualquier país o cultura, más de 3 cuartos (75%) de los adultos que están llenando nuestras iglesias recibieron a Cristo entre las edades de 4 y 18 años. Los misiólogos han definido a este grupo de edad como la ventana 4/14, el grupo de personas que está más listo y es menos alcanzado.

Desafortunadamente, pensamos en ellos como “una manera de atraer a sus padres,” “una fuga de nuestros presupuestos y programas,” “una distracción para nuestros servicios solemnes,” o incluso como “entidades no productivas quienes no votan ni ofrendan.” Los discípulos estaban en el mismo barco. Mateo 19 narra otro evento de Jesús y los niños. Mientras las personas traían sus niños a Jesús para que orara por ellos y los bendijera, los discípulos reprendieron a sus padres. La respuesta de Jesús fue empática: “Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos.” No seas obstáculo para los niños. Tú fuiste uno de ellos.

A través de la historia de la iglesia, los téologos y profesionales han discutido la “veracidad de la fe de un niño.” Los líderes bienintencionados, contagiados por el insecto del “crecimiento,” cuestionan la validez de la conversión de un niño. D.L. Moody responde a ellos: “Es una obra maestra del diablo hacernos creer que los niños no pueden entender la religión. ¿Cristo hubiera hecho de un niño el estándar de fe si hubiera sabido que no era capaz de entender sus palabras?”

Los niños son el campo misionero más productivo. ¡Coséchalo!

Los niños pueden ser agentes de la misión de Dios. No podemos dejar de ministrar solo a los niños y jóvenes. Los grandes líderes invirten en la niñez y la juventud como agentes de la misión transformadora de Dios. Los niños y jóvenes son capaces de compartir el amor de Cristo a sus familiares, amigos, redes sociales, y de guiar a otros a unirse a su fe.

La Escritura está llena de historias de niños y jóvenes utilizados por Dios para cumplir su misión:

…un jovencito objeto de tráfico, José, trajo esperanza a su pueblo…

…un pastorcito de ovejas, David, derrotó a un gigante y se convirtió en rey de Israel…

…un joven ministro, Samuel, guió al pueblo de Dios mientras servía en tiempos de sequedad y desesperación…

…un niñito anónimo pero bien preparado, proveyó recursos para la alimentación milagrosa de Jesús a cinco mil personas…

…y Jesús mismo, siendo todavía era un niño pequeño, declaró su compromiso con los negocios de su Padre…

Fue dicho por el profeta Isaías: “y un niño pequeño los guiará” (Isaías 11:6).

Los grandes líderes expresan su grandeza pensando en pequeño. Debemos enfocarnos en los niños de nuestro medio.

Una Aventura Misionera

Durante los meses, mayo y junio de 2018, Misiones Nazarenas Internacionales (MNI) del Distrito Golfo de México realizó 4 COMI (Campamento de Orientación Misionera Infantil) titulado “Aventura Misionera,” para niños de entre 4 y 14 años. Más de 100 niños de 4 zonas del distrito asistieron al campamento que tiene como propósito dar a conocer a los niños la obra misionera de la Iglesia del Nazareno alrededor del mundo, y ayudarles a descubrir el llamado a las misiones.IMG_8364.JPG

Los niños “viajaron” a Sudáfrica, Japón, Palestina y República Dominicana, conociendo algunos datos importantes de estos países. La presidente distrital de MNI, Elizabeth Roa, junto a Judith Galindo y Rebeca Ramírez, miembros de su concilio, fueron las encargadas de preparar esta gran aventura. Además, contaron con la participación de la misionera Freya Galindo, quien sirve en el proyecto Regional Génesis y Misión Global en República Dominicana. Durante estas semanas ella realizó una parte de su gira misionera en este distrito.

IMG_7824.JPG

Simultáneo a este evento, los líderes de MNI de dichas zonas, específicamente los que trabajan con niños, recibieron un taller acerca de cómo instruir e involucrar a los niños en misiones, utilizando material didáctico y otras herramientas.

IMG_7798 2.JPG

Varios niños expresaron sentir un llamado a las misiones durante esta actividad. Este evento no hubiera sido posible sin la ayuda de las iglesias locales, quienes recibieron y apoyaron la actividad.

35924336_1056825651133558_3027836241556013056_n.jpg

¡Gloria a Dios porque Él sigue llamando a los niños! ¡Ellos también son la Iglesia!

Este artículo fue publicado originalmente en el sitio web de la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica.

El Desafío es Urbano

Por Scott Armstrong

La semana pasada tuve el privilegio de estar en Panamá, donde varios líderes nos reunimos para generar una lluvia de ideas con soluciones, para un ministerio más efectivo en tres áreas:

  • Misión Urbana
  • Jóvenes
  • Niños

Estas áreas han sido declaradas como nuestros énfasis regionales en Mesoamérica para el siguiente cuatrienio. Y con razón: aunque hay grandes cosas sucediendo en cada uno de estos ministerios, tenemos un largo camino por recorrer antes de ver una explosión del fruto en toda la región entre niños, jóvenes, y nuestras ciudades.

Ciudad.de.Mexico.City.Distrito.Federal.DF.Paseo.Reforma.Skyline.jpg

Estoy seguro que recientemente has escuchado nuestro podcast Siervos Inútiles (y si todavía no lo has escuchado, en serio, ¿qué estás haciendo con tu vida?), y sabes que hemos abordado estos tres temas en nuestros distintos episodios. Sin embargo, por el bien de este artículo, enfoquémonos en misión urbana.

Si has escuchado que mi esposa y yo predicamos en cualquier servicio o evento, sabes que estamos hablando con mucho entusiasmo de misión urbana. Después de todo, nuestro ministerio es GÉNESIS, donde la misión es hacer discípulos semejantes a Cristo en los centros urbanos de Mesoamérica. Estamos enviando misioneros a 28 ciudades estratégicas para que planten iglesias e impacten comunidades que tienen poca o nula presencia nazarena. ¡Y está sucediendo!

Aun así, admito que la influencia que cuatro obreros pueden tener en una ciudad de más de 1 millón, es limitada. ¿Y qué pasa con las otras ciudades que no han sido identificadas como parte de los 28 lugares estratégicos, sitios urgentes que recibirán misioneros? Está claro que nuestra región entera necesita un génesis y no solamente vendrá de fuerza misionera voluntaria y comprometida.

Esta misma semana mientras que estuvimos en Panamá, recibimos de Dale Jones en Investigación Nazarena/Nazarene Research (¡les amamos!) una lista con todas las ciudades en la Región Mesoamérica con población de 100,000 o más habitantes. Los hallazgos son intrigantes y a la vez asombrosos:

  1. Las estadísticas generales muestran que el 72% de Mesoamérica vive en un área urbana (esto incluye varias ciudades con menos de 100,000 que todavía se consideran urbanas). ¡Casi 3 de cada cuatro de nosotros es un urbanita! Cuando piensas en urbano, quizá piensas en Nueva York, Beijing, o Tokyo. Pero somos la región con el porcentaje más alto de habitantes urbanos.
  2. En solo dos años hemos crecido de 169 ciudades con 100,000 personas o más, a 182 que encajan en esta descripción. En todo el mundo, la gente se está moviendo en masa a la gran ciudad, y nuestra región no es la excepción.
  3. De estas 182 metrópolis, 115 están en un solo país: México. Uno. Uno. Cinco. Alcanzar las ciudades de nuestra región significa especialmente alcanzar las ciudades de México, muchas de las cuales no tienen iglesia del Nazareno.
  4. Después de México, los cuatro países que tienen más ciudades con una población igual o mayor a 100,000 son: Cuba (16), República Dominicana (9), Haití (8), y Nicaragua (7). En otras palabras, 155 de las 182 ciudades más grandes en nuestra región están en CINCO países. ¿Podrías orar específicamente por un impacto urbano en esos cinco países?
  5. La población total en Mesoamérica es de 223 millones. 120.42 millones de nosotros vive en ciudades con más de 100,000 personas. Eso es 54%. Más de nosotros vive en una ciudad grande, que los que no lo hacen. ¿Esto no debería afectar la manera en que equipamos a nuestros líderes para el ministerio?

    Screen Shot 2017-09-14 at 3.46.06 PM.png

  6. Si la mayoría de la población vive en una gran ciudad, entonces ahí es donde todos nuestros nazarenos también están, ¿verdad? No. Solo 32% de nuestros miembros vive en una ciudad de más de 100,000 personas. Eso es 129,354 de 406,000 nazarenos en total.

    Screen Shot 2017-09-14 at 3.46.16 PM.png

  7. Los anteriores #5 y #6, me han hecho reflexionar: Sé que ya tenemos muchos miembros nazarenos en esas ciudades y alabo al Señor por su testimonio. Sin embargo, no hay ninguna duda de que, en la mayoría de estos ambientes urbanos, nos hace falta una verdadera presencia como Iglesia del Nazareno. Tener un templo y celebrar cultos cada semana no va a resolverlo. Para impactar la ciudad, el discipulado sacrificial, creativo, y misional es necesario en los días venideros.
  8. Un número significativo de estas 182 ciudades, recientemente han sido afectados de manera negativa, por fenómenos naturales devastadores. ¿Podría ser que nuestra entrada a estas ciudades, vendrá a través de confortar a aquellos que lo han perdido todo en huracanes o sismos? ¿Podría ser que, en cualquier caso –aun sin desastres naturales– el hecho de actuar como agentes de compasión, sería la forma saludable de impactar nuestras ciudades?

Mi intención no es abrumarte con estadísticas. Reconozco que cada una de las observaciones anteriores, debe ser digerida reflexivamente para un mejor entendimiento, y ¡oro para que lo hagas así!

Honestamente, comparto todo esto no solo para informar, pero también para invitarte a ser parte de esta iniciativa.

¿Podrías orar?

¿Podrías dar?

¿Podrías ir e impactar un contexto urbano ahí donde estás, o incluso, en un lugar lejano?

Deja un comentario si Dios está volcando tu enfoque hacia la ciudad. Comunícate con nosotros en Facebook, Twitter, Instagram, o en MesoamericaGenesis.org. Escucha nuestro podcast y cuéntales a otros, para que, la conversación acerca de estos temas, se extienda.

Necesitamos tu ayuda. Las estadísticas son claras y el llamado de Dios es más claro: traigamos un génesis a los centros urbanos de Mesoamérica.

 

Play & Witness – Una Iniciativa Relevante y Efectiva

El primer viaje misionero del Caribe “Play & Witness” tuvo lugar en Jamaica, del 4 al 29 de julio, 2017. Este viaje se dividió en tres partes: entrenamiento, actividad evangelística y campamento, y fue diseñado para lograr dos objetivos principales: impactar significativamente a Jamaica para Cristo, a través de deportes, y, de igual forma, impactar significativamente a los participantes para que sean catalizadores de la misión en su entorno.

Ready Set Go Training .jpg

El equipo de Play and Witness estuvo conformado por 21 participantes y facilitadores del Área Caribe, originarios de 6 países diferentes: Antigua, Bahamas, Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad. Su tiempo en Jamaica comenzó con un entrenamiento intensivo en el ministerio deportivo. El propósito de este tiempo fue exponer a cada participante al poder y potencial del deporte, y explorar maneras en que los deportes pueden ser utilizados para transformar sus comunidades, naciones y regiones. Los deportes fueron presentados como una forma relevante y efectiva, tanto para invitar a las personas a conocer a Cristo como para discipularlos.

Denbigh Church of the Nazarene.jpg
Después de esto, se movieron a la segunda fase de la misión: la implementación de la información que aprendieron. 
En colaboración con la Iglesia del Nazareno de Green Acres en la comunidad de Old Harbour, iniciaron la plantación de una nueva iglesia utilizando varias formas de ministerio (juegos para niños, adolescentes, etc.). Por medio de las actividades deportivas, crearon un fuerte vínculo con la comunidad en muy poco tiempo.

Old Harbaor Testimony.jpg

El equipo también participo en el lanzamiento del programa de ministerio deportivo de la Iglesia del Nazareno de Denbig, y de acuerdo con el pastor titular de esta iglesia, la iniciativa del ministerio deportivo creo una sensación espiritual renovadora en Denbigh, ya que la asistencia al culto, en la semana siguiente al lanzamiento de este ministerio, incrementó notablemente y hubo nuevos compromisos por Cristo.

football in denbigh.jpg

El equipo también estuvo involucrado en un campamento de jóvenes y en un campamento de niños. Durante este tiempo, tuvieron la oportunidad de usar el conocimiento y experiencias recibidas anteriormente, para transmitirlas a los camperos.

Youth Camp.jpg

En total, 40 personas recibieron a Jesús como su Señor y Salvador, por medio de las actividades evangelísticas y la participación en los campamentos. Esto no es simplemente un testimonio de la bondad de Dios, es también un testimonio del impacto que este equipo fue capaz de realizar en Jamaica, logrando así el primer objetivo del viaje misionero.

El segundo objetivo principal de impactar al equipo de participantes para que ellos continuaran con la misión cuando regresaran a casa, también se cumplió. Ha sido increíble ver cómo los participantes han implementado, inmediatamente, en su contexto, la información que aprendieron, y cómo otros están planeando en hacer lo mismo.

Childrens camp.jpg

El siguiente paso es ver cómo las experiencias de Play and Witness se multiplican a través del Caribe. La intención es presentar el ministerio de deportes como una herramienta relevante y efectiva para el evangelismo y discipulado dentro del área Caribe. De acuerdo con los reportes y testimonios, el primer viaje de Play & Witness ¡fue todo un éxito!

– Con información de Dario Richards, Misión Global Área Caribe.

Campamento de Orientación Misionera Infantil en Tuxtla

A continuación te presentamos el testimonio de Daniela González, acerca de lo que Dios hizo en las vidas de muchos niños a través del Campamento de Orientación Misionera Infantil (COMI).

whatsapp-image-2016-08-06-at-5-11-27-pm

Una semana muy misionera fue la que se vivió durante el COMI, que se realizó del 25 al 31 de Julio del presente año en las instalaciones de la Iglesia del Nazareno Puerta del Cielo en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Con una asistencia de 67 niños, además de 32 voluntarios como parte de la tripulación que guiaron a los niños en un viaje misionero sin precedentes.

Es maravilloso cómo Dios se manifestó en este evento, ver cómo lo niños podían comprender y escuchar la voz de Dios que los estaba llamando a servir. Alrededor de 20 niños sintieron que tienen un llamado misionero y pastoral; junto al equipo de MNI del distrito Sur oramos por cada uno de ellos, quedando la iglesia con el compromiso de darles seguimiento para que ellos desarrollen sus talentos y no olviden ese llamado de parte del Señor.

whatsapp-image-2016-08-06-at-5-03-53-pm

También 5 niños recibieron a Cristo como su Señor y Salvador. Después de la oración de fe, les pregunté: “¿Cómo se sienten?” Y uno de ellos me dijo: “No sé cómo me siento pero sí creo que sea Dios, no quiero irme de aquí.”

Además los hermanos que estuvieron apoyando el evento volvieron a sentir ese fuego del llamado de Dios, y algunos adolescentes y jóvenes se reconciliaron con el Señor. El día de la clausura tuve la oportunidad de compartir la Palabra a toda la iglesia, solo el Espíritu Santo puede hacer que la iglesia sea sensible a las misiones y al llamado de Dios.

img_20160731_103419287

Una niña que participó dijo: “Después de escuchar mis clases y pasar por un túnel, encontrarme conmigo en un espejo, creo que no sé bien aún qué es lo que Dios quiere de mí, pero sí estoy segura que yo le quiero servir en donde sea.”

La iglesia Puerta del Cielo fue parte fundamental de mi sostén en el campo misionero cuando estuve en servicio como misionera del proyecto Génesis en el Puerto de Veracruz. Es una iglesia comprometida con las misiones. Esta iglesia es muy especial para mí pues fue ahí donde crecí, recibí a Cristo como mi Salvador y también fue donde escuché el llamado a servir en las misiones.

13754460_1081159428628340_2238403820259565055_n

Doy gracias a Dios por usarme con los niños, me encanta hacerlo y le doy la Gloria y honra a mi Señor. Gracias a Dios por la Iglesia Puerta del Cielo, al Pbro. Eduardo Duque Madrid y al hermano Carlos Vázquez por la invitación.

¡Tiempo para que la Iglesia se despierte!

¡Es tiempo de despertarnos!  La Iglesia de hoy se encuentra en su reto más grande de la historia: una generación entera pende de un hilo.  ¿La Iglesia va a ganarla o perderla?

Lo Que el Amor Significa para un Niño

–Hoy estoy celebrando con mi esposa 13 años de matrimonio.  Sin duda, ¡nuestro amor ha crecido bastante desde la boda!  Y ahora tenemos dos hijos que nos han enseñado sobre el amor verdadero.  Así que, en un aniversario especial reproduzco el siguiente relato, dedicado a mi familia amada…

Lo que el Amor Significa Para un Niño

Traducido por Ariadna Romero

Un grupo de profesionales les planteó la siguiente pregunta a niños entre 4 y 8 años de edad: ¿Qué significa el amor? Las respuestas que obtuvieron fueron más amplias y más profundas de lo que ninguno de ellos pudo imaginar.  ¡A ver qué te parecen!Niños felices

  • “Desde que mi abuelita tiene artritis, ya no se puede inclinar para pintarse las uñas de sus pies, así que mi abuelito lo hace por ella todo el tiempo. Incluso ahora que sus propias manos tienen artritis. Eso es amor.” Rebeca, 8 años.
  • “Cuando alguien te ama, la forma en que dice tu nombre suena diferente. Se puede notar que tu nombre está a salvo en su boca.”  Billy, 4 años.
  • “El amor es cuando una niña se pone perfume y un niño se pone loción de afeitar y salen y se huelen el uno al otro”. Karl, 5 años.
  • “El amor es lo que te hace sonreír cuando estás cansado.” Terri, 4 años.
  • “El amor es cuando mi mamá hace café para mi papá y toma un traguito antes de darle la taza a él, para estar segura de que está rico.” Dany, 7 años.
  • “El amor es lo que está en la casa durante Navidad si dejas de abrir los regalos y te pones a escuchar.” Bobby, 7 años.
  • “Si quieres conocer mejor al amor, debes empezar con un amigo al que odies.” Nikka, 6 años.
  • “El amor es cuando le dices a un chico que te gusta su camiseta y entonces él la usa todos los días.” Noelle, 7 años.
  • El amor es como una viejita y un viejito que son amigos aunque se conocen el uno al otro muy bien.” Tommy, 6 años.
  • Durante mi recital de piano, estaba en el escenario y tenía miedo.  Vi a toda esa gente mirándome y vi a mi papá saludándome y sonriendo.  Él fue el único que hizo eso.  Y ya no tuve miedo.” Cindy, 8 años.
  • Y la última respuesta, la ganadora, fue la de un pequeño de 4 años quien era vecino de un anciano caballero que había perdido recientemente a su esposa.  Luego de ver al hombre llorar, el chiquillo fue hacia el jardín del anciano, se subió a su regazo y sólo se quedó ahí.  Cuando su madre le preguntó qué le había dicho al vecino, el pequeño dijo: “Nada, sólo lo ayudé a llorar.”

Jorge y María Müller: Dios Proveerá (Parte II)

Esta entrada es continuación de la biografía escrita por Dra. Erika Ríos Hasenauer comenzada hace tres días.

…Los huérfanos empezaron a tener un lugar muy importante en el corazón y en las vidas de Jorge y María Muller.

Esa noche, al calor del fuego, y posiblemente compartiendo té, platicaban en familia sobre los eventos del día.

– ¿Sabes, Mari? Estoy iniciando a pensar que Dios no quiere que seamos misioneros lejos. Sino que amemos a estos niños y seamos papá y mamá para ellos, que los eduquemos, vistamos…

La mirada de María posiblemente estaba fija a los ojos de su esposo. ¿Qué nueva locura estaba pensando su esposo?

Jorge continuaba…

– y los traigamos a los pies de Jesús. Tal vez Él nos quiere aquí. Jorge empezaba a entender que no había que ir muy lejos para cumplir con la Gran Comisión. La necesidad estaba literalmente a la puerta y su oportunidad de servicio.

Jorge no se equivocó. Dios usaría a sus fieles siervos para establecer casas hogar para 1,000 niños por toda Inglaterra y ser de inspiración para muchos más.

La Sra. Muller murió en avanzada edad, cansada pero feliz de haber dado su vida por estos pequeñitos. Muchos de ellos, no solo aceptaron a Jesús sino llegaron a ser ministros de la Palabra a su tiempo.

Aquella escena de Bristol, de gente necesitada y hambrienta no está ajena a nosotros.

UNICEF señala que existen actualmente más de 10 millones de huérfanos por alguna causa (incluye de huérfanos de un padre) en América Latina, pero la mitad casi son huérfanos dobles, de padre y madre.

México ocupa el segundo lugar después de Brasil. El INEGI (registro de población nacional) señala que hay más de 1 millón y medio de huérfanos en solo México. La Ciudad de México, alberga a la mayoría.

Jesús les dijo a sus discípulos en más de una ocasión, cuál profundo era su amor por los niños. Es posible que en este día, él esté recordándonos (a su iglesia entera, a ti y a mí) a través de esta historia, que seamos Sus manos y pies, así como lo fueron Jorge y María Muller, que les demos algo a estos pequeños y personas desamparadas, que nadie más puede dar. No solo alimento y vestido, sino amor, aquél amor incondicional y radical.

Mostrémosles con nuestras acciones lo que predicamos.

Atrevámonos a ensuciar nuestras manos por El.

¿Qué programa de compasión que beneficie a niños y personas de la calle, huérfanos, puedes iniciar hoy en tu contexto hoy?

¿Quién necesita ser amado a tu alrededor?

¿Quién necesita ser recordado que su vida no es un accidente?

A %d blogueros les gusta esto: