Archivo del sitio

Regalos al Adorar con una Iglesia Multiétnica y Urbana – Parte 2 de 2

*Esta es la continuación del artículo anterior.

La mayoría de las iglesias de las que he sido parte están diseñadas para alguien como yo.

Así como disfruto el sabor caribeño de nuestra adoración, es un recordatorio constante de que nuestro servicio y programas no están diseñados para alcanzarme–están diseñados para hablar el lenguaje del corazón y satisfacer las necesidades de otras personas en nuestra comunidad.

Por supuesto, así es como debe ser. Pero me golpea que durante toda mi vida he sido parte de iglesias que activamente estaban complaciendo a personas como yo–personas de mi edad, mi raza y mi estatus socioeconómico. Y nunca pensé en nuestra adoración y programas como algo que definiera la manera en “cómo hacemos iglesia.” Pensaba que esas cosas eran la manera en “cómo las personas deberían hacer iglesia.”

Las implicaciones de esta lección no se detienen con mi experiencia del pasado con la iglesia. Se ha vuelto más claro para mí en los últimos meses que la gran mayoría de los recursos del ministerio, incluso más ampliamente los recursos cristianos, son producidos teniendo en mente a personas como yo. He disfrutado de un estatus privilegiado por largo tiempo y nunca me había dado cuenta. Lo percibo tan pronto me encuentro con algo que no está hecho a la medida de mis gustos.

36387.jpg

El regalo que viene de adorar en un servicio que no está diseñado para mí es que revela la profundidad de mi relación consumista con la iglesia. No es una lección divertida, pero es una muy importante.

La diversidad no solo “ocurre.”

Pensamos que mudarnos a una de las ciudades más diversas en Estados Unidos significaría que encontraríamos diversidad confortable en todos lados. Estábamos equivocados. Mientras más vivo en la ciudad de Nueva York más me sorprende lo segregado de la ciudad. Los barrios e incluso cuadras dividen denominaciones étnicas. Las escuelas pueden ser monoculturales incluso en un barrio con diversidad cultural. Es más difícil de lo que pensé encontrar iglesias en la ciudad que están comprometidas con la diversidad radical.

Todos nuestros sistemas sociales y cívicos trabajan contra la integración étnica y socioeconómica. Es posible que yo supiera esto intelectualmente esto antes. Pero vivir donde vivimos y adorar donde adoramos ha enfatizado el mensaje: la diversidad no solo “ocurre.” Se necesita una intencionalidad deliberada e incómoda. Se necesita un grupo de personas que están felices de escuchar dos veces los anuncios de la iglesia–una vez en inglés y después otra vez en español–felices de cantar las canciones en dos idiomas. Se necesita un grupo de personas dispuestas a sacrificar sus preferencias para que alguien que se siente cerca de ellos pueda escuchar a Dios hablándole de la forma en que ellos necesitan escucharlo.

Supongo que el verdadero regalo de adorar con una iglesia multiétnica y urbana ha sido la hospitalidad tangible. Mientras nuestro servicio no está diseñado para atraer mis gustos, constantemente soy conmovido por cómo personas serviciales se aseguran de que mi familia se sienta bienvenida. Hemos sido los recipientes de una enorme gracia y bondad. Esa gracia y bondad ha hecho que esta nueva y gran ciudad se sienta pequeña y familiar.

Este artículo fue publicado originalmente en: City to City

Regalos al Adorar con una Iglesia Multiétnica y Urbana – Parte 1 de 2

By Brandon O’Brien

Cuando nos mudamos de Arkansas a la ciudad de Nueva York, nos instalamos en Washington Heights en la parte alta de Manhattan. Nuestra decisión de vivir en Washington Heights estuvo principalmente determinada por la economía. No podía imaginar pagar mucho dinero por un espacio tan pequeño en algún lugar de la zona Oeste del Alto Manhattan.

Así, de manera totalmente ingenua, nos mudamos a Heights e inmediatamente nos convertimos en una minoría étnica.

should-every-church-be-multiethnic-american-bible-society-leadership-blog-church-communities-racial-reconciliation-diversity-black-history-month.jpg

Además de ser blancos en un vecindario predominantemente dominicano, mi esposa y yo también tenemos dos hijos adoptivos. Ambos son étnicamente diferentes a nosotros y entre ellos. Somos todo un espectáculo. Y hemos recibido una buena cantidad de miradas en los últimos meses–no solo en Heights. Pero un lugar en el que nos sentimos totalmente normales es con la iglesia.

Adoramos con una nueva iglesia llamada Iglesia de Heights Comunidad Cristiana. Nuestro servicio es bilingüe con música y anuncios en español e inglés, y un sermón en Inglés, traducido en vivo por hablantes hispanos. En su mayoría la congregación es latina, pero muy diversa. De hecho, la congregación refleja la diversidad étnica del vecindario (apróximadamente 60% son latinos y 40% son “otros”). El número de parejas trans-raciales es igual al número de parejas de la misma raza.

Para una familia como nosotros, estar rodeado por familias diversas es un regalo en sí mismo. Hemos recibido otros regalos al adorar en una iglesia multiétnica y urbana. A continuación algunos, expresados como lecciones aprendidas. Por ejemplo, he aprendido:

Puedes usar tus caderas para adorar.

He levantado mis manos en adoración. He doblado mis rodillas en adoración. Me encanta, hasta he aplaudido y me he movido un poco. Pero nunca antes mis caderas habían sido tentadas a involucrarse en la adoración. Y la verdad es que: son muy malas para eso.

En algún lugar aquí hay un punto muy serio. El estilo de adoración es más que cuestión de gustos. Formas diferentes de música abren diferentes posibilidades, incluso posibilidades teológicas. Por ejemplo, he cantado la canción “Bendito sea Dios” en muchas iglesias en los últimos quince años. En todas ellas, el tono de la canción ha variado de reflexiva, a ser de arrepentimiento, y a triunfante. Pero cuando la canto sobre una línea de bajo y una sección de ritmo caribeño, se abre una nueva posibilidad. La canción se convierte positivamente en celebración.

En este caso, el estilo musical es el reflejo de valores profundos y personalidad cultural. Nuestros hermanos y hermanas dominicanas saben cómo hacer una fiesta y saben cómo traer esa fiesta a la iglesia. Nunca pensé que podía cantar “Tú quitas y Tú das” con una sonrisa en mi rostro. El hecho de que lo puedo hacer ahora es un regalo de parte de mi congregación tan diversa.

*Este artículo continuará en la siguiente entrada.

Misión Global Mesoamérica – 2017

Del 19 al 24 de octubre, 2017, los coordinadores regionales de Misión Global Mesoamérica, Scott y Emily Armstrong se dieron cita, junto con los coordinadores de área de este ministerio: María Eugenia Rodríguez (México), Marc Versil (Haití), Luz Jiménez (NorCentral), Dario Richards (Caribe), Freya Galindo (Central); y el coordinador regional de JNI, Milton Gay, para tener un tiempo de reuniones y asistir a las conferencias del “Día de Movimiento” en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. Claudia Cruz (México), participó en algunas de las reuniones por videoconferencia, desde Oaxaca.

22788881_10155562226861351_7449196067267514567_n.jpg

En dichas reuniones, hablaron acerca de cómo seguir encontrando, entrenando y enviando más misioneros en la región Mesoamérica, haciendo énfasis, principalmente, en la iniciativa Génesis y la misión urbana; además, durante el Día de Movimiento, escucharon diversas ponencias y discusiones sobre liderazgo, asuntos urbanos y su conexión con el poder del Evangelio en la ciudad.

IMG_0411.JPG

Los desafíos para seguir movilizando misioneros son grandes, pero nuestro Dios es más grande. El último día, el equipo subió al techo del New York School of Urban Ministry, donde estuvieron reuniéndose, y oraron por las ciudades.  Fue un momento de impacto para cada uno, y Marc Versil compartió el anhelo de todos: “Como Dios invirtió su corazón en mí, quiero invertir mi corazón en otros.”

22549502_10155552365756351_3267346588810655774_n.jpg

Este reporte fue escrito por Freya Galindo.

Cómo Orar por tu Ciudad (Parte III)

“Cómo Orar Por Tu Ciudad”

-La historia detrás del movimiento de oración que encendió Nueva York.-

 Por Mac Pier.

Trad. por Ariadna Romero

Con el paso de los años, he identificado 3 características vitales para la efectividad de un Movimiento del Evangelio en cualquier ciudad.  Lo llamo: AXIOMAS DE LIDERAZGO.

  1. Los líderes espirituales hacen lo que el liderazgo requiera. Si estudias las oraciones del Antiguo Testamento, verás que Dios responde las oraciones en el lenguaje en el cual fueron pronunciadas. Ana oró que Dios se acordaría de ella y le daría un hijo. Ella prometió regresar su hijo a Dios todos los días de su vida. Dios se acordó de ella y a través de Ana le dio a Israel un líder espiritual que revolucionaría la nación. Dios es siempre el gran iniciador en estas expresiones de oración.  En la ciudad de Nueva York en 1994, hubo 2,400 asesinatos en un solo año. La desesperación se apoderó de la comunidad de la fe. El 1 de Febrero de 1995 un grupo de los nuestros lanzó una vigilia de oración diaria, viniendo juntos en oración para que la violencia terminara. Aquellos de nosotros que vivieron en esos días, atestiguan el sorprendente poder que surge cuando la gente de Dios se hace más unida.
  2. Los líderes espirituales valoran la colaboración.  La colaboración inteligente y visionaria es por mucho la manera más efectiva de cambiar una ciudad, honrando a Dios.  Con el tiempo, me he dado cuenta que la gran deficiencia en cualquier ciudad no es la falta de dinero, de espacios o programas, sino el déficit de confianza. Confiar en que una meta en común, provocada por una necesidad en común sacará lo mejor de todos los involucrados, es la clave para una colaboración exitosa. Lo que hacemos juntos es más importante que lo que cada uno puede hacer por su cuenta.
  3. Los líderes espirituales reconocen la importancia de la unidad. La oración de Jesús en Juan 17 nos enseña que la unidad en la iglesia engendra un aroma de creencia. La división dentro de la iglesia engendra ateísmo en el mundo. Nuestra fe en Jesús necesita trascender todas las diferencias entre nosotros para lograr un cambio en nuestras ciudades.

Creemos que Dios está trabajando en las ciudades hoy en día de la misma forma en que trabajó en el primer siglo con Israel para conectar a la gente de todo el mundo. 

Por ejemplo, en ciudades como Dallas cerca del 44% de los residentes habla inglés como su segunda lengua. Vemos tendencias muy similares sucediendo en Los Ángeles y Chicago.

Un verdadero Movimiento del Evangelio debe ser construido sobre el deseo unificado de sus líderes. Las disciplinas espirituales deben ser incorporadas y el liderazgo que energizará y fortalecerá las colaboraciones debe ser creado.

Fundamentación Segura.

Dense cuenta que no dije: “puede ser”, dije: “DEBE SER”.  Porque solo después de que ese fundamento está en su lugar, la alianza entre las iglesias con las grandes ideas y sus compañeros con experiencias de clase mundial, puede estar asegurada.Mac Pier

Una vez establecidas las paredes de un Movimiento del Evangelio que cambie el mundo, se sostendrá con la prueba del tiempo. No deben ni pueden derribarse por las arenas cambiantes de las circunstancias o las opiniones.

Los Movimientos del Evangelio fuertes y con fundamentos seguros, son posibles. Han sido y son ahora forjados en ciudades por toda la nación.  Cada uno de ellos inicia con la intersección de la desesperación, la comprensión y la resolución.

Mac Pier es el fundador y Gerente General del Centro de Liderazgo de la ciudad de Nueva York.

Es el autor más reciente del Liderazgo Consecuente (IVP, 2012).

**Este artículo fue publicado en Christianity Today el 9 de septiembre de 2013.  Lo he publicado en tres entradas: Partes 1 y 2 fueron publicadas el lunes y miércoles de esta misma semana.

Cómo Orar por tu Ciudad (Parte II)

juntos orando

“Cómo Orar Por Tu Ciudad”

-La historia detrás del movimiento de oración que encendió Nueva York.-

 Por Mac Pier.

Trad. por Ariadna Romero

Orar en Común Acuerdo.

Parece que nuestra vida de oración está en proporción directa al sentido de desesperación que sentimos. Creo que hay poder cuando la gente ora en acuerdo.  Cuando líderes ministeriales, voluntarios, y los líderes de negocios empiezan a sentir esa desesperación y vienen juntos a orar, el movimiento comienza. Yo llamo a esos movimientos: “Movimientos del Evangelio”.  Arraigados en la pasión de Cristo para impactar el mundo, los Movimientos del Evangelio son críticos para las ciudades.

Ese Movimiento es tal que cambia ciudades, y las ciudades cambian naciones. Cuando el porcentaje de cristianos en una ciudad empieza a crecer más rápidamente que la población en general, un Movimiento del Evangelio vibrante y vital está en marcha.

En Febrero de 1988, los líderes de 75 iglesias regionales se encontraron en Flushing, Queens, en un concierto de oración. Agobiados por la división entre las iglesias y la gran necesidad espiritual y social de la ciudad de Nueva York, empezamos a orar por el cambio. Desde entonces, 1.000 iglesias se han unido a nosotros en oración, incluidas 100 que son parte de nuestra vigilia de oración diaria. Y hemos visto cambios notables:

  • La unidad entre las iglesias en las pasadas dos décadas y medias no solamente ha crecido, sino que se ha hecho visible, abarcando el aspecto racial, denominacional y socio-económico.
  • Un 300% de crecimiento en el número de cristianos viviendo y adorando en el centro de la ciudad de Manhattan, en gran parte como resultado de una efectiva visión de plantación de iglesias anclado por “Redeemer City to City”.
  • Una disminución del 70% en la tasa de asesinatos de 1995 al 2000 (parcialmente debido a una mayor campaña anticrimen por parte del Departamento de Policía de Nueva York) ha hecho la ciudad la más segura de más de un millón de habitantes en los Estados Unidos.

Este movimiento de oración urbana continúa atrayendo y uniendo a diversos líderes, no solo en Nueva York sino también en otras ciudades. En Enero, cerca de 600 líderes se comprometieron a cubrir el área metropolitana de Dallas en oración por un año. Desde la creación de: “Una ciudad cubierta en oración”  más de 70 iglesias y organizaciones se han apuntado para orar un día al mes por un Movimiento del Evangelio a través de todo Dallas.

Estos movimientos requieren liderazgo de todos los sectores: la plaza de mercado (marketplace), religioso, sin ánimo de lucro y gubernamental.

**Este artículo fue publicado en Christianity Today el 9 de septiembre de 2013.  Estaré publicándolo en tres entradas: Parte 1 fue publicada el lunes pasado y Parte 3 será publicada el viernes de esta semana.

Cómo Orar por tu Ciudad (Parte I)

New York prayer revival“Cómo Orar Por Tu Ciudad”

-La historia detrás del movimiento de oración que encendió Nueva York.-

 Por Mac Pier.

Trad. por Ariadna Romero

En 1983, mi esposa y yo viajamos a la India en una misión a corto plazo. Pasamos 10 semanas en Bihar, un estado del tamaño de Nebraska, justo debajo de Nepal. El Budismo fue fundado en Bihar, y el estado es una fortaleza tanto como para los militantes hinduistas como para los islamistas. Bihar tenía 100 millones de gente.  La proporción de cristianos en comparación con los musulmanes e hindúes era de 1 por cada 100,000.

Fui parte del muy apasionado grupo que estaba allá. Nos reunimos cada viernes de 3 a 9 horas para orar. Creíamos que Dios podía hacer cualquier cosa, incluso en lugares tan desafiantes como Bihar. En los 30 años transcurridos desde entonces, ha sido motivante ver los progresos debido a la fuerza de aquellos oradores.

Luego de nuestro viaje a la India, nos mudamos hacia Flushing, Queens, una comunidad intercultural que es hogar de más de 100 grupos con idiomas diferentes. Nuestro plan era quedarnos sólo 2 años y entonces regresar a la India. Sin embargo, empezamos a sentir que Dios nos había llamado a permanecer en la ciudad de Nueva York. Aceptamos el llamado y hemos vivido en Flushing desde entonces.

Muy similar a como sucedió en Bihar, nos encontramos con tremendos retos en el paisaje urbano de la ciudad de Nueva York, la mayoría de las cuales surgieron de las necesidades no satisfechas de sus habitantes. Empecé a pensar en esos retos como: “hechos confrontantes” y me di cuenta de que lidiar con ellos requería disciplina espiritual y liderazgo.

Los “hechos confrontantes” que enfrentamos en la ciudad de Nueva York incluían decenas de millones de personas que aún necesitaban del evangelio; una tasa de graduación entre los estudiantes de secundaria se cernía sobre el 50%;  una explosión de población carcelaria, en parte debido a los bajos números de graduados y en parte por el enorme abismo entre razas y culturas sociales, incluso en la comunidad basada en la fe.

Traer un cambio significativo a cualquier comunidad metropolitana requiere líderes que entiendan los peculiares “hechos confrontantes” de la ciudad. También requiere una firme voluntad para manejar esos “hechos confrontantes”.

Eventualmente los cambios forjados pueden resultar en la elevación de una nación entera.

**Este artículo fue publicado en Christianity Today el 9 de septiembre de 2013.  Estaré publicándolo en tres entradas: Partes 2 y 3 serán publicadas el miércoles y viernes de esta semana.

Belleza Humana

BELLEZA HUMANA

Por Alberto Goldbarth

(Trad. Erika Ríos)

Si escribes un poema acerca del amor…

el amor es un ave,

 

el poema es un ave de papel origami.

Si escribes un poema acerca de la muerte…

 

la muerte es un fuego terrible,

el poema es una ofrenda de llamas de fuego en papel

 

que alimentas al fuego.

Podemos ver, en estos, el espacio entre

 

nuestros gestos y el poder que representan

–una incapacidad.  Y aun esto, es un tipo de belleza,

 

una belleza distinta y humana.  Cuando una tormenta

repentina azotó la ciudad de Nueva York una noche

 

en 1892, el equipo de empleados de un teatro fueron sorprendidos

moviendo cajas: una caja

 

de nieve de papel para la escena de Navidad se cayó

y rompió, haciendo que un estallido de blanco

 

confeti se perdiera

dentro de aquel que estaba recibiendo su alabanza.

¡Feliz Cumpleaños a Mi Hermano!

Disfrutando el primer partido de la aventura con mi papá, hermano, cuñado, y hermanastra.

En estas dos semanas estoy viajando con mi hermano y padre a varios estadios para asistir a siete partidos de beisbol en 10 días, y además el Salón de Fama del Beisbol en Cooperstown, Nueva York.  Hoy hemos viajado toda la noche de Filadelfia y ahora estamos en Boston para ver las Medias Rojas esta tarde.  Después del Congreso FOCUS en Panamá, este tiempo ha sido muy especial para mí.  Mi hermano, mi papá, y yo hemos vivido bastante lejos por muchos años y no he pasado tiempo con ellos juntos por más de un día desde 2003.

Y quiero felicitar a mi hermano menor, Timoteo, este 8 de agosto, 2012.  ¡Hoy es su cumpleaños!  ¡¿Y qué manera más impresionante de celebrar, no?!  Él ha sido un gozo para mí.  La verdad es que hemos pasado por muchas cosas difíciles juntos – especialmente me refiero al divorcio de mis papás hace 19 años.  Admito que nuestra reacción era muy diferente en ese momento de crisis – mientras por la gracia del Señor me acerqué a Él, poco a poco mi hermano se alejaba de Dios.

Todavía no está siguiéndole a Cristo, pero hazme un favor, ¿ok? Necesito que tú, amado lector, intercedas por él en estos días.  Mi papá (un pastor en Kansas City) y yo estamos orando que el Espíritu Santo en su gracia preveniente abra muchas puertas para que hablemos no solo de deportes, sino de Dios y la iglesia y el evangelio.  Para que sepas, normalmente cuando levantamos estos asuntos con Timoteo él se enoja y su molestia hace que no podamos hablar con él por mucho tiempo.

Pero Dios es grande.  Él no quiere que nadie perezca, sino que todos se arrepientan (2 Pedro 3:9).  ¡Él anhela aun más que nosotros que Timoteo vuelva a él!  Así que ruego que me apoyes en oración en estos días para que veamos milagros y avances en este largo proceso de salvación en la vida de mi hermano.

¡Gracias por tu apoyo y que el Señor te bendiga grandemente!

A %d blogueros les gusta esto: