Archivo del sitio

Copa Mundial 2018

¡Hola, lectores! Y, ¡saludos desde la Copa Mundial 2018! Nuestra familia ha estado ahorrando y planeando estas vacaciones por cinco años y estamos eufóricos. Tenemos boletos para dos partidos y esperamos obtener boletos para un tercero mientras estamos en Rusia. Llegamos ayer (25 de junio) a Moscú, y nos estamos recuperando del “jet lag” (desfase de horario) antes de asistir a ¡nuestro primer juego hoy (Francia vs Dinamarca)!

1400609-DMQeZnVXUAEwMGU.jpg.png

36188216_10157527269847892_9018254410366582784_n.jpgEn el mes pasado, algunos amigos y conocidos han preguntado porqué dedicaríamos el tiempo y dinero para ir a Rusia y asistir a la Copa Mundial, específicamente si Estados Unidos no calificó esta vez (para ser honestos ¡todavía sigo avergonzado por eso!). Otros se han preguntado porqué ocasionalmente escribo acerca de deportes en este blog que normalmente es dedicado a misiones, liderazgo, etc. Los aficionados del futbol que leen esto lo entienden completamente, así que no necesito persuadir a todos. Pero para los otros, aquí están las razones por las que la Copa Mundial es muy importante para mí y porqué hemos escrito acerca de ello en este blog por tres ciclos seguidos (2010, 2014 y 2018): 

  1. La cultura – y las culturas – me fascinan. En el aeropuerto de Londres, estábamos con personas de siete países diferentes, todos yendo a la Copa Mundial. Todos nos veíamos diferentes, hablábamos diferentes idiomas, y vestíamos diferente por supuesto. Pero existe respecto – e incluso aprecio – por las diferencias aquí que pueden resultar instructivas en un mundo de tanto etnocentrismo. ¿Cómo podemos aprender unos de otros? ¿Cómo estas personas enriquecen mi vida y conocimiento?
  2. Pasión, pasión, pasión. Una vida sin pasión ¡es una triste existencia! Confieso que me cuesta trabajo comprender cómo las personas pueden flotar a través de la vida sin urgencia o emoción. Y admítanlo: ¡la Copa Mundial es EL lugar para encontrar aficionados y jugadores que están locos por el futbol y su país! ¿Vieronal director técnico de Brasil que celebró tanto que se tropezó y cayó después de un gol a Costa Rica? ¿O los panameños celebrando su primer gol en una Copa Mundial, aunque perdieron el juego 6 a 1? ¿Sabías que el gol de México contra Alemania probablemente causó un sismo en la Ciudad de México por la euforia en esa mega ciudad? Sí, pasión.
  3. Los deportes pueden ser un microcosmo en la vida. Los deportes están basados en resultados. Si tienes éxito, eres recompensado; si tienes un bajo rendimiento, hay consecuencias. Esto no quiere decir que el equipo más talentoso es el que siempre gana; algunas veces los no favoritos mejor preparados pueden sorprender (Vean: Islandia vs Argentina). Pero incluso eso nos da una lección. Hay muchas cosas que he aprendido de los deportes sobre el trabajo en equipo, la perseverancia, el liderazgo y la integridad. La Copa Mundial sacará lo mejor y lo peor de muchos jugadores, aficionados y directores técnicos. Pone un lupa sobre nuestro carácter.

rusia-inauguracion.jpg

Esas son solo 3 de muchas razones por las que escribo sobre deportes y la Copa Mundial en un blog que se espera ayude a Transformar el Mundo. Podría seguir y seguir, pero ahora es momento de ir hacia el estadio – ¡quién sabe qué cosas asombrosas experimentaremos ahí y en la siguiente semana!

Regresa a la Historia del Calvario

Por Raphael Rosado

¡Cuánto admiro a las personas que tienen verdadera vocación por lo que hacen! Como dice el refrán: “Haz aquello que te apasiona y no trabajarás un día en tu vida.” Sin embargo, es importante entender que la pasión no es un accidente, tampoco es algo con lo que se nace y mucho menos es el resultado del éxito.

Por ejemplo, Picasso no nació siendo Picasso. Por el contrario, su genialidad fue el producto de muchos factores: su ambiente, su época y, sobre todo, su voluntad. Las obras maestras son mucho más que el producto del talento del autor. Saca a Picasso de su época y “Guernica” nunca es pintada. Más aun, Picasso sólo pudo pintar “Guernica” una vez y, no importa cuánto lo intentó, nunca pudo pintar una igual. La pasión que requirió pintar esa obra maestra del arte moderno es hija de un momento y de una historia. Difícilmente se entiende la pasión con la que se pintó el cuadro si no se entiende el significado histórico que tiene.

Dele a una persona con el mismo talento que Picasso los mismos instrumentos y difícilmente podrá pintar el cuadro. No importa cuanto lo intente una persona que carece de la pasión que emana de una conexión personal con la situación que representa, nunca podrá producir el mismo resultado que él.

pexels-photo-253682.jpeg

Lo mismo ocurre en nuestra vida cristiana.  Dios nos ha dado unas herramientas para pintar el cuadro de nuestra relación con él: la oración, la Biblia, el ayuno y las demás disciplinas espirituales. Sin embargo, la utilización mecánica de esas herramientas no puede producir una obra maestra.

Para que nuestra práctica de las disciplinas espirituales pueda producir un cuadro digno de museo, es necesario que entendamos que nuestra relación con Dios es el producto de la historia del sacrificio de Jesús en la cruz. Solamente cuando nuestros actos provienen de nuestra identificación personal con la historia del Calvario puede nacer en nuestro corazón la pasión necesaria para poder pintar con lo mejor de nuestra vida.  Ese es el único cuadro que Dios acepta y el único que nos hace sentir realizados.           

Me entristece el corazón ver a los hijos de Dios luchando todos los días tratando de “cumplir con su deber” de orar, de leer la Biblia o de congregarse, un “deber” que los desgasta, cansa y entristece. Qué diferente sería mi relación con Dios si en vez de nacer de un sentido del deber, naciera de mi pasión por él.  Te invito a que en esta Semana Santa regreses al Calvario y permitas que la historia de la cruz te llene de la pasión necesaria para pintar la obra maestra que Dios espera de ti.

 

Informe de Misión: Sé un Enviador

Por Howard Culbertson

En ocasiones, la gente piensa que la única forma en que ellos pueden participar en el evangelismo “hasta lo último de la tierra,” es volando hacia otro país. Están equivocados. “Ir” es solo una de las vías para involucrarse en la misión mundial. De hecho, aquellos quienes dejan su hogar para convertirse en misioneros necesitan un grupo consagrado y entusiasta que los apoye desde casa.

Hace algunos años, Steven Hawthorne escribió un capítulo en Perspectivas en el Movimiento Cristiano, acerca de quienes apoyan a “los que van” (así llamaba a los misioneros). Hawthorne quien creció en una casa pastoral nazarena, llamó a ese capítulo simplemente, “Enviadores.” Él se dio cuenta que el Apóstol Pablo tal vez había pensado, así como Dios, en Enviadores humanos, cuando él preguntó retóricamente: “¿Y cómo predicarán si no fueren enviados?” (Romanos 10:15).

El Apóstol Juan no tenía duda de animar a las personas para convertirse en Enviadores de misioneros. La versión AMP (Amplified Bible) de la Biblia, interpreta el versículo 7 y parte del versículo 8 en 3 Juan como: “Porque ellos [misioneros viajeros] salieron por el bien del Nombre [de Cristo]. Así que deberíamos apoyarles.” ¿Cómo es que los Enviadores apoyan y cuidan a los misioneros? Bien, el pasaje en 3 Juan parece referirse al apoyo material. Lo mismo es verdad con las palabras de Pablo a los Romanos acerca de un viaje planeado a España (Romanos 15:22-24). Ciertamente, se trata de dinero – mucho dinero – el cual se necesita para el evangelismo mundial. Sin embargo, los enviadores pueden y deben hacer más que dar dinero. Por ejemplo, en casi cada una de las cartas de Pablo, él pedía a sus Enviadores que oraran por su ministerio.

_DSC0387.jpg

R.A. Torrey, el fundador del Instituto Bíblico Moody, creía eso. Torrey una vez escribió: “La efectividad del misionero en el campo y los resultados de su labor, están directamente relacionados con el misionero en sí mismo y, de igual forma, con el hombre o la mujer que ora constantemente por él en su casa.”

Además del dinero y la oración, los Enviadores colaboran en el cumplimiento de la Gran Comisión en maneras que van desde mantener actualizados los boletines de misiones hasta ubicar y enviar equipo o recursos necesarios. Ciertamente, una variedad de dones y talentos pueden ser usados para facilitar el trabajo de los misioneros sirviendo en lugares lejanos.

Aquí hay seis áreas en las que los enviadores pueden apoyar a los misioneros:

— Apoyo emocional (dándoles ánimo a través de correos electrónicos, cartas, conversaciones por Skype, yendo a los servicios de gira misionera, etc.).

— Movilización (creando conciencia de las misiones globales en sus iglesias locales y distritos).

— Apoyo financiero (dando, y animando a otros a dar).

— Oración intercesora por el evangelismo mundial (orando e involucrando a otros en la oración).

— Ayuda logística (proveyendo hospedaje y transporte para los misioneros en gira misionera, haciendo arreglos para enviar cosas, solucionando detalles para eventos, entre otras cosas).

— Asistencia en la re-entrada (siendo un oyente “confiable,” ayudando a los misioneros que regresan a encontrar su camino de vuelta en casa, y demás).

Los Enviadores han sido conocidos por ser tan apasionados en su apoyo a los misioneros que ellos han adaptado su estilo de vida para orar más, servir más y dar más.

Sé un Enviador. Impacta “hasta lo último de la tierra” desde tu puerta.

 

Este artículo fue publicado originalmente en: Engage Magazine

Mil Preguntas

El siguiente video fue publicado hace varios años pero todavía comunica nuestra realidad poderosamente.  ¿Alguna vez has sentido que Dios no estaba presente? ¿Has preguntado si de verdad habrá esperanza para nuestra raza humana tan adolorida y desesperanzada? Que tu pasión sea tal como la de Sharon Irving quien recita esta obra maestra.  Y que tu respuesta también sea “Heme aquí.”

Lemas que despertaron la Iglesia: “Profunda y seriamente involucrada”

Escrito por: Howard Culbertson

Una congregación que no está profunda y seriamente involucrada en la proclamación del evangelio en todo el mundo, no entiende la naturaleza de la salvación” – Ted Engstrom, Visión Mundial

Salirse de las palabras de la frase de Ted Engstrom “Profunda y seriamente involucrada”. Para mí, esas palabras en particular plantean preguntas como:

  • ¿Está mi iglesia local “profundamente y seriamente involucrada en la proclamación mundial del evangelio”?
  • ¿Las palabras como profundamente, intensamente, con ardor, con pasión, con fervor, y de todo corazón caracterizan nuestra participación global?
  • ¿Nos contentamos con lograr sólo el mínimo esperado por los líderes denominacionales?

money-money-1518532-1279x852De vez en cuando oigo a los nazarenos describir la participación de su congregación en la evangelización mundial tan simple como “siempre pagamos nuestros presupuestos”. Cosas como apoyo en oración intercesora o ánimo a niños y jóvenes para involucrarse o proveer apoyo emocional a los misioneros sirviendo en lugares lejanos, quizás todos estos ejemplos no estén en el radar de esas personas.

Si el soporte de las misiones mundiales es sólo el envío de un poco de dinero, estamos perdiendo el punto. Por otra parte, la frase, “pagamos nuestros presupuestos”, lo hace sonar como si las ofrendas para las misiones son un “impuesto” de la denominación. Eso me da la impresión de que no están ni profunda ni seriamente involucrados en la proclamación mundial del Evangelio.

Otros, cuando se le preguntó acerca de la participación global de su iglesia, mencionarón viajes misioneros tomadas por pequeños grupos en su congregación. Sin embargo, si el envío de unos pocos miembros en el extranjero durante 10 días al año es todo lo que están haciendo, entonces no están de verdad “profunda y seriamente involucrados” tampoco.

He oído a gente en nuevas iglesias explicar que es demasiado pronto en la historia de su congregación para que piensen acerca de la proclamación mundial del Evangelio. “Vamos a llegar a ella con el tiempo”, dicen. Engstrom, quien fue jefe de la Juventud para Cristo y luego de Visión Mundial, diría: “Si la evangelización del mundo es una opción que espera añadir en un futuro lejano, usted realmente no entiende la naturaleza de la salvación”.

He conocido a otros que dicen: “Estamos llamados a evangelizar aquí en nuestro barrio. Aquí es donde estamos cumpliendo la Gran Comisión”.

Para eso, Engstrom respondería: “La gente perdida en su vecindad inmediata necesita escuchar el Evangelio, pero si usted ha reducido su preocupación para centrarse exclusivamente en ellos, realmente no entiende la naturaleza de la salvación”.

Profunda y seriamente. Palabras clave. ¿Caracterizan estas palabras la participación global de mi iglesia? ¿Caracterizan mi participación personal?

Publicado originalmente en: http://engagemagazine.com/content/slogans-awakened-church-deeply-and-earnestly-involved

¿Cómo hacer que la iglesia se apasione por su misión? – Parte 2

Escrito por: Carey Nieuwhof / Trad. por: Erika Chaves

El compromiso está directamente relacionado con la participación

Y eso nos lleva al problema principal. Si usted recuerda sólo una cosa acerca de esta entrada, recuerde esto:

“Donde las personas se involucren, eso se convierte en su misión”.

¿Ha escuchado eso?

Haga que alguien se involucre en algo y se convertirá en su misión. Se convierte en su causa. Su grito de guerra. En lo que se despiertan pensando.

Las personas están más comprometidas con aquello en lo que están involucradas.

Así que… Haga cosas que solo estén directamente alineadas con su Misión y Visión.

Entonces, ¿cómo crear una gran estrategia que apoya plenamente su misión y visión?

Sólo haga las cosas que se alinean directamente con su misión y visión.

Si sólo ofrecen un puñado de cosas que alimentan directamente su misión y visión, la gente va apasionarse por su misión y vision.

Así que en Connexus, sólo hacemos pocas cosas:

  • Un servicio de fin de semana al cual los inconversos querrán volver.
  • Buenos ambientes de ministerio de la familia -desde el parto, hasta la universidad- construidos alrededor de grupos pequeños y tiempo en grupos grandes.
  • Punto de partida – y el medio ambiente para que los adultos comienzan a explorar su papel en la historia de Dios.
  • Grupos Comunitarios estratégicos: reuniones de mitad de semana de 8 a 12 adultos que se reúnen para rendición de cuentas, pertenencia, cuidado y alimento espiritual (bueno … y físico).
  • Asociarse con dos o tres socios locales y globales en torno a temas de compasión y justicia (Bancos de Alimentos, misiones, etc.)

Cuando la gente pregunta qué más hacemos… les decimos que eso es todo.

Cuando le preguntan cómo pueden estar involucrados les decimos que en servir, dar, invitar a un amigo y ser parte de un grupo de la comunidad.

Eso es todo. Esa es nuestra estrategia.

Y ¿adivinen qué?

Pushing Up the ArrowEsa no tiene que ser su estrategia, pero aquí está el principio transferible:

“Cuando usted tiene una estrategia simple que apoya su misión y visión, las personas llegan a apasionarse por su misión y visión”.

No tienen más remedio que hacerlo. Porque es todo lo que hacen, y cuando se involucran, se comprometen.

Es fácil de entender, pero solo si tienen las agallas para ponerlo en práctica.

Tomado de: http://careynieuwhof.com/2013/12/how-to-get-your-church-passionate-about-your-mission/

Pablo: Un Misionero Fuera de Serie

"San Pablo Predicando en Atenas" por Raphael (1513-1514)

Como muchos sabemos, Pablo ya era un ardiente misionero antes de su conversión a Cristo, pero del judaísmo. Su experiencia y encuentro con Cristo intensificó su pasión misionera, ya no para el judaísmo, sino para Cristo y el evangelio del reino. Dios vio en él una materia prima misionera extraordinaria. Misioneros, como David Livingstone, han abierto continentes al evangelio. Pablo abrió todo un mundo. Pero, ¿cómo lo guió Dios a hacerlo? Pablo tenía tres características misioneras fundamentales:

1.- Enseñaba una doctrina y teología sana.

2.- Tenía un sencillo sistema de crecimiento.

3- Hizo discípulos en el camino.

Si observamos bien, esto es lo mismo que Jesús hacía. Para comunicar el evangelio, Pablo tenía un método. ¿Cuál era? Hablar. Creía que la palabra hablada era lo primordial para que el Espíritu Santo inspirara fe en el corazón de aquellos que no lo conocían. Pablo tenía un plan misionero activo que consistía en abarcar el mundo con el evangelio.  Por eso usó métodos estratégicos para comunicar el evangelio como: el confrontar a las personas con el señorío de Cristo, plantar y nutrir iglesias de fe, comunicarse claramente y servir. Se concentró en desarrollar a líderes y dejarlos a cargo. Usaba los “puentes” naturales del parentesco familiar, las amistades y otros contactos para dispersar el evangelio. Enseñaba a promover la justicia, la verdad y la misericordia en la sociedad y a cuidar la tierra creada por Dios.

No hay duda que en Pablo vemos las virtudes de un misionero nato como Cristo lo identificó. Sin embargo, cuando aquel joven rabino se convirtió en el gran apóstol del cristianismo y se propuso extender el mensaje por todo el mundo gentil, se dio cuenta que para lograrlo, necesitaba de un sistema de entrenamiento y la llenura del Espíritu Santo.

Muchas veces pensamos que nunca pudiéramos llegar a ser como Pablo en nuestras vidas y ministerios.  No obstante, el mismo Espíritu que obraba en él ahora obra en nosotros. ¿Se parecen nuestras estrategias a las de Pablo? ¿Tenemos la misma pasión por el mundo que él tenía?

Siendo Mentor a Nuevos Líderes

MentorPor los siglos, líderes cristianos han aprendido el valor de ser mentores y equipar a otros para cumplir la misión y utilizar sus dones.  Jesús modeló el proceso de ser mentor con sus propios discípulos: “Porque él enseñaba a sus discípulos… y les dijo a ellos, ‘El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres. Ellos le matarán, y después de tres días, él resucitará’” (Marcos 9:30-31).

¿Cómo eres mentor a nuevos líderes? La respuesta es simple—tutorarles como Jesús tutoró a sus discípulos.

1. Lidera con el ejemplo

Los aprendices aprenden de los fundamentos de una vida santa y un ministerio efectivo mientras ven a los líderes en acción. Jesús citó las escrituras que los discípulos sabían que él había leído. Ellos querían orar como le habían oído orar. Ellos reflejaban las palabras y las acciones vistas en el ministerio diario de Cristo. Tú puedes enseñar desde el libro o puedes enseñar con el ejemplo. ¿Cuál crees que tiene un impacto duradero?

2. Enseña con hechos

Los aprendices de Jesús aprendieron en el trabajo. El liderazgo es mejor  “captado” que “enseñado”.  El entrenamiento en el campo enseña lo que enseñanza en el aula no puede: pasión.  Algunos han dicho que no se puede desaprender andar en bicicleta.  La habilidad que aprendiste desde tu primer manejo (caídas o no), está aprendido hasta el último día de tu vida.  Asegúrese que sus dirigentes tengan las experiencias “vivas” que llegarán a ser destrezas de por vida.mentor2

3. Diviértanse

Ser mentor significa tutorar y no torturar. Los tiempos informales son tan importantes como los tiempos formales. Sus líderes necesitan ver el lado humano de la santidad en el dar y tomar de la vida.  Esto fue reflejado en el nombre por el cual Jesús se refería a él mismo: El Hijo del Hombre.  La santificación es una creencia seria y se expone gloriosamente en el carácter bondadoso y características de los santificados.

4. Liderados por El Libro

Habrá muchos escritos que conceptualizarán liderazgo para nuevos líderes; pero ninguno reemplazará al Libro; La Biblia.  Leída, citada, o memorizada, la Palabra de Dios solidifica una gran parte de ser mentor.

Dios ha puesto los recursos naturales de evangelismo global en tus manos; personas con un corazón por Dios y con manos que trabajan para otros. Que seas mentor a ellos en Su poder y por Su gloria.

–Louie Bustle, Director Global de Misiones

A %d blogueros les gusta esto: