Archivo del sitio

Pastores, la Iglesia no es Nuestra Plataforma Personal

Escrito por Karl Vaters. Traducido por Yadira Morales.

 

La iglesia no existe para darnos una audiencia para nuestras ideas, proyectos o egos. Existe para cumplir los propósitos de Cristo.

La iglesia le pertenece a Jesús.

No es propiedad de su denominación, sus donantes, sus miembros, su personal o su pastor principal.

Jesús dijo que edificaría su iglesia, y que no va a renunciar a esa propiedad para dárnosla a nosotros ni a nuestras ideas.

Como pastor, esta es una lección que necesito recordar constantemente, así que pensé en compartir ese recordatorio contigo también.

pexels-photo-64057.jpeg

Por qué existe la iglesia

La iglesia no existe para darnos una audiencia para nuestras ideas, proyectos o egos. Existe para cumplir los propósitos de Cristo. Nuestro papel es equipar a los miembros de la iglesia para promulgar esos propósitos, tanto dentro como fuera de los muros de la iglesia.

La iglesia existe para dar a conocer a Jesús, no para hacer famosos a los pastores.

Sin embargo, seguimos cometiendo los mismos errores una y otra vez. Nosotros (tratamos de) tomar el control porque sin nuestra fuerte mano en la rueda (creemos) la iglesia se derrumbará. El presupuesto no se cumplirá. La membresía no crecerá. La visión de diez años no se realizará.

El papel del pastor

Esto sucede en iglesias de todo tipo y tamaño. Desde el carismático pastor fundador de la mega-iglesia interdenominacional y dinámica, hasta el pastor patriarcal a largo plazo de la congregación tradicional de siglos de antigüedad.

Tenemos grandes ideas. Grandes proyectos. Oportunidades emocionantes. Y es tentador utilizar los recursos a nuestra disposición, es decir, las personas, la construcción y las finanzas de la iglesia que pastoreamos, para lograrlos.

Pero no es nuestro trabajo lograr que un grupo de personas esté de acuerdo con nosotros y cumpla nuestra visión. No importa cuán buena sea esa visión.

Como pastor, nuestro llamado es ayudar al cuerpo de la iglesia a que juntos (re) descubramos los propósitos de Dios, luego que participemos en ellos a medida que el Espíritu Santo nos guíe a todos.

Si queremos construir una plataforma, un proyecto o un ministerio basado en nuestras ideas, debemos comenzar un ministerio paraeclesiástico, o un negocio con fines de lucro. No usar un cuerpo de iglesia para llevar eso a cabo.

El enfoque del pastor

El enfoque nunca debe estar en el pastor, sino en Jesús.

• No en la predicación, sino en el equipamiento.

• No en la presentación, sino en el discipulado.

• No en la música, sino en la adoración.

• No en el edificio, sino en la reunión.

• No en la plataforma, sino en las personas.

• No en los asientos llenos (o vacíos), sino en la cruz vacía.

Siempre y solamente.

Este artículo fue publicado originalmente en: Christianity Today

Diez mandamientos de conflicto y crisis – Parte 1 de 2

Escrito por: Bill Hybels. Trad. por: Yadira Morales.

 

Manteniendo lo inevitable para no hacer lo irreparable. 

 

Image processed by CodeCarvings Piczard ### FREE Community Edition ### on 2016-05-18 19:09:19Z | http://piczard.com | http://codecarvings.com

Como pastor de la influyente e innovadora Iglesia de Willow Creek en Illinois, Bill Hybels y su equipo han descubierto los siguientes 10 principios no negociables que guían la forma en que se acercan los conflictos. 

Esperar el conflicto. Aprender a esperar el desacuerdo-contundente. La unidad no es la palabra a utilizar para describir las relaciones, incluso en una iglesia. El concepto popular de la unidad es una tierra de fantasía donde los desacuerdos nunca salen a la superficie y las opiniones contrarias no se expresan con fuerza. En lugar de unidad, utiliza la palabra comunidad, lo que sugiere que habrá diferencias significativas, pero las relaciones son lo suficientemente importantes como para soportar las diferencias.

Buscar la reconciliación. La marca de la comunidad verdadera, la verdad, la unidad bíblica, no es la ausencia de conflicto. Es la presencia de un espíritu de reconciliación. Puedo tener diferencias con alguien, aunque los argumentos sean ásperos y fuertes, pero si tenemos el compromiso de la comunidad, todavía podemos concluir con palmadas en la espalda, diciendo: “Me alegro de que aún estamos en esto juntos.” Sabemos que nadie está renunciando sólo por una posición conflictiva. La comunidad es más grande que eso. Pero el desarrollo de la comunidad no se produce de forma natural. Debe ser intencional.

Permanecer fiel a la Escritura. Nunca tolerar la infidelidad bíblica, un descuento de las claras enseñanzas de Cristo. Los líderes deben insistir en vivir de las enseñanzas de Cristo. Defender no sólo la infalibilidad y la autoridad de la Escritura, sino también la importancia indiscutible de la aplicación de la enseñanza bíblica a la vida diaria de manera práctica.

Adherirse a la visión. Espere que la disposición y los líderes estén en la junta con la visión básica de la iglesia. 

Comprometerse a la disciplina verbal. En confrontación, demasiado a menudo, la disciplina verbal sale por la ventana. Las personas siempre y nunca hacen declaraciones. Exageran la verdad o descuidan los hechos. El nivel de volumen aumenta. Y luego las personas están preguntándose por qué son infructuosos encontrando la resolución. 

Lidia con el conflicto directamente. Cuando un líder es ofendido, ese líder tiene una responsabilidad bíblica de tomar el camino de la resolución de los conflictos. Eso significa ir directamente a la persona con la que el líder está en conflicto en lugar de construir un equipo de guerrillas para emboscar a esta persona después. Esperar que la gente luche, y enseñarles cómo, crea más conflicto, pero la mayor parte se mantiene por encima del suelo. El conflicto subterráneo envenena y perjudica a todos con el tiempo. Es mucho mejor tener un conflicto dentro de la comunidad que una máscara de unidad.

Este artículo continuará en la siguiente entrada.

¿Cómo hacer que la iglesia se apasione por su misión? – Parte 1

Escrito por: Carey Nieuwhof / Trad. por: Erika Chaves

Uno de los sueños de casi todo líder es ver a cada persona dentro de una organización, motivada por la misma misión y visión.

La realidad es que muy pocas organizaciones – y muy pocas iglesias – funcionan de esa manera.

matches-flame

La mayoría de los líderes han tenido una inquietante sensación de que podrían ser la persona más apasionada de su misión y se preguntan cómo llegar a decenas, cientos o incluso miles de personas en la tierra para que estén bordo, en lugar de vagar en su propio curso.

Bueno, usted puede cambiar eso. Y es más sencillo (y más desafiante al mismo tiempo) de lo que piensa.

¿Por qué la Estrategia triunfa sobre la Misión y Visión?

Si realmente quiere que la gente a bordo tenga una visión, su estrategia es fundamental.

De hecho, la estrategia triunfa sobre la misión y la visión. Una gran misión y visión con una mala estrategia fracasará.

Excluyendo todo de vuelta a lo básico revelará por qué (y voy a utilizar la misión, visión y estrategia de la Iglesia Connexus donde sirvo para ilustrarlo).

  • Misión = lo que estamos llamados a hacer (Llevar a la gente en una relación creciente con Jesucristo).
  • Visión = por qué estamos llamados a hacerlo (Crear una iglesia donde a los inconversos les encantaría ir – ¡por eso comenzamos!).
  • Estrategia = cómo vamos a lograrlo (Los pasos que hemos elegido para guiar a las personas en una relación creciente con Jesús).

Si usted no sabe con claridad cómo va a cumplir con su misión, bueno… ese es el problema ¿no?

¿Por qué todo va caminando…? ¿O no?

La mayoría de los líderes tiene gente de tendencias agradables (yo escribí sobre los problemas sobre esto en el blog).

Eso significa que la mayoría de nosotros tenemos un tiempo difícil para decir “no” cuando la gente quiere comenzar un ministerio o programa.

El desafío con esto, por supuesto, es que a menudo quieren hacer las cosas que les apasiona, no las cosas que su organización o iglesia fue llamada a hacer.

Así que la mayoría de los líderes de la iglesia terminan con decenas o incluso cientos de programas que se ejecutan fuera en todas las direcciones posibles y solo a veces están remotamente relacionados con el propósito central de la organización. ¿Son los programas como “Las mascotas son gente también” o “Grupo de Recuperación para hombres ciclistas que usan licra” realmente fundamentales para la misión de la Iglesia?

No estoy diciendo que Dios no los utiliza, pero ¿son verdaderamente las mejores y más estratégicas maneras para llevar a las personas a una relación creciente con Cristo? Podrían ser fácilmente proyectos secundarios en los que su iglesia se involucra, en lugar de exigir presupuesto y la energía de la organización.

Cuando usted permite que los programas y ministerios surjan al azar, se obtiene una organización desalineada que está fuera de la misión.

Y como cualquiera que ha tratado de cerrar algunos de estos ministerios al azar, sabe que a veces estos programas pueden comportarse como muros. Estos muy apasionadamente defienden su derecho a existir.

Tomado de: http://careynieuwhof.com/2013/12/how-to-get-your-church-passionate-about-your-mission/

La Multiplicación de la Iglesia

La Multiplicación de la Iglesia

Por: Jerry D. Porter, Superintendente General de la Iglesia del Nazareno

¿Por qué estamos tan apasionados por la multiplicación de las iglesias?

El libro de Hechos en su capítulo 16 registra el anuncio del Apóstol Pablo a su recién formado equipo misionero, a quienes comunicó que iban a plantar iglesias en Asia.  Sin embargo, “el Espíritu Santo bloqueó esa ruta.”Macedonian vision

Después, Pablo les anunció que plantarían iglesias en Bitinia; “Pero el Espíritu de Jesús no se los permitió”.  Pablo estaba avergonzado, confundido… y entonces:

Pablo tuvo una visión: No plantamos iglesias porque el Superintendente del Distrito, la Junta de Oficiales o las encuestas demográficas nos lo demanden. Debemos tener una visión de parte de Dios. ¡Estas nuevas iglesias están en el corazón de Dios! 

Pablo tuvo una visión que involucraba a una persona: No somos movidos por la visión de un proyecto, por una estrategia, un eslogan, un diagrama de flujo o un programa. ¡Plantamos nuevas iglesias porque hay personas que necesitan escuchar las buenas nuevas de Jesús!

Pablo tuvo una visión sobre una persona de Macedonia: Esta era una persona con una ubicación en particular, una cultura, un lenguaje y una historia. Dios nos dará una visión sobre un grupo de personas en particular o una comunidad. Dios no quería que Pablo fuera a Asia o a Bitinia. Hay una persona específica, un lugar y un tiempo en el corazón de Dios. Solamente necesitamos descubrir y obedecer la visión de Dios para nosotros. 

Pablo tuvo la visión de una persona de Macedonia que estaba de pie: Esta persona no es inferior a mí; esta persona está de pie.  Nos vemos cara a cara.  No soy paternalista, ni puedo crear dependencia con los macedonios.  Son dignos de mi respeto.

Pablo tuvo la visión de una persona de Macedonia que estaba de pie y clamaba: “ven y ayúdanos”: Esta es la visión que nos impulsa. Vemos la súplica Macedonia para nosotros, “Por favor, ven a mi ciudad, barrio, clan, tribu y familia. Por favor ¡trae a Cristo a mi mundo!”

Oramos para que cada congregación Nazarena se reproduzca en respuesta a una visión de parte del Señor. Hay muchas personas perdidas y quebrantadas más allá del alcance de las iglesias existentes. Lidia fue la primera persona macedonia convertida. La nueva congregación de Filipos se reunió en su casa y ella gentilmente acogió a los misioneros. Cuando se trasladaron a plantar la siguiente iglesia, ella se convirtió en el pastor de esta comunidad de fe. Los recursos de plantación de iglesias que necesitamos nos esperan en Macedonia.

¡Las nuevas congregaciones alcanzan nueva gente!

Esto es lo que nos motiva a multiplicar las iglesias.

El Ejército y el Rey

Hace algunos meses escuché un sermón de la pastora de Grace Point Church of the Nazarene en Ft. Wayne, Indiana — Carla Sunberg.  Rev. Sunberg también abrió la obra de la Iglesia del Nazareno en Rusia y sirvió allí 13 años antes de llegar a ser pastora en los Estados Unidos.  Ella habló estas palabras a 2,000 universitarios en Olivet Nazarene University y creo que te van a inspirar tanto como nos inspiraron a nosotros.

¿La visión? La visión es Jesús. Obsesiva, peligrosa, sin lugar a dudas es Jesús. Y la visión es un ejército de jóvenes.  ¿Ves huesos? Yo veo un ejército. Y uno que es libre del materialismo. Se ríen de 9 a 5 prisiones pequeñas. Ellos podrían comer caviar el lunes y el martes costras y no se darían cuenta siquiera. Ellos saben el significado de la matrix y cómo el oeste fue conquistado. Son ágiles como el viento. Ellos pertenecen a las naciones. No tienen necesidad de pasaporte. La gente escribe sus direcciones con lápiz y se cuestionan su extraña existencia. Son libres, sin embargo, son esclavos de los heridos, los sucios, y de aquellos a punto de morir.

¿Y cuál es la visión? La visión es santidad. Una santidad que lastime los ojos. Que haga reír a los niños y haga enojar a los adultos. Se rindió el juego de integridad mínima hace mucho tiempo para alcanzar las estrellas. Se desprecia el bien y se anhela lo mejor, es extremadamente puro. Parpadea la luz de todos los motivos secretos, de todas las conversaciones privadas. Ama a la gente alejándola de sus saltos suicidas, sus juegos de Satanás.

Este es un ejército que dará su vida por la causa. Un millón de veces al día, sus soldados eligen perder con tal que un día puedan ganar el grandioso “Bien hecho” de los hijos e hijas fieles. Estos héroes son tan radicales en la mañana del lunes, como la noche del domingo. Y no necesitan la fama de los nombres. En su lugar, se sonríen en silencio hacia arriba y escuchan a la multitud coreando una y otra vez: “¡Vamos!” Y este es el sonido de la tierra: el susurro de la historia, fundaciones estremecidas, revolucionarios soñando. Una vez más, el misterio se está diseñando en voz baja, la conspiración está respirando – esto es el sonido de la tierra.

Y el ejército es disciplinado, y también discipulado: los jóvenes golpean sus cuerpos en sumisión. Cada soldado tomaría una bala por su compañero de batalla. Y el tatuaje en su espalda dice: “Para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia.” El sacrificio alimenta el fuego en sus ojos. Ganadores, mártires, ¿quién puede detenerlos? ¿Pueden las hormonas contenerlos? ¿Puede el fracaso tener éxito? ¿Puede el miedo asustarlos o la muerte matarlos?

Y esta generación ora, como un moribundo con gemidos, más que hablar, con gritos de guerreros, lágrimas de azufre, y con grandes risas como cargas de cañón. Están esperando y vigilando 24 horas, 7 días a la semana, 365 días al año.

Y no importa lo que cueste, ellos van a dar. Están rompiendo las reglas, están sacudiendo la mediocridad de su cuevita cómoda, están rindiendo sus derechos y sus pocos errores, riéndose de las etiquetas, ayunando lo esencial.  Los anunciantes no pueden moldearlos. Hollywood no puede contenerlos. La presión de grupo es incapaz de sacudir su determinación. En las madrugadas de fiesta, antes que el gallo cante, ellos están increíblemente tranquilos, pero peligrosamente atractivos en el interior.

En el exterior casi nunca les importa. Llevan ropa como disfraces para comunicar y celebrar, pero nunca para ocultar. ¿Renunciarían a su imagen o su popularidad? ¡Ellos rinden sus propias vidas! Van a cambiar asientos con el hombre culpable, sentenciado a morir en su trono – una silla eléctrica. Con sangre, sudor y muchas lágrimas. Con noches de insomnio y días infructuosos. Ellos oran como si todo dependiera de Dios, y viven como si todo dependiera de ellos.

Su ADN elige a Jesús. Él inhala y ellos exhalan. Su subconsciente canta. Ellos hicieron una transfusión de sangre con Jesús. Sus palabras hacen gritar demonios en los centros comerciales. ¿No los oyes? Anuncien a la gente rara, convoquen a los perdedores y los “raros”.  Aquí llegan los asustados y olvidados con fuego en sus ojos. Caminan erguidos y los árboles aplauden. Rascacielos se hincan.  Las montañas son empequeñecidas por estos hijos de otra dimensión. Sus oraciones convocan a los cazadores del cielo e invocan el antiguo sueño del Edén.

Y esta visión será. Va a suceder, será fácil, vendrá pronto. ¿Y cómo lo sé? Debido a que este es el anhelo de la creación misma, el gemido del Espíritu, el mismo sueño de Dios. Mi mañana es su hoy. Mi esperanza lejana es su 3D.

Y mi oración débil, susurrado, y sin fe invoca un ¡Amén! en trueno resonante que hace temblar todo hueso.  De innumerables ángeles.  De los héroes de la fe.  De Cristo mismo.  Y él es el soñador original.  Él es el ganador final.  Está garantizado.

Ese es mi Rey.

La Formación Espiritual del Misionero

Esta es la última lección escrita por la Dra. Erika Ríos Hasenauer, más no la última de la serie “La Formación del Misionero Nazareno.” Agradecemos a esta gran sierva de Dios por su colaboración con estas entradas y además por su ministerio y amistad.

¿Cuáles son los mejores manuales de instrucción espiritual?

Ya hablamos de los ingredientes necesarios para iniciar nuestra formación espiritual, pero ahora tenemos que buscar herramientas que nos ayudarán a este propósito.

Todo comienza con una vida de oración, disciplina al leer la Palabra, la alabanza, tener nuestro diario espiritual, reflexionar en la naturaleza y la Creación, etc.

  • La oración. La efectividad de la vida pública está detrás de una vida privada.
  • La Palabra. Es la mejor arma contra los ataques del enemigo que tenemos a nuestra disposición, y el mejor manual de vida.
  • La alabanza y adoración. Cuando finalmente la alabanza y adoración llegan a ser parte de nuestro estilo de vida y comprendemos que no es nuestra voz, sino la actitud de nuestro corazón lo que verdaderamente llega al Padre, vamos en buen camino.  Adoración es actitud pero también obediencia.
  • La naturaleza. Es increíble la influencia que la naturaleza tiene en nosotros y como nos trae cerca de Dios.
  • Tu diario espiritual. Dios nos ministra a través de nuestras propias historias y lecciones, así como a otro, tal vez a muchos más allá. Esto depende de Dios.
  • Otros medios. Dios puede usar cualquier medio para ministrarnos si le damos nuestro corazón, mente y espíritu; siempre y cuando estemos listos.  Libros, videos de alabanza y enseñanza, dibujo, teatro, etc.

¿Cuál es el resultado de tal formación?

  • Una nueva visión. La experiencia con Dios nos da una nueva visión a nuestra vida y servicio, a su iglesia y a nuestro mundo.
  • Crecimiento personal, poder y autoridad.
  • Crecimiento numérico en las membresías de las iglesias y en el número de misioneros.
  • Avivamiento personal, en nuestra iglesia, denominación, región y ¡aun mas allá!
  • Una sonrisa en los labios del Señor. “Finalmente me han entendido”

La formación del misionero no es después de su llamado, no se entrenan en el campo, se entrenan en la iglesia local, ni se inicia la comunicación íntima con Dios después del llamado. Esto seria una contradicción, porque ¿cómo les llamó Dios?

MMMAC: Metas 2010

El empiezo de cada año trae también el deseo de evaluarse y pedir que Dios dé su visión para uno mismo y para el ministerio.  En MMMAC pasamos por un tiempo el año pasado de examinación y evaluación donde vimos mucho de lo que está saliendo bien y varias cosas que se tienen que mejorar, ajustar, o corregir.  Junto con nuestros nuevos Coordinadores de MMMAC Distritales y del Área, oramos armamos los siguientes metas para 2010 y más adelante.

Quiero la retroalimentación de cada lector: ¿Qué opinas de estas metas? ¿Son demasiadas ambiciosas o tenemos muy poca fe? Quizás la meta que asombrará a muchos es que enviemos y sostengamos como iglesias locales en la Región MAC a 1,000 misioneros voluntarios nuevos en los próximos 10 años.  Sin duda es algo que no será posible sin un gran despertar y avivar de nuestras iglesias.  A la vez en los últimos 6 años ya hemos visto más de 200 voluntarios enviados al campo.  ¡Gloria a Dios y que Él cumpla Su visión en nosotros!

Metas de MMMAC 2010: Cuantitativas y Cualitativas

A)   Mejor desarrollar líderes en México y América Central, especialmente enfocándonos en formar coordinadores en los 38 distritos que encontrarán, entrenarán, y enviarán misioneros de MAC a las naciones.  Meta concreta: Nombrar y desarrollar por lo menos 31 de los 38 antes de 2011 (15 México, 8 MAC Centro, 3 MAC Sur);

B)    Realizar por lo menos 5 COMs en MAC (1 MAC MX Norte, 2 MAC MX Centro-Sur, 1 MAC Central, 1 MAC Sur), que asistan por lo menos un total de 200 jóvenes y adultos en dichos eventos, y que haya seguimiento para que todo integrante en el COM se involucre más en misiones.

C)    Más intencionalmente utilizar, promover, y organizar el blogspot www.transformaelmundo.wordpress.com para ayudar en la formación de líderes misionales.  Meta concreta: Mejor conocer y empezar a utilizar las herramientas disponibles en el sitio para fomentar la interacción (antes del 31 de diciembre, 2009); desarrollar un plan/esquema antes del 31 de Diciembre, 2009 que tendrá que ver con la programación de todo el año.

D)    A través de los coordinadores de área y distritos, implementar una gran iniciativa  de compartir (y renovar) la visión de Máxima Misión.

E)     Más oficialmente integrarnos con la JNI y MNI (concilios, juntas, etc.) de los distritos y además buscar servirles mejor.

F)     Que 1,000 misioneros voluntarios nuevos sean enviados y sostenidos por sus propias iglesias, distritos y naciones en los próximos 10 años;

G)    Expresar detalladamente y comunicar mejor el proceso de envío de misioneros a todos los líderes de la región (verbalmente y por escrito).  Meta concreta: Que por lo menos cada SD conozca y pueda compartir el proceso;

H)    Que se inicie un sistema de conocimiento de MMMAC en cada iglesia local de la región;

I)      Que se promueva mejor en todos los distritos la Maestría en Estudios Trans-culturales.  Meta concreta: Que 10 estudiantes se inscriban en tal programa para 2011.

J)      Desarrollar y comenzar a implementar un plan intencional de “Cuidado de Miembro” (Member Care) que se enfocará en el bienestar de los misioneros de MAC ya bajo contrato desde una perspectiva intelectual, física, emocional, espiritual, y familiar.

Scott y Emily Armstrong

Coordinadores de MMMAC y Personal

Tengo un Sueño

Este blog se diseñó para líderes misionales de América Latina y he intentado escribir desde la perspectiva nuestra de  Centro y Sudamérica, con escritores y temas que nos afectan en nuestros contextos.  A veces elijo escribir sobre algo que me ha impactado mucho en mi desarrollo como líder y misionero y esto implica que, por ser estadounidense, mucho de mi trasfondo sale de ese contexto.  Así que, permíteme compartir un poco sobre un gran líder estadounidense que me ha enseñado bastante.

Cada tercer lunes de enero se celebra en los EEUU el Día de Martin Luther King, Jr.  Él fue pastor y líder del Civil Rights Movement (“Movimiento de Derechos Civiles”) durante uno de los períodos más explosivos de la historia de los Estados Unidos.  Fue asesinado en Abril 1968 por sus creencias e influencia en la guerra contra el racismo e injusticia.  En Washington, D.C. en 1963, dio su discurso más famoso que se titula, “I Have a Dream” (“Tengo un Sueño”).

Ese discurso y el hombre mismo han sido instrumentos de formación en mi vida y en las vidas de millones.  Toma el tiempo para ver los últimos minutos de su discurso abajo (subtitulado en español) y piensa en lo siguiente:

  • Como King usa la Biblia y algunas canciones religiosas para informar un tema sumamente político, corriente, y “mundano”.  No había una compartmentalización de lo espiritual y lo secular en su mentalidad ni vida.
  • Como él no sólamente habla contra el racismo, el odio, y el maltrato social, sino que habla en pro de la hermandad, la unidad, y una visión nueva.
  • Como King sueña y cuál es su visión.  Como líderes cristianos necesitamos soñar y tener una visión clara de Dios aunque todo el mundo no puede ver la salida ni un futuro de esperanza.
  • Como la visión de libertad que King posee no se trata de segregar ni aislar ni pelear, sino de unir, colaborarar, y convivir.  ¿Nuestro concepto de libertad es lo mismo?

Bueno, yo pudiera hablar mucho de Martin Luther King, Jr. y como sus discursos, libros, y vida me han influenciado.  Pero quizás para nuestros contextos acá la pregunta sería: ¿Qué podemos aprender de King para mejorar nuestros ministerios y liderazgo, mientras vivimos en un mundo con muchas de las mismas necesidades y desafíos que él enfrentó hace medio siglo?

A %d blogueros les gusta esto: