¿En quién confías?

El 2 de agosto de 2013, perdimos un gran amigo y siervo de Cristo, Josué Aceituno Ramos (de Tonalá, México), quién partió a la presencia de su Señor.  En mis tiempos con Josué, me enseñó mucho sobre el deseo de servir y la pasión misionera.  Él había escrito algunas reflexiones que yo iba a publicar en este blog más adelante; sin embargo, como dedicación a una vida bien vivida, los comparto ahora.  Oremos por la familia de Josué en este tiempo.  Y aprendamos de estos devocionales y del ministerio de nuestro hermano.

“Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová”. (Jeremías 17:7).

En estos tiempos muchos cristianos han tendido a confiar más en su trabajo, para lograr aumentar su bienestar económico.  Sus vidas cristianas han pasado a segundo término, porque en busca de prosperidad fantasiosa, faltan a sus principios, dándole su corazón a otras cosas, olvidándose de que: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas y perversos; ¿Quién lo conocerá?” (Jeremías 17:9). Participan de todos los eventos de la iglesia, pero no se comprometen más allá de solo asistir. Viven una vida frustrada, triste, y se preguntan: ¿Por qué me siento vacío, si vengo a la iglesia?

Como hijos de Dios tenemos que confiar en Él, dando todo nuestro corazón en sus manos, porque si lo hacemos, “Seremos como árbol plantado junto a las aguas, que junto a las corrientes echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto”. (Jeremías 17:8).

Recuerden: “Nuestros días en la tierra son cortos, pero deben de ser días de victorias en Cristo Jesús Señor nuestro.” ¡Confiemos en Dios!

–Josué Aceituno RamosJosué Aceituno Ramos

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 9 agosto 2013 en Vida Devocional y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: