Archivos Mensuales: febrero 2020

Mejores Prácticas Para Una Mejor Donación

Durante los pasados 7 años, he tenido el privilegio de aprender de Jamie Levy, un líder cristiano. Jamie es el Presidente y Jefe de Visión de JD Levy Associates, el cual ofrece a individuos y asociaciones, entre otras cosas, “servicios de consultoría filantrópica estratégica”. En esencia, han sido muy valiosos para nosotros, ya que nos han ayudado a pensar decididamente sobre la captación y el cuidado de donadores y voluntarios para y con nuestro ministerio.

Todos nos encontramos con recursos limitados, ¿cierto? Bueno, en un boletín reciente, Jamie revisó la investigación que hizo hace unos 20 años sobre las claves para aumentar las donaciones a una organización. Sus hallazgos fueron el resultado de investigar 15 diferentes estudios nacionales sobre el aumento de las donaciones, junto con otras investigaciones que habían evaluado a miles de donantes. Redujo toda la información a 13 cosas críticas que estaban presentes en toda la investigación, sin importar el enfoque de la circunscripción.

Con los años, Jamie ha probado estos puntos en la práctica y ha visto cómo muchos de ellos aparecen en nuevas investigaciones. Recientemente, los compartió con un grupo de líderes internacionales. Fue muy impactante para ellos, y validado por lo que también han observado.

Por lo tanto, aquí están las 13 influencias que aparecieron en cada uno de los estudios. Han demostrado ser una buena manera de reflexionar sobre todo lo que estamos haciendo en la Iglesia del Nazareno, y específicamente en los ministerios de Génesis y Misiones Globales. He subrayado algunas de las palabras claves que me llaman la atención de cada característica.

  1. La organización tiene una misión clara y buena evidencia para apoyarla.
  2.  La organización tiene credibilidad en su filosofía y operaciones.
  3. El público confía en la organización.
  4. La gente puede ver la visión y conectarse con ella.
  5. Las personas atendidas están representadas y sus opiniones expresadas.
  6.  La organización está involucrando activamente a la comunidad en el voluntariado.
  7. Las relaciones con los donantes principales están estrechamente administradas                      (dan 2.5 veces más).
  8. Los voluntarios jóvenes y adultos pueden tener oportunidades de servir juntos.
  9. Los servicios y programas están alineados con la necesidad.
  10. La solicitud está altamente centrada en los donantes y es personal.
  11. La administración se logra a través del gasto racional y manteniendo los intereses de los donantes como una prioridad.
  12. Ofrecen contribuciones deducibles de impuestos porque aquellos que deducen dan más.
  13. Comparten historias de relaciones sólidas de donantes con la organización y ofrecen oportunidades para participar a través de donaciones.

Son de mucha ayuda, ¿verdad? Tómalos en cuenta cuando te enfoques en la administración de las relaciones con los donantes y voluntarios. Reflexiona en estos puntos junto con tus líderes. Como dice Jamie, “Afortunadamente, la vieja sabiduría todavía suena a verdad: estas son las formas en que podemos construir de manera más efectiva el apoyo a las causas que servimos“.

 

Campamento de Orientación Misionera, Puerto Rico 2020

Por: Javier A. Otero, miembro de Misiones Globales en Puerto Rico Este

Durante los días 10, 11 y 12 de enero del 2020, se celebró en Puerto Rico el Campamento de Orientación Misionera, mejor conocido como el COM. Este campamento fue organizado con líderes de diferentes países (Puerto Rico, República Dominicana, Guatemala y Estados Unidos), dando testimonio una vez más de que la Iglesia del Nazareno es una Iglesia Mundial.

com 2El evento recibió a 22 participantes de 2 distritos y 8 Iglesias hermanas. Entre los participantes se encontraban 3 Pastores titulares, testificando la importancia del envolvimiento del cuerpo pastoral en las misiones. La edad de los participantes fue de los 17 a los 65 años quedando evidenciado que el COM, así como el trabajo misionero, no tiene edad; es un asunto de responder al llamado de Dios.

De los participantes, 15 pasaron por el proceso de entrevistas y orientación para desarrollo y oportunidades misioneras existentes. La hermana Frances G. Rivera Medero (participante), nos dice: “Pude abrir mis ojos a muchas posibilidades y oportunidades que Dios tiene para mí”. com

El corazón de servicio y el responder al llamado de nuestro Señor Jesucristo: “Id y haced discípulos semejantes a mi” estuvo de manifiesto durante toda la actividad. Este grupo dio un gran paso hacia la Gran Comisión al capacitarse para este propósito.

La fe de los organizadores y los participantes fue puesta a prueba, ya que 3 días antes del evento, Puerto Rico fue impactado por un terremoto de magnitud 6.4, dejando a miles sin hogar y a toda la isla sin servicio de energía eléctrica y agua. Tanto los líderes como los participantes dejaron sus hogares y familiares para responder al llamado y la encomienda de Dios, confiando en que Dios tiene el control.

La hermana y abogada Sandra Lugo, participante, encontró en el COM el enfoque ministerial que Jesús desea de nosotros: Me mostró que debo trabajar por Él y mirar a la cruz; no al estilo y manera de los demás”. com 3

El COM nos muestra el reto de la Gran Comisión que los Nazarenos hemos aceptado. “La conciencia misionera nazarena está impregnada en todos los detalles de la programación de este evento,” dice el Pastor Jorge Cádiz (participante). “No dejaron de sorprenderme. Como pastor me sentí sumamente honrado de pertenecer a este movimiento. Todo Nazareno debería vivir la experiencia del COM.”

Por esto los que hemos participado del COM seguimos viviendo el COM; ven y vívelo tú también.

Un Pueblo Enviado

Por: Dr. Verne Ward

Director de Misiones Globales, Iglesia del Nazareno

“Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros… Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron”. Hechos 13:1-3

La gente de Dios es la gente enviada. Dios llama a cada iglesia a predicar el evangelio a su Jerusalén, Judea, Samaria y a los rincones más lejanos de la tierra.

Al ser enviados de Dios, a veces la iglesia local envía misioneros a áreas más allá del alcance inmediato de su congregación para cumplir con las palabras de Cristo en Hechos 1:8.

Dios llama y la iglesia envía.  Siempre ha sido así.  Antes de que existieran denominaciones, las iglesias locales enviaban misioneros. Al interior de cada congregación, hubo personas que sintieron y aceptaron el llamado del Espíritu para predicar el evangelio en lugares y con personas a las que la iglesia todavía no había alcanzado. Estos organismos locales de fe ungieron, comisionaron y apoyaron a estos emisarios del evangelio.

Actualmente, la antigua responsabilidad de preparar, discipular y enviar misioneros todavía se asienta en la iglesia local. ¿Quién, además de la iglesia local, está en la mejor posición para acompañarlos en el discipulado conforme exploran la forma de su llamado? ¿Qué mejor lugar para ofrecer oportunidades de ganar experiencia fundamental y habilidades cruciales para el ministerio multicultural? ¿Qué mejor lugar para que los guíen líderes, mientras crecen como cristianos espiritualmente maduros? ¿Quién orará tan fervientemente por ellos y los apoyará como aquellos que los formaron en el discipulado y los enviaron?

Durante los 100 años de existencia de nuestra denominación, la responsabilidad de andar ese camino con los misioneros se ha trasladado de la iglesia local a la denominación global. Sin embargo, un equipo global pequeño o regional no puede discipular a los misioneros en vías de capacitación de manera tan efectiva como la iglesia local puede, y es llamada a hacerlo.

Con el fin de devolverle esta responsabilidad a la iglesia local, creamos la Oficina de Involucramiento, un pequeño equipo dentro de Misiones Globales, liderado por la Rev. Joyce Tempel. Joyce trabaja con coordinadores de Involucramiento en cada región, y estos equipos tienen la tarea de ayudar y proveer a los candidatos y a la iglesia local conforme cada uno cumple con el llamado de Dios.

Al ponerte en contacto con las iglesias locales, tendrás oportunidad de responder a las preguntas sobre el rol de enviar de la iglesia y sobre cómo Misiones Globales puede ayudarles. En Mesoamérica, por favor contacta a Scott y Emily Armstrong (sarmstrong@mesonaz.org; earmstrong@mesonaz.org) para hacer tus preguntas o solicitar recursos.

En diciembre, dediqué un tiempo a líderes nazarenos en Corea y les di este mensaje: ¡Misiones es el corazón de Dios para los perdidos! La Iglesia del Nazareno los necesita a ustedes para cumplir con las misiones.

“Ese es un mensaje que nunca antes habíamos recibido de la iglesia global”, me dijeron. Un líder añadió: “Siempre consideramos a EE. UU. como el hermano mayor que no necesitaba nuestra ayuda”.

Nada más lejos de la verdad. Del mismo modo que la iglesia cumple las necesidades de su pastor para que el pastor pueda ocuparse de cuidar a su iglesia, las iglesias locales y los distritos en todo el mundo sostienen las Misiones Nazarenas Internacionales con su apoyo. Como resultado, podemos fundar donde aún no hay iglesia, y desarrollar y administrar la iglesia local con Dios como agente principal de nuestra misión en el mundo.

Dios llama a toda la Iglesia a sus misiones, y la iglesia local sostiene las misiones. Vivamos este llamado ahora que empezamos un nuevo año en la misión de Dios.

De la Ciudad a… ¿Cosas más Grandes?

Por: Scott Armstrong

Estamos llegando al final de nuestro énfasis anual de 40 días de oración por las ciudades de nuestra región. ¿Has sido parte? ¡Gracias por orar y por movilizar a otros para que lo hagan también! ¿Te lo perdiste? No hay problema: aunque sugerimos que las congregaciones y los individuos comiencen el año orando enfocados en la ciudad, puedes hacerlo en cualquier momento. Nuestras peticiones no tienen fecha y se pueden usar todo el año. Solo visita nuestro sitio web o dirígete a nuestra página de Facebook para las imágenes diarias que hemos producido.

Cada 9 de febrero, cuando llegamos al final de los 40 días, me preocupo un poco. ¿Se olvidarán las iglesias de nuestras ciudades los otros 325 días del año? ¿Es la misión urbana un programa en que se enfoca por un tiempo y luego pasamos a otras cosas?

Espero que no.

Honestamente, oro porque no sea así.

Durante muchos de mis años como misionero, viví y ministré con pasión para que el mundo entero fuera salvo. Todavía tengo ese mismo anhelo, por cierto. Pero incluso hasta hace diez años, no pensaba mucho en por qué las ciudades son importantes teológica, bíblica y estratégicamente.

Fue hasta que me mudé a la ciudad de Panamá, Panamá en 2011 y viví en el piso 19 de un apartamento de gran altura que comencé a entender. Mientras miraba cada noche desde el balcón las miles de luces, edificios y familias que representaban, Dios comenzó a cambiar mi corazón. ¿Cuántas de estas personas en esta enorme ciudad no conocían a Cristo como Señor y Salvador?

En esa época nuestra región investigó un poco y descubrió que la mayoría de la población de nuestros países en el Caribe, México y América Central vivía en grandes ciudades (piensa en 100,000 personas o más). ¡Pero solo el 29% de nuestros nazarenos vivía en esos mismos lugares! Teníamos trabajo que hacer.

Ahora, como familia, hemos dedicado los últimos diez años a aprender sobre el ministerio de la ciudad y a sumergirnos en la misión urbana. Es de lo que hablamos todos los días. Está en nuestra sangre. De hecho, hemos empezado a entender más acerca de Dios al comprender Su plan redentor para la ciudad. Como dice el pastor Tim Keller, fundador de la Iglesia Presbiteriana Redentor en Nueva York, así como de los ministerios City to City: “Es cierto que debemos llevar el evangelio a la ciudad. Pero también debemos reconocer qué tanto la ciudad nos trae el evangelio a nosotros”.

¿Ya estás ahí? ¿O es el ministerio urbano solo un énfasis de 40 días para ti y tu iglesia?

En los días posteriores a nuestros 40 días de oración, mi oración por ti es que te levantes y entres a la ciudad, y que tal vez, solo tal vez, la ciudad comience a entrar en ti.

 

 

 

 

 

Más Testimonios de Impacto: 4×4 Todo Terreno

En las últimas entradas, varios jóvenes quienes participaron en el   10.º Aniversario Del 4×4 Todo Terreno hace un mes, han compartido sus hermosas experiencias.  Hoy cerramos nuestra serie con algunos testimonios breves de cuatro participantes más.  ¡Esperamos que te reten y te provoquen a orar, servir, y participar en futuras oportunidades misioneras como esta!

“En Valle del Roble había una cultura diferente, aunque no exentos de necesidad. A pesar de que ya había evangelizado, ahora sería diferente porque sería casa por casa y eso me daba algo de miedo. No sabía cómo serían las personas, cómo me responderían, cómo actuarían. ¡La gran mayoría aceptó a Cristo! ¡Esto para mí era tan sorprendente! De lo emocionado que estaba, les volvía a preguntar si ellos estaban bien seguros de recibirle. Sé que Dios estuvo hablando a sus corazones.” – Abdiel Isaac Rodríguez81430626_10157547178456351_946858603061444608_n

“El enemigo estaba muy enojado. En el transcurso del evento se levantaron muchas trabas como enfermedades o malas noticias, y se nos descompuso el vehículo donde nos transportaban.  Pero el Señor nos dio las fuerzas y la sabiduría para seguir adelante sin importar nada. Él siempre estuvo ahí acompañándonos.

Les invito a que salgan de su lugar de confort y prediquen el evangelio.  No desaprovechen ninguna oportunidad, y sobre todo que cuando haya eventos como este, no duden en asistir. Es una bendición muy grande y vives experiencias que no se pueden describir con palabras. Mi experiencia en el 4×4 cambió mi forma de pensar y de ver las cosas. Gracias a Dios por esto.” – Daniel Alexis Aguayo

81765897_10157547177281351_117219304004386816_n

“Pude sentir el Espíritu de Dios en mí, el cual hablaba en mi lugar.  Él usó mis labios y guió mis pasos.  Aunque creía que no era lo suficientemente fuerte en lo espiritual, Dios me mostró en más de una ocasión que Él tiene el control de todo.

Además, el hecho de compartir estas experiencias con otros jóvenes hermanos en Cristo es otro motivo de celebración espiritual.  No solo hay una o dos personas dispuestas sino muchas con el mismo sentir de amor y obediencia. Cada una de las vidas de ellos confirman por qué creo en Dios y por qué deseo seguir el plan que él tiene escrito para mi vida.” – Navith Paolette Ayala Bedolla

81772589_10157547173911351_5832054808982323200_n

 

“Verdaderamente los invito a asistir a un 4×4. Pensé que al participar sería de bendición para otros, pero nunca imaginé la gran bendición que recibí con ello. Dios confirmó mi llamado, no precisamente a ser misionero, pero fue a través de Su obra que trató conmigo. Me pregunto: ¿Cuánto hubiera tardado para darme cuenta de ello si no hubiera sido partícipe de un 4×4? No lo sé, simplemente agradezco a Dios por ello.” – Saraí Avelino Castillo.

82125459_10157547183581351_1506848473612288000_n

 

A %d blogueros les gusta esto: