Archivo del sitio

Más que Renunciar

Por Charles W. Christian

Cuaresma es el periodo de cuarenta días, aproximadamente, previos al domingo de Pascua. Es un tiempo de preparación y reflexión que está inspirado en los cuarenta días que Jesús estuvo en el desierto al inicio de su ministerio terrenal (Marcos 1:12-13; Mateo 4:1-11; Lucas 4:1-13). Al iniciar esta temporada de Cuaresma, empezando con el Miércoles de Ceniza, muchos de nosotros nos hemos unido a los cristianos alrededor del mundo – tanto católicos como protestantes – para ayunar.

Como Jesús, muchos cristianos han usado este tiempo para participar en un ayuno de comida. Otros ayunan algo más específico, como el chocolate o el café, o ayunan ciertas actividades, como el uso de las redes sociales o ver películas. Mientras que el ayuno ha sido una disciplina espiritual clave para los cristianos a través de la historia, podría ser la disciplina espiritual más descuidada en la actualidad. La época de Cuaresma le da a la iglesia la oportunidad para regresar a esta disciplina a menudo descuidada.

lent-2107697_960_720.jpg

Es importante tener en cuenta que la intención del ayuno es recordarnos nuestra identificación, bíblica e histórica, con los pobres y necesitados. Sin importar lo que quitemos de nuestra rutina diaria recordamos que, intencionalmente, estamos renunciando a artículos a los que muchos renuncian sin tener elección. Esto nos permite participar más profundamente en la compasión, lo que significa literalmente “sufrir con el otro.”

Mientras que resulta fácil enfocarse en el aspecto de “renuncia” del ayuno, hay un significado más profundo en la disciplina. Ayunar no se trata solo de renuncia, también se trata de reemplazo. Por ejemplo, el tiempo que se pasa sin ver un programa de televisión puede ser apartado para pasar más tiempo en la Escritura o más tiempo en servir con amor directamente a otros. El tiempo y dinero que se ahorran por no salir a comer, puede ser gastado directamente en ayudar a los pobres y a otros que no tienen comida. El tiempo y los recursos a los que se renuncian pueden ser intencionalmente utilizados en el servicio del Reino de Dios.

Finalmente, el ayuno se trata de atraer nuestra atención hacia Dios y sus métodos, y no hacia nuestros propios sacrificios. Para que el ayuno sea bíblico, cualquier sacrificio que hacemos durante el ayuno debe ser para profundizar en nuestra relación con Dios y para aumentar nuestra participación en la misión de Dios. Jactarnos acerca de nuestro ayuno o convertirnos en un “superhéroe espiritual” debe ser estrictamente evitado. “Cuando ayunen, no pongan cara triste como hacen los hipócritas, que demudan sus rostros para mostrar que están ayunando. Les aseguro que estos ya han obtenido toda su recompensa” (Mateo 6:16 NVI).

Durante Cuaresma, mientras profundizamos en nuestro caminar con Dios y aumentamos nuestra participación en su misión, también encontramos tiempo para la reflexión y el arrepentimiento. Así como Dios y sus caminos para nosotros se vuelven más claros, nuestros defectos también se vuelven más claros. Parte de nuestra preparación para resurrección implica dejar que el Espíritu Santo nos mueva a áreas de crecimiento, lo cual a menudo implica confesión y arrepentimiento. Es importante que seamos especialmente sensibles a estas oportunidades de crecimiento, mientras ayunamos y nos enfocamos.

Como personas que están viviendo y compartiendo la historia de Dios, saquemos el máximo provecho a épocas como Cuaresma, ¡permitiéndonos ser más y más como el Señor resucitado a quien servimos!

Oración para la semana:

Omnipotente y Eterno Dios, que no sientes aversión por nada de lo que has creado, y que perdonas a los que con verdadera fe se arrepienten; crea en nosotros corazones contritos, y concédenos perfecto perdón ¡oh Dios de toda misericordia! a los que lamentamos nuestros pecados y reconocemos nuestra miseria; por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

(Libro de Oración Común).

Este artículo fue publicado originalmente en: http://holinesstoday.org/more-than-doing-without

Ulrico Zuinglio

*El siguiente es un fragmento del libro “131 Cristianos Que Todos Deberían Conocer”

Un reformador militante suizo

Por el amor de Dios, no entres en conflicto con la Palabra de Dios. Porque ciertamente persistirá, tan cierto como que el Rin sigue su curso. Uno quizá puede contenerlo por un tiempo, pero es imposible detenerlo.”

67409.jpg

Ulrico Zuinglio, el capellán de la ciudad, se presentó delante del Concilio de la Ciudad de Zúrich en enero de 1523. Los vientos de la reforma habían cruzado, desde la Alemania de Lutero, sobre los Alpes, y Zuinglio estaba discutiendo 67 tesis, comenzando con “Todo aquel que dice que el evangelio es nulo sin la confirmación de la iglesia comete error y calumnia a Dios.” Aunque eran 28 tesis menos que las 95 de Lutero, publicadas unos seis años antes, los argumentos de Zuinglio fueron más persuasivos: las autoridades le dieron permiso de continuar su predicación, que enfatizaba primero a Cristo y después a la iglesia (“Cristo es el único mediador entre Dios y nosotros,” decía otra de las tesis de Zuinglio). La Reforma en Suiza estaba en camino, y Zuinglio jugaría un papel clave en los primeros años.

1.pngAnsioso por su cargo

Zuinglio fue hijo de un exitoso agricultor en el Valle Toggaburg de los Alpes orientales bajos. Ahí, Zuinglio adquirió un profundo amor por su tierra natal. Después, el tradujo una línea del Salmo 23, “En los hermosos Alpes, él me cuida,” y usó el río Rin como una ilustración de un tema clave en su predicación: “Por el amor de Dios, no entres en conflicto con la Palabra de Dios. Porque ciertamente persistirá, tan cierto como que el Rin sigue su curso. Uno quizá puede contenerlo por un tiempo, pero es imposible detenerlo.”

Pero le tomó años a Zuinglio descubrir el poder de esta Palabra. Luego de graduarse de la Universidad de Basilea in 1506, se convirtió en un sacerdote de parroquia en Glarus. Desde el principio, él tomó muy en serio sus deberes sacerdotales. Después el escribió, “Aunque era joven, los deberes eclesiales me inspiraron más miedo que gozo, porque sabía, y permanezco convencido, que daría cuenta de la sangre de las ovejas que perecerían como una consecuencia de mi negligencia.”

El sentido de responsabilidad por su cargo (en lugar de, como Lutero, una búsqueda personal de salvación) motivó el creciente interés de Zuinglio por la Biblia. En una era donde los sacerdotes comúnmente no estaban familiarizados con las Escrituras, Zuinglio se enamoró de ellas, después de comprar una copia de la traducción al latín del Nuevo Testamento de Erasmus. Él comenzó a auto-enseñarse griego, compró una copia del Nuevo Testamento de Erasmus en griego, y empezó a memorizar pasajes largos. En 1519 comenzó a predicar del Nuevo Testamento con regularidad.

En privado, Zuinglio empezó a desafiar las costumbres del Cristianismo Medieval, que pensaba no era bíblico. Luchó con el celibato clerical por algún tiempo (e incluso admitió que, como joven sacerdote, había tenido un romance). En 1522, se casó secretamente. Ese mismo año, el rompió el tradicional ayuno de Cuaresma (comiendo salchichas en público) y escribió en contra del ayuno.

Para el año 1523 estaba listo para llevar sus ideas a una audiencia más grande, y en enero hizo eso mismo antes del Concilio de la Ciudad de Zurich en lo que ahora es llamado el Primer Debate. El Segundo Debate se realizó en octubre, y con aprobación adicional del concilio, más reformas se llevaron a cabo: imágenes de Jesús, María, y los santos, fueron removidas de las iglesias; la Biblia debía tener preeminencia.

Argumentos por encima de la Cena

Las cosas se movieron rápido después de eso. En 1524 él se casó con su esposa, públicamente, insistiendo que los pastores tenían derecho al matrimonio. En 1525, él y otros, convencieron a la ciudad de abolir la Misa, con su énfasis en el milagro de la transubstanciación, y reemplazarla con un sencillo servicio que incluía la Santa Cena, pero solo como un memorial simbólico.

Tal y como resultó, fue la Santa Cena lo que impidió la unión de las reformas alemana y suiza. En una reunión en 1529 en Marburg, con el fin de unir los dos movimientos, Lutero y Zuinglio se conocieron. A pesar de que estuvieron de acuerdo en 14 puntos de doctrina, ellos tropezaron en el número quince: la Santa Cena. En contra de la perspectiva de Zuinglio, Lutero insistió en la presencia literal de Cristo. Zuinglio se frustró. Lutero dijo que Zuinglio era del diablo y que era nada más que “un loco agusanado”. Zuinglio resintió que Lutero lo tratara “como un burro.” Fue evidente que la reconciliación no fue posible.

Zuinglio murió dos años después en batalla, defendiendo Zúrich en contra de las fuerzas católicas y, los planes de difundir la Reforma en la Suiza alemana, se terminaron. Aun así, Zúrich permaneció siendo protestante, y bajo el liderazgo de Heinrich Bullinger, sucesor de Zuinglio, esta singular rama de la Reforma continuó floreciendo.

Publicado originalmente en: Christianity Today

Por Qué La Cuaresma Todavía Importa

Por Jesse Carey

En las seis semanas entre el Miércoles de Ceniza y el Domingo de Resurrección, los cristianos alrededor del mundo guardan la época de Cuaresma. 

Sin embargo, en muchos de los círculos modernos cristianos, la práctica de la Cuaresma—a través del ayuno o la renuncia a ciertos artículos o actividades en el día a día de la vida—ha caído en desuso.

Recientemente hablamos con el autor y pastor Matt Chandler acerca de que la Cuaresma es historia, por qué los cristianos deben tomar parte en ella y cómo puedes hacerla parte de tu vida en preparación hacia la Pascua—incluso cuando esto es nuevo para ti.

around-the-cross

Para las personas que tienen un entendimiento a nivel superficial de la Cuaresma, ¿puedes describir qué es la época de Cuaresma y cómo tradicionalmente muchos cristianos lo han usado como un tiempo para un ejercicio verdaderamente espiritual?

La Cuaresma son los 40 días previos a la Pascua. Así que esos 40 días han sido utilizados históricamente por la Iglesia para ayunar una cosa, o algo diferente cada semana, dependiendo del enfoque. Es una forma de tratar de orientar o reorientar la época alrededor de la muerte de Cristo y su resurrección. La meta es una reorientación de nuestros corazones alrededor de la realidad de que Cristo murió por nuestros pecados y que resucitó de la tumba como evidencia de que hemos sido completamente liberados de todo nuestro pecado y que ha sido pagado con su vida, muerte y resurrección. 

¿Cuáles son algunos conceptos erróneos que los cristianos tienen acerca de la Cuaresma?

Yo creo que ellos saben muy poco acerca de lo que es, excepto quizá por un amigo católico en la secundaria o algún conocimiento en la universidad del martes de Carnaval o ver un amigo con las cenizas en su cabeza en Miércoles de Ceniza. Por lo general los evangélicos no entienden o aprecian el calendario de la Iglesia, o realmente no tienen un entendimiento de que a lo largo de la Escritura y a lo largo de historia de la humanidad Dios ha usado las celebraciones, el ayuno y los festivales para formar a su pueblo. 

Para los evangélicos la idea es, “Lee tu Biblia, ora un poco y serás completamente formado.” Pero yo pienso que esa es una perspectiva realmente anémica de las cosas. Aunque ciertamente no quiero quitar mérito a la suficiencia de las Escrituras, simplemente creo que las escrituras enseñan acerca de ciertas épocas y ritmos en los que debemos entregarnos más. 

Crecí en una tradición donde algunos de estos ejercicios externos eran rechazados porque no queríamos ser vistos como muy piadosos o demasiado espirituales o legalistas. Pero cuando se trata de la Cuaresma, ¿por qué esto es una sobrecorrección y es incorrecto asumir esta postura? 

Porque pienso que cualquier disciplina espiritual puede ser tomada y quedar vacía respecto a su propósito de conectarnos en un sentido muy real a nivel físico, espiritual, emocional y mental hacia nuestro Dios. Si estás practicando la Cuaresma donde realmente es una muestra de tu propia piedad, entonces creo que tú estás practicándola incorrectamente. Pienso en las palabras de aliento de Jesús—cuando ayunes, unge tu cabeza, lava tu rostro, porque no tratamos de distorsionar o deformar nuestros cuerpos, solo estamos tratando de orientar nuestras almas.

Cualquiera de las disciplinas espirituales puede convertirse en vacía y rutinaria, y tú puedes decir, “ellos solo están tratando de buscar una manera.” Pero en ese momento, tú estás comenzando a juzgar el corazón de una persona, y voy a ser muy cuidadoso de no dar a mis hermanos y hermanas el beneficio de la duda. 

¿Qué es específico de la Cuaresma que representa algo acerca de la naturaleza de la resurrección, la crucifixión y la naturaleza de Cristo?

Parte de lo que estás haciendo en Cuaresma es renunciar a algo que es deseable en tu corazón para que tú puedas en una forma muy real comenzar a fijar tu mente alrededor de Cristo renunciando a su vida por nosotros. Es una cosa muy pequeña pero creo que puede ser algo muy profundo, como el ayuno mismo. Mientras nos sentimos hambrientos en nuestros estómagos, nuestros corazones recuerdan que tenemos un hambre más grande y tomamos esos momentos de desayuno, almuerzo, cena o lo que sea, y los usamos para clamar—muy parecido a como David lo hace en los Salmos—para que el Señor sea nuestra porción, por un deseo de buscarle y conocerle como un ciervo busca por las aguas, tener un alma que clame por Él y tenga hambre de Él.

La Cuaresma es un proceso.

La Cuaresma es construida sobre la idea de ayunar, y tú mencionaste que nos ayuda a reorientarnos porque constantemente recordamos nuestras necesidades, no solamente físicas sino también espirituales. ¿Tú crees que el ayuno es algo que puede beneficiar a los cristianos no solo en Cuaresma, pero incorporándolo más como una parte habitual en nuestras vidas espirituales?

Ciertamente creo eso y hemos sido enseñados de esta manera durante años. Creo que intercalar temporadas frecuentes de ayuno en tu norma o ritmo de vida para recordarte en una manera más profunda el hecho de desear tener un anhelo y un celo más grande por el Señor, es una buena práctica para incorporar en tu vida. Nosotros funcionamos con un entendimiento—como una regla de vida—cuando piensas acerca de tu búsqueda de Cristo, piensas en esto anualmente, piensas en esto mensualmente, y piensas en esto diariamente, ¿qué te parece pensar seriamente en hacer de Cristo tu tesoro, deseando entender y crecer en el conocimiento de Él?

Si pienso en mi propia vida y los ritmos habituales aquí en la Iglesia Village. Practicamos el Adviento. Damos a nuestra gente la oportunidad de practicar la Cuaresma. Tenemos un servicio de Viernes Santo. Tenemos una serie en enero donde oramos por los problemas sociales que pensamos que son significativos en la actualidad. Nos entregamos a la adoración y oración en el mes de enero. Y estos son ritmos que tratamos de establecer en la iglesia para que sean prácticas anuales. Y también hay algunos ritmos mensuales, semanales y diarios, así sucesivamente hasta nuestras prácticas cada hora que queremos incorporar en nuestra vida para mantener en nosotros un deseo de conocer y amar a Jesús todavía más.

Artículo publicado originalmente en: https://relevantmagazine.com/article/heres-why-lent-still-matters/

 

Cuatro Formas de Practicar la Compasión Esta Cuaresma

Con el inicio de la época de Cuaresma, es común escuchar a las personas discutiendo lo que ayunarán o rendirán en el siguiente par de meses. Esta escritura de Isaías 58 ha estado presionando nuestros corazones para practicar un ayuno diferente esta temporada:

“El ayuno que he escogido,

 ¿no es más bien romper las cadenas de injusticia

 y desatar las correas del yugo,

poner en libertad a los oprimidos

 y romper toda atadura?

¿No es acaso el ayuno compartir tu pan con el hambriento

y dar refugio a los pobres sin techo,

vestir al desnudo 

y no dejar de lado a tus semejantes?

Si así procedes, tu luz despuntará como la aurora,

y al instante llegará tu sanidad;

tu justicia te abrirá el camino,

y la gloria del Señor te seguirá.

Llamarás, y el Señor responderá;

pedirás ayuda, y él dirá: “¡Aquí estoy!”

Si desechas el yugo de opresión,

el dedo acusador y la lengua maliciosa,

si te dedicas a ayudar a los hambrientos

y a saciar la necesidad del desvalido,

entonces brillará tu luz en las tinieblas,

y como el mediodía será tu noche.

El Señor te guiará siempre;

te saciará en tierras resecas,

 y fortalecerá tus huesos.

Serás como jardín bien regado,

como manantial cuyas aguas no se agotan.”

Negarnos a nosotros mismos placeres diarios, tales como dulces o nuestra taza favorita de café, para acercarnos más a Dios, es una parte importante de la disciplina del ayuno. Pero también hay un aspecto del ayuno que requiere acción.

Aquí hay algunas formas de practicar compasión durante Cuaresma:

Invita a alguien a cenar

Si es un compañero de trabajo, una familia que es nueva en tu comunidad, o una familia que está luchando, sé intencional en compartir una comida con alguien una vez a la semana durante el periodo de Cuaresma. Haz un plan para que todos los involucrados puedan apartar un tiempo y estar presentes.

Pasa tiempo como voluntario

El voluntariado es una de las formas más fáciles para involucrarte en cualquier comunidad. ¿Hay algún comedor, albergue, o iglesia en tu área? ¡Empieza ahí! Llama para conocer cuáles son las necesidades que pudieran tener, y considera qué habilidades o talentos tienes para ofrecer. ¿Sabes cómo tocar un instrumento o practicar un deporte? ¿Puedes ayudar a alguien a aprender un idioma? No importa cuáles sean tus habilidades, tú tienes talento y puedes ser una bendición para alguien más y un puente hacia conexiones significativas.

Haz esfuerzos compasivos en tus compras

Cuaresma es un tiempo excelente para reflexionar en cómo nuestro poder de compra es un factor importante para muchas de las injusticias en nuestro mundo. Cuando compres ropa nueva, normalmente los artículos que compras son fabricados por alguien más. No nos damos cuenta de cómo esos productos vienen de lugares que tienen labores forzadas y condiciones de trabajo extremadamente pobres. Cuando elegimos comprar conscientemente, podemos influenciar a las industrias que impactan la esclavitud moderna. Si necesitas comprar ropa, considera solo comprar artículos fabricados con dignidad o en tiendas de segunda mano.

Escucha más

El acto de escuchar está muy subestimado en nuestra cultura. Pero es la única forma en la que verdaderamente podemos conectar uno con otro. Aparta tiempo cada día para tener conversaciones con alguien que encuentres, esposo, hijo, amigo, vecino, colega, o alguien que acabas de conocer. Haz a un lado tu teléfono, dale a una persona tu atención y haz preguntas significativas. Escribe lo que has aprendido de esas conversaciones y ora específicamente durante Cuaresma. Cuando la temporada se termine, puedes regresar y ver lo que aprendiste de esas ocasiones, y cómo Dios ha trabajado en tus relaciones con otros.

Acercarte a Dios en esta temporada, puede suceder de muchas maneras. Creemos que puede suceder al acercarte a tus vecinos.

¿Cuáles son algunas formas en que tú planeas practicar la compasión esta Cuaresma?

Publicado originalmente en: http://stories.ncm.org/4-ways-to-practice-compassion-this-lent/

SEMANA GLOBAL DE ORACIÓN – MNI – DEL 01 AL 08 DE MARZO

Información Provista por: Ana María Crocker de Díaz

Coordinadora de MNI – Región Mesoamérica

LogoMNILa Semana Nazarena Mundial de Oración es un evento anual que incluye el Día Mundial de Oración (el primer viernes de marzo). Durante esta semana, los nazarenos se unen a interceder por nuestra iglesia y nuestro mundo.

Las peticiones de oración son provistas para un plan regional de oración.

Coordinado con el Día Mundial de Oración (el viernes 6 de marzo), la Semana Nazarena Mundial de Oración se inicio con la esperanza de que este evento se vuelva a encender la llama de la oración, se profundice el compromiso con la oración y el ayuno y precipitar un avivamiento en nuestras vidas e iglesias.

PLAN GLOBAL DE ORACIÓN (Puedes descargar las peticiones específicas en cada enlace con color):

Peticiones regionales de oración serán publicadas en la Línea de Oración de la Región Mesoamérica.

“Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes.”   Jeremías 33:3 (NVI)

Procuremos una Cuaresma Santa

Cruz CuaresmaEl siguiente artículo fue escrito por Doug Jones y fue publicado esta semana en el sitio web nazareno: www.BarefootOnline.com.

Esta semana comenzó la temporada litúrgica de la Cuaresma. Son 40 días de preparación y arrepentimiento que preceden a la Celebración de la Resurrección de nuestro Señor y Dios Jesucristo. Sin embargo, antes de celebrar, somos llamados a ayunar, y antes de regocijarnos con las buenas nuevas de la vida y el poder de Dios, somos llamados a despojarnos, rendirnos y recordar la humildad de nuestro Señor. En esta temporada de Cuaresma te invito a iniciar este viaje de despojo, rendición y constante recordatorio de la humildad de Cristo y el ejemplo de cómo él caminó firmemente hacia Jerusalén para cumplir la voluntad de su Dios.

En esta temporada, ¿Alterarás intencionalmente tu ritmo de vida para ir con menos, rendirte más y disciplinarte a ti mismo para estar más consciente de la voluntad de Dios?

Quizás sea en la forma del ayuno, tal vez modificando tu rutina para permitirte tiempos de silencio, observando las horas, incluso puede ser comprometiéndote a servir  la comida regularmente en la misión, etc. – las opciones son variadas.

Una observación que voy a añadir a mi práctica de la Cuaresma es orar diariamente de la siguiente manera:

“Te imploro Jesús, amado Salvador, que te muestres por completo a todos los que te buscamos, pues así podremos conocerte y amarte.

Permite que te amemos en solitario, que te deseemos en solitario, y te mantengamos siempre en nuestros pensamientos.  Nos gustaría que poseyeras nuestros corazones, que llenaras nuestros sentidos de manera que podamos amar todo de ti.

Jesús, Rey de Gloria, tú sabes cómo dar en gran manera y nos has prometido grandes cosas.

Nada es más grande que tú mismo.  No te pedimos nada más que a ti. Tú eres nuestra vida, nuestra luz, nuestra comida y nuestra bebida, nuestro Dios, nuestro todo.

En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, nuestro todo.  Amén.

Hambre y Sed (Parte IV de la Carta Abierta del ex-director de MNI)

HAMBRE Y SED

Oración con Ayuno (Parte IV)

Iglesia del Nazareno

Misiones Nazarenas Internacionales

Por el ex-director de MNI 

“Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia,
porque serán saciados.” (Mateo 5:6).

“Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra” (2 Crónicas 7:14).

La oración con ayuno es vital para misiones. MNI Global sigue distribuyendo historias sobre el impacto de la oración en misiones. La oración continúa siendo uno de los cuatro objetivos principales de MNI.

Futuro. En 1925 la Junta de Superintendentes Generales en colaboración con el departamento que ahora se llama Misiones Nazarenas Internacionales (MNI) pidió que la iglesia orara y ayunara.  Nazarenos alrededor del mundo comenzaron a ayunar una comida cada semana (normalmente el viernes al mediodía) para orar durante el tiempo que hubieran comido y dar por lo menos el costo de lo que hubieran comido para evangelismo mundial.

Para un momento como este—creemos que Dios nos está llamando a renovar este pacto.

“Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones” (Jesús en Marcos 11:17).

Hoy necesitamos más que líderes con principios y convicción de seguir principios bíblicos. Aunque las iglesias locales, distritos, áreas y regiones elijan a líderes que logren resultados, ellos no podrán transformar sus culturas por si solos.

Necesitamos mucho más. Anhelamos que el Señor derrame su misericordia sobre nosotros y levante un avivamiento de santidad en cada nación. Necesitamos que el Espíritu Santo despierte a iglesias dormidas y dé nuevo vigor a pastores y laicos para predicar sobre Jesús y el evangelio con valentía, para hacer discípulos con convicción, para desarrollar nuevas iglesias conectadas y para cuidar de los pobres y necesitados con compasión.

Adalberto Herrera, pastor de la Iglesia del Nazareno Casa de Oración en Cali, Colombia, dijo: “Cuando el Espíritu Santo nos dirigió a darle prioridad a Jesús con oración y ayuno en cada grupo de ministerio, nuestra iglesia experimentó avivamiento en evangelismo y discipulado mas allá de cualquier plan que hasta entonces habíamos seguido”.

Hemos visto que Dios cumple con este deseo de renovación por medio de avivamientos a través de los siglos y en las recientes generaciones. Ahora es la hora para rogarle al Señor por otro gran avivamiento mundial que impacte cada nación donde nuestra iglesia se extiende.

¿Vas a unirte con la Junta de Superintendentes Generales y MNI en oración y ayuno por lo menos una vez a la semana? Recomendamos el miércoles al medio día, pero elije el tiempo que será mejor para tu familia. Puedes invitar a líderes en tu iglesia, distrito y región para comprometerse a orar y ayunar. ¿Considerarías comprometerte a orar y ayunar por lo menos por el resto de 2012? Cuando veas la manera que Dios bendice tu espíritu, alma y cuerpo: ¿considerarías un compromiso a orar y ayunar de por vida?

Les damos el derecho de copiar. Pueden editar, ampliar, simplificar o modificar este recurso de cualquier manera que Dios les guíe. Lo más cerca que podamos hacer este llamado a las raíces, los grupos de célula, iglesias domésticas e iglesias locales, Dios dará más favor y bendición y su misión se multiplicará y será más fructífera.

Vean las páginas web www.nazarene.org y www.nazarenemissions.org para encontrar más recursos y conversaciones. Compartan sus ideas con otros—para un momento como este.

Que Dios les de la unción para cumplir Su misión de hacer discípulos a la semejanza de Cristo en las naciones.

Hambre y Sed (Parte III de la Carta Abierta del ex-director de MNI)

HAMBRE Y SED

Oración con Ayuno (Parte III)

Iglesia del Nazareno

Misiones Nazarenas Internacionales

Por el ex-director de MNI

“Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia,
porque serán saciados.” (Mateo 5:6).

“Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra” (2 Crónicas 7:14). 

Anticipación. Anticipa conocer mejor a Dios y acercarte a Jesús. Anticipa un carácter más firme, poder para despojar hábitos pecaminosos que te afectan y fe para concentrarte en la oración y estudio bíblico. Anticipa que el corazón y la mano de Dios se moverán para contestar oraciones no egoístas.

Cuando confiamos en nuestros impulsos sin la oración o el ayuno nos cansamos, desanimamos, frustramos y aterramos. Dudamos de Dios, sospechamos de Su presencia y deseamos darnos por vencido. 

Cuando negamos nuestros impulsos y estamos en comunión con el Señor en oración y ayuno Él redobla nuestras fuerzas para Su llamado, resistencia para los desafíos y victorias sobre el temor. Él transforma derrotas en victorias por gracia a través de la fe (Joel 2:25-32; Romanos 8:37; 2 Corintios 4:7-9; Gálatas 6:9; Santiago 4:10; 1 Juan 1:4).

Anticipa tener que vaciarte de ti mismo y dejar tus deseos egoístas para ganar una herencia eterna. Anticipa que tus oraciones llegarán a un nivel más alto y profundo. Anticipa victoria y vitalidad espiritual. 

Las disciplinas espirituales son conocidas porque disciplinan el espíritu, alma y cuerpo. Anticipa resistencia del enemigo. Anticipa conflicto, distracciones e incomodidad. 

Incomodidad. La molestia física que el ayuno causa se debe a la desintoxicación de nuestra carne que desea comida y otros bienes diariamente. La molestia que el ayuno causa en nuestra alma y espíritu debe ser a causa del conflicto entre nuestra carne, voluntad y el Espíritu de Dios. Cuando la comida se usa como una muleta emocional provee placer, satisfacción, sueño y un escape.

Podríamos sentir impaciencia, enojo, ansiedad, debilidad, cansancio, hambre, sueño, mareo, pereza u otros fastidios físicos y sicológicos. Dejar la cafeína o el azúcar puede causar dolores de cabeza. A pesar de que el ayuno es seguro y trae beneficios, hay ciertas personas que solo deberían ayunar con consulta o supervisión médica.

Cuando buscamos consuelo en Dios Él nos revela que necesitamos arrepentirnos del egoísmo, dejar de escaparnos de Él, perdonar a otros y comenzar a confiar en Él. Cuando ayunamos, nuestra alma y nuestro espíritu son desintoxicados. 

Posibilidades. Imagina las posibilidades cuando oramos en poder y ayunamos en fe por nuestros ministerios y equipos, y nuestros misioneros y líderes alrededor del mundo.

1. Espiritual—que cada líder local o misionero global reconozca la importancia de los tiempos en comunión con Dios para renovar el espíritu; interceder por vitalidad espiritual.

2. Mental, Emocional y Físico—que cada líder tome decisiones sabias en su dieta, ejercicio y descanso; que cada uno practique dependencia en el Santísimo y tenga autoridad sobre el enemigo y sea protegido constantemente.

3. Familia—que cada líder guarde tiempo de calidad para su matrimonio y familia; que los niños se ajusten bien a los cambios.

4. Actitud y Adaptación—que cada líder tenga una perspectiva positiva y llena de fe con la capacidad para perseverar sobre el desánimo; que cada uno muestre gracia a las personas que sirve; que cada uno desarrolle la capacidad para aprender bien el lenguaje y las costumbres de las personas al nivel local o mundial.

5. Relaciones con Colegas—que cada líder trabaje en harmonía con colegas y líderes nacionales; que una iglesia madura florezca en cada área del mundo.

6. Ministerio—que cada líder establezca y mantenga una estrategia en Cristo y tome decisiones basadas en la Palabra y la oración; que cada uno evangelice y discipule a personas que están perdidas; que el Señor de la cosecha levante a más obreros.

7. Prioridades en el Servicio—que cada líder ponga el cuidado de personas sobre otras metas y objetivos; que cada uno practique la paciencia, la pasión por el evangelismo personal y el discipulado de futuros líderes misionales a la semejanza de Cristo.

8. Necesidades Financieras—que cada líder practique la rectitud y el balance con su dinero y posesiones; que Dios provea por las necesidades y dé apoyo financiero.

9. Intercambios culturales—que cada líder se pueda ajustar al choque cultural en reversa, reciba fuerzas durante viajes y en el ministerio, e inspire a la iglesia a orar, dar, mandar e ir misionalmente.

10. Desafíos—que cada líder examine las causas del desánimo; que Dios los mantenga entusiasmados aún ante pruebas reales, como:

  • Soledad al estar lejos de familia o amigos
  • Vivir en otra cultura o grupo lingüístico
  • Trabajar con personas indiferentes u hostiles
  • Escases de personal causa demasiado trabajo
  • Tensión entre el trabajo y la familia
  • Incomodidades físicas en un nivel de vida de calidad inferior
  • Contacto limitado con colegas de mentalidad parecida

 

A %d blogueros les gusta esto: