Archivo del sitio

Qué Hacer Cuando las Personas Quieren que la Iglesia Crezca…Pero no Quieren que Cambie – Parte 2 de 2

*Esta es la continuación de la entrada anterior.

3. Prohibir la conversación ilusoria

Los que resistimos el cambio, a menudos somos ilusorios.

Puedo seguir siendo grosero con mi esposa y nuestro matrimonio mejorará.

Puedo relajarme en el trabajo y tener una mejor revisión de mi desempeño.

Puedo tener abdomen de acero al hacer 60 segundos de ejercicio.

La mayoría de nosotros se convierte en gente loca cuando enfrentamos el cambio.

Así que, como líder, prohíbe la conversación ilusoria alrededor de la mesa.

Señálala. En amor, deja que las personas vean qué tan loco es su pensamiento.

Yo sé que amas la música Gospel del sur, pero muchos de los adolescentes que queremos alcanzar no.

Me doy cuenta que amas tu organización así como es, pero la edad promedio de nuestros asistentes es 65.

Yo sé que piensas que un nuevo edificio resolverá todos nuestros problemas, pero ¿por qué no podemos resolverlos en nuestro edificio actual que está medio vacío?

No dejes que tus líderes sean ilusorios.

4. Una mirada desde el exterior

La familiaridad genera desprecio y distorsiona la perspectiva. Si tu equipo no responde inmediatamente de forma saludable a una llamada al cambio, tal vez sea apropiada una voz exterior que te ayude a llegar a un nuevo sitio.

Este será el mejor momento para leer un libro juntos, asistir a una conferencia, o (aún mejor), contratar un asesor. Si tu futuro está en juego, no es una mala inversión gastar dinero en una perspectiva exterior.

pexels-photo-533189.jpeg

5. Ofrecer retroalimentación constante

Mientras te mueves por estas conversaciones, mantén a las personas honestas. Será difícil. Pero necesitas hacer esto.

Sigue llevando al grupo hacia la verdad. Honestamente, con gracia, pero con sinceridad.

Sigue trayendo a las personas de regreso a la realidad. Digo esto porque requiere un esfuerzo titánico asegurar que no termines esperando una solución de una dieta de píldoras y panqué. Probablemente hay poco qué ganar sin dolor significativo.

6. Dibujar una línea y llamarla por lo que es

En algún punto tienes que dejar de hablar y empezar a hacer.

Aquí está mi sugerencia. Si has estado en un diálogo honesto durante por lo menos un año y no hay progreso (esto es, no has hecho un plan para cambiar y ya estás listo para actuar), has llegado al momento de la verdad.

En algún punto, necesitas decirle a todos adonde has aterrizado.

Así que nuestro plan para el cambio es implementar X, Y y Z para esta fecha. ¡Vamos a hacerlo!

O

Esencialmente hemos decidido no crecer. Estamos satisfechos con el status quo. No cambiaremos. Y viviremos con las consecuencias de estancamiento, declive y decaimiento.

¿Adivina qué? 99% de los líderes nunca pronunciarán la segunda declaración.

Y ahí está el porqué están estancados. Ahí está el porqué ellos están perpetuamente frustrados.

Pero esa segunda declaración es exactamente lo que necesitas decir si esa es tu realidad.

Y después—¿estás listo?—necesitas decidir si quieres dirigir esa organización.

Esto no es para nada fácil, pero creo que puede ayudar a los líderes que se sienten estancados liderando una organización que dice que quiere crecer pero no quiere cambiar.

Este artículo fue publicado originalmente en: Careynieuwhof.com

Qué Hacer Cuando las Personas Quieren que la Iglesia Crezca…Pero no Quieren que Cambie – Parte 1 de 2

Por Carey Nieuwhof

He escuchado esto muchas veces en esta semana de diversas fuentes.

Una de las tensiones con las que muchos de nosotros luchamos como líderes, quienes intentamos manejar el cambio, sucede cuando la gente nos dice:

Quiero que nuestra iglesia crezca. Pero no quiero que cambie.

Cada vez que escucho o leo esto, mi cerebro dice “ugh.”

Por mucho que piense que es tonto vivir en esta realidad, es una realidad que muchos de nosotros enfrentamos en liderazgo.

¿Cómo respondes cuando la gente quiere que una iglesia (u organización) crezca, pero no que cambie?

Aquí tienes, come esta hamburguesa con queso y tocino

El problema que tú y tu organización están enfrentando es un reto que muchos de nosotros experimentamos en la vida.

Querer crecer pero no cambiar realmente, ¿no sería como decir: “quiero perder peso, pero de verdad quiero una hamburguesa con queso y tocino”? Bueno, sí, es exactamente así.

Las personas contratan entrenadores personales todo el tiempo para ayudarles a perder peso.

El mensaje de un entrenador no es revolucionario.

Casi nunca es “solo toma esta píldora y mágicamente perderás 50 libras mientras comes panquecitos.” Sin embargo, la mayoría de nosotros queremos creer que podemos tomar una píldora, comer hamburguesas, panquecitos y perder peso. Por lo menos yo sí.

Un buen consejo de un entrenador personal siempre es alguna variación de “come porciones más pequeña, come alimentos saludables, ejercítate y asegúrate que tu ingesta de calorías es menor que tu gasto de calorías.”

Y las personas les dan dinero—mucho dinero—para decirles lo que ellos ya saben que es verdad.

Tú no eres tan diferente como líder organizacional. De verdad.

Seis cosas que puedes hacer

Como líder, no trates de manejar el cambio en una reunión congregacional. Te quedarás atrapado en el lodo ants de saber lo que está ocurriendo. 50 o 500 personas no se pondrán de acuerdo en nada. Y ciertamente nunca estarán de acuerdo con nada muy valiente. (Hablo más acerca de manejar las dinámicas del cambio en mi libro, Liderando el Cambio sin Perderlo).

Siéntate con tu verdadero equipo de liderazgo—tu junta, tu personal clave, o incluso con un nuevo grupo que formes para este propósito—e inicia la conversación.

pexels-photo-977603.jpeg

Mientras diriges la conversación, aquí hay 6 cosas que puedes hacer para abordar el desafío de dirigir un grupo que quiere crecer pero no quiere cambiar:

1. Decir la verdad

Usualmente contratamos entrenadores, instructores, consejeros y asesores para decirnos la verdad que no podemos ver o que, a menudo, ya sabemos pero no enfrentamos.

Ese es mi trabajo y tu trabajo como líder de una organización: necesitamos ayudar a las personas a ver la verdad.

Así que, ¿cuál es la verdad sobre querer crecer pero no querer cambiar?

Es tan simple. Tus patrones, hábitos y nivel de efectividad como iglesia te llevaron a donde estás ahora.

Si tú quieres tu actual nivel de efectividad, sigue haciendo lo que estás haciendo ahora.

Si no quieres tu actual nivel de efectividad, cambia.

Realmente no es más complicado que eso.

Algunas veces un excelente liderazgo se trata simplemente de señalar la verdad de la cual nadie quiere hablar.

Necesitas hacer esto en amor, pero a menudo nuestro deseo de ser amorosos mata nuestra necesidad de ser honestos.

Así que, como líder, ayuda a las personas a ver la verdad.

2. Trazar la trayectoria

Aprender cómo trazar la trayectoria es una de las mejores habilidades que un líder puede traer a la mesa.

Trazar la trayectoria es simplemente planear el curso o camino probable en el que se encuentra una organización, persona u objeto. Esto es crítico porque normalmente, cuando se trata de personas u organizaciones, no estamos seguros adónde nos dirigimos.

El trazo de la trayectoria hace dos preguntas:

Si seguimos haciendo lo que estamos haciendo hoy, ¿dónde estaremos en 1 año, 2 años y 5 años a partir de ahora?

Si cambiamos X, ¿dónde estaremos en 1 año, 2 años y 5 años a partir de ahora?

Seguramente no sabras con exactitud dónde terminarás, pero si empiezas a hacer la pregunta, estarás asombrado de lo que descubras. Inténtalo.

*Este artículo continuará en la siguiente entrada.

9 Formas de Hacer Inefectiva Su Iglesia – Parte 2

Escrito por: Carey Nieuwhof / Trad. por: Erika Chaves

En el post anterior publicamos los primeros 4, aquí te comparto el resto del artículo.

  1. Haga de la mediocridad su estándar

no-mediocrity-300x3003Resuelva algunos problemas y será más eficaz. Pero mientras sea mediocre, nunca llegará a todo su potencial.

Y por alguna extraña razón, las iglesias parecen amar la mediocridad.

Lo suficientemente bueno parece ser suficientemente bueno para muchos líderes de la iglesia. En lugar de tratar de hacer algo excelente, las iglesias se han hecho famosas por hacer “casi nada bien”.

¿Por qué? Creo que en el corazón de eso hay una tensión entre diversidad y eficacia.

Esto surge con frecuencia en lugares como un grupo de música cuando alguien que no sabe cantar quiere cantar y muchos líderes de la iglesia van a la cueva de la presión (hay una estrategia en torno a esto, por cierto).

El año pasado, nuestra iglesia adoptó 6 valores. Uno de mis favoritos es “La batalla de la mediocridad: ¿Estoy permitiendo que lo suficientemente bueno se interponga en el camino de lo que podría ser excelente?”.

Yo podría reflexionar en esto todo el día.

  1. Trate cada domingo como si fuera otro domingo

Si está aburrido de enfrentar el próximo domingo, ¿por qué no lo estarían los demás?

En la iglesia, cada domingo es domingo de resurrección. El mismo poder que estaba actuando para levantar a Jesús de entre los muertos es el mismo poder que actúa en nosotros. (Y no, yo no hice algo así).

Si cada domingo es aburrido para usted como líder, tal vez usted no ha leído la Biblia. O no conoce a Dios. O no se sorprende al ver lo que sucede cuando Dios se involucra en la vida de alguien.

  1. Nunca diseñe una estrategia

La pasión es una cosa… y usted tiene que tener pasión. Pero la pasión combinada con una estrategia eficaz es algo explosivo.estrategia_redefinicion2

Muchas iglesias tienen miedo de diseñar una estrategia porque puede causar división. Los líderes tienen miedo de que no a todo el mundo le va a gustar. Y eso es cierto. Pero vea el punto 3 anterior.

Irónicamente, es muy probable que usted sería más eficaz si su estrategia es un poco controversial. De hecho, una estrategia clara es uno de los secretos para la creación de un equipo altamente motivado.

Por último, si usted tiene una estrategia clara, el equipo va a estar más apasionado. (No se puede llegar a estar apasionado del cuadro completo, después de todo).

Este artículo le guiará en el proceso de hacer que su iglesia se apasione por su misión, visión y estrategia.

Pero primero, por supuesto, es necesario diseñar la estrategia, aunque suene aterrador.

  1. Evite cualquier riesgo

Los cristianos enseñan a los niños historias como David y Goliat, Daniel y El Pozo de los Leones, y luego pasan todo su tiempo actualmente tratando de asegurarse de que nadie salga herido, no se pierda nada y todo el mundo esté “seguro”.

La desconexión es profunda si se piensa en eso:

“Lea la Biblia, pero viva en el camino opuesto: no confíe en Dios, no se arriesgue. Viva una vida insignificante. No arriesgue nada”.

¿Cómo sabe si está confiando en Dios o simplemente siendo tonto? Esbocé esa distinción aquí.

En su mayor parte, simplemente no estamos confiando en Dios lo suficiente.

  1. Decida que a usted no le gustan los inconversos

Demasiadas iglesias se han definido a sí mismas por las cosas que están en contra, en vez de para qué existen.

Si realmente no le gusta la gente que está tratando de alcanzar, ¿por qué ellos quisieran pasar un rato con usted? En serio.

Esa es una de las razones por las que amo lo que la Iglesia en Gwinnett está haciendo con su campaña #forgwinnett (“para Gwinnett”, el nombre de su comunidad). En serio, usted debería comprobar que sí funciona.

¿Ama usted a sus vecinos? ¿Realmente los ama? ¿O los juzga, los minimiza, o se cree que es mejor que ellos?

Ámelos y es muy probable que llegará a ellos. No lo haga y no pasará.

No juzgar a los inconversos es una de las 9 señales de que usted está listo para llegar a la gente. (Aquí hay otros 8).

Tomado de: http://careynieuwhof.com/2015/01/9-sure-fire-ways-make-church-completely-ineffective/

9 Formas de Hacer Inefectiva Su Iglesia – Parte 1

Escrito por: Carey Nieuwhof / Trad. por: Erika Chaves

carey-widgetMuy pocos líderes van en una dirección de la iglesia donde esperan que no tenga frutos, esto como pastores, personal, miembros de la junta o voluntarios. Y sin embargo, muchas iglesias y líderes de iglesias terminan de esta manera: siendo ineficaces.

Usted podría estar atrapado en una iglesia como de la que hablo en este momento. O incluso si dice que su iglesia es “eficaz” en general, hay una muy buena oportunidad en áreas de su ministerio que no lo son. O tal vez se da cuenta de que se ha convertido en menos efectivo de lo que solía ser.

¿Por qué pasa eso?

A veces es porque la gente ha perdido la fe o ha perdido su fidelidad. Pero a menudo, este no es el caso.

Veo muchas iglesias pobladas con gente que aman a Dios, pero han llegado a ser totalmente ineficaces. Y a menudo los problemas que están detrás de esto, son prácticos y se pueden arreglar, si usted está dispuesto a ir donde la mayoría de los líderes no van.

Formas de ser inefectivo

iglesia-vacia¿Qué quiere decir “inefectividad”? Buena pregunta. Yo simplemente diría que significa no lograr lo que se propuso lograr.

Para la mayoría de nosotros en el mundo de la iglesia, significa algo así como llevar a las personas a una relación creciente con Jesús y a la vez, que llegue a ser una iglesia donde los inconversos quieran asistir. Al menos eso es lo que nos hemos propuesto llevar a cabo (es una especie de “la misión universal de la Iglesia”). Me imagino que usted no está tan lejos de eso.

Entonces, con esto en mente, aquí están 9 maneras de perder su efectividad en el ministerio.

  1. No Sueñe

La iglesia debe ser el lugar donde los sueños nacen y donde los sueños se disparan. En demasiados casos, las iglesias se han convertido en el lugar donde los sueños mueren.

Las personas con imaginación, esperanza y optimismo quedan aplastados suficientes veces como para dejar de soñar.

Y finalmente, una iglesia ineficaz se marca como un lugar donde la gente ha abandonado desde hace tiempo el hecho de florecer y se centró en la mera supervivencia.

¿Quiere ser ineficaz? Mate los sueños.

  1. Enfóquese en usted mismo

Las iglesias ineficaces están casi siempre centradas en ellas mismas.

La misión natural de la iglesia (y casi todas las organizaciones saludables para el caso) tiene un empuje hacia el exterior de ella. Pero muchas organizaciones no saludables pierden su enfoque en los “de afuera” y en su lugar se centran en información privilegiada.

Me doy cuenta de que podría estar presionando al decir esto y pensándolo bien, no podemos ignorar nuestro interior… no podemos ignorarnos a nosotros mismos.

Pero, cambie de marcha por un segundo. ¿Conoce a personas que se centran exclusivamente en sí mismos? Exacto. Los llamamos ensimismados o egoístas. Y nadie realmente piensa que salir con ellos es divertido.

Entonces ¿por qué alguien sentiría de manera diferente acerca de una iglesia que se comporta de la misma manera?

Si una persona está enfocada en sí misma, le llamamos egoísta. Si una iglesia está enfocada en sí misma, la llamamos normal.

  1. Trate de mantener a todos felices

Tratar de mantener a todos contentos es una receta para la miseria. Sin embargo, muchas iglesias sirven la cena de este recetario todos los días.

No se puede hacer felices a todos. Usted no va a mantener a todos contentos.

De hecho, va a hacer lo contrario: hará que todo el mundo sea miserable. No funciona en su familia, así que ¿por qué funcionaría en su iglesia?

Viéndolo desde sus convicciones, un poco de empatía y sensibilidad para los que ven de manera diferente, es un enfoque mucho mejor.

¿Todavía no está convencido? Escribí más sobre del por qué su iglesia no es para todo el mundo en este artículo.

Honestamente, deseo que más iglesias simplemente continúen con la tarea de tratar de llegar a un determinado grupo de personas, dándose cuenta en el proceso que van a llegar a mucho más que eso.

No se puede mantener a todos felices. Entonces ¿por qué seguir intentándolo, iglesia?

  1. Pleitos

Ningún inconverso ha dicho alguna vez “tengo muchas ganas de entrar a un pleito en una iglesia”.frustrado

Los pleitos, prejuicios y la división en la iglesia han matado nuestros esfuerzos de evangelismo con mejor eficacia. Así que deténgalo. Sólo deténgalo.

Confiese. Arrepiéntase.

¿Y si nuestras iglesias se convirtieran en lugares de humildad, gracia y perdón? ¿Lo imagina?

Tomado de: http://careynieuwhof.com/2015/01/9-sure-fire-ways-make-church-completely-ineffective/

9 Señales de que su iglesia está lista para alcanzar a los inconversos – Parte 2

Contuamos con la segunda parte del artículo de Carey Nieuwhof.

  1. Usted es honesto acerca de sus luchas. Los inconversos ven sospechoso cuando los líderes de la iglesia y los cristianos quieren parecer tenerlo “todo bajo control”. Seamos realistas, no es así. Y ellos lo saben. Cuando usted es honesto acerca de sus luchas, atrae a la gente inconversa que está más cerca. Hago un punto para decirle a la gente inconversa todo el tiempo que nuestra iglesia no es perfecta, que probablemente vamos a decepcionarles, pero que una de las marcas de una comunidad cristiana es que podemos hacer frente a nuestros problemas cara a cara y honestamente, y que yo espero que seamos capaces de trabajar a través de. Puedo decir que hay una extraña atracción en eso.no-hay-pregunta-tonta
  2. Usted tiene pasos obvios, estratégicos, fáciles y útiles para gente nueva. Todavía soy un fan de los pasos de pensamiento, no los programas como tales (como lo que Andy Stanley escribió sobre Siete Prácticas de un Ministerio Efectivo). Una señal de que usted está listo para manejar un flujo de gente inconversa es que su iglesia tiene una ruta clara, de fácil acceso para mover a alguien de su primera visita a través de la integración con los cristianos existentes en pequeños grupos o en otros ministerios. La mayoría de las iglesias simplemente han reunido aleatoriamente los programas que no conducen a nada en particular.
  3. Usted ha dejado todos los supuestos. Es tan fácil asumir que las personas inconversas “deben saber” al menos los conceptos básicos de la fe cristiana. Deje ese pensamiento. ¿Cuánto usted (en realidad) sabe sobre el hinduismo o el taoísmo? Eso es lo mucho que muchos inconversos (de verdad) saben sobre el cristianismo. No luche contra eso. Adóptelo. Que sea fácil para todo el mundo acceder a lo que se está hablando.
  4. Su “alcance” no es sólo un programa. Muchos cristianos piensan que tener un “culto” para las personas inconversas o un programa diseñado para ellos es suficiente. No lo es. Cuando usted se comporta como si llegar a las personas inconversas se pudiera hacer a través de un programa o un culto alternativo, es como construir una pared de ladrillo gigante para las personas inalcanzadas. Es lo mismo como que decir “Este programa es para ti, pero nuestra iglesia es para nosotros. Lo siento”.
  5. Usted es flexible y adaptable. En el futuro, usted no “llegará”. Creo que el enfoque de la inconversa y la estrategia detrás de la misión de la iglesia tiene que ser flexible y adaptable. No diseñe un modelo ‘ahora hemos terminado’ de llegar a las personas que no conocen a Cristo. Usted nunca podría hacer eso. Las iglesias que son adaptables y flexibles en su estrategia (no en su misión o visión) tendrán la mejor oportunidad de llegar a los inconversos continuamente. “¿Qué tan rápido puede cambiar su iglesia?” Se convertirá en una característica que va a definir las iglesias en el futuro.

Estas son 9 señales que veo cuando su iglesia está lista para llegar a las personas inconversas.

¿Qué ve usted?

9 Señales de que su iglesia está lista para alcanzar a los inconversos – Parte 1

Escrito por: Carey Nieuwhof

Casi todas las iglesias que conozco dicen que quieren llegar a los inconversos. Pero pocos están realmente haciéndolo.

carey-widget

Carey Nieuwhof

Parte del problema radica en el hecho de que muchas iglesias no entienden realmente a los inconversos.

Y parte del problema es que nuestro modelo de iglesia está diseñado para alcanzar y ayudar a la gente que va a la iglesia, no a personas que no se han convertido. Las iglesias no han aceptado este cambio con suficiente profundidad.

Así que usted puede decir que quiere llegar a la gente todo el día. Usted puede enseñar sobre eso cada semana. Pero si usted no ha diseñado su iglesia con base en la ministración de las personas inconversas, es como que usted esté predicando que quiere perder peso, mientras que come una triple hamburguesa.

Su modelo simplemente no coincide con su misión.

Entonces, ¿cómo sabe que su iglesia está realmente lista para llegar a los inconversos?

Aquí hay 9 señales de que su iglesia está dispuesta a abrazar a la gente que todavía no conoce a Cristo:

  1. Sus principales cultos involucran adolescentes. He hablado con muchos líderes de las iglesias que quieren llegar a las personas inconversas, pero no pueden entender por qué esta gente no les gusta su iglesia. Estaban atónitos hasta que hice una última pregunta: ¿Los adolescentes en su iglesia aman sus cultos y quieren invitar a sus amigos? Tan pronto como hice esa pregunta, la expresión del líder inevitablemente cambió. Él o ella miraron hacia abajo en el suelo y dijeron ‘no’. Esto es lo que yo creo: si los adolescentes encuentran sus principales cultos (sí, los que se ejecutan en las mañanas de domingo) aburridos, irrelevantes y desacoplados, también lo harán las personas inconversas. Como regla general, si usted puede diseñar cultos que se dedican a los adolescentes, entonces ha diseñado un culto de los convertidos que involucra a los no convertidos.
  2. Las personas que asisten a su iglesia son las que conocen a los inconversos. Muchos cristianos dicen que quieren llegar a las personas que no van a la iglesia, pero ellos no conocen en realidad ninguna comunidad de inconversos lo suficientemente bien como para invitarlos. Una de las razones por las que casi no hay programas en la iglesia en Connexus donde sirvo (excepto los grupos pequeños y algunos otros pasos hacia el discipulado) es que queremos que nuestras familias conozcan gente inconversa. Queremos que jueguen deportes de la comunidad, participen en la escuela de sus niños y tengan tiempo para las cenas y mucho más. Usted no puede hacer eso si están en la iglesia 6 noches a la semana. Nosotros no hacemos muchos ministerios porque la gente es nuestro ministerio.blog
  3. Sus asistentes están preparados para no ser críticos. Los inconversos no vienen “pre-convertidos’. Ellos tendrán el estilo de vida que puede tardar años en cambiar (y seamos honestos ¿no?). La limpieza de su comportamiento no es una pre-condición para la salvación, al menos no en el cristianismo. Lo que Dios ha hecho por nosotros en Jesús es lo que nos salva; no lo que hemos hecho por Dios. ¿Está su congregación realmente dispuesta a amar a la gente inconversa, no sólo juzgarlos? (Escribí acerca de por qué los cristianos deben dejar de descolgar a los no cristianos en otra entrada en mi blog). Uno de los enfoques geniales de Jesús era amar a la gente que necesitaba un cambio de vida. Si su gente puede hacer eso, usted está listo para llegar a las personas que inconversas.
  4. Usted es bueno con preguntas. Esto sigue siendo difícil para mí. Me gusta pensar que cada pregunta tiene una respuesta. Creo que una de las razones por las que los convertidos huyen de las iglesias es porque se sienten apagados cuando cada pregunta que hacen tiene una respuesta ágil o rápida. Van a encontrar sus propias respuestas, pero hay que darles tiempo. Abrazando las preguntas de las personas inconversas es una forma de abrazarlos.

¿Cómo hacer que la iglesia se apasione por su misión? – Parte 2

Escrito por: Carey Nieuwhof / Trad. por: Erika Chaves

El compromiso está directamente relacionado con la participación

Y eso nos lleva al problema principal. Si usted recuerda sólo una cosa acerca de esta entrada, recuerde esto:

“Donde las personas se involucren, eso se convierte en su misión”.

¿Ha escuchado eso?

Haga que alguien se involucre en algo y se convertirá en su misión. Se convierte en su causa. Su grito de guerra. En lo que se despiertan pensando.

Las personas están más comprometidas con aquello en lo que están involucradas.

Así que… Haga cosas que solo estén directamente alineadas con su Misión y Visión.

Entonces, ¿cómo crear una gran estrategia que apoya plenamente su misión y visión?

Sólo haga las cosas que se alinean directamente con su misión y visión.

Si sólo ofrecen un puñado de cosas que alimentan directamente su misión y visión, la gente va apasionarse por su misión y vision.

Así que en Connexus, sólo hacemos pocas cosas:

  • Un servicio de fin de semana al cual los inconversos querrán volver.
  • Buenos ambientes de ministerio de la familia -desde el parto, hasta la universidad- construidos alrededor de grupos pequeños y tiempo en grupos grandes.
  • Punto de partida – y el medio ambiente para que los adultos comienzan a explorar su papel en la historia de Dios.
  • Grupos Comunitarios estratégicos: reuniones de mitad de semana de 8 a 12 adultos que se reúnen para rendición de cuentas, pertenencia, cuidado y alimento espiritual (bueno … y físico).
  • Asociarse con dos o tres socios locales y globales en torno a temas de compasión y justicia (Bancos de Alimentos, misiones, etc.)

Cuando la gente pregunta qué más hacemos… les decimos que eso es todo.

Cuando le preguntan cómo pueden estar involucrados les decimos que en servir, dar, invitar a un amigo y ser parte de un grupo de la comunidad.

Eso es todo. Esa es nuestra estrategia.

Y ¿adivinen qué?

Pushing Up the ArrowEsa no tiene que ser su estrategia, pero aquí está el principio transferible:

“Cuando usted tiene una estrategia simple que apoya su misión y visión, las personas llegan a apasionarse por su misión y visión”.

No tienen más remedio que hacerlo. Porque es todo lo que hacen, y cuando se involucran, se comprometen.

Es fácil de entender, pero solo si tienen las agallas para ponerlo en práctica.

Tomado de: http://careynieuwhof.com/2013/12/how-to-get-your-church-passionate-about-your-mission/

¿Cómo hacer que la iglesia se apasione por su misión? – Parte 1

Escrito por: Carey Nieuwhof / Trad. por: Erika Chaves

Uno de los sueños de casi todo líder es ver a cada persona dentro de una organización, motivada por la misma misión y visión.

La realidad es que muy pocas organizaciones – y muy pocas iglesias – funcionan de esa manera.

matches-flame

La mayoría de los líderes han tenido una inquietante sensación de que podrían ser la persona más apasionada de su misión y se preguntan cómo llegar a decenas, cientos o incluso miles de personas en la tierra para que estén bordo, en lugar de vagar en su propio curso.

Bueno, usted puede cambiar eso. Y es más sencillo (y más desafiante al mismo tiempo) de lo que piensa.

¿Por qué la Estrategia triunfa sobre la Misión y Visión?

Si realmente quiere que la gente a bordo tenga una visión, su estrategia es fundamental.

De hecho, la estrategia triunfa sobre la misión y la visión. Una gran misión y visión con una mala estrategia fracasará.

Excluyendo todo de vuelta a lo básico revelará por qué (y voy a utilizar la misión, visión y estrategia de la Iglesia Connexus donde sirvo para ilustrarlo).

  • Misión = lo que estamos llamados a hacer (Llevar a la gente en una relación creciente con Jesucristo).
  • Visión = por qué estamos llamados a hacerlo (Crear una iglesia donde a los inconversos les encantaría ir – ¡por eso comenzamos!).
  • Estrategia = cómo vamos a lograrlo (Los pasos que hemos elegido para guiar a las personas en una relación creciente con Jesús).

Si usted no sabe con claridad cómo va a cumplir con su misión, bueno… ese es el problema ¿no?

¿Por qué todo va caminando…? ¿O no?

La mayoría de los líderes tiene gente de tendencias agradables (yo escribí sobre los problemas sobre esto en el blog).

Eso significa que la mayoría de nosotros tenemos un tiempo difícil para decir “no” cuando la gente quiere comenzar un ministerio o programa.

El desafío con esto, por supuesto, es que a menudo quieren hacer las cosas que les apasiona, no las cosas que su organización o iglesia fue llamada a hacer.

Así que la mayoría de los líderes de la iglesia terminan con decenas o incluso cientos de programas que se ejecutan fuera en todas las direcciones posibles y solo a veces están remotamente relacionados con el propósito central de la organización. ¿Son los programas como “Las mascotas son gente también” o “Grupo de Recuperación para hombres ciclistas que usan licra” realmente fundamentales para la misión de la Iglesia?

No estoy diciendo que Dios no los utiliza, pero ¿son verdaderamente las mejores y más estratégicas maneras para llevar a las personas a una relación creciente con Cristo? Podrían ser fácilmente proyectos secundarios en los que su iglesia se involucra, en lugar de exigir presupuesto y la energía de la organización.

Cuando usted permite que los programas y ministerios surjan al azar, se obtiene una organización desalineada que está fuera de la misión.

Y como cualquiera que ha tratado de cerrar algunos de estos ministerios al azar, sabe que a veces estos programas pueden comportarse como muros. Estos muy apasionadamente defienden su derecho a existir.

Tomado de: http://careynieuwhof.com/2013/12/how-to-get-your-church-passionate-about-your-mission/

A %d blogueros les gusta esto: