Archivo del sitio

Hacia la Efectividad Misional: Una Introducción – Parte 1 de 7

Por Ed Stetzer

¿Qué es misión? ¿Qué es misiones? ¿Qué es misional? 

Como la mayoría de las personas, quiero que lo compro funcione y sea efectivo en lo que fue creado para hacer.

Por ejemplo, tengo un teléfono inteligente (Smartphone) que lleva registro de mi vida.

Yo llamo, envío mensajes, navego en la web, uso Twitter, Facebook, Maps para obtener direcciones, hacer citas en el calendario, etc. Me ayuda a funcionar a un nivel alto. De hecho, debo confesar que no puedo imaginar regresar a la era previa a los smartphones. Supongo que yo podría administrar, pero no sin hacer ajustes considerables.

Sin embargo, la buena noticia es que los smartphones están aquí para quedarse y las tecnologías y capacidades serán cada vez más para ayudar a mejorar nuestras vidas en alguna forma.

Pero ¿qué si de repente mi teléfono inteligente no funciona efectivamente? ¿Qué si la pantalla comienza a congelarse frecuentemente y Siri empieza a decirme a donde quiere ir ella, en lugar de que yo se lo diga? Yo estaría probablemente frustrado y buscaría una actualización. ¿Por qué? Porque queremos que lo que compramos funcione efectivamente en lo que fue creado y diseñado para hacer.

En cuanto a la misión de Dios (missio Dei), Dios compró un vehículo (la Iglesia) a través del cual Él lleva a cabo su misión en el mundo. La Iglesia es el Plan A de Dios para continuar su misión en el mundo.

No hay Plan B.

De esta manera, el diseño y la finalidad de la creación de la Iglesia es ser el vehículo por medio del cual Dios (a través de la buena noticia de Jesucristo) crea un pueblo para Sí mismo, de todos los pueblos de la tierra. Como resultado, el ADN de la Iglesia es, y debe continuar siendo, misional.

Nacimos de la misión de Dios para la misión de Dios.

Así como queremos que nuestros smartphones (y las otras cosas que compramos) operen de acuerdo a su diseño y propósito original, Dios quiere que la Iglesia, que Él compró por la sangre de Cristo, sea fiel a su propósito y, sí, efectiva en continuar su misión por todo el mundo. Después de todo, uno pensaría que si el pueblo de Dios entendió la gravedad de cómo Jesús compró su salvación y cómo su salvación está relacionada a la misión de Dios y su rol en ella, ellos serían misionalmente efectivos.

Para entender la efectividad misional, permítanme definir lo que quiero decir con misional y efectividad misional.

El término misional ha sido usado bastante en los últimos 20 años. Mientras que misional se ha popularizado, no ha experimentado un uso consistente o una definición consensuada.

Una de las razones por las que hay mucha confusión alrededor de esta palabra es porque el término misional es un adjetivo. Por definición, los adjetivos no son fáciles de definir, porque son usados para cumplir el propósito del autor. Uno ve esto en la manera en que misional ha sido utilizado. Todavía, la flexibilidad de misional es tanto un beneficio como una frustración. Porque muchos profesionales, teóricos, y rivales se han mantenido ocupados definiendo, defendiendo, y diseccionando el término, el significado del término se ha vuelto borroso y ha causado que algunos renuncien a la palabra por completo.

Sin embargo, yo no estoy a admitir esta conclusión. Yo creo que misional tiene un valor duradero. La pregunta no es dónde debe ser usado el término, pero cómo debe ser usado. ¿Cómo deberíamos definir misional?

De la forma más simple, misional es un adjetivo que describe a una persona o iglesia que participa en la missio Dei.

Pero, claro, lo simple necesita ser desarrollado.

Por ejemplo, aunque esto no es todo el significado, la idea de misional ciertamente incluye misiones. Lesslie Newbigin y otros han ayudado a distinguir los términos misión y misiones. Newbigin entiende misión como el término inclusivo que se refiere a la tarea completa por la cual la Iglesia es enviada al mundo, y misiones como las actividades intencionales diseñadas para crear presencia Cristiana en lugares donde no hay esa presencia, o por lo menos no hay presencia efectiva.

Entonces, es una palabra grande porque es una misión grande.

A la luz de lo que he señalado anteriormente, yo entiendo misional como la totalidad de abrazar, encarnar y representar la misión de Dios en el mundo.

Mientras estoy agradecido por toda la conversación, libros y conferencias misionales, todavía estoy preocupado por el hecho de que muchos parecen no entender completamente la esencia de misional.

Andreas Köstenberger correctamente concluye, “Una iglesia que está insegura de su misión no será efectiva en llevarla a cabo.” Eso es exactamente lo que vemos en muchas iglesias en el Occidente.

La mayoría de los acercamientos de la iglesia a la misión todavía están basados en las estrategias del siglo XX, que encuentran sus raíces en la Ilustración de la imaginación—si trabajamos más duro, creamos más estrategias, y técnicas, entonces podemos alcanzar a más personas. Las iglesias frecuentemente empiezan con ellas mismas y cómo ellas—a través de sus estrategias, programas y ministerios—pueden alcanzar a más gente.

Las iglesias entonces funcionan como creadoras de la misión, lo que al final dirige a una falta de efectividad misional.

Así que, permítanme ser claro acerca de la efectividad en este contexto.

La efectividad misional abraza la totalidad de la missio Dei—incluyendo su mensaje, movimiento y marcas—y es representada en la vida de la iglesia local y más allá.

Por lo tanto, la efectividad misional empieza con la misión de Dios. Empieza con la iglesia preguntándose a sí misma cómo Dios ve la misión y crea su identidad, naturaleza y prácticas alrededor de su misión.

Para ayudar a desafiar y animar a los líderes de la iglesia (y a sus iglesias) hacia la efectividad misional, esta serie de artículos analizará el mensaje, movimiento, y formas de la misión de Dios. Y después concluirá con una aplicación para la iglesia del siglo XX.

 

Artículo publicado originalmente en: http://www.christianitytoday.com/edstetzer/2016/december/towards-missional-effectiveness-introduction-part-1-of-7.html

Parte 1 – Reporte Misión Global para Reuniones del RAC y Coordinadores de Ministerios – Octubre 2014

El próximo lunes iniciarán las reuniones de Coordinadores Regionales de Ministerios y posteriormente, será la reunión de RAC (Regional Advisory Committee, en inglés) para este año. Queremos compartir contigo algunas de las partes del reporte que estamos entregando como Misión Global y Genesis. En esta entrada (serán varias), compartimos lo que Dios ha estado haciendo en las diferentes áreas en lo referente a Misión Global.

Cinco de nuestras seis áreas han organizado o estarán organizando en el mes que viene un Campamento de Orientación Misionera. Uno de nuestros honores más grandes es acompañar a estos jóvenes en su llamado y desarrollo en los próximos meses y años. Hemos tenido un total de 127 participantes de diferentes países.

 Efesios 3:20-21 dice: “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.”

¡Siento como que esto ha estado pasando en cada una de nuestras áreas el año pasado!2014-07-13 19.19.48

 El área francesa, bajo la dirección de Kesner Absolu, organizó su primera Máxima Misión nacional viajando a Thiote, Haití. ¡Más de 30 jóvenes de diferentes lugares de Haití impactaron esta ciudad en una forma sorprendente! Este fue un viaje completamente patrocinado por las personas de Haiti. Y a causa del entrenamiento que ellos recibieron, las próximas Máximas Misiones están siendo planeadas por la JNI de Haití.

El Área CA-4 ha organizado recientemente varias oportunidades misioneras en San Pedro Sula y Guatemala. Odily Diaz está priorizando el desarrollo de muchos de los nuevos líderes de Misión Global pues ahora tenemos 16 distritos que han nombrado o elegido su coordinador de MG. Adicionalmente, CA-4 está en el proceso de envío y sostenimiento exitoso de dos de los misioneros de Génesis.

13 personas de diferentes países del Área Inglesa/Holandés (y 1 de Haití) han trabajado como misioneros voluntarios en Guyana y Surinam del 19 de Julio al 8 de Agosto, 2014. ¡Muchas familias expresaron su interés en venir a estas nuevas iglesias y algunas personas entregaron sus vidas a Cristo! Doy gracias a Lynda Woolford y su excelente equipo quienes están desarrollando líderes misionales en el Caribe Inglés.

En los últimos tres meses, el Área Central ha experimentado un crecimiento sin precedentes en Misión Global. Puerto Rico y Cuba organizaron sus Máxima Misiones por primera vez de forma auto-sostenible. Costa Rica, Panamá y República Dominicana también han utilizado Máxima Misión para plantar varias congregaciones nuevas y desarrollar cientos de jóvenes. También hay que señalar que, bajo la dirección de Erika Chaves, ¡el número de coordinadores distritales de la Misión Global nombrados ha pasado de dos hace un año a ocho hoy!

Equipo MG 2014¿Y qué podemos decir de México? Esta gran nación dividida en áreas Norte y Sur ha sido el motor del movimiento de Génesis. Ellos han enviado seis de los nueve misioneros hasta la fecha y les están apoyando con oraciones y ofrendas. Se han movilizado a través de MNI y JNI con el fin de llegar al centro de sus ciudades y ver la verdadera transformación en el núcleo urbano. Se han capacitado a más de 60 personas en la plantación de iglesias, el evangelismo y el discipulado durante este último año. Cada uno de sus distritos tiene un Coordinador de Misión Global y la dirección de Maru Rodríguez y Claudia Cruz ha sido excepcional.

¿Puedes ver conmigo que Dios ha hecho muchísimo más que todo lo que puedas pedir o imaginar? ¡A Él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por siempre y siempre!

Incluso con todo este crecimiento, se admite que aún queda mucho por hacer. Estamos viendo un gran progreso, pero nuestro anhelo es el avivamiento. Por favor, oren con nosotros que nuestros niños, nuestros jóvenes y nuestros adultos por igual sean entrenados y enviados en el servicio a través de una apasionada y misional Iglesia del Nazareno.

La Ventana 10/40

Imagen Informativa de la Ventana 10/40

Imagen Informativa de la Ventana 10/40

Para bajar esta imagen y verla mejor, haz clic en este vínculo: ventana-10-40 o presiona el botón derecho en el mouse sobre la imagen y selecciona la opción “Guardar como” o “Save as”.

La Importancia del Fondo de Evangelismo Mundial

Escrito por Liliana Radi, Coordinador de MNI para Sudamérica

El Fondo para el Evangelismo Mundial (anteriormente Presupuesto General) es el nervio motor cooperativo de la empresa misionera de la Iglesia del Nazareno. Está basado en el concepto que cuanto más unidos trabajamos logramos más que trabajando solos.

Las misiones en la Iglesia del Nazareno es una gran empresa. Para cumplir la Gran Comisión—anunciando el evangelio y el mensaje de santidad alrededor del mundo—requiere dinero.

En misiones “por fe”, los misioneros deben utilizar su valioso tiempo para lograr el apoyo económico. Ellos deben realizar servicios, levantar ofrendas, recibir promesas de apoyo, y orar para que el monto recogido cubra sus gastos una vez que están en el campo misionero. Algunas veces el dinero se agota y esos misioneros se ven obligados a regresar a su país de origen para iniciar otra vez el mismo proceso.

En este tipo de apoyo, las iglesias no siempre comparten partes iguales en la tarea misionera. Algunas veces las iglesias grandes son visitadas por más misioneros de las que posiblemente pudieran ayudar, mientras que las iglesias pequeñas son pasadas por alto.

En cambio, el Fondo para el Evangelismo Mundial fue creado para permitir que los misioneros trabajen de manera más efectiva y desafíen a todas las iglesias a apoyar las misiones.

Tradicionalmente se ha hecho por medio de dos grandes ofrendas al año: La ofrenda de Acción de Gracias y la de Resurrección. Algunas iglesias con éxito continúan de esta manera levantando este fondo.

Así que no importa el tamaño de tu iglesia, tú tienes la oportunidad de participar en la tarea global de las misiones aportando al Fondo de Evangelismo Mundial para alcanzar a los inconversos alrededor del mundo.

Trabajo en Equipo

Por los últimos cinco años he tenido el gran gusto de ministrar con Carlos Monterroso.  Él ha escrito el siguiente devocional que habla del trabajo en equipo.  Carlos y yo estaremos trabajando juntos en Misión Mundial MAC por sólo tres días más.  Así que, por esta entrada quiero agradecerle a él por el gran trabajo en equipo que hemos realizado.

Lee: Lucas 5:17-26

El trabajo de alcanzar almas para Cristo es cuestión de compasión, servicio, amor y mucho trabajo en equipo, a lo largo de tu vida Dios proveerá de oportunidades para servir y glorificar el nombre de Dios y que mejor que hacerlo en compañía de un hermano en Cristo.


Te toparás con algunas barreras para alcanzar algún objetivo a la hora de trabajar en grupo, pero podemos superarlas si realmente trabajamos por amor a Cristo y a nuestra familia en Cristo, la iglesia local necesita de hermanos que vivan con diferentes ideas y gustos pero en un mismo espíritu.


El pasaje que acabamos de leer no sólo cuenta la historia de cómo Jesús sanó a un paralítico, también nos cuenta el cómo un grupo de amigos superaron las barreras para poder llevar a aquel necesitado a la presencia de Cristo. Juntos encontraron una forma. ¿Acaso la creatividad y dones de cada uno de los que te rodean en comunión y unidad no pueden hacer grandes cosas?

Atrévete a conocer y relacionarte con los hermanos con quienes no has compartido últimamente en tu iglesia local. Te darás cuenta de que juntos podrán aprender mucho uno del otro y que Dios puede usarles en gran manera para bendición de muchos.

–Escrito por Carlos Monterroso, Asistente Previa en Misión Mundial MAC

Cuando Dios Nos Quiere en la Sala de Espera

Escrito por Catherine Carroll, misionera voluntaria de EEUU sirviendo en Jóvenes en Misión

Desde que Dios puso las misiones en mi corazón varios años atrás, he deseado tener la oportunidad de dejar mi hogar y familiares para servir a mi Salvador. ¡Entonces el finalmente estar aquí viviendo el llamado que Dios ha puesto en mi vida es grandioso!

Con todo el gozo que Dios me ha dado aquí mientras le sirvo, él me ha llenado con anticipación por lo que tiene para mí después de terminar con mi escuela. Pero en mi emoción, Dios me mostró exactamente lo que me había estado haciendo falta. Él quiere hacer estas mismas cosas milagrosas en mi vida ahora, no solo en viajes misioneros y no solo cuando me gradúe. Ahora veo que todas estas experiencias aquí no solo me están preparando para el futuro, sino también para guiarme aun ahora. Ahora veo que hay muchas otras maneras en las que puedo ministrar a la gente ahora mismo.

Claro, soy activa en los ministerios de mi iglesia, pero me he dado cuenta que Dios no nos llama a solamente estar involucrados. Nos está llamando a tener sed desesperadamente por las almas de las personas que no conozcan el amor de Cristo. Ahora entiendo la razón por este tiempo de espera en mi vida, cuando anteriormente solamente lo veía como un tiempo que tenía que soportar hasta que mi “vida real” podía empezar. Me siento muy gozosa de haber podido venir y servirle al Señor este verano y estoy ansiosa para ver lo que Dios me quiere enseñar durante estas seis semanas de ministerio.

Surrealista y Maravillosa

Escrito por Kaitlin Park, misionera voluntaria de EEUU sirviendo en Jóvenes en Misión

Yo sentí el llamado misionero más o menos hace 4 o 5 años y desde entonces he tratado de involucrarme en varios ministerios—un par de ellos que he empezado yo misma. Me inscribí en Jóvenes en Misión en parte por lo que había leído y escuchado de amigos que habían participado en Jóvenes en Misión. ¡Parecía una experiencia extraordinaria!

Entonces a través de oración y mucho pensar decidí ir a Guatemala por estos dos meses. Es la mejor decisión que he tomado hasta ahora.

Dios realmente ha estado trabajando de una manera maravillosa aquí en Guatemala. Él realmente ha estado transformando mi corazón desde el principio de este viaje. Yo estaba muy lista para que Dios me usara solamente como su herramienta en este viaje, pero él ha trabajado aun más allá de mis expectativas. Las numerosas oraciones para que Dios transformara mi corazón han sido exitosas y continúan cada día. Él me ha bendecido con esta vida y con esta grandiosa oportunidad este verano, y estoy increíblemente agradecida.

Siento que Dios me ha llamado a hacer su obra y este verano es una gran oportunidad para realmente entender lo que eso significa en mi vida. Ya sea en Guatemala, Honduras, Costa Rica o trabajando con niños o enseñando talleres de alfabetización—quiero ser una herramienta de Dios, y él puede usarme en donde sea que él quiera. ¡¡Esta experiencia se siente tan surrealista, y maravillosa al mismo tiempo!! Es mi sueño hecho realidad.

La Ensalada de Frutas en el Plato de Misiones

Escrito por Esther Quezada, de Ensenada, Baja California, México quién está sirviendo como misionera voluntaria en Jóvenes en Misión

Estoy participando en el proyecto de Jóvenes en Misión y estoy muy feliz. Soy muy feliz de participar en asuntos que ayudan al crecimiento del reino de Dios. Sin embargo, creo que me estoy ayudando a crecer mi “yo”… perdón, a menguar mi “yo”. Todo esto gracias a Dios; sin Él no podríamos hacer nada.

Ha sido un tiempo maravilloso estar conviviendo con personas de diferentes estados y países. La verdad he aprendido mucho en estas dos semanas de convivencia, Dios me ha dado la oportunidad de poner en práctica los frutos del espíritu, sobre todo la paciencia =). Quizás es más fácil llevar a cabo el ministerio a mi manera, pero vale la pena formar un equipo con gente de diferentes culturas y con varias personalidades. Me gustan mucho las diferencias que tenemos, hasta las cosas básicas como la comida y los horarios para comer. Todo es emocionante.

Y ya que hablamos de comida y diferencias me vino a la mente la ensalada de frutas. Creo que somos una ensalada de frutas, porque a pesar de nuestras diferencias podemos formar algo rico, algo que nutre, alimenta y es apetitoso para la gente, desde luego, hablando espiritualmente. Ahora, no quiero que piensen, “¿Por qué está ella hablando de comida? ¡Estamos pasando hambres y ella es muy comilona!”

Doy gracias a Dios por permitirme estar viviendo esta experiencia, sobre todo por mostrarme lo mucho que tiene para mi vida, lo mucho que me falta por crecer y todo lo que llevo recorrido.

A %d blogueros les gusta esto: