Archivo del sitio

Paso Tres: El Descubrimiento de Contactos

A continuación, el paso tres de la serie “Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias,” escrita por el Pbro. Manuel Molina Flores.

Cuando iniciamos la Iglesia del Nazareno en La Concordia (México), nuestra primera acción fue visitar a las familias del barrio presentándonos como sus nuevos vecinos, les decíamos que éramos cristianos y que deseábamos servirles; algunos nos hacían algunas preguntas acerca de nuestra fe, otros simplemente nos rechazaban, pero al final teníamos la lista de contactos que deseábamos.

Es necesario determinar los métodos más eficaces para identificar a las personas receptivas. En esa comunidad empleamos la proyección de la Película Jesús, visitas con el cubo Evangelístico, visitas de oración, Máxima Misión, celebración de fechas especiales – día de las madres, día del niño, etc.

Es importante que el plantador ore todos los días por su lista de contactos y organice su agenda a fin de encontrarse con ellos.

pexels-photo-1881333.jpeg

Un contacto es alguien a quien, según nuestros planes, vamos a ver de nuevo para seguir cultivando una amistad y proveer enseñanza bíblica.

Las tarjetas de contactos son nuestra principal herramienta para seguir en comunicación con la persona que estamos tratando de alcanzar. Además de sus datos personales, debe contener información sobre sus necesidades, así como también notas sobre el resultado de nuestra visita. Uno de los valores principales de esas tarjetas es que nos ayudan a enfocar la oración intercesora diaria, aprendemos a orar por las personas que muestran algún interés en el mensaje que les hemos compartido.

Para optimizar este proceso, debemos disciplinarnos en el uso de un cuaderno de citas (agenda). Al comenzar cada semana, orando con las tarjetas de contactos, organice su agenda alrededor de la gente que quiere visitar, inmediatamente después agregue las actividades y responsabilidades adicionales. Comience cada día orando con las tarjetas de contactos y preparándose para las visitas que ha planificado en su cuaderno de citas.

Principios:

Sembrar mucho, para cosechar mucho

Para tener éxito en la fundación de iglesias se requiere una siembra abundante. Una siembra abundante saca a la luz a aquellos que son fruto maduro y que están listos para la vida eterna. Por medio de las visitas a hogares, eventos especiales o la proyección de películas, etc., el fundador de iglesias debe establecer tantas relaciones personales como le sea posible, y después debe usar esas relaciones para alcanzar a otros. Debemos ser persistentes, habrá personas que tomarán una decisión por Cristo después de muchas visitas.

Enfatizar relaciones por encima de las actividades

Nuestra efectividad en el evangelismo está directamente relacionada con la cantidad de relaciones auténticas que podamos establecer. Debemos evitar cualquier actividad que no produzca contactos fructíferos; si sólo tratamos con los mismos hogares del inicio de la obra, girando alrededor de ellos, nunca avanzaremos en las metas establecidas.

Tener un plan para dar seguimiento a los contactos

Independientemente del método que empleemos, el evangelismo requiere oración, planificación, tiempo, y esfuerzo. Los fundadores de las iglesias debemos evitar caer en cualquiera de los dos extremos: 1) gastar el tiempo usando métodos impersonales que no sirven para alcanzar a la gente, y 2) limitarnos solo a encuentros casuales no planificados.

***Descubre el paso #4 en la siguiente entrada.

Paso Dos: La Planificación

A continuación, el paso dos de la serie “Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias,” escrita por el Pbro. Manuel Molina Flores. 

En todo proyecto necesitamos planificación. Jesús nos enseña que nadie se pone a construir, si primero no se sienta a calcular los costos. Esto no significa que para planificar la apertura de iglesias tenemos que esperar hasta tener a la mano todos los recursos necesarios, pues sabemos que es una empresa de fe y que Jesús nos enseñó que no necesitaríamos llevar alforja ni bolsa para el dinero, sino que confiáramos que Él tiene toda potestad en el cielo y en la tierra, y con esa autoridad y promesa nos envía a los campos. La planificación más bien se aplicará a la estrategia que hemos de seguir en nuestra nueva empresa, y de conocer las características de la comunidad que esperamos contactar: ¿quiénes son?, ¿dónde están?, ¿a qué se dedican?, ¿de qué viven?, ¿qué creen?, ¿qué necesidades presentan?, ¿qué servicios tienen?, ¿cómo se gobiernan?, ¿son receptivos al evangelio o  tienen resistencia?, etc.

Planifique para que la iglesia crezca más allá de sus habilidades para liderarla.

plan-2372176_960_720.jpg

Si los Diez Pasos se implementan fielmente, el inevitable resultado será que el fundador de iglesias se verá imposibilitado de hacer todo el trabajo y será forzado a transferir a los nuevos creyentes a algunas áreas del ministerio. Debemos aprender que éste es uno de los momentos más importantes y positivos de nuestro ministerio, y debemos estar dispuestos a vivir con las frustraciones, tensiones y problemas que forzosamente producen estas transiciones. Nuestra verdadera identidad se verá reflejada en la multiplicación de nuestra visión y convicciones en la vida de los nuevos líderes, y no en hacer girar a la gente, los programas y las actividades a nuestro alrededor; tampoco será la solución ‘importar’ líderes de otro lugar para atender las nuevas obras, ya que es probable que esto produzca problemas.

Un principio:

El evangelismo debe planificarse en la vida de la iglesia, o NO sucederá.

***Encuentra el paso tres en la próxima entrada.

Paso Uno: La Oración Intencionada

Este es el primer paso de la serie “Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias,” escrita por el Pbro. Manuel Molina Flores.

La oración empieza por el mismo plantador, o la iglesia madre, cuando descubre que Dios le está guiando a plantar una nueva iglesia en un lugar determinado. Ore por:

–          Los líderes locales que participarán en el proyecto,

–          Una estrategia,

–          La gente que se espera alcanzar

–          Los recursos materiales que se necesitarán

–          Los líderes de la comunidad

–          Los permisos que se deban tramitar

La oración se convertirá en una de las disciplinas de crecimiento de los nuevos discípulos, y que los acompañará diariamente en su nueva vida.

prayer.jpg

Debemos persistir en oración con corazones expectantes (Col. 4:2-4), esperando que Dios nos lleve a los individuos receptivos y nos guíe en lo que vamos a decir. Así estaremos seguros de que NO son las estrategias humanas las que guían nuestro ministerio, sino el Espíritu Santo. Esta manera de hacer las cosas establece un patrón de dependencia del Espíritu Santo que es esencial para tener éxito en cada uno de los sucesivos niveles de nuestra estrategia como fundadores de la Iglesia (Zacarías 4:6).

Por medio de la oración, el Espíritu Santo llega a ser el guía cuando le permitimos que nos dirija hacia métodos y herramientas más eficaces; a veces no contaremos con fondos económicos suficientes para adquirir materiales, pero la ayuda del Espíritu Santo será fundamental para darle creatividad al plantador o director de una célula.

Por ejemplo, nosotros oramos con un mapa; poniendo las manos sobre él para pedir la dirección de Dios sobre el lugar que está listo para recibir la Palabra; luego, oramos caminando por las calles del lugar escogido. Muchas veces la respuesta de alguna familia que abrirá su casa ha sido en la calle donde empezamos a hacer la oración.

Un principio:

La oración debe ser modelada por la vida del plantador, y no tan sólo enseñada.

***Espera el paso dos en la próxima entrada.

Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias

Durante las próximas semanas estaremos compartiendo sobre “Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias,” un material escrito por el Pbro. Manuel Molina, quien ha servido como pastor, misionero y plantador de iglesias en México.

Cuando el evangelio se abrió paso en nuestras tierras, corrió a través de predicadores itinerantes que regaban la semilla de la Palabra sin esperar recoger el fruto; la meta era que la gente escuchara las Buenas Nuevas. Y hasta se cantaba: “sembraré la simiente preciosa del glorioso evangelio de amor…y dejaré el resultado al Señor.” Con el paso del tiempo, las denominaciones cristianas que vinieron a nuestro país pusieron énfasis en formar iglesias para enseñar a los nuevos creyentes. Hoy sabemos que la mejor forma de hacer que avance el reino de los cielos es plantando nuevas iglesias en las comunidades. Cuando una iglesia saludable se establece en la comunidad, hace que todo el vecindario sea impactado con el poder del evangelio. Los desesperados encuentran esperanza, los enfermos son sanados, los pecadores son perdonados, los viciosos son transformados, y las fuerzas del mal retroceden para dar paso a los valores de la Palabra de Dios. No hay otra cosa que impacte más a una comunidad que el establecimiento de una iglesia sana creciente. Fue el mejor invento de Dios para organizar a sus discípulos para cumplir la Gran Comisión.

pexels-photo-1072824.jpeg

Los Diez Pasos no son una clave mágica o única para plantar iglesias, pero han sido descubiertos en la práctica por plantadores en el campo; pueden simplificar el proceso de planificación y le proporcionan al fundador de iglesias los medios que le permiten enfocar sus energías y recursos en aquellas áreas que producirán los mejores resultados. Si se sigue el orden de los pasos, la iglesia se desarrollará de acuerdo con los principios y metas que el plantador desea, el orden es importante, pero puede cambiarse o adaptarse en algunos casos.

***Descubre el paso uno en el artículo de la próxima entrada.

 

 

Iglesia Vida Real en Quito, Ecuador

Algunos de nuestros amigos y colegas de ministerio han plantado una nueva iglesia en el corazón de Quito, Ecuador. Hace algunas semanas compartieron cómo han sido sus primeros meses, sus estrategias y filosofía en un artículo publicado por Ardeo Global. ¿Qué es lo que notas acerca de su enfoque? ¿Podría esto funcionar en tu ciudad?

¡Saludos desde Quito, Ecuador! Nuestro equipo comenzó el trabajo de plantación de iglesias con un primer servicio en septiembre, 2018. El nombre de nuestra iglesia, Iglesia Vida Real, refleja nuestra misión para mostrar cómo el mensaje del evangelio y del amor de Jesucristo provee soluciones de la vida real a problemas de la vida real. Yo creo que esa es la meta de cada iglesia, pero nuestro enfoque puede nublarse con nuestras logísticas de iglesia, y podemos empezar a enfocarnos en el mantenimiento de un edificio o templo y sus programas. Nuestro equipo está buscando plantar una iglesia desde una filosofía diferente. Hemos estudiado el ministerio de Jesús y hemos encontrado que Él pasó la mayoría de su tiempo ministrando a personas no religiosas fuera de edificios religiosos. Nuestra meta es liberarnos de tradiciones no bíblicas para enfocarnos en lo que de verdad importa: amar a las personas como Jesús lo hizo.

¿Y, cómo se ve eso? Lo más notorio, no nos reunimos en un templo. Queremos que nuestra área de influencia no sea restringida por la ubicación geográfica de nuestra iglesia, queremos ser libres de la distracción del trabajo y los recursos requeridos para mantener un edificio de iglesia, y queremos que las personas que nunca se sentirían cómodas entrando a una iglesia se sientan bienvenidas. Nuestra meta, eventualmente, es tener varios puntos de enseñanza en toda la ciudad para que cada persona nueva que conozcamos pueda asistir a un servicio de adoración y estudio bíblico cerca de donde ellos viven.

Actualmente nos estamos reuniendo en un lugar realmente agradable cerca del centro comercial de Quito. Es un área de cómida rápida con un área central para conciertos y otros eventos. También tiene un área de juegos y un área separada donde los niños se pueden reunir. El dueño de este lugar nos está permitiendo realizar nuestros eventos ahí ¡totalmente gratis! Hasta ahora hemos tenido un servicio de iglesia ahí, e hicimos lo mejor que pudimos para que se sintiera verdaderamente como una celebración. Tuvimos música alegre, globos y hasta confeti. Al final del servicio, el Pastor Josué cerró con una oración pero no cerró los ojos, así que la gente se sorprendió un poco cuando se dieron cuenta de que él estaba orando. Pero ¿por qué no hablar con Dios como si estuviera ahí con nosotros, si sabemos que es así? En las grandes cosas, y en las pequeñas cosas, queremos momentos como ese en nuestra iglesia. Queremos llegar a la raíz de por qué hacemos las cosas y desafiar las ideas de las personas acerca de lo que es la iglesia. Simplemente queremos ser las manos y los pies de Cristo, amando y sirviendo a las personas de Quito incondicionalmente.

Photo+5.jpg

¿Cómo vamos a servir y conocer exactamente las necesidades de las personas aquí? Primero tenemos que saber cuáles son las necesidades, y para hacer eso tenemos que comenzar por conocerles a ellos. Quito es la capital de Ecuador y en muchas maneras es muy moderna. Hay un gran centro lleno de negocios y personas viviendo un estilo de vida metropolitano. Hasta ahora hemos encontrado que muchos de los problemas de las personas son muy similares a los de la gente en Estados Unidos: los matrimonios necesitan ayuda, los adolescentes necesitan guía sobre lo que hacen con sus vidas, y es difícil para las familias pasar tiempo de calidad juntos en medio de las demandas de la vida diaria. Sin embargo, Ecuador es también un país con una economía en desarrollo donde muchas personas enfrentan el desempleo y luchan para simplemente proveer para sus familias. Los problemas con drogas y los embarazos adolescentes van en aumento, el crimen hace que sea peligroso estar afuera después de que oscurece, y los refugiados venelozanos aquí enfrentan un racismo flagrante cada día.

En un principio, cuando comenzamos a planear nuestras estrategias de alcance, esperamos que pudiéramos alcanzar a las personas en el área de Quito que es moderna, post-cristiana y enfocada en los negocios; y basados en la ubicación de nuestro primer punto de enseñanza definitivamente tendremos oportunidades de ministrar a ellos. Sin embargo, en nuestras interacciones del día a día hemos encontrado personas de todos los ámbitos sociales con varias necesidades, tanto espirituales como físicas.

La necesidad de esperanza y amor es universal; no discrimina entre diferencias socioeconómicas, y nosotros tampoco lo haremos en nuestros esfuerzos por alcanzar a cualquiera que esté listo para escuchar del inmenso amor que Dios tiene para ellos, ya sea que eso resulte en desarrollar un seminario para matrimonios o pagar para que alguien que no puede pagar por sí mismo pueda ver a un médico especialista. Nuestro desafío diario es mantenernos flexibles y abiertos hacia dónde y hacia quién Dios nos está dirigiendo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este artículo fue publicado originalmente en Ardeo Global.

Proyecto Pablo Cambiando la Zona Fronteriza

En la Oficina Regional de Misión Global recibimos hace poco el reporte anual del ministerio “Iniciativa de la Frontera” en México, ¡y estamos glorificando a Dios por los resultados! A continuación, presentamos algunos datos importantes de dicho reporte enviado por el coordinador, Rev. Manuel Molina.

La franja norte del país tiene una población de 24 millones 800 mil habitantes en 8 estados, donde existen 148 iglesias y misiones con 6,600 nazarenos; ante este diagnóstico, la iniciativa busca plantar nuevas iglesias en pueblos y ciudades donde no hay presencia nazarena, además de reactivar iglesias cerradas y capacitar el liderazgo local de las iglesias existentes.

26233476_255314685004420_8546033622955382988_o.jpg

La estrategia aplicada para este fin ha sido Proyecto Pablo, este programa se ha utilizado en el sur de México por 10 años, y se enfoca en la plantación de nuevas congregaciones por periodos de tres semanas, usando herramientas de evangelismo y discipulado, de esta forma se ha implementado también ahora en el norte del país, dando resultados excelentes:

  • Ciudad Juárez, Chihuahua. 27 de mayo al 18 de junio – 439 nuevos convertidos
  • Nuevo Laredo, Tamaulipas. 15 de julio al 6 de agosto – 438 nuevos convertidos
  • Monclova y Ciudad Frontera, Coahuila. 4 al 22 de octubre – 56 nuevos convertidos
  • Zona Carbonífera, Coahuila. 10 al 31 de octubre – 227 nuevos convertidos
  • Comarca Lagunera. 25 de noviembre al 17 de diciembre – 372 nuevos convertidos

26734441_259100131292542_6158746761421672712_n.jpg

Estadísticas de los cinco proyectos:

  • Misioneros participantes: 120
  • Iglesias Participantes: 30
  • Misiones iniciadas: 23
  • Iglesias reactivadas: 4
  • Plantadores y líderes capacitados: 23
  • Nuevos convertidos: 1,534

24991548_244058836130005_935888699619656700_n.jpg

Definitivamente, ¡Dios está haciendo algo GRANDE en la frontera! Que el Señor siga bendiciendo esta iniciativa y la estrategia. Recuerda que tú también puedes ser parte, orando por los nuevos convertidos, las misiones iniciadas y las iglesias reactivadas.

22308789_223565561512666_531881651678953103_n.jpg

Además, ¡que Dios siga llamando a más y más a participar en este movimiento de plantación de iglesias!, y si tú tienes interés o te gustaría ser parte de un Proyecto Pablo en este año visita la página en Facebook de Iniciativa de la Frontera o puedes ponerte en contacto con Freivy López (freivy.lopez@gmail.com). Tienen un Proyecto Pablo programado para cada mes de 2018 – ¡así que hay muchas oportunidades para involucrarte!

22448621_223565608179328_5233813726112145848_n.jpg

Mi Respuesta Sigue Siendo Sí

Mi nombre es Freivy López, soy miembro de la Segunda Iglesia del Nazareno en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México. Durante 2 años serví como misionero voluntario de Génesis, en la ciudad de San Pedro Sula, Honduras. Ese tiempo me permitió desarrollar muchas capacidades para el servicio de Dios. Pero, lo mejor fue aprender a depender de Dios en todo.

Cada día, Dios me enseñaba a depender de Él, aun en los momentos más difíciles, como el día que tuve por primera vez una pistola apuntándome, recuerdo que después de escuchar tantas noticias horribles, que sucedían día con día, en mi mente solo había una frase “Dios está contigo”; cuando la persona dejó de apuntarme, lloré como nunca lo había hecho, y di gracias a Dios porque me había librado de algo peor.

Archivo 26-10-17 10 32 32 a. m..jpeg

No solo hay experiencias malas, conforme pasaban los dias en San Pedro Sula me enamoraba más de cada sonrisa que un niño expresaba en su rostro y de cada experiencia de transformación que el Espíritu Santo hacia en la vida muchas personas.

Puedo describir a estos dos años con las siguientes palabras: “Increíbles y Bendecidos.”

El 13 de enero de 2017 regrese a casa, estaba feliz de ver a mi familia y amigos, pero había una sensación de que algo me faltaba y se hacía cada vez mas grande conforme pasaban los días.

Las personas me preguntaban si volvería a ser misionero, mi respuesta era sí.

En Septiembre de 2017 me mudé a la ciudad de Monclova, Coahuila. Bajo el proyecto “Iniciativa Frontera,” se me hizo el llamado para servir como misionero voluntario en el área de plantación de Iglesias por 10 años.

Archivo 26-10-17 10 30 44 a. m..jpeg

Hoy quiero hacerte una invitación: acepta el reto que Dios está poniendo frente a ti, no te preocupes por todo lo demás. Dios hará grandes cosas contigo.

¿Y sabes qué?, cuando estás haciendo eso a lo que Dios te ha llamado, serás una persona feliz, puedo decirte que yo soy feliz haciendo lo que hago.

Nuevo Laredo, México Impactado Con El Mensaje Del Evangelio

Nuevo Laredo, Tamaulipas ha sido impactado con el mensaje del evangelio a través de Proyecto Pablo; del 15 de julio al 6 de agosto de 2017 se llevó a cabo este proyecto como parte de la Iniciativa de la Frontera, coordinada por el matrimonio Molina Gutiérrez.

Luego de visitar las siete congregaciones nazarenas en esa ciudad, el pasado mes de abril, los pastores estuvieron dispuestos a recibir una capacitación para plantar nuevas iglesias, y como resultado acordaron implementar Proyecto Pablo.

20621286_1593037477430629_3347954259824041205_n.jpg

Así pues, 30 hermanos, miembros de las siete iglesias locales, participaron como misioneros voluntarios durante las tardes de los 21 días que duró el proyecto. La meta era abrir cinco misiones nuevas y cinco campos blancos por medio de evangelismo personal y herramientas como el Cubo Evangelístico, el “Libro Sin Palabras,” el Balón Evangelístico y Escuelitas Bíblicas para niños.

20106743_1571806339553743_2191254733520245477_n.jpg

Después de hacer evangelismo y discipulado en siete colonias y vecindarios, ¡los testimonios han sido gloriosos y los frutos asombrosos!: un total de 397 jóvenes y adultos aceptaron a Jesús en su corazón, 109 de ellos iniciaron con discipulado, junto con 41 niños que también aceptaron a Cristo; además, en el transcurso de esas semanas, varias personas se reconciliaron con Dios y hoy caminan nuevamente con Él. Los misioneros entregaron los resultados a los plantadores de las nuevas misiones, quienes continuarán con el seguimiento y la consolidación de los frutos.

20155945_1573256619408715_4918766939588674183_n.jpg

Los misioneros voluntarios de este programa están muy entusiasmados y se comprometieron ante el Señor para seguir siendo parte del equipo evangelístico de la ciudad.

Quienes asistieron al culto de cierre del Proyecto Pablo, pudieron confirmar que para ver nuevos convertidos, nuevos campos blancos y nuevas iglesias se necesita consagración, oración y mucha pasión. ¡La gloria sea para nuestro Señor Jesucristo, quien está edificando su Iglesia!

20017584_1562021903816796_171490967897566395_o-1200x675.jpg

Con información del Pastor Manuel Molina.

A %d blogueros les gusta esto: