El Enemigo de la Santidad

Hay una verdad difícil acerca de vivir una vida santa.  Santidad tiene un enemigo.  La pureza y hermosura de la santidad es la oposición del pecado.  La luz no puede ser mezclada con la oscuridad.

Muchos cristianos dicen, “Claro, no soy ladrón.  No soy asesino.  No soy pecador.”  Sin embargo, para Dios, no hay pecados pequeños.  Para Dios, un comentario cruel o perder la paciencia es igualmente pecaminoso.  Pecado es pecado.  Dios no tiene una escala para medir si un pecado es grande o pequeñito.  El pecado siempre está contra Dios, entonces el pecado siempre está contra la santidad.

Muchas veces el pecado es engañoso.  Parece poco importante, porque tal vez un creyente dice, “Mi pecado no es muy malo, es sólo un poco de orgullo (o avaricia, o glotonería).  Todas las personas tienen una debilidad.  ¿Qué es una mentira?”.  Cristo no murió para hacernos “suficientemente buenos.”

¿Qué necesitamos hacer cuando nos enteramos del pecado en nuestras vidas?

  • ¡No lo ignores!  La voz del Espíritu Santo a veces habla calladamente, pero es nuestra responsabilidad y privilegio escucharlo.
  • Pídele a Dios perdón.  “Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad” (I Juan 1:9).
  • Cambia, porque en Cristo, tenemos vida “¡en abundancia!” (Juan 10:10).  Nadie tiene la fuerza aparte de Dios, pero Dios tiene la fuerza para hacer a su pueblo santo.

Fuiste creado por Dios y diseñado para vivir perdonado y santificado.  Pero la santidad tiene un enemigo.  ¿Qué te toca hacer hoy para que Dios venza el pecado que guerrea contra ti? Cambiar es difícil, pero la vida en Cristo – santa y completa – vale la pena.

***Esta entrada es escrita por Mary Lou Riggle, misionera nazarena jubilada quién sirvió en América Latina por muchos años.  Además, ha sido redactada por Anne Sickel, misionera voluntaria sirviendo en Costa Rica y MAC Sur.  Gracias a las dos por su excelente labor.

Un comentario sobre “El Enemigo de la Santidad

Agrega el tuyo

  1. Que Dios la siga bendiciendo Hna Mary gracias por el mensaje de hoy un abrazo a Scott y siempre vivamos una vida en santidad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: