La Prosperidad Integral

La Prosperidad Integral

–Extractos de un documento confeccionado por la Conferencia de Pastores Nazarenos del Distrito Central de Nicaragua (24-25 de febrero 2006)

“Los hermanos de la Teología de la Prosperidad basan sus enseñanzas mayormente en las promesas dadas al pueblo de Dios en el desierto encontrados en el libro de Deuteronomio, o sea el Antiguo Pacto que Dios hizo con su pueblo.  Sin embargo, el Nuevo Testamento…habla de un Nuevo Pacto con un líder que nació en un pesebre, de una madre soltera, fue refugiado en Egipto, creció en la casa de un artesano en el pueblo insignificante de Nazaret, murió con una sola vestimenta que fue motivo de burla por los soldados romanos, fue crucificado al lado de criminales y sepultado en una tumba prestada.  Sus enseñanzas proféticas nunca ensalzaron la prosperidad…

…Igualmente, aunque Pablo venía de la clase media, él y su padre eran fariseos y hacedores de carpas, dejó todo esto para ser el misionero a los gentiles.  Ni siquiera pedía ayuda económica de los hermanos, trabajaba con sus propias manos para no ser carga a ellos.  Los siguientes versículos ponen bien en claro cual es la enseñanza de Jesús y Pablo acerca de las riquezas y la prosperidad. (Lucas 18:24, Marcos 10:23, Mateo 6:19-21, Lucas 12:33-34, 1 Timoteo 6:3-10).

…Una cosa es cierta, cuando muchas personas se convierten y son seguidores de Jesús, cambian su estilo de vida, ordenan mejor sus finanzas, no gastan dinero en vicios y la familia comienza a haber más prosperidad dentro de la comunidad cristiana.  También hay otra faceta, nosotros como hermanos, debemos ser sensibles a la posibilidad de compartir con otros para ayudarles en el proceso de manejar mejor sus recursos (vean el ejemplo de la primera iglesia en Jerusalén—Hechos 2:41-47, 4:32-37).  Esto podría implicar un proyecto de ayuda social compasivo, enseñando nuevos oficios para bendecir a la gente o compartiendo a la media que podamos, con los pobres.  El cristiano debe buscar la prosperidad del otro.

…Somos prósperos, no porque tenemos la casa más lujosa del barrio, pero porque Dios promete estar con nosotros y promete proveer lo que realmente necesitamos.

…La prosperidad o ‘shalom’ que Dios ofrece no se mide en córdobas, colones o dólares, es vivir en Paz con Dios y nuestros prójimos, es saber que somos amados y amar con todo nuestro corazón a Dios y a los demás incluyendo nuestros enemigos.”

Un comentario sobre “La Prosperidad Integral

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: