Juan Wesley: Apasionado por Dios

John Wesley (1703-1791), founder of Methodism
John Wesley (1703-1791), fundador de Metodismo (Photo credit: Wikipedia)

Hoy Dra. Erika Ríos continúa nuestro recorrido por las biografías de algunos grandes líderes de la fe, esta vez resaltando a uno de los más importantes.

¡Se dice que Juan Wesley era el hombre más ocupado de toda Inglaterra! – Predicaba dos o tres veces al día, formó sociedades, plantó iglesias, fundó escuelas, hizo obras de compasión como orfanatorios, y escribió y tradujo tratados teológicos de los cuales la Iglesia del Nazareno fundó su doctrina.  Viajó incansablemente (más de 400,000 Km) para tocar a otros con el evangelio, y predicó más de 40,000 veces en su vida.

Pocos hombres han sido más revolucionarios que Juan Wesley, el fundador del metodismo y de donde vienen nuestras raíces nazarenas.

De muchas facetas de Wesley, la que deseo destacar aquí es su faceta misionera. 

Nacido en Epword, Inglaterra, Wesley fue el hijo número 15 de una familia numerosa de 19. Su padre fue un ministro evangélico y su madre Susana, ¡una extraordinaria mujer de Dios y madre, quien supo enseñarle a sus hijos a amar a Dios y estudiar Su palabra desde que tenían cinco años! Juan ocupaba un lugar especial en el corazón de Susana. Dios lo había salvado milagrosamente de un incendio de pequeño, y ella guardó eso en su corazón como solo una madre puede hacer. Seguramente había un plan especial para él.

El joven Wesley se propuso vivir una vida recta e intachable. Se esforzó por ser un buen religioso. Un día, incluso, se embarcó para ir a evangelizar a América. Este sería su primer viaje misionero (fallido), ¡aun antes de ser cristiano! A su regreso, en el plan perfecto de Dios estaba que se encontrara con los moravos, medio que fue usado para traer Wesley a los pies de Cristo.  Ese sería el verdadero inicio de la jornada ministerial y misionera de Wesley.

Su primera oportunidad de predicar al aire libre llegó. Entre emocionado y nervioso, se preguntaba cómo irían las cosas. Sabía que su voz no era la de un predicador como Whitefield, pero con valentía asumió su llamado. Lo haría una y otra vez… hasta llegar a ser un maestro en la predicación al aire libre.

Dios le ungiría de tal forma que atraería multitudes que vendrían a escuchar de Jesús y convertirse a través de él. Wesley era sin embargo una polémica figura en esos tiempos. 

Múltiples viajes dentro y fuera del país saturaron la agenda del joven Wesley. Por cierto, no tenía una asistente personal, una cuenta bancaria impresionante o buenos patrocinadores de su ministerio.  No había hecho gira misionera (aunque siempre estaba compartiendo su visión).  No perteneció al programa de viajero frecuente con aerolíneas británicas aunque calificaría más que cualquier ejecutivo.  No tenía siquiera un coche para su travesía.

Con lo único que contaba Wesley además de su fe, era:

  • Su Biblia
  • Su caballo

Con todo esto, Wesley nunca paró.  Sabía que servía al Dios de los imposibles.

Por sobre todo, Wesley cuidó de su intimidad con Su Padre. Era un apasionado por Dios. ¡Eso, es lo más digno de imitar!

Si Dios y traer gente a sus pies no es nuestra pasión, ¿cuál es? ¿Qué o quién ocupa su lugar en nuestro corazón y ministerio?

Un comentario sobre “Juan Wesley: Apasionado por Dios

Agrega el tuyo

  1. Gran testimonio! una linda biografia de la cual cada uno de nosotros tiene mucho que aprender o imitar! Es hora de vivir cumpliendo la Voluntad de Dios! El mundo lo necesita!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: