“El Que Resplandeció en Nuestros Corazones”

*Proyecto Pablo es un movimiento de plantación de iglesias y entrenamiento de misioneros que inició hace siete años en el Sur de México.  Ahora el ministerio se ha esparcido a otros países y culturas, pero en estas semanas estamos escuchando varios testimonios de los participantes del Proyecto Pablo recién llevado a cabo en El Contento, Distrito Golfo de México.  Esta entrada (y la próxima) fueron escritas por Vanessa Maldonado Gallardo.

“Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo” (2 Cor. 4:6)

Doy gracias a Dios por su misericordia, por su amor, su bondad y su instrucción. No cabe duda que nuestro Dios es poderoso, pero más allá de eso me asombra su amor y fidelidad, cómo siendo tan inmerecedores de su gracia nos llama una y otra vez a permanecer junto a él.  Esto lo pudimos ver durante estas tres semanas de trabajo. Había desde antes del inicio algo en mi corazón que me hacía saber que el trabajo sería diferente esta vez.  No sabía de qué manera pero lo fue.  No es algo que se pueda explicar tan sencillo con palabras, pero sé que es algo que arde en el corazón de cada uno de los que fuimos parte de este ministerio de trabajo en Proyecto Pablo “El Contento”.

Vivimos muchas experiencias de diferentes maneras.  Encontramos amigos, hermanos, hasta personas que eran como nuestros padres durante esas 3 semanas.  Y debo decir que mi experiencia con los animales no fue lo más agradable, ¡cada momento alguien debía acompañarme a alguna habitación para ver si había animales asechando!  Pero sin duda, las mejores experiencias son las que Dios hizo en nuestros corazones y en el corazón de las personas que visitamos en aquel lugar.

Una de las noches, alguien del equipo nos motivó a todos a tomar un tiempo para orar juntos por cada petición, tanto personales como de los nuevos discipulados.  Y así lo hicimos – tuvimos peticiones muy bonitas como una pareja que desea un bebé y otras en las cuales pedíamos la liberación de las personas de vicios como el alcohol.  Pedíamos cada noche ver los milagros de Dios en sus hijos, y aunque no tuvimos las noticias instantáneas de que las cosas se hubieran resuelto en el momento, era muy hermoso ver como poco a poco las personas por quienes orábamos iban cambiando.

Me bendijo mucho la vida de una mujer que pedía que su hogar fuera feliz, y mientras la discipulábamos decidió comenzar con el ayuno por esa petición y logró ver un cambio en su esposo.  Sus palabras fueron: “si eso pasó con un día, imagínate si lo hago más veces.”  Pudimos compartir con ella sobre el poder de Dios ante la disposición de la gente y un corazón entregado…

*Este testimonio será continuado en la próxima entrada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: