Dios Cerrando y Abriendo Puertas…

*Proyecto Pablo es un movimiento de plantación de iglesias y entrenamiento de misioneros que inició hace siete años en el Sur de México.  Ahora el ministerio se ha esparcido a otros países y culturas, pero en estas semanas estamos escuchando varios testimonios de los participantes del Proyecto Pablo recién llevado a cabo en El Contento, Distrito Golfo de México.  Este testimonio es la continuación de la entrada anterior, escrita por Vanessa Maldonado Gallardo.

…En uno de los devocionales compartíamos que este tiempo de Proyecto Pablo no era solamente para trabajar, sino que era un tiempo de retiro personal, un tiempo para fortalecer la relación con el Señor y dejar que ese reflejo nos llevara a hacer un mejor trabajo para él.  De manera personal, Dios trabajó conmigo la parte de decir “no te preocupes, yo tengo tu vida bajo control, sólo sírveme y descansa en mi.”  No es fácil atender a esa voz cuando muchas otras voces hacen ruido alrededor, pero el Señor es tan paciente que me lo decía una y otra vez.  Mientras visitábamos a las personas podía sentir como eso es lo que siempre quería hacer, y que en realidad servir a Dios es lo único que vale la pena, dónde él quiere que así sea.

También admito que Dios me cerró algunas puertas este verano.  No fue fácil aceptar algo que había planeado desde hacía unos meses, pero a través de varias personas y Él mismo, me hizo saber que habría algún plan especial para mí en este tiempo y este lugar.  Y así fue, entre otras cosas trabajó mi paciencia y el hacerme ver que el control de todo lo debe tener él.  Me enseñó a trabajar en equipo con personas muy diferentes a mí y sé que algo debe haber mucho más grande para mi.

Le agradezco a Dios por prepararme durante este tiempo, por negarme cosas y anhelos y abrirme la puerta en lugares dónde no imaginaba alguna vez tocar. Doy gracias a Dios por cada persona que ha aceptado oír su palabra y por todo lo que ellos nos han enseñado mientras les discipulamos.  Doy gracias a Dios por la pasión de mis compañeros de trabajo y las personas encargadas del lugar dónde se realizó Proyecto Pablo.  Doy gracias a Dios por su amor, su paciencia, su enseñanza, su corrección, su provisión y por ser un Dios mucho más grande de lo que puedo imaginar o entender.

“Sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la enseñanza que hay en vosotros.”

1 Pedro 3:15

En el amor de Dios,

Vanessa Leonor Maldonado Gallardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: