5 Maneras de enseñar a tus hijos a odiar al ministerio

5 Maneras de enseñar a tus hijos a odiar al ministerio

Los hijos de pastores tienden a odiar el ministerio. ¿Por qué? ¿Cómo se puede evitar?
Por Ed Stetzer

Para decirlo sin rodeos, un montón de hijos de pastores odian el ministerio. Mi equipo entrevistó a niños de 20 pastores que son adultos ahora. Proporcionaron algunas ideas que son a la vez inspiradoras y perturbadoras.

Los niños con un padre-pastor pueden llegar a odiar el ministerio por muchos motivos, pero hay cinco maneras garantizadas en las que puede asegurar que odien a ser el hijo de un pastor (HP).

1. Pon el ministerio antes de que su familia.

Seamos realistas, el ministerio es exigente. A veces los miembros de la iglesia te hacen sentir como que tienes cientos de niños que educar. Se siente como descuido no responder a sus necesidades. Así que, dejas a tus propios hijos para ministrar a la familia de alguien más. Después de todo, tu familia va a entender, te vas a ir “sólo por esta vez.”back2backDadSon

Si tienes que estar lejos, puede ser beneficioso llevar miembros de tu familia con tu propio ministerio. Un HP reflexionó sobre su infancia: “Mi padre me incluyó en todo. Pasábamos los veranos en España plantando iglesias. Me llevó a la mayoría de sus esfuerzos misioneros globales, así como a muchas de sus charlas. La experiencia con mi padre me hizo amar el ministerio (estoy en el pastorado) y no cambiaría mi experiencia por nada”.

Tus hijos necesitan creer que prefieres pasar tiempo con ellos que con la gente de la iglesia. Los niños aprenderán a odiar el ministerio si pones las necesidades de todos los demás por delante de las necesidades de tu familia.

2. Dígales lo mucho que se espera de ellos como hijos de un pastor.

“Tus acciones van a arruinar mi ministerio”, una mujer HP de mediana edad citó amargamente las repetidas palabras de su padre. Los pastores pueden poner expectativas excesivas sobre sus hijos porque la iglesia pone erróneamente estas expectativas en la familia del pastor. Un chico del ministerio dijo: “Fue muy estresante ser un HP porque todo el mundo te juzga de manera diferente, se supone que eres perfecto. Y luego, si hiciste lío, era una mala reflexión sobre papá. Nos dijeron mis padres a menudo.”

Los HP a menudo son rebeldes por un número de razones. Las altas expectativas llevaron un HP a la rebelión como él reflejó, “Sentí una enorme cantidad de presión por mantener las apariencias, algo que yo no podía hacer por mucho tiempo. Esto eventualmente me llevó a un estado de rebelión y rabia hacia mis padres y la gente en la iglesia”.

Las expectativas no se limitan a un comportamiento, sino que también incluyen la participación del niño en actividades de la iglesia. Las presiones sobre los niños por ayudar al pastor quedar bien delante de su congregación pueden ser abrumadoras para un niño. “Creo que mi padre ve a nuestra familia como la familia modelo de la iglesia”, dijo un hombre HP de unos 20 años. “Así que todos los lugares donde se necesitaron voluntarios, su familia sirvió: deshierbe de flores, cantando en el coro, trabajo EBV, o dar recitales de órgano el Domingo en la tarde.”

3. Hábleles acerca de conflictos de la iglesia tan a menudo como sea posible.

Ministerio incluye conflictos relacionales. Los pastores tendrán que practicar un cierto nivel de transparencia con sus hijos para que no asuman que la agitación emocional de papá y mamá es el resultado de las acciones del niño. Tus hijos se lo tomarán muy personal cuando estás enojado.

Un joven dijo: “Incluso cuando papá trata de mantenerlo sólo entre él y mamá, recoges las cosas.” Trate de explicarles a sus hijos por qué se sienten frustrados, pero guarda los detalles. El hecho es, que resolverá la mayoría de las cepas relacionales y se reanudará relaciones. Asegúrese de decirle a los niños. De lo contrario, se convertirán en enojados y amargados por usted.

Uno HP lo explicó de esta manera:

“Lo más difícil de ser un HP era ver a mi papá mantenerse fiel a una iglesia que no lo era. Ver a mi papá mientras rezaba, amaba y hombres pastoreados que lo apuñalaron por la espalda. Era muy difícil. Por cuando me fui a la universidad yo estaba tan enojado con la iglesia, que me habría ido con mucho gusto”.

Los niños ocupan un delito por su padre-pastor y pueden no ser lo suficientemente maduros como para manejar las complejidades de las relaciones de gobierno de la iglesia en especial.

4. Sea más piadoso en la iglesia que cuando estás en casa.

Los niños crecerán amargados por ver a su padre vivir un estilo de vida poco sincero. Ellos asumirán que la fe no va con los actos, volviéndolos contra ti y el evangelio (porque no han visto lo real). Una señora HP dijo: “Él trató a mi madre horrible. Gobernó la casa con puño de hierro, nunca dio las gracias. Conocía a la mayoría de las historias Bíblicas, pero nunca lo aprendí por verlas aplicadas a mí vida”.

Dad DaughterEsto es problemático para la familia de un pastor. “Papá siempre mostraba más afecto a mamá en la iglesia que en ningún otro lugar”, dijo una señora con tristeza. “El trabajo tuvo lo mejor de él”, dijo un joven. “El trabajo se llevó una gran parte de él, así que fue muy corto y fácilmente frustrados por sus hijos. Tenía una vida devocional fuerte pero pareció difícil mostrar gracia a la familia mientras que mostraba grandes cantidades de gracia al rebaño.”

Tu familia necesita escucharte confesar tus carencias más que nadie. Dígales que lo sientes. Pida perdón regularmente y luego arrepiéntase de cualquier acción pecaminosa. La necesidad de tu hijo de sus padres no es intrínsecamente diferente de cualquier otra profesión.

La integridad siempre importa – pero si un líder cristiano es diferente en público que en privado, el evangelio es deshonrado y la gente se desilusiona con el tiempo. Cuando eso involucra a tus hijos, espera que caminen del evangelio a la desilusión.

5. Actúa más como un pastor a tiempo completo que vive en casa, en lugar de cómo padre.

Tus hijos necesitan un padre, no vivir con un pastor. Un joven HP de 22 años explicó de esta manera: “Yo no soy un HP rebelde rencoroso porque no soy realmente un HP. Sólo soy un chico cuyo padre también pasa a ser un pastor. Claro, que tener un pastor-papá es diferente, pero creo que una de las mayores razones de que un HP sea tan rebelde es que en realidad no tienen “un padre, tienen un pastor viviendo a tiempo completo que trata a sus niños más como un miembro de su congregación.”

Una señora HP de mediana edad declaró a los padres del ministerio, “Por favor, sea un padre primero con sus hijos y segundo, su pastor. Yo no llamo a mi padre mi pastor. Simplemente es mi papá. Y doy gracias a Dios por eso todos los días.”

Cómo ayudarlos a amar ministerio

No todos los hijos de padres pastorales odian el ministerio. Debemos hacer lo que es mejor para su bienestar general, luchamos nuestras propias inseguridades, y luego confiando en la gracia de Dios para hacer el resto. Un joven bien adaptado dijo alentadoramente, “Ser un HP con padres piadosos y realistas, yo también he tenido un ejemplo de lo que parece amar a Jesús y apreciar su palabra. El ejemplo de mis padres y gente maravillosa en la iglesia, me ha animado a seguir a Jesús, porque veo lo que Él ha crecido en su vida, y yo quiero eso. Y quiero que mis amigos lo tengan también”.

Si tiene hijos mayores de edad que fueron HP, tal vez tengas que ir a ellos y pedirles perdón. Escuchamos a muchos adultos HP que están dolidos, amargados, enojados o desilusionados. Ellos necesitan escuchar de sus padres lo mucho que son amados a pesar de todos los errores que cometieron durante su servicio en el ministerio.

Si usted todavía está criando a sus pequeños HP, pida al Espíritu que le muestre dónde tus hijos se ven afectados negativamente por tus acciones. Pide humildemente perdón, incluso si son de preescolar. Luego, levante una generación de HP que ven que sus padres necesitan de un Redentor y que están descansando en la gracia de Dios más de las acusaciones de una congregación.

Traducido por: Yadira Morales Alfonso

2 comentarios sobre “5 Maneras de enseñar a tus hijos a odiar al ministerio

Agrega el tuyo

  1. YO CREO Q UN PASTOR TIENE Q PEDIR SABIDURIA Y DIRECCION A NUESTRO SENOR JESUCRISTO PARA SABER COMO ACTUAR CREO Q QUIERE MUCHO ESFUERZO PERO Q SI ACEPTO EL LLAMADO Y ENCONTRO SU PAREJA IDEAL PUES ADELANTE.

  2. Estoy de acuerdo en las últimas 4 maneras de permitir que los hijos de pastores “odien” el ministerio pastoral de sus padres. No estoy totalmente de acuerdo en la primera. Pienso que todo depende de cómo el pastor lidie con ambas. No hay duda que el llamamiento de Dios al ministerio pastoral, en la mayoría de las veces, es más importante que cualquier otra cosa, aun la familia…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: