Un Tributo a un Padre Misionero

Yo soy quien soy por mi padre.

Yo soy cristiano porque mi papá sirvió como modelo de un hombre tan lleno de Cristo que, para mí, no había opción.  Yo quería ser como él, porque él era como Jesús.  Y un día cuando yo tenía cuatro años, nos arrodillamos al lado de mi cama y él me dirigió en una oración para que el Señor suyo llegara a ser el mío también.

Rev. Clark Armstrong en su última dedicación infantil como pastor de Victory Hills Church of the Nazarene en Kansas City, KS, EEUU.

Rev. Clark Armstrong en su última dedicación infantil como pastor de Victory Hills Church of the Nazarene en Kansas City, KS, EEUU.

Yo soy predicador porque por 18 años yo vi que mi papá predicaba con pasión, una sed de la Palabra, y la unción del Espíritu Santo.  Dios me alimentaba de Su Palabra cada semana por medio de los sermones de mi padre – no sólo aquellos que salieron de su boca los domingos, sino también por aquellos transmitidos por su vida en la casa y en la calle.  Cuando era adolescente e hijo de pastor, quería ser cualquier cosa menos pastor.  Cuando salí a la universidad, pensé que iba a trabajar en música y comunicaciones.  Pero en varios momentos claves en mi desarrollo, mi di cuenta de que compartí un llamado con mi padre y además era el mismo llamado de mi Padre.

Y yo soy misionero porque mi papá me inculcó un deseo de transformar el mundo entero.  De hecho, más que un deseo, él era tan loco que creía que lo iba a hacer – y que yo también lo haría.  Él participaba en docenas de viajes misioneros cercanos y lejanos, levantando sus propios fondos para ir a lugares como Panamá, Argentina y Turquía.  Como pastor por 40 años él ni una sola vez permitió que su iglesia local diera menos de 10% a las misiones globales.  Y él siempre pensaba que su rol en misiones era apoyar, sostener, enviar.  Y por once años lo ha hecho de una forma aún más personal, imponiendo manos sobre mi familia y mandando a sus hijos y nietos hasta lo último de la tierra.

Misioneros nazarenos nuevos: Dr. Clark y Connie Armstrong

Misioneros nazarenos nuevos: Dr. Clark y Connie Armstrong

Pero ahora algo está cambiando.  Hoy Clark Armstrong sube un avión junto a mi madrastra y sale de su casa, su tierra, y su parentela para llegar a ser misionero en la Iglesia del Nazareno.  Tiene 61 años, pero le han invitado al Dr. Armstrong a ser Profesor de Teología y Educación en el seminario en Manila, Filipinas.  ¡Ja!  ¡Nunca es tarde, papá!

Y ahora soy yo con las lágrimas.  Aunque no nos veíamos mucho cuando vivían ellos en Kansas y nosotros en América Latina, sin duda será aún menos a partir de esta fecha.  Creo que estoy sintiendo un poco de lo que él ha sentido por tantos años.  El sacrificio de dar, el sacrificio de entregar, el sacrificio de soltar y confiar en un Dios fiel y amoroso.

Yo soy quien soy por mi padre.  Así que, papá, hoy te entrego a Dios como me hiciste cuando me dedicaste como bebé, y cuando impusiste manos sobre Emily y yo en la boda, y cuando oraste por mí en mi culto de ordenación.  Y me comprometo a sostenerte en esta misión con mis oraciones y mis finanzas.  Lo aprendí de ti, así que disfruta la recompensa.

¡Transforma el mundo entero, papá!

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 20 mayo 2014 en Familia, La Misión y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Scott Dios te siga usando y bendiciendo como lo ha hecho hasta ahora, muy sinceramente tu vida es un tributo a tu padre y creo que tu papá lo sabe muy bien. Bendiciones en Cristo, un abrazo.

  2. José Rodríguez

    Scott, Dios te bendiga a ti, tu padre y esposa. Que Dios Continue guiando sus camino y lo lleve donde lo necesite como siervo suyo de llevar la gran comision.
    Dios necesita de hombres y mujeres que continuen Transformando al Mundo.
    Como mencionaste tu papá tiene un gran compromiso como Misionero y.cin la MNI para él su retiro es cuando Dios le diga.
    El continúa con ese gran compromiso misionero cumpliendo con Dios y con uno de los énfasis de la MNI Institutos Bíblico de nuestra Iglesia.
    Que Dios les continúe bendiciendo a todos ustedes como familia misionera.
    Estaremos orando por ustedes, muchas bendiciones desde P.R.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: