Cuidado Integral del Misionero

Hemos estado pensando en formas en la cual la iglesia cuida de los misioneros que envía, pues es diferente al rol de la iglesia que recibe. Por lo tanto, queremos compartir contigo algunos aspectos básicos que deben incluirse en el momento de cuidarlos integralmente.

  •  Antes de la salida al campo misionero:Cuidado
  1. Orar por el misionero (a) por nombre
  2. Conocer sus preocupaciones, miedos, peticiones personales
  3. Designar a personas encargadas de orar por mes por el misionero (a)
  4. Apoyar a la familia en oración y preparación para el momento de separarse
  5. Colaborar económicamente en la medida de lo posible, así como en la gira misionera para recolectar fondos
    • Nombrar a un coordinador de fondos local que tenga contacto con las personas comprometidas cada cierto tiempo a ofrendar.
  •  Durante el tiempo de envío al campo:
  1. Comprender su situación emocional de cambio en la adaptación en el nuevo lugar de servicio y disponer ciertas personas de confianza a estar pendientes de él o ella en este tiempo.
  2. Recolectar una ofrenda final para gastos del viaje, así como otros gastos posibles
  3. Hacer una gran celebración por el privilegio de enviar obreros de la casa a otras ciudades o naciones
  4.  Orar por el misionero (a) y su familia
  • Durante el tiempo de servicio del misionero (a)
  1. Cumplir las promesas establecidas en cuanto a dinero. Mantener constante conocimiento de lo que esté viviendo el misionero (a) en cuanto a finanzas y saber cómo se puede colaborar
  2. Enviar tarjetas de cumpleaños, de saludo, de motivación; de forma virtual y a través del correo postal; siempre es bueno recibir cartas escritas a mano
  3. Aconsejar en diferentes aspectos que se enfrenten en ciertos momentos. Esto se puede hacer en días específicos de consejería, ya establecidos cada mes o cada cierto tiempo
  4. Orar por sus ministerios, patrocinadores económicos, familias y aspectos personales (pareja, estudios, iglesias locales, entre otros)
  5.  Tener disposición para entender las diferencias culturales y de personalidad que puede enfrentar el misionero (a)
  • Para el tiempo de despedida en el campo
  1. Orar por el choque cultural inverso que enfrentarán al volver a sus lugares de origen
  2. Dar apoyo sentimental y también espiritual en ese momento de separación, así como mostrar felicitación por todo el trabajo realizado
  3. Preparar una bienvenida para agradecer el servicio y la disposición.

¡Cuidemos juntos como iglesia de todos los misioneros(as)!

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 22 septiembre 2014 en Otro. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: