Orar = Cambiar

luchando en oracion*Nota: Se publica esta entrada como parte del curso actual que estoy enseñando en Monterrey, México y titulado, “La Formación Espiritual del Joven y Adolescente”. Invito a los alumnos y a todo lector a ofrecer sus comentarios sobre lo que Richard Foster dice.

Reflexiona en las siguientes tres citas de Celebración de la Disciplina, por Richard Foster (pp. 46, 49):

“La oración nos lanza a la frontera de la vida espiritual. Es una investigación original en un territorio no explorado…La disciplina de la oración nos lleva a la obra más profunda y más elevada del espíritu humano.”

“Orar es cambiar. La oración es la avenida principal que Dios usa para transformarnos. Si no estamos dispuestos a cambiar, abandonaremos la oración como característica notable de nuestra vida.”

“¡Estamos trabajando con Dios para determinar lo futuro! Ocurrirán ciertas cosas en la historia si oramos correctamente. Debemos cambiar el mundo por medio de la oración. ¿Qué otra motivación necesitamos para aprender que este ejercicio humano es el más excelso de todos?”

En varias temporadas de mi vida, la oración ha sido para mí una de las disciplinas más desafiantes. Me distraigo. No recibo respuesta. Me ocupo en otras cosas y dejo la oración para lo último, cuando estoy cansado y desenfocado. ¿Has experimentado esto?

¿Cómo te sientes cuando lees esas palabras de Foster? Es una teología de la oración bastante “alta”. ¿Has visto que la oración te ha cambiado y está cambiando el mundo alrededor? ¿Por qué es tan difícil entonces para muchos cristianos practicarla?

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 25 septiembre 2015 en Otro y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 41 comentarios.

  1. Sin lugar a duda la oracion es parte vital de la vida del cristiano o debiera serlo, sin embargo hemos hecho de esta practica un mero protocolo, oraciones sin sentido, repeticiones vanas, formulas aprendidas que en vez de ser la oracion algo genuino se vuelve en algunas ocasiones monotono y rutinario, en mi experiencia personal orar es simplemente conversar con Dios, no dandole tanta importancia talvez a las formas, sino desarrollar este habito simplemente al ir caminando al estar realizando algun ejercicio, cuando conduces el auto etcetera, orar es como estar conectado todo el dia con Dios, aun en medio de lo cotidiano de la vida. Sin embargo si alguien considera que la forma en que practica este medio de gracia es correcto segun su forma nada encontra Dios trata de diferente manera con cada uno de nosotros, lo importante es orar.

  2. “Investigación original en territorio no explorado”. Me desafía esa declaración de Foster, ya que como líderes podemos decir que tenemos una vida de oración, o que sí la prácticamos, que es un hábito, etc. Pero ¿qué tan profundo vamos? Ya que podemos orar un buen tiempo, pero quedándonos en la superficie o bien dando una leve zambullida (como al nadar en una alberca o en el mar). La superficie es segura, pero en lo profundo es donde hay riesgo; en el caso de la oración, riesgo a que Dios nos cambie, y digo riesgo porque puede ser que en ese proceso, Dios nos diga que dejemos del lado ciertas metas, intereses o anhelos, que pudiera ser peligroso para el “yo”, y nos lleve a niveles donde tengamos que depender al 100% de Él, lo cuál sin duda cuesta, pero al final es lo mejor, porque en la profundidad con Dios es donde encontramos una total satisfacción de nuestra alma. Así que, el reto no es qué tanto oramos, sino aun más allá: qué tan adentro vamos en ese territorio inexplorado con Dios. Dejemos la orilla y la superficie, necesitamos ir a lo profundo.

  3. “Orar es cambiar… Si no estamos dispuestos a cambiar, abandonaremos la oración como característica notable de nuestra vida”.

    Esta frase me recordó cuando me sentía así, realmente si no estamos dispuestos a cambiar, no vamos a orar, hallaremos mil pretextos para dejarlo aún lado (el tiempo, la escuela, el trabajo, la casa, los amigos… y ¡buenas! Estamos más alejados de Dios que antes de intentarlo)

    Es precisamente cuando tomamos la decisión de cambiar, de poder experimentar nueva alturas de nuestra vida espiritual, cuando los milagros ocurren.
    Muchos son tan insensibles a la voz de Dios, que al ver que a la primera no ocurre nada, no le dan importancia a esta práctica; a otros se les hace aburrido tomarse un tiempo para orar porque no le hallan el sentido espiritual que tiene: el de conocer a un amigo, de acercarte a alguien que te perdona, de agradecer por las bendiciones recibidas, e inclusive el de pedir favores especiales. En el momento en que nos desprendamos de nuestro tiempo y tomemos la decisión de orar es cuando nuestros ojos se abren y podemos observar con detenimiento ese territorio que no se ha explorado.

  4. Dora Alicia Ortega Arreola.

    Me siento identificada con el escritor Richard pues muchas veces he intentado introducirme en esta disciplina y siempre termino abandonándola (con tristeza lo digo) y es que siento que no avanzo en mi proceso, que llega un momento en que me estanco y entonces llega el desanimo e interrumpo y asi ha sido el ciclo en mi vida devocional.
    ¿Qué si la oración cambia el mundo que me rodea? claro que lo cambia, porque una realidad inmaterial, espiritual afecta lo material, lo físico… lo encontramos en toda la biblia, cuando Josué ora para q el sol se detenga, cuando Elías ora para q no llueva, Jesús orando para sanar, para reprender la naturaleza, echar fuera demonios, levantar muertos, etc.
    En este tiempo no oramos porque creo que nos cuesta invertir tiempo, nos cuesta rendir nuestra voluntad al Dios Soberano y no anhelamos su presencia. Nos hemos convertido en cristianos mediocres incapaces de hacer milagros y de mostrar al Padre en nuestras vidas; nos hemos conformado a ser cristianos que solo sobreviven, porque alguien dijo que la oración es igual a respiración. Debemos perseverar, como en un entrenamiento y no importa que fracasemos muchas veces en el dominio de esta practica, deberíamos entender que si no respiramos, moriremos.

    • El concepto de perseverancia del cual Usted hablada hermana, debe de estar ligado a la oración. Perseverar, continuar, avanzar, son conceptos que debemos de denominar como asertivos para nuestra vida devocional diaria.
      Perseverar en la oración, aunque la hallamos cesado.
      Perseverar en la oración, aunque a veces pensemos que no pasa nada.
      Perseverar en la oración, tan sólo por el hecho de estar con El.
      Perseverar en la oración, con El y para El.
      Dios nos ayude a tener un amor continuo hacia El, el cual nos conduzca a perseverar en su búsqueda, mediante esta disciplina que es la oración.!!

      • Sin lugar a duda el orar requiere ser ejercitada constantemente, de que otra forma podemos aprender a platicar con Dios sino haciendolo, el Dr, Jose Rodriguez no decia si ustedes quieren aprender a predicar entonces tienen que predicar es la unica forma de poder lograrlo. lo mismo se pudiera aplicar en la oracion.

  5. “Nunca antes había tenido una cita mas especial, podía ser yo, no había razón de fingir, todo lo sabia de mi, sin juzgar me escucho y me dijo las mas bellas palabras de amor que puedan existir, me perdono, cada día no deja de decirme y demostrarme cuanto me ama, me enseña como ser y me guía por el mejor camino, puedo expresar todos mis sentimientos y me entiende, me ayuda y soy feliz a su lado”

    Conocer íntimamente a Dios, por medio de la oración es un reto, cuando inicie mis primeros diálogos con Dios no sabia ni que decir, sentía pena muy a fuerzas salían de mi boca tres palabras, todo fue mucho mas sencillo cuando en su palabra pude conocer sus atributos, su carácter, lo que piensa, lo que quiere para mi y para el mundo, el porque y para que de la vida, y el buen acompañamiento de algunos jóvenes que me motivaban con paciencia y a quienes podía observar e imitar en su comunión con Dios despertó en mi un deseo por pasar mas tiempo en oración.

    Considero que es necesario entender que esta relación es un proceso como dice Foster es una avenida y la imagino grande y espaciosa,la cual debe ser transitada día a día.
    Si compartimos así de sencillo a nuestros jóvenes como inicio nuestra relación con Dios, , prepararles un ambiente de confianza y acompañarles en esta disciplina sera muy grato para ellos, debemos ser pacientes al encausarlos a tiempos de oración profundos donde sin duda alguna Dios se encargara de lo transformarlos.

    Es sorprendente el cambio que produce en las vidas un verdadero encuentro con Jesús, la mas maravillosa experiencia de estar con la mejor persona, El creador, Poderoso y Soberano atento y dispuesto a estar cerca de ti y de mi.

  6. Fabiola Sánchez

    En teoria hemos aprendido mucho sobre la oración. Los pasajes biblicos sobre oración, los versiculos mas representativos, las palabras mas “bonitas” para orar….. pero tal vez nos ha hecho falta el ingrediente principal: “LA FE”
    Cuando nuestra fe está firme y creciendo, sabemos que cuando oramos Dios nos escucha y atiende a nuestra oración, y deseamos escucharle. Cuando no hay fe, pensamos que es una actividad mas en nuestra vida, que no importa si la intercambiamos por una taza de cafe, un tiempo en facebook o una platica con amigos.
    La oración es el medio por el que Dios va a transformarnos y cambiar nuestro entorno… solo debemos estar dispuestos a buscar esos tiempos con el.

    • Es verdad y lo mas difícil de este ingrediente de la FE, es no solo creer en lo que Dios dice, sus palabras y promesas sino creer realmente que esta ahí, que me escucha , que existe, se que esto es complicado porque querer llevar a un joven a tener comunión con alguien que no ve y no escucha, es loco, pero el evangelio es locura
      Y mas aun cuando nuestros jóvenes están en esa búsqueda de la verdad y realidad, pero esto es una ventaja, es un reto un desafió, que tenemos que impartirles, conocer a ese Dios vivo no solo de oídas, por nosotros como lideres, por su familia, o iglesia, sino encaminarlos a tener esa experiencia vivencial que comprueben que DIOS ES REAL. cuando lo comprueben se que siempre desearan estar cerca.

  7. un punto especifico en esta entrada capturo completamente mi atención, específicamente la 2ª cita del autor, donde mencionan que la oración es el medio por el cual Dios nos cambia, al que ya había escuchado antes y con lo que estoy de acuerdo porque esa es la esencia de la comunicación, desde el concepto mismo en su idea mas simple, para que un dialogo exista debe haber una retroalimentación, no solo se habla unilateralmente como muchos suelen hacerlo. Pero la parte en la que cambia de perspectiva y replantea lo antes dicho así “si no estamos dispuestos a cambiar, abandonaremos la oración” me tomo por sorpresa, jamas lo había pensado y tiene mucho sentido, como queremos orar si no estamos dispuestos a recibir la retroalimentación de Dios, esto seria como platicar con un amigo pero ignorando todas sus respuestas, de ninguna manera puede funcionar.

    Me pone a pensar en que a veces yo siento que estoy bien y no necesito un cambio, pero siendo así como estoy buscando orar bien, si no estoy escuchando realmente.

    Hazael Vega

    • Dora Alicia Ortega Arreola.

      Me gusta la analogía que hace el autor acerca de los que trotan ocasionalmente y que nunca pretenderán entrar a una carrera olímpica (o correr un maratón), es necesario la preparación y el entrenamiento y es lo que debemos hacer nosotros con la oración: perseverar, entrenar, y no desmayar porque asi podremos orar con autoridad y éxito que en el pasado. Es cierto que Dios nos cambia, pero creo que cuando apenas estamos entrando en ese proceso. abandonamos e interrumpimos el avance que ya habíamos obtenido. Creo que parte del cambio que debe darse en nuestra vida se queda a la mitad porque abandonamos la carrera antes de tiempo.

  8. Azeneth Maldonado

    Es triste ver que lo que Foster menciona no es una realidad en muchos de nosotros, ver que hemos tomado tan superficialmente algo tan preciado como es la oración y todavía nos preguntamos, porqué esta mi vida así? Porqué me siento así? Porqué las cosas no cambia? Porqué Dios no interviene? Cuando deberíamos estar siguiendo el ejemplo de Jesús, quien fue un amante de hablar con el Padre y solo así fue que pudo superar todo lo que pasó. Recapacitemos e iniciemos esta comunión permanente y continua con Dios, y aprendamos como hacerlo, para así nosotros también ser ejemplo a nuestros jóvenes.

  9. Estoy de acuerdo con Josue y Jony. Creo que el que muchas de las veces los adolescentes no puedan tener una vida de oración es porque muchas veces no lo notan en los líderes, ellos de todo se dan cuenta y en todo están, además de que ellos también buscan en nosotros lo bueno, lo malo y lo que les gustaría aprender de cada líder. Para ellos es más importante ver nuestra vida espiritual que el darles consejos, un texto bíblico o palabras de aliento.

  10. De acuerdo al artículo de Foster creo que tiene más que razón al mencionar que “orar es cambiar.” Cambiar nuestra forma de pensar, nuestros ánimos, nuestras creencias, cambiar nuestra fe, entre otras muchas cosas más. La oración es una disciplina tan conocida, mencionada y recalcada, pero solo teóricamente, difícilmente podemos ponerla a la practica y es algo que tal vez no le damos la importancia que merece. Creo que él no tener una vida de oración difícilmente nos mantendrá en una vida espiritual. Actualmente los jóvenes no oran, ni en la oración por las ofrendas, ni para ser despedidos, en ocaciones tampoco por los alimentos… Se preguntan ¿para que esto? ¿Porque tantas veces en un lapso muy corto? Creo que es algo que en lugar de que lo vean necesario es algo que lo ven como costumbre y esto no debe de ser así. Es difícil mantener esta disciplina como otras, pero es importante el desarrollarla y ayudar a otros a que la desarrollen ya que es el alimento de nuestra vida espiritual, es como agradecemos, lloramos, sonreímos y demás cosas pero esto solamente lo podemos sentir cuando creemos en que Dios nos escucha, entonces.. ¿ realmente estamos seguros de lo que creemos ?
    Si es así porque no lo demostramos… Nunca estamos demasiado ocupados como para tomar un tiempo y agradecer.

    • lo que dices saca a la luz muchas incógnitas que debemos responder para nuestro grupo de jóvenes; si realmente creemos en Dios y en todo lo que el es y en todo lo que el hace, la oración no debería ser un problema. podemos incluso imaginar que el no orar refleja una falta de fe, ademas de muchas cosas.
      si estamos seguros de que el nos escucha y realmente lo creemos en nuestro interior porque se nos dificulta orar?

      tenemos que poner a prueba nuestras convicciones y asegurarnos de estar firmes

    • En definitiva es difícil empezar y mantener esta disciplina, pero cuando logramos permanecer es cuando vemos que esos cambios que mencionas suceden…
      Creo que si empezamos a enseñar a ser agradecidos con El Padre, a tener oraciones cortas de gratitud por las cosas que suceden a nuestro al rededor o por lo que se recibe, poco a poco sentirán hambre de pasar mas tiempo orando y desarrollando esta disciplina.

  11. La oración es algo vital para nosotros, creo que como seres humanos cada uno de nosotros tenemos la necesidad extrema de hablar con nuestro creador, ya que una ves que estamos en su presencia la extrañamos, incluso aun nunca estando en ella (en la presencia de Dios) tenemos algo en nosotros que anhela estar en ese lugar, pero aveces a falta de información buscamos llenar esa necesidad con alguna otra cosa, es decir tal ves nosotros como lideres enseñamos de una forma muy cerrada la oración y creo que no es culpa nuestra ni de nadie porque tal ves nuestros lideres no lo enseñaron asi porque a ellos les ensearon asi y creo que fue un buen trabajo porque gracias a ellos hoy tenemos y sabes algo sobre la oracion pero hoy en dia creeo que nos desviamos un poco de lo que verdaderamente es esto, tanto a si que ahora no solo la ensañamos, si no también llevamos en nuestras vidas ese estilo cerrado y cuadrado de oración, donde solo oramos por “tenemos que” o “así debe ser” primero que nada creo que hay que cambiar ese concepto que por mucho tiempo ha estado en nuestros templos donde el orar es solo una forma para empezar el la reunión, y despedirnos de ella, es necesario que primero experimentemos vivamente que es tener ese libre acceso con Dios, esa vía libre para platicar con él para así poder llevar no solo el concepto a los adolescentes y jóvenes si no también el ejemplo de como es, y que tan poderosa es la oración cuando la adoptamos verdaderamente como debe ser.

    • Entonces empecemos con nosotros a ir cambiando esos conceptos, para que otros puedan disfrutar plenamente de ese tiempo en oración. Tal vez nosotros pudimos salir del estilo cerrado de llevar a cabo una oración, contagiemos a los que nos rodean, y sobre todo a los jóvenes de nuestras iglesias. Es tiempo de orar y contemplar esos cambios que queremos ver.

  12. Lo que nos comenta Richard Foster, sobre la oración y como la oración es cambiar, muchas veces si todo va bien en nuestra vida pensamos que estamos bien con Dios y que lo poco o mucho que oramos es suficiente, ya que vemos a la oración un modo de pedir o agradecer, no como una relación constante con nuestro Dios.
    Hay que cambiar ese concepto con los Adolescentes y Jóvenes que vean que la oración es mucho mas que pedir o agradecer, es un medio de transformación por parte de Dios a nuestras vidas.

  13. La oración es una necesidad que tenemos, yo me doy cuenta que lo necesito por eso trato de hacerlo en el momento que tengo al comenzar el día.
    Para que los adolescentes descubran la riqueza de la oración es necesario acompañarlos. O sea hablar con ellos, de sus necesidades, de lo que están sintiendo o lo que les preocupa, si estamos cerca y oramos con ellos es posible mostrarle como Dios nos va contestando

    Adriana Covian

  14. Me encanta lo que dice foster, ya que yo he experimentado eso en mi vida, han habido cambios sorprendentes, cosas inimaginables y milagros asombrosos, Dios ha obrado de maneras que quiza no me las hubiera imaginado nunca, me ha llevado a lugares donde puedo descansar y estar en su hermosa presencia, me ha cambiado totalmente y me ha enseñado verdades que día a día trato de llevarlas acabo. Al principio confieso que me fue un tanto díficil empezar a vivir esta disciplina, no sabía que decirle a Dios, pensaba que orar era solo darle las quejas de lo que siempre me pasaba, oraba muy poco o simplemente no lo hacía, sin embargo cuando deidí retomar esta disciplina en mi vida y comprendí que orar no es solo, hablarle a Dios sino dejar que te hable, agradecerle por cada una de sus muchas bendicones, es deleitarte en su presencia, disfrutar de ella, contarle como te sientes estando con él, contandole todo lo que te motiva, tus sueños, tus anhelos, absolutamente todo, y dejando todo tu ser, tu alma, tu corazón en sus manos sin preocupaciones y con fe, el obra de maneras sorprendentes.
    Cuando leo lo que foster dice me siento tan identificada, al mismo tiempo siento que debo entregar más y aprender aún más de la oración. Hoy puedo decir que gracias a la oración, he cambiado muchísimo y he visto como Dios ha obrado en mi vida y de las personas que me rodean, he podido vencer pruebas y tentaciones, he podido crecer espiritualmente, he enfrentado mis mejores batallas estando de rodillas, he forjado mi carácter y me he acercado más a él, he podido ver como la vida espiritual de mis hermanitas ha crecido y la de mis padres también, he visto bendecida a mi familia y mi iglesia, he visto como Dios también a hecho milagros en las personas.
    A veces como sere humanos nos resulta complicado practicar la oración porque no queremos pasar por las diferentes pruebas que vienen; he escuchado personas e inclusive en algún momento yo pase por eso, que cuando oraba pidiendo fuerza, paciencia, etc, siempre había algo que me hacía tratar de hacer todo lo contrario y yo me preguntaba ¿Porque? sin darme cuenta que esa es la manera de pasar las lecciones que nosotros mismos pedimos y he escuchado cristianos decir que les da miedo orar por que después vienen problemas, pero es que no son problemas, yo siempre las he visto como pruebas de bendición porque gracias a ellas aprendemos, gracias a ellas podemos poner en práctica lo que tanto estamos pidiendo y al mismo tiempo cuando doblamos nuestras rodillas, no solo hablamos con Dios sino confrontamos directamente al enemigo, sabiendo que Dios nos dará la victoria, quiza muchos no oran por esa razón, sin embargo debemos estar consientes que orar también es cambiar y menguar, dejar de ser menos yo y ser más como él, sabremos que todo lo que venga nos será para bien y sera la perfecta voluntad de Dios.

  15. La oración nos lanza a la frontera de la vida espiritual. Es una investigación original en un territorio no explorado…

    Recientemen charle con un lider, donde lo invitaron a predicar,la Uncion del Espiritu Santo se dejo sentir en la culminacion del servicio con el llamado al altar a orar de la congregacion… Sin pensarlo , le dijo a uan chica en sillas de ruedas, En el nombre de Jesus Levantate¡¡ el milagro sucedio , la chica empezo a tener movimiento en sus piernas y ella gritaba del dolor donde empezo a sentir su piernas, se paro y la sostuvo en sus manos par ayudarla, todos lloraban y alaban a Dios . Este lider no sabia que hacer no entendia loque sucedia… y la volvio a sentar en sus sillas de Ruedas.
    ella le dijo por que me sientas si en muchos años no he sentido mis piernas , no he caminado y tu me sientas¡.

    Tenemos un Dios maravilloso , que sigue haciendo Milagros , que responde cuando acudimos a El, pero nosotros realmente estamos preparados para recibir lo que pedimos?
    en oracion, estamos tan enfocados en lo que necesitamos y pedimos en oracion , que no sabemos hacer cuando en nuestras manos esta lo que pedimos.L oracion nos lleva a lo desconocido pero seguro, a lo que no nos imaginamos que solo lo descubrimos charlando con Dios.

    dice en Santiago 4 que pedimos y no pedimos bien…. queremos una bicicleta le pedimos una bicicleta , y reclamamos por que no me diste mi bicicleta.. y el Señor contesta: es que no me detallaste de que color.

    cambiamos el mundo Si¡¡¡ , la oracion de ese lider cambio el estado de sus piernas de aquella chica, cambio , fortalecio la fe de los congregados en ese lugar.

    cambia tu vida, cambia tu alrededor, cambia tu comunidad … La Oracion del Justo puede Mucho.

    por que es tan dificil practicarla, por que no la enseñamos con toda su grandeza, con toda la magnitud que tiene una sencilla oracion de corazon…. aun cuando en la congregacion se le pide algun hermano que ore por la ofrendas “tittubea” aun no se siente preparado para una oracion …. es el mismo problema que hemos visto en varios temas, les hemos heredado que solo los grandes elocuentes, o santos y muy santos hermanos Oran perfecto y esas oraciones si que Dios las oye. Error garrafal, el chico que esboza o susurra palabras siempre pensara que no es digno de orar no querra hablar con Dios.

    creo que escribir ahorita me esta haciendo conciencia de que hablare en el proxima reunion con mis chicos de la celula..:)

  16. Pienso que la disciplina de la oración es difícil practicarla por 3 motivos al menos:

    1. Porque lo vemos como una “regla” en lugar de una “relación”.

    Desde temprana edad, se le enseña al niño (como una regla) que “debe” orar por los alimentos, “debe” orar antes de dormir, “debe” orar si está enfermo, “debe” orar cuando quiere o necesita algo, entre otras; en lugar de invitarlo a pedir a Dios que bendiga los alimentos, a conversar con Dios antes de dormir agradeciendo las situaciones del día y solicitando su protección durante la noche, a hablar con Dios para que con su poder sane su cuerpo, a contarle a Dios sus necesidades y deseos.

    Proponemos la oración como un “deber hablar con Dios”, cuando la oración debe ser un “querer hablar con Dios”.

    2. Porque “no saben” orar.

    Muchos jóvenes, al invitarlos a hacer una oración dicen “no saber orar”, porque “no saben cómo hablarle a Dios” o bien porque “no pueden orar como el Pastor”.
    Es necesario que como líderes enseñemos a nuestros chicos que la oración no es algo místico o mágico, algo privado o particular, sino que debe ser algo natural y de corazón, algo que todos pueden hacer.

    Orar es hablar con Dios.
    Orar es expresarle al Señor lo que hay en nuestro corazón respecto a una situación específica.

    3. Porque “cuando oran, nada sucede”.

    Hemos reducido la oración a un tiempo informativo.
    Y, debo admitir que, gran parte de nuestras oraciones son sin fe, porque nos hemos sobreprotegido en la famosa frase “Dios conoce mi corazón y sabe que es lo mejor para mí”, entonces ya para cuando oramos, no tenemos ni una pizca de expectativa de lo que Dios puede obrar si le pedimos con fe.

    Aunque es cierto que Dios conoce nuestro corazón y tiene el control de todo, “nuestra fe puede mover montañas”.
    Necesitamos más oraciones arriesgadas, creyendo que sucederán cosas que no se ven normalmente, pidiendo por sueños imposibles, enfrentándose a situaciones que parecen no tener respuesta, solicitando milagros extraordinarios.

    Necesitamos cambiar nuestra oración de “Dios sabe lo que pasa” a una oración de “Dios puede y le creo”.

    Cuando los jóvenes vean líderes orando con fe y “las montañas comiencen a moverse”, estoy seguro que estarán inspirados y deseosos de orar no sólo “informando a Dios” sino motivados y convencidos en recibir una respuesta que pueda cambiar su presente y futuro.

    • A tu comentario añadiría el factor tiempo. Hay muchas cosas por hacer, sea por el estudio, por el trabajo, por los amigos, por la tv o por internet, o por los videojuegos.
      Por ende la oración compite con opciones mas atrayentes a simple vista.
      La oración siempre tiene competencia en nuestras agendas ¿ cómo hacemos para que gane?
      Esa sería una buena pregunta

  17. Leonor Fajardo Espinosa

    Coincido con Abbie, hemos escuchado tanto sobre la disciplina de oración, sermones, clases, estudios bíblicos, y no nos hemos puesto a la brecha, ni por nosotros mismos ni por los demás, San Pablo dice en su carta a los tesalonicenses …Orad sin cesar, Orad y sobre llevar las cargas unos por otros.
    Con Eddi, Concuerdo que nos hace falta pasión por las almas perdidas, no anhelamos tal vez que vengan al arrepentimiento? porque si deseáramos eso, no dejáramos de orar por los que no tienen a Cristo con mucho más ahínco, no desistamos de interceder por ellos, ni dejemos de hablar con ellos del amor de Dios,ambas cosas son importantes. Para que sucedan cambios especiales en las vidas de los que están lejos de Dios y que tanto amamos.

  18. Leonor Fajardo Espinosa

    Es verdad, La oración es la puerta al palacio del Rey, Ese Rey que nos ha dado su anuencia, extendiendo su cetro y nos dice (cual el Rey Asuero a la Reina Esther) …” pídeme lo que quieras que hasta la mitad del reino se te dará” (Esther 5:3), Pudiendo recibir todos los beneficios para nosotros y para los que nos rodean, seguimos viviendo de migajas espirituales, pudiendo tener banquetes con el Rey de Reyes y Señor de Señores,
    Que siento al leer la teología de la oración elevada y profunda de Foster? Avergonzada y me siento pobre espiritualmente, porque pudiendo disfrutar más de la presencia de Dios me he conformado de verlo, sonreirle simplemente y pasar de lado para seguir ocupada en mis asuntos, peleando con mis propias fuerzas, trabajando con mis propios recursos y no echo mano de todos los recursos que Dios otorga para ser Eficaces, eficientes y productivos. Llenos de su poder y de su Espíritu, si tan solo oráramos con más profundidad de lo que hemos orado, Para que pensemos como el piensa, miremos como el mira, y actuemos como el actúa. Dios nos ayude a obedecer este llamado.

  19. Daniel Moreno Sepúlveda

    Pienso que hemos aprendido muy bien la teoría, pero la practica es casi nula. Se nos habla de experiencias de oración de otras personas, y a veces oramos en grupo por que se nos pide, pero en la sociedad esto es algo esporádico, cuando debería ser continuo.
    Cuando platicamos con alguien de confianza, hablamos y escuchamos, aun de las situaciones más intimas, si no platicamos con Dios, es porque no le conocemos de verdad, y no hacemos un esfuerzo por conocerle mejor; o peor aun, Dios no nos conoce.

    Recuerdo la película, “El cielo si existe” (heaven is for real), donde una comunidad se une en oración, y cuando Dios responde esa oración con un milagro y de forma sobrenatural con una visión celestial, las personas se muestran escépticas y hasta se burlan de lo que testificaban los que experimentaron el milagro.

    Vivimos tiempos en los que ya nada nos sorprende, después de hallazgos y avances tecnológicos, y aunque sepamos en la teoría lo que es la oración, no la practicamos porque no creemos de verdad que los milagros aun existen y que Dios puede revelarse a las personas y que hechos sobrenaturales aun pueden ocurrir. La sociedad secularizada y humanista ha permeado en la Iglesia, cuando debería de ser lo contrario.

  20. Esta publicación, me recuerda a lo que menciona Charles Spurgeon en su frase “La oración debe ser la llave del día y el cerrojo de la noche”
    Conocemos mucho acerca de la oración, sabemos que es un medio de comunicación entre Dios y sus hijos, sabemos que la oración eficaz del justo puede mucho, sabemos que la oración hace posible lo imposible. Pero nos resulta muy dificil llevar y sobretodo mantener esa vida de oración a la que Foster nos está invitando.
    Me desafía la manera en que dice Foste “ocurrirán ciertas cosas en la historia si oramos correctamente”. ¿Como podemos orar correctamente? Lo descubriremos cuando lo hagamos constantemente y algo parte de nuestra vida. De día y de noche, en el camino al trabajo. Orar siempre!

    • Daniel Moreno Sepúlveda

      Y no oramos correctamente, porque no lo hacemos constantemente; porque deseamos que la oración sea como darle ordenes a un genio de la lampara, y preferimos orar buscando respuesta inmediata, y nos frustramos… pero debería de ser un tiempo que se disfruta y donde Dios se muestra a nuestra vida a través de todos nuestros sentidos.

    • Así es Abbie como lo mencionas en la frase, la oración debe ser esa llave que en primera ora de la mañana abra las puertas hacía la intimidad con nuestro Dios, y el cerrojo que por la noche concluya cerrando con el agradecimiento de haber tenído un día más en la presencia de Dios. sin embargo como bien lo comentas a veces resulta díficil llevar esa vida constante, pero si la empezamos a amar cada día podremos ver de parte de Dios cosas hermosas y extraordinarias como también lo menciona, cosas que cambiaran el rumbo de nuestras vidas y de todos a nuestro alrededor

    • ¿Como podemos orar correctamente?, esa es una de las preguntas que constantemente hacen los jóvenes y adolescentes y por lo cual muchas veces se limitan al momento de orar.
      Debemos de darles confianza y mostrarles que no existe una oración correcta o incorrecta simplemente es conocer a Dios y dejar que el nos hable y nos moldee para poder agradarle día a dia

  21. Me gusta lo que dice Foster:
    “¡Estamos trabajando con Dios para determinar lo futuro!
    Entre las causas del porque no orar hay una que me llama la atencion:
    “no se ora porque no se cree”.
    Se ha perdido la fe y la confianza en Dios. Pasamos por rachas prolongadas de contacto nulo con Dios o de escasa comunion, lo cual produce una increible frialdad que nos complica creer en alguien a quien no tratamos ni conocemos.
    Cuando se ora sin fe no hay respuesta, no hay milagros, la oracion no interesa y ni atrae…
    Ya no creemos que el adicto sera libre, la gente realmente cambiara, los enfermos sanaran, y las familias se reconciliaran.

    Lucas 18: 7-8 dice: ¿Acaso Dios no hará justicia a sus elegidos que claman a él de día y de noche? ¿Se demorará en responderles? ….Pero cuando el Hijo del hombre venga a la tierra, ¿encontrará aquí gente que crea en él?»

    Si retomaramos la oracion con fe y visualizaramos que TRABAJAMOS CON DIOS, surgiria en nosotros la necesidad de orar siempre y no desmayar…

    • Cierto! Orar sin cesar, bien lo decia Pablo.
      Muy cierto edi, a veces perdemos la “esperanza” en la oración y lo hacemos solo por rutina.

      • estoy super de-acuerdo con eso, caemos en una rutina sin darnos cuenta y realizamos la oración sin tener fe o la certeza de que esta es poderosa y puede cambiar el rumbo del mundo

      • solo rutina y solo hacemos las de la comida y sino comes 3 veces al dia son menos.
        oracion sin el enfoque de con quien esta del otro lado de la linea.

        Jesus les dijo a sus discipulos que Mayores cosas hariamos.

        ni lo hacemos , ni lo creemos…. y nos perdemos de muchas Bendiciones y maravillas de Dios a falta de Esto.

    • Daniel Moreno Sepúlveda

      Es cierto que hay que invertir tiempo en orar, y hacerlo continuamente, y como mencionas, sin la fe no habrá respuesta ni milagros… conozco casos de personas que oran y reciben respuesta al poco tiempo, y hay casos que tardan mas tiempo, obvio todo dentro de la sabiduría de Dios, pero a veces si me pregunto yo si al que recibe respuesta pronto es porque tiene mas fe, será? Sea que tarde poco o mucho, la fe siempre debemos de tenerla, y confiar! – Hay que recordar que al que cree, todo le es posible.

    • Azeneth Maldonado

      Y luego no se que es mas triste, si, no orar o orar sin creer que Dios nos escucha, tanta falta de fe, no nos permite creer que todo lo que su palabra nos habla acerca de la oración es una realidad y no solo para grandes hombres espirituales sino para cualquier persona que decida sumergirse en esa comunión activa con Dios, como lo es la oración.

    • Fabiola Sánchez

      Es verdad,….. hace unos meses, al acompañar a dos amigas en una situacion de salud muy dificil por la que atravesaban…. busqué a Dios en oración como hacia mucho tiempo no lo hacia…. y despúes de poco tiempo Dios hizo el milagro!!! Recordé POR QUÉ oramos!? Recordé que Dios escucha, recordé que Dios responde y que Dios hace crecer nuestra confianza en El.
      Dios es fiel!

  22. “El mundo no ora (ni nosotros a veces) porque no creemos que las cosas o las situaciones puedan cambiar”, esto, aunque es una generalidad, no dista de ser verdad, creemos que Dios es un ser estoico, apartado e inherente de nuestras vidas (aún a pesar de nuestras experiencias previas con Él) que no cambiará condición alguna nuestro favor, en parte por nuestra actitud “cultural” de víctimas (culpamos a los españoles, luego al gobierno, y terminamos nombrando al mundo entero) y en otra parte, porque desconocemos las cualidades y características de nuestro Dios. Sustituimos nuestras oraciones por una palabra llamada “destino” y nos conformamos y condicionamos a este. Pero no debería de ser así.
    Aunque Dios es inmutable, sus decisiones con respecto a nuestras vidas, no lo son así del todo, por eso podemos tener la certeza de que al orar, podemos cambiar nuestro entorno social y personal, no por nuestra oración, sino como bien sabemos, por quien responde, por su Gracia, por su amor y su Sabiduría.
    Imagínense el impacto que podrían causar los muchachos al llevar una vida en plenitud con las disciplinas espirituales, en especial la oración, podrían “TRABAJAR CON DIOS PARA DETERMINAR LO FUTURO”, con respecto a sus vidas, y a las de otros.
    Con la oración podemos vencer todo y a todos, menos a Dios, Él es invencible.
    Con la oración no podemos vencer a Dios, pues, pero nos podemos poner de su lado, dicho con amplitud de respeto.
    ¡¡Cámbianos Señor de tal forma que solo tú nos reconozcas!!

  23. Creo que no hemos desarrollado una vida de oración por varios factores, entre los que destacan el concepto que tenemos sobre la oración. Lo que Foster dice es impresionante, pero no es nuevo. Es muy notoria en la escritura como Jesús (el mismo Hijo de Dios!) reservaba tiempo para orar.
    Nosotros conceptualizamo la oración como algo para hacer cuando haya tiempo o cuando tengamos un problema. No lo vemos como algo emocionante, sino como un tiempo para pedir.
    Y como hasta el momento creemos que llevamos “mas o menos” nuestravida, entonces no hay por que orar, no hay por que dedicarle tiempo si las cosas marchan razonablemente bien.
    Esto devela la segunda gran razón por la que la oración no ocupa los primeros lugares en nuestra agenda: ignorancia de su valor
    Desconocemos sus alcances, el poder, los efectos que en ella hay y se producen. Es una pena, pero es la verdad
    Concluyo mi comentario diciendo que el factor mas importante por lo que el adolescente o joven no ora, es porque no tiene ese ejemplo de sus líderes. no los contagiamos porque no estamos “infectados” de ese virus,
    Por eso ellos no lo anhelan, no lo ven y lo ignoran.

    • Huy! Que duro, pero que cierto Josué:
      “Si el adolescente o joven no ora, es porque no tiene ese ejemplo de sus líderes”.

      No podemos cosechar en ellos algo que no hemos estado sembrando.
      No podemos solicitar de ellos algo que no les hemos dado.
      No podemos llevarlos a un lugar donde nunca hemos estado.
      No podemos pedirles hacer algo que no hemos hayamos hecho nosotros antes.

      Necesitamos comenzar por nosotros.
      Necesitamos enseñarles sin hablar.
      Alguien dijo que “la palabra atrae pero el ejemplo arrastra”.
      Necesitamos ser líderes de ejemplo en la vida de oración, para que ellos puedan aprender a ser jóvenes de oración

      Nuestros jóvenes orarán cuando nosotros, como líderes, seamos personas que oran.

      Termino con éste pensamiento:
      “No oramos porque debemos, oramos porque queremos.
      Dios está a una oración de nosotros,
      ¿Qué tan lejos estamos nosotros de Él?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: