En Memoria de Harmon Schmelzenbach III

HarmonANUField.png

Hace una semana compartí el impacto que tuvo el misionero nazareno, Harmon Schmelzenbach III, en mi vida, y específicamente en mi llamado misionero. Hoy quiero compartir un artículo publicado por NCN News que honra la memoria de este gran hombre de Dios. 

A los 12 años, Harmon Schmelzenbach III habló con el evangelista swazi Joseph Mkwanazi en una reunión de campamento en Endingeni, Swazilandia. Más tarde, Harmon compartió que esta conversación confirmó su llamado a ser pastor y misionero como su padre y su abuelo. Pasaría los siguientes 13 años preparándose para este trabajo.

Harmon Schmelzenbach III nació en Nampa, Idaho, en 1935. Sus padres, Elmer y Mary, estaban a punto de convertirse en misioneros en Swazilandia, donde se crió Elmer. Ellos llevaron a Harmon a África cuando tenía solo unas pocas semanas de nacido.

Pasó sus primeros años de infancia en Swazilandia. Cuando tenía 11 años, él y su hermana Marilyn comenzaron a asistir a un internado en la República de Sudáfrica. El internado fue una experiencia común para muchos niños misioneros. En su caso, la escuela se encontraba muy cerca de sus padres lo que les permitía regresar a casa algunos fines de semana.

En 1952, Harmon regresó a Nampa y se matriculó en Northwest Nazarene College. Conoció a Beverly, quien era dos años más joven, y se casaron mientras eran estudiantes. Después de graduarse, fungió como pastor en el área hasta que Beverly completó su carrera.

Recibieron su asignación para ir como misioneros a la República de Sudáfrica en 1960. Su primera asignación fue entre las personas pedi del Transvaal del Norte. Más tarde, Harmon comentó que las personas pedi hablaban “un lenguaje difícil y gutural que no había podido aprender de niño”.

Al año siguiente, se mudaron a Blouberg, la estación nazarena más al norte de la República de Sudáfrica. El terreno accidentado del área requería un jeep para viajar. África meridional siguió siendo su campo de trabajo durante un cuarto de siglo.

Estaban, hasta cierto punto, sobre los hombros de dos generaciones de predecesores misioneros. Su abuelo, el primer Harmon Schmelzenbach, abrió las misiones Nazarenas originales en Swazilandia, Sudáfrica y Mozambique a principios del siglo XX. Sin embargo, después de medio siglo en África, los nazarenos apenas habían llegado más allá de su base en el sur.

A fines de la década de 1970, había una creciente sensación de que la expansión a África occidental y oriental estaba atrasada. La implementación de estas iniciativas requeriría un liderazgo empresarial, y Harmon había demostrado precisamente esto.

En 1971, tomó la iniciativa personal para registrar la Iglesia del Nazareno en Botswana. En 1977, él y Beverly se mudaron a Namibia para construir un nuevo distrito allí. Permanecieron allí hasta 1984.

En ese momento, el Departamento de Misión Mundial eligió a Harmon para guiar la expansión de la Iglesia del Nazareno a una nueva área. Se convirtió en el primer director del Área East Africa. Se mudaron a Kenia, compraron propiedades en Nairobi y comenzaron a dirigir estrategias que llevaron a la apertura de nuevas misiones e iglesias en Tanzania, Uganda, Ruanda y Zaire.

En Kenia, Harmon estableció una escuela para capacitar a predicadores, pero soñó con algo más grandioso: una universidad cristiana para África oriental. Su planificación inicial sentó las bases para que otros construyeran Africa Nazarene University, que la Asamblea General y el gobierno de Kenia autorizaron en 1993, que luego abrió en 1994.

“El Dr. Harmon Schmelzenbach eligió personalmente el terreno en el que se asienta la universidad, lo reclamó para Dios y la Iglesia del Nazareno por la fe en la oración y luego organizó la compra del terreno. Hoy en día, el edificio que alberga la administración de la universidad lleva su nombre, el Edificio Harmon Schmelzenbach “, dijo Stanley M. Bhebhe, vicerrector de Africa Nazarene University.

Para entonces, los Schmelzenbach habían estado en Addis Abeba durante dos años, siendo pioneros en el trabajo nazareno en Etiopía y Eritrea. Un régimen marxista había cerrado Etiopía a cualquier obra protestante durante casi dos décadas, pero el régimen había cambiado. Etiopía demostraría ser un campo productivo.

En 1994, Harmon fue nombrado “Misionero Multifacético” y comenzó a viajar por muchas partes, a predicar en convenciones y asambleas, a crear conciencia misionera entre los nazarenos en general al volver a contar historias familiares de África.

Harmon y Beverly se jubilaron en 2001, estableciendo su hogar en Clearwater, Florida, pero contribuyeron a las misiones incluso durante su jubilación. El director regional de Eurasia en ese momento, Franklin Cook, les pidió que capacitaran a nuevos líderes nazarenos en Hungría, y vivieron, sin queja, en una habitación pequeña en Budapest por una temporada.

Harmon Schmelzenbach III falleció el 2 de enero de 2019 a los 83 años. Le sobreviven su esposa, sus tres hijos y sus nietos.

Este artículo fue publicado originalmente en: NCN News.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 16 enero 2019 en La Denominación Nazarena: Una Iglesia Internacional, La Misión y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: