Archivo del sitio

Bordando corazones con la Palabra de Dios

Escrito por: Alejandra García, Misionera Voluntaria en Génesis Santo Domingo, RD.

IMG_2155En el mes de octubre se inició a impartir un taller de bordado a un grupo de mujeres de la comunidad, la respuesta ha sido favorable gracias a Dios.

Una tía de Freya envió desde México una donación, de mantas con dibujos impresos, hilos de varios colores y agujas. Al tener esta bendecida donación, nos pusimos manos a la obra he iniciamos a invitar a varias mujeres adultas y jóvenes adolescentes. Actualmente tenemos un grupo promedio de 10 a 12 mujeres.

Por iniciativa del mismo grupo, han pedido se les enseñe manualidades navideñas, y por las últimas dos semanas hemos estado trabajando éstas manualidades.

Cuando iniciamos el taller, invitamos de 4pm a 5pm, pues sería una hora cada semana, los días viernes.

Nosotras siempre llegábamos a las 3pm al templo, para tener todo listo, pero nuestra sorpresa ha sido que al ver el templo abierto, ahora llegan desde las 3pm y dejan de bordar hasta las 6pm, y creo que se van a esa hora, no porque quieran dejar de bordar, sino porque ya no ven, pues la noche inicia temprano y no contamos con luz en el templo.

A las 5pm realizamos una pausa, pues a esa hora el grupo ya está completo. En ese momento oramos y compartimos la palabra del Señor, también oramos por sus peticiones personales.

IMG_2157Cuando cambiamos la forma de ver y hacer las cosas, Dios puede manifestarse de maneras grandiosas.

Este grupo de mujeres, tienen mucho tiempo libre en las tardes, los cuales empleaban en jugar al dominó o solo salir a sentarse afuera de su hogar. Tienen muchos deseos de aprender.

Únicamente se necesita enfocar las energías de una persona en actividades que puedan ayudar a su desenvolvimiento y desarrollo de habilidades. ¡Y qué mejor que en un ambiente, donde están escuchando de la Palabra de Dios y sus vidas pueden ser transformadas por Jesús!

¡Paciencia!

Alejandra García de Guatemala, sirviendo como misionera voluntaria en Génesis, para la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana; escribió una hermosa reflexión que quiero compartir contigo para que te ayude a crecer, tanto como a mí.

11403149_1110126909002349_4527314134720219218_nHace un par de años inicié a cultivar orquídeas en casa, me encanta el proceso desde que se siembra, hasta que llega a florecer.
La primera vez que trasplanté una Orquídea, estaba tan feliz, preparé bien la maceta y la sembré. Al pasar los días y después semanas, no veía ningún cambio…  Pensé: “Creo que hice algo mal”; la saqué de la maceta y al verla, en lo profundo tenía un pequeño puntito blanco, donde estaba saliendo una raíz, me emocioné y rápidamente la volví a sembrar, pero al moverla, una planta ya no pega, y se seca, y eso pasó con mi orquídea. 
Después de varias semanas perdidas en ese proceso, nuevamente volví a sembrar… Pero esta vez hice algo diferente, ya no la toqué, aunque por fuera no veía ningún cambio, esperé y esperé. Al cabo de unos meses, dio su primer retoño, sus hojas salían a flote. 
Ahora me preguntaba ¿cuándo daría flor? Pero eso fue más lento aún, meses y meses pasaron… Al cumplir un año, nació su primera flor, me sentí feliz, pues era la primera que sembraba. 

1546116_924129787602063_2002416783475585100_nTodo este proceso, me recuerda la paciencia que debemos tener cuando esperamos la voluntad de Dios. Muchas veces queremos solucionar las cosas con nuestras propias manos y lo más seguro es que como yo, al arrancar la orquídea, echamos a perder lo que Dios estaba haciendo. Aunque nosotros no podamos verlo, el Señor está trabajando, aún en medio de situaciones difíciles.

Hemos de pasar por muchas cosas, para que nuestra fe sea probada y con ello aprender a tener paciencia y la paciencia hace que confiemos plenamente en El Señor. 

Con mis orquídeas aprendí a tener paciencia en su cultivo y que al año nacen unas hermosas flores, las cuales lamentablemente sólo duran un mes. Pero cuando caminas por fe y aprendes a tener paciencia confiando en que Dios obrará a su tiempo, es lo más hermoso que se puede experimentar. Y lo mejor es que sus bondades y promesas no tardan un mes, ¡sino son eternas!

René Gutiérrez, misionero voluntario en Veracruz, México agrega: “como biólogo comprendo este proceso y hay mucha sabiduría en la naturaleza, pero también, lo entiendo como misionero voluntario… ¡Grande es Dios y asombrosas son sus obras llenas de sabiduría y poder!

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. Santiago 1:2-4

La incapacidad física… No es un impedimento

Freya y Alejandra

Freya y Alejandra

Alejandra García es de Guatemala, pero sirve como misionera voluntaria en Génesis desde hace más de un año. Ella junto con Freya Galindo, están organizando una iglesia en la comunidad de El Almirante, Santo Domingo, Rep. Dominicana y les dejamos una maravillosa historia de lo que Dios está haciendo en la vida de algunos miembros.

Hermano Carlos

DSC00202Deseo compartir dos casos muy especiales que tenemos dentro de la misión.

Uno de ellos es hno. Carlos, quien hace tres años le dio una derrame que lo dejo incapacitado para moverse y habla con dificultad. Desde hace 4 meses le visitamos en su hogar, él acepto al Señor en su corazón y se le dan estudios para discipulado.

El cambio que el Señor ha hecho en la vida de hno. Carlos es increíble, pues anteriormente estaba en depresión.  Ahora cada domingo está listo para ir a la iglesia e incluso, recorre un aproximado de 6 cuadras en su silla de ruedas eléctrica, para llegar al culto. Su semblante ha cambiado, está más contento, habla con más claridad, y tiene un anhelo por aprender más de la palabra de Dios.

Es una bendición conocer a este hermano y verlo en la iglesia levantando la única mano que puede mover, para alabar al Señor. El 24 de mayo se realizaron bautizos y él fue uno de los que quiso realizar ese acto, tan hermoso como parte de su testimonio.  Las lágrimas rodaban en su rostro al momento que el agua caía sobre su cabeza; no eran lágrimas de tristeza, sino de felicidad, pues era algo que anhelaba.

Domingo García

DSC00197Una tarde en la que salimos a evangelizar, encontramos al hermano Domingo sentado afuera de su casa, le compartimos la palabra del Señor, pero él, no quiso recibir al Señor como su Salvador.

Hace algunos años él tuvo un accidente automovilístico el cual afectó su columna, dejándolo incapacitado.  Después de su accidente él visito una iglesia y le dijeron que no debía buscar a Dios solo por estar enfermo.  Por ese motivo él ya no quería saber nada de las iglesias.

A la siguiente semana  de encontrarlo afuera de su casa, realizamos un culto al aire libre, frente a la construcción del templo y Dios toco su corazón, él acepto al Señor como su Salvador, y desde ese momento recibe sus estudios de discipulado.

Dios ha transformado su vida, su crecimiento espiritual se puede ver en la forma de hablar, y aun pasando por dificultades económicas y de salud, su fe crece más y más en El Señor.

El deseaba ser bautizado, pero por su condición física al igual que hermano Carlos, no podían ser sumergidos, pero por supuesto, eso no era impedimento para el bautismo y el significado real de tal sacramento.

¡Gloria a Dios porque nada les impidió ser bautizados! Sigamos orando por estas jóvenes y su ministerio en la ciudad de Santo Domingo.

Una parada en el kilómetro 9

Hoy queremos compartir contigo el testimonio de Alejandra García, de Guatemala. Ella es misionera voluntaria en Génesis, Santo Domingo y a diario viajaba por el kilómetro 9 cerca de su zona para desplazarse. A continuación puedes leer su historia y el por qué se detuvo ahí.

choferestr9258Camino a casa y el ministerio hay una intersección de cuatro caminos con semáforos, al cual le llaman ¡El nueve!, sí toca semáforo en rojo, se esperan 120 segundos para que nuevamente se habilite el paso y este en verde. 

Mientras esperas, hay una gran cantidad de personas vendiendo a los vehículos y buses (guaguas), agua fría (por el calor) galletas, velas (por los apagones), fruta, cilantro, maní, chiles pimientos, y todo lo que puedas imaginar por si se olvidó pasar al súper. La mayoría de personas que venden en el 9, son de Haití, quienes salen de su país buscando proveer para su familia el sustento diario.

Una de esas ocasiones en las que pasaba por ahí, sentí como Dios me decía ¡Bájate y ora por ellos! en ese momento mi corazón se aceleró, pero por los compromisos del día y la hora, sólo pensé: sí Señor un día de estos lo haré.

Los días pasaron y empezamos a utilizar un transporte más rápido y con una ruta diferente, el cual no pasaba por el 9, y olvide que el Señor me había dicho ¡bájate y ora por ellos!, pero Dios no lo olvidó. 

Dos meses atrás una hermana me regaló un pequeño libro para aprender “Kreyol” que es el idioma de Haití y he estado aprendiendo y practicando algunas palabras.

Hace una semana El Señor me acordó lo que me había pedido y que yo había olvidado, en ese momento le pedí perdón a Dios, pues por las prisas del día a día, no lo había hecho.

Hace unos días hice una parada en el 9km, de camino sentía como mi corazón se aceleraba y oraba al Señor para que me guiara, al bajar del Bus (Guagua) crucé la calle y vi a una joven, me acerque, platiqué un momento y oré por ella y su familia, y así Dios me guío para orar por cada persona, hubo un momento en el que inicié hablando y compartiendo la palabra de Dios con un joven y al momento ya habían 4 al rededor escuchando, por último oré por dos señoras que vendían bananos , ellas no hablaban español pero con lo poco aprendido me pude comunicar y orar. 

Dios es tan bueno y grande en misericordia, El sólo nos pide que seamos obedientes, muchas veces por los afanes de la vida, compromisos u horarios establecidos, no escuchamos o ignoramos la voz de Dios hablando a nuestra vida. 

¿Qué es lo que Dios te está pidiendo que hagas?

¿Quieres ignorar? ¿O quieres escuchar y obedecer la voz de Dios? 

¡Dios quiere usarte, sólo se obediente!

Buenas Noticias

Queremos compartir contigo algunas de las buenas noticias que hemos visto tras un año de servicio en Santo Domingo y Veracruz a través del ministerio Génesis, enfocado en la plantación y organización de nuevas Iglesias. Quizás pienses que una iglesia no puede hacer mucho en la ciudad, pero ¿qué tal si una planta otra y esas dos plantan otras dos y esas cuatro plantan otras cuatro y así sucesivamente? Esta es nuestra estrategia, lee y comparte estas buenas noticias.

Mujeres de Haina colaborando con la instalación del rótulo

Mujeres de Haina colaborando con la instalación del rótulo

En la comunidad de Haina en Santo Domingo, Luz Jiménez y Zabdi Jéssica Delgado han apoyado durante un año a un grupo de personas que se reúne para conocer y acercarse más a Cristo. Ellas ya lograron sus primeros miembros bautizados, 9 personas que fielmente hacen la decisión pública de que Jesucristo es su salvador. Pero además de esta gran noticia, hace unos días, se adquirió un rótulo de “Iglesia del Nazareno Génesis” (nombre de la nueva congregación) para el local donde se reúnen y fue impactante que el día que iban a colocarlo, muchas personas de la comunidad que ya las conocen, se acercaron a brindar apoyo, aun cuando no son asistentes fieles a la iglesia o no han tomado su decision por Cristo. Ellas han creado un impacto y la comunidad las ha adoptado como sus compañeras de milicia ¡qué gran privilegio y bendición!

Nuevo templo en El Almirante, Sto Domingo

Nuevo templo en El Almirante, Sto Domingo

Por otro lado, Freya y Alejandra están a pocos días de ser parte de ver el templo construido en El Almirante, ciudad de Santo Domingo donde ellas ministran. Aunque la membresía en este lugar todavía no es muy grande, para ellas es una respuesta saber que la nueva congregación tendrá un lugar para sus actividades: clases, cultos, talleres, entre otros. Han recibido apoyo de la iglesia madre y también de un grupo de Indiana. Los niños que participan con ellas son la clave para que en unos años, este templo pueda ser lleno por el Espíritu Santo.

Más hacia el norte del mapa mundial, en la ciudad de Veracruz, México, los misioneros Marvin, René y Daniela han estado trabajando en algunas colonias para ver un despertar en los corazones sedientos por Cristo. Ellos han involucrado a miembros de la iglesia madre, específicamente en la comunidad de La Loma, donde dos mujeres especialmente, han estado sintiendo la pasión por el ministerio y por servir a Dios a tiempo completo. ¡Gloria a Dios porque a través de este esfuerzo, Él está levantando nuevos obreros en su caminar!

Mujeres de la iglesia madre sirviendo en La Loma

Mujeres de la iglesia madre sirviendo en La Loma

Estamos agradecidos por un año de servicio de estos siete misioneros, quienes se consideren a sí mismos como completamente cambiados y desean ser siervos que transformen esos lugares y al regresar a sus países, también logren un avivamiento local. ¡No tengas miedo! ¡Él es el que hace la obra, nuestra responsabilidad es obedecer únicamente!

Primer Aniversario del Entrenamiento Génesis #1

¡Qué rápido! Hace un año tuvimos nuestro primer entrenamiento de Génesis y hoy queremos recordar las palabras de Alejandra García y Daniela González después del día de servicio comunitario durante sus 30 días de preparación. ¡Infórmate y acompáñanos en esta aventura a través de “dar, ofrendar e ir” con Génesis!

Por Alejandra García:

1902960_10152290375684463_1847823327926309648_nHoy fue un día muy especial para todos nosotros, tuvimos la bendición de realizar visita a hogares para ofrecerles lavar sus baños o ayudarles con alguna tarea en sus hogares. Fue una experiencia hermosa, de bendición y mucho aprendizaje, al momento de llegar con un hogar, nos presentábamos como misioneros de la Iglesia del Nazareno, y le comentamos que deseábamos apoyarle en sus tareas del hogar, algunos nos dijeron que no, que todo lo tenían limpio, y no accedían. Llegábamos a otro hogar y nos permitieron barrer el patio, pudimos platicar con las personas y conocerlos un poco.   Ayudamos a otros compañeros a limpiar el patio de otro hogar quitando maleza, al tenernos un poco más de confianza ya nos permitieron lavar un baño comunitario, el cual era usado por unas 5 familias del barrio.

Pudimos aprender:

  • Talvez no tengamos mucho dinero para desarrollar algunas actividades en nuestro ministerio, pero cuando realizas algo para Dios debe ser perfecto, debemos ser creativos y trabajar con lo que tenemos, no darnos por vencidos por las circunstancias.
  • No todas las personas dirán “sí” al inicio, pero poco a poco lograr ganarse la confianza de ellos para poder conocerlos mejor, y así lograr que abran una puerta en su corazón para recibir la palabra del Señor.
  • El servir a otros nos llena de regocijo, es una bendición y un privilegio
  • En todo os mostrare que así, trabajando, debéis ayudar a los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: “Mas bienaventurado es dar que recibir” Hechos 20:35.

Por Daniela González:

La reacción instantánea fue de desconfianza, era algo nuevo hasta para el pastor Newton, servicio a la comunidad1939766_10152290493569463_3901149546941730060_n eso no lo habíamos hecho los dominicanos somos muy desconfiados no los van a dejar entrar al baño, pero la gracia de Dios estaba con nosotros, mi corazón muy contento, me manché los zapatos de excremento (aun no estoy segura si era de algún animal), pero el haber limpiado y platicado con Mari fue de mucha bendición. Ella preguntaba ¿Por qué lo hacen? ¿Hay muchos nazarenos? ¿Pensé que Iglesia del Nazareno solo estaba en Dominicana?, ella concluyo diciendo: “debemos ayudar al prójimo como ustedes, todos debemos ayudarnos”. La semilla quedó en el corazón de esa mujer de voz suave (algo peculiar en Santo Domingo), me despedí de ella con un buen abrazo y me dijo “cuídate de los tigres” (los malos). ¡Gloria y honra a Dios por sus obras!

¡Una Diadema para Todas!

¡UNA DIADEMA PARA TODAS!

*Escrito por Alejandra García, misionera voluntaria en Génesis sirviendo en Santo Domingo, República Dominicana

Hace año y medio, viajábamos cada domingo a la Iglesia del Nazareno en una comunidad llamada Chacalte, Guatemala.  Me encantaba ir a ese lugar y ver el hermoso paisaje entre las montañas.  Después de tener una semana de trabajo en cuatro paredes, éste lugar me transportaba.

No solo era el paisaje, sino la bendición de ver a los niños en la iglesia Infantil, siempre puntuales, dispuestos a aprender y con una hermosa sonrisa que nunca podía faltar. No era algo común que los niños fueran vestidos de manera distinta a los otros… Pero un domingo cualquiera, una de las niñas tenía algo diferente, ¡una hermosa diadema en su cabello!, con perlas y listones las cuales la hacían destacar del resto.

Al transcurrir la clase, me di cuenta que la diadema no la tenía la dueña… sino la niña de al lado, y al tiempo la hermosa diadema pasaba de niña en niña.  Ellas no necesitaban ser la dueña, solo sentirla un momento en su cabello.  Al terminar la clase bíblica, la última niña por la que había pasado la diadema se la entregó a la dueña.

Al observar aquello, venía a mi mente, cuan distinto seria todo, si en los corazones de los adultos existiera la misma bondad de un niño, pues una sola diadema fue suficiente para hacer feliz a 8 o 10 niñas, y no necesitaron ser dueñas de una.

Cuando el corazón está puesto en las cosas materiales…nada lo llena.  El egoísmo es el número uno en las cualidades, y se olvida de lo realmente importante: la bondad, el amor al prójimo, perdonar, tener paz, gozo y disfrutar de los pequeños y grandes detalles de la vida y las bendiciones que Dios nos dé.

“Porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar” (1 Timoteo 6:7).

A %d blogueros les gusta esto: