La incapacidad física… No es un impedimento

Freya y Alejandra

Freya y Alejandra

Alejandra García es de Guatemala, pero sirve como misionera voluntaria en Génesis desde hace más de un año. Ella junto con Freya Galindo, están organizando una iglesia en la comunidad de El Almirante, Santo Domingo, Rep. Dominicana y les dejamos una maravillosa historia de lo que Dios está haciendo en la vida de algunos miembros.

Hermano Carlos

DSC00202Deseo compartir dos casos muy especiales que tenemos dentro de la misión.

Uno de ellos es hno. Carlos, quien hace tres años le dio una derrame que lo dejo incapacitado para moverse y habla con dificultad. Desde hace 4 meses le visitamos en su hogar, él acepto al Señor en su corazón y se le dan estudios para discipulado.

El cambio que el Señor ha hecho en la vida de hno. Carlos es increíble, pues anteriormente estaba en depresión.  Ahora cada domingo está listo para ir a la iglesia e incluso, recorre un aproximado de 6 cuadras en su silla de ruedas eléctrica, para llegar al culto. Su semblante ha cambiado, está más contento, habla con más claridad, y tiene un anhelo por aprender más de la palabra de Dios.

Es una bendición conocer a este hermano y verlo en la iglesia levantando la única mano que puede mover, para alabar al Señor. El 24 de mayo se realizaron bautizos y él fue uno de los que quiso realizar ese acto, tan hermoso como parte de su testimonio.  Las lágrimas rodaban en su rostro al momento que el agua caía sobre su cabeza; no eran lágrimas de tristeza, sino de felicidad, pues era algo que anhelaba.

Domingo García

DSC00197Una tarde en la que salimos a evangelizar, encontramos al hermano Domingo sentado afuera de su casa, le compartimos la palabra del Señor, pero él, no quiso recibir al Señor como su Salvador.

Hace algunos años él tuvo un accidente automovilístico el cual afectó su columna, dejándolo incapacitado.  Después de su accidente él visito una iglesia y le dijeron que no debía buscar a Dios solo por estar enfermo.  Por ese motivo él ya no quería saber nada de las iglesias.

A la siguiente semana  de encontrarlo afuera de su casa, realizamos un culto al aire libre, frente a la construcción del templo y Dios toco su corazón, él acepto al Señor como su Salvador, y desde ese momento recibe sus estudios de discipulado.

Dios ha transformado su vida, su crecimiento espiritual se puede ver en la forma de hablar, y aun pasando por dificultades económicas y de salud, su fe crece más y más en El Señor.

El deseaba ser bautizado, pero por su condición física al igual que hermano Carlos, no podían ser sumergidos, pero por supuesto, eso no era impedimento para el bautismo y el significado real de tal sacramento.

¡Gloria a Dios porque nada les impidió ser bautizados! Sigamos orando por estas jóvenes y su ministerio en la ciudad de Santo Domingo.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 3 julio 2015 en Compasión y Justicia, El Misionero Nazareno, La Iglesia y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: