Primer Aniversario del Entrenamiento Génesis #1

¡Qué rápido! Hace un año tuvimos nuestro primer entrenamiento de Génesis y hoy queremos recordar las palabras de Alejandra García y Daniela González después del día de servicio comunitario durante sus 30 días de preparación. ¡Infórmate y acompáñanos en esta aventura a través de “dar, ofrendar e ir” con Génesis!

Por Alejandra García:

1902960_10152290375684463_1847823327926309648_nHoy fue un día muy especial para todos nosotros, tuvimos la bendición de realizar visita a hogares para ofrecerles lavar sus baños o ayudarles con alguna tarea en sus hogares. Fue una experiencia hermosa, de bendición y mucho aprendizaje, al momento de llegar con un hogar, nos presentábamos como misioneros de la Iglesia del Nazareno, y le comentamos que deseábamos apoyarle en sus tareas del hogar, algunos nos dijeron que no, que todo lo tenían limpio, y no accedían. Llegábamos a otro hogar y nos permitieron barrer el patio, pudimos platicar con las personas y conocerlos un poco.   Ayudamos a otros compañeros a limpiar el patio de otro hogar quitando maleza, al tenernos un poco más de confianza ya nos permitieron lavar un baño comunitario, el cual era usado por unas 5 familias del barrio.

Pudimos aprender:

  • Talvez no tengamos mucho dinero para desarrollar algunas actividades en nuestro ministerio, pero cuando realizas algo para Dios debe ser perfecto, debemos ser creativos y trabajar con lo que tenemos, no darnos por vencidos por las circunstancias.
  • No todas las personas dirán “sí” al inicio, pero poco a poco lograr ganarse la confianza de ellos para poder conocerlos mejor, y así lograr que abran una puerta en su corazón para recibir la palabra del Señor.
  • El servir a otros nos llena de regocijo, es una bendición y un privilegio
  • En todo os mostrare que así, trabajando, debéis ayudar a los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: “Mas bienaventurado es dar que recibir” Hechos 20:35.

Por Daniela González:

La reacción instantánea fue de desconfianza, era algo nuevo hasta para el pastor Newton, servicio a la comunidad1939766_10152290493569463_3901149546941730060_n eso no lo habíamos hecho los dominicanos somos muy desconfiados no los van a dejar entrar al baño, pero la gracia de Dios estaba con nosotros, mi corazón muy contento, me manché los zapatos de excremento (aun no estoy segura si era de algún animal), pero el haber limpiado y platicado con Mari fue de mucha bendición. Ella preguntaba ¿Por qué lo hacen? ¿Hay muchos nazarenos? ¿Pensé que Iglesia del Nazareno solo estaba en Dominicana?, ella concluyo diciendo: “debemos ayudar al prójimo como ustedes, todos debemos ayudarnos”. La semilla quedó en el corazón de esa mujer de voz suave (algo peculiar en Santo Domingo), me despedí de ella con un buen abrazo y me dijo “cuídate de los tigres” (los malos). ¡Gloria y honra a Dios por sus obras!

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 6 abril 2015 en El Misionero Nazareno, La Misión y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: