Archivo del sitio

Reavive la Iglesia – Parte 2 de 2

Esta es la continuación de la entrada anterior, escrita por Dan Reiland y traducida por Yadira Morales y Erika Chaves.

  1. Establece confianza y esperanza.

turn-aroundNo es raro que una iglesia luche por haber sufrido algún tipo de dolor o desaliento. Esto implica generalmente la confianza rota y con ello erosiona la esperanza.

Se necesita sanidad para restablecer la confianza y esto lleva tiempo. Hay varias maneras de que esto pueda suceder, y a menudo requiere múltiples esfuerzos. Por ejemplo, el pastor puede enseñar una serie de sermones de “pastoreo” a través de los Salmos. El pastor o miembros de la junta pueden llevar pequeños grupos de discusión para que se dé una conversación honesta. Y un consultor externo puede ser contratado para ayudar a la congregación a través de una temporada difícil.

Si la confianza rota no es el problema, pero la congregación está cansada y tiene poca esperanza, la esperanza puede ser restaurada por victorias rápidas y visión. ¡Recuerda a la congregación que la Iglesia es la idea de Dios y Él es el dueño! ¡Él quiere que funcione y le da el poder del Espíritu Santo para ese mismo propósito!

  1. Realiza el poder de ganancias rápidas.

El ministerio efectivo de la iglesia es más como una maratón que como una carrera de velocidad. Es un largo camino lleno de colinas y vueltas. Las pequeñas victorias en el camino son vitales para terminar la carrera y esenciales para iniciar el proceso de entrega.

Una iglesia pequeña se desanimó y pensaron que podrían hacer nada. Todas las paredes en su auditorio estaban cubiertas de paneles de madera oscura y varias bombillas estaban quemadas. Era deprimente. El pastor inspiró a la congregación para recaudar alrededor de $800 para pintura, suministros y bombillas. Derribaron el revestimiento de madera y pintaron una capa de pintura blanca fresca y era como si estuvieran en el cielo. ¡Ellos estaban encendidos de nuevo!

Otro pastor levantó alrededor de $600 y comenzó una cooperativa de alimentos en su ciudad. Su iglesia llegó a estar enfocada en el exterior y en un fin de semana se sintieron renovados y con baterías recargadas. Ambas congregaciones comenzaron a creer que podían cambiar las cosas. ¡Las pequeñas victorias les dieron esperanza tangible y práctica para el éxito en el futuro!

  1. Crea intensidad espiritual dentro de tu visión.

Con los años he trabajado con cientos de iglesias, muchas de los cuales elaboraron una declaración de misión / visión inteligente, bíblica y creativa. Pero por alguna razón no parecía funcionar. En muchos casos, uno de los ingredientes principales es que falta vitalidad espiritual. No parece ser una sensación de intensidad espiritual llevar consigo una pasión para hacer que las cosas sucedan y hacer un esfuerzo adicional para alcanzar a una persona más.

La oración es el núcleo de la intensidad espiritual y la evangelización es la segunda, muy cercana. Juntos van a mantener una iglesia con una llama encendida y caliente por la visión. La intensidad no sugiere rareza. No es un sentido ascético de culpa impulsando el sacrificio. En realidad es todo lo contrario. Su origen proviene de personas que realmente aman a Dios y están encendidos por el trabajo del Reino, tanto es así que la alegría y el servicio son un subproducto natural.

La visión requiere de estrategia. Si no estás seguro de por dónde empezar, concéntrate en mejorar tres áreas.

  1. Tu servicio de adoración
  2. Tu ministerio de niños
  3. Tu ministerio de grupos pequeños

Y siempre apunta a los procesos ministeriales con desarrollo del liderazgo.

Para obtener ideas sobre el desarrollo del liderazgo, visita mi blog en http://danreiland.com

El Dr. Dan Reiland sirve como Pastor Ejecutivo en Iglesia 12Stone en Lawrenceville, Georgia. Anteriormente se asoció con John Maxwell durante 20 años, primero como Pastor Ejecutivo en la Iglesia wesleyana Skyline en San Diego, y luego como Vicepresidente de Liderazgo y Desarrollo de la Iglesia en INJOY. Él y el Dr. Maxwell todavía disfrutan de la asociación en una serie de proyectos relacionados con la iglesia.

 

Reavive la Iglesia – Parte 1 de 2

te

Imagen Original de Bob Whitesel

 

Escrito por: Dan Reiland

Traducido por: Yadira Morales y Erika Chaves

Una división de la iglesia, un líder fracasado, el cambio de la economía o una congregación envejecida, hay muchas razones para que una iglesia esté luchando y en desnivel. De hecho, de las aproximadamente 350.000 iglesias en los EE.UU, muchas más están en necesidad de un cambio de tendencia importante que las que están saludables y creciendo.

Es cierto que tanto la plantación de iglesias y el modelo multi-sitio son estrategias altamente productivas para avanzar en la iglesia local, pero no podemos ignorar o descartar las decenas de miles de iglesias que luchan. ¡Siempre hay esperanza!

Mi amigo Brad Powell llevó a su iglesia hacia un gran cambio y encontró tanta pasión por ayudar a las iglesias en dificultades que escribió un libro titulado: Cambie su Iglesia para bien (Thomas Nelson), lo recomiendo bastante.

Hay capas de complejidad involucradas en cualquier escenario de cambio, pero los principios básicos son siempre similares. Los siguientes puntos prácticos te ayudarán a llevar a tu iglesia al lugar que soñaste que podría llegar.

  1. Piensa en el liderazgo.

La mayoría de las iglesias con dificultades piensa en los problemas. Los líderes piensan en soluciones. John Maxwell dice: “Todo sube y baja en el liderazgo.” Es cierto. Una iglesia puede ser amable, libre de deudas, y enseñar la Biblia y todavía no va a ninguna parte.

Un líder trae propósito a la fiesta. Es muy bueno que la iglesia se reúna, pero después de unos pocos cientos de domingos de “iglesia” sin un propósito claro, la gente encuentra otras cosas que hacer. “Ocupado” ya no es una virtud. Ganar a la gente para Jesús siempre ha sido el tema central y la misión de la iglesia, cualquier otra cosa aparte de eso, solo es estar ocupado haciendo iglesia. Se necesita liderazgo para conducir la misión porque la iglesia se desvía naturalmente hacia la comodidad en comunión en lugar de arriesgarse para alcanzar a la gente.

El pastor y los líderes deben estar dispuestos a tomar decisiones difíciles o un cambio de tendencia no va a suceder. La mayoría de las iglesias están sólo a una decisión difícil de un gran avance, y el líder general sabe lo que es. Es la voluntad y el coraje lo que realmente hace la diferencia.

  1. Di la verdad.

No puedes resolver un problema si no vas a admitir que hay un problema. Las iglesias y sus líderes trabajan duro para mantener a todos contentos y que todo sea bonito. El problema con esto es que no es real. Siéntete cómodo con los problemas porque siempre los tendrás. Los buenos líderes resuelven y por lo tanto mueven el balón por el campo. Esencialmente un líder avanza (hacia la visión), resuelve problemas y ayuda a las personas.

Es saludable hablar de un área de ministerio que está débil y en necesidad de mejorar. Tal vez sea el ministerio de los niños, o tal vez el equipo de ujieres o el grupo de alabanza.

Eso está bien, siempre y cuando hagas algo al respecto. La perfección no es la meta, el punto es hacer progreso. Las conversaciones no deben ser negativas o desalentadoras, simplemente honestas. Nunca permitas que las reuniones se conviertan en sesiones de quejas. Reúne pequeños grupos de líderes que serán francos, positivos y producirán soluciones. ¡Puede hacerse!

Espera la segunda parte en la próxima entrada.

Adviento con Tim Spivey – Parte 1

Escrito por: Tim Spivey / Trad. por: Erika Chaves

Dr. Tim Spivey es plantador de la Iglesia New Vintage en Escondido, California. Tim es un nativo del sur de California con una pasión profunda y contagiosa por Dios y el ministerio. Está casado con Emily y padre de tres hijas hermosas. A través de los dones de liderazgo y enseñanza, Tim ofrece predicación basada en la Biblia y liderazgo direccional en la Iglesia New Vintage. Así que quiero compartir contigo un buen artículo para esta temporada.

adviento1No me crié en una tradición conocida por su robusta celebración del Adviento. No éramos totalmente anti-Navidad. Navidad en sí misma era maravillosa, simplemente no tenía mucho que ver con el cristianismo, como lo vimos. Con los años, mi mente ha cambiado por completo en esto. De hecho, el Adviento y la Navidad han llegado a ser uno de los momentos espirituales más importantes del año para mí y nuestra iglesia.

Aquí hay cuatro razones prácticas por las cuales creo que las iglesias deben celebrar el Adviento y la Navidad:

1. Adviento ayuda a mantener a la gente en el camino espiritual a través de los días de fiesta. No está bien que nos lamentemos de la “avaricia” de las personas y/o el materialismo en los días festivos si no estamos dispuestos a levantar a Cristo de una manera especial durante la temporada de tentación para la gente. Es un buen momento para ayudar a restablecer una perspectiva unida sobre el dinero y las posesiones, llamar a la gente a la generosidad y hacerlo con mucha intencionalidad. También tenemos una oportunidad especial para ayudar a la gente a entender la importancia de encarnar el Evangelio mientras ellos enfrentan dificultades personales y familiares durante toda la temporada. Podría seguir aquí, pero el punto es que esta época es espiritualmente conmovedora y Adviento ofrece una oportunidad única de pastorear.

2. El Adviento nos centra en temas teológicos que deben ser el centro de lo que somos: la encarnación y la Segunda Venida de Cristo. La mayoría de los cristianos entienden la importancia de estos dos temas. Sin embargo, un grupa está “dentro” y el otro está “fuera” de los círculos teológicos en estos días. En particular, la Segunda Venida es algo que necesita mucho más énfasis y Adviento ofrece una fantástica oportunidad de centrarse en nuestra gran esperanza.

La encarnación es la moda en estos días, a veces de manera más o menos exclusiva que la Segunda Venida. Tal vez esto se hizo para corregir un exceso de énfasis teológico sobre el “más allá” que se remonta a generaciones. Sin embargo, la “corrección” de hoy, ha comenzado a desatar nuevas herejías, una de ellas es un replanteamiento sesgado de toda la escatología.

Si la iglesia no tiene el regreso de Cristo como el centro de su esperanza, su empuje encarnado puede recaer en ser una iglesia buena que hace-el-bien. Se arraiga en un concepto de Jesús como el Revolucionario Social en ausencia de una comprensión sólida de Jesús como nuestro Rey, Salvador, o el Señor. Faltará, en sus huesos, la cristología que proporciona todo el sentido a lo que hace Jesús en su ministerio. Adviento nos ayuda a entender la encarnación y la escatología y cómo apoyarse mutua y perfectamente.

Tomado de: http://www.patheos.com/blogs/jesuscreed/2014/12/03/advent-with-tim-spivey/

Encarnación

Escrito por: Frederick Buechner / Trad. por: Erika Chaves

Nacimiento-de-Jesus“El Verbo se hizo carne”, escribió Juan “y habitó entre nosotros… lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14). Eso es lo que significa la encarnación. No es algo teológico. No es muy sofisticado. Es indigno. Pero de acuerdo con el cristianismo es como son las cosas.

Todas las religiones y filosofías que niegan la realidad o la importancia de la materia, la carne, lo que está ligado a la Tierra, son negadas a sí mismas. A Moisés en la zarza ardiente se le dijo que se quitara los zapatos ya que el suelo sobre el que se encontraba era tierra santa (Éxodo 3: 5) y la encarnación significa que toda la tierra es tierra santa, porque Dios no sólo la hizo, sino que anduvieron en Él, comió, durmió, trabajó y murió en ella. Si somos salvos en cualquier lugar, somos salvos aquí. Y lo que se ahorra no es una destilación diáfana de nuestros cuerpos y nuestra tierra, sino nuestros cuerpos y nuestra tierra como tales. Jerusalén se convierte en la Nueva Jerusalén, que bajaba del cielo como una novia ataviada para su esposo (Apocalipsis 21: 2). Nuestros cuerpos se entierran perecederos y resucitarán incorruptibles (1 Corintios 15:42).

Una de las equivocaciones de las personas religiosas que particularmente son aficionados es el intento de ser más espirituales que Dios.

Tomado de: http://frederickbuechner.com/content/incarnation

Hay espacio en mi corazón

Crocker_Gustavo-6249_r_For_PrintEscrito por: Gustavo Crocker / Trad. por: Erika Chaves

Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada…” (Lucas 2: 7 NIV).

Mientras yo estaba visitando a una de las islas del Caribe este año para celebrar la ordenación de varios hombres y mujeres en el ministerio, no pude dejar de notar que eran los primeros días de noviembre y las tiendas ya estaban decoradas para Navidad.

“La gente se prepara para la Navidad antes de tiempo porque hay mucho que hacer, lugares para ir, y presentes para comprar”, dijo el mandatario local, quien notó mi sorpresa al ver qué tan temprano la gente se prepara para la Navidad en su país.

Empecé a pensar que tal vez esta preparación temprana en muchos lugares no tiene tanto que ver con el nacimiento de Cristo como con el ajetreo que hemos hecho. Reflexioné sobre las muchas familias que han llenado sus agendas con planes de vacaciones, visitas familiares, viajes a los centros comerciales, y otras actividades relacionadas que hacen en esta temporada festiva. Sin embargo, muchas personas sólo han utilizado el nacimiento de Cristo como una excusa (aunque una buena) para reunirse, dar regalos a nuestros seres queridos y extender los días festivos. Nuestras vidas y horarios se han vuelto tan llenos que nos queda muy poco espacio para Jesús.

Al mismo tiempo, esta temporada trae buenos recuerdos de mi infancia en la iglesia local que visitábamos. Recuerdo haber pasado semanas en preparación para las obras de Navidad y los musicales. Pero debido a las limitaciones de nuestro entorno pobre, que no tenía la expectativa de regalos o vacaciones fuera de casa, teníamos ganas de celebrar la venida de Cristo al mundo. ¡Había algo único en la celebración de su nacimiento!

Una de las canciones que aprendí en la preparación de las obras de teatro de Navidad era un recordatorio de que entre más ocupada esté la temporada, menos espacio hay para Cristo. También eso recordaba a la iglesia que así como Él nació en Belén, no había lugar en la posada para Él.

Podemos aplicar esta lección ahora y hacer espacio en nuestro corazón para Él. Esa vieja canción tiene una letra simple pero de gran alcance:

“Venid a mi corazón Señor Jesús,

Hay espacio en mi corazón para Ti”

Al celebrar el Adviento de este año, mi oración es que nos detengamos muchas veces a celebrar a Cristo en medio de nuestras ocupadas agendas. Pido a Dios que dejemos espacio en nuestros presupuestos para compartir con alguien que lo necesite, como si estuviéramos dando a Cristo mismo. Oro en particular que esta temporada sea el mejor momento para que hagamos lugar en nuestros corazones y así Cristo llegue a ser el único dueño de nuestras vidas.

Tomado de: http://nazarene.org/files/docs/bgs/WOH1214.pdf

Inicio del 4X4 Todo Terreno: República Dominicana

IMG_5583Queremos compartir contigo la noticia de que hoy por primera vez en el Área Central se iniciará una experiencia misionera de más de tres días y lo hemos llamado: 4X4 Todo Terreno, República Dominicana, a cargo del liderazgo de Erika Chaves, la coordinadora del Área Central. Esta actividad se llevará cabo desde hoy hasta el domingo 12 de julio en la Iglesia del Nazareno de Arismar y contaremos con 8 jóvenes de República Dominicana, México y Costa Rica. 

Queremos pedir tus oraciones, especialmente porque mañana iniciaremos la Máxima Misión y también por los demás proyectos que se llevarán a cabo los siguientes días como Campañas Evangelísticas, Escuelitas Bíblicas, Charlas para las Familias, entre muchas otras cosas.

Estamos muy agradecidos de ver la respuesta de jóvenes dominicanos quienes están involucrándose en las misiones y es nuestro deseo verlos como futuros líderes, pastores o misioneros de este país y región“. – Erika Chaves

Marleydi y RoquePara mí, es una experiencia nueva en otro país y cultura después de haber participado en varios proyectos así en México. Además, es mi oración que Dios pueda confirmar mis próximos pasos en el llamado misionero”. – Karina Yllán, Monterrey, MX

Es una oportunidad para servir a Dios a través de la ayuda que yo puedo brindar a quienes lo necesiten“. – Sonia Malvaez, Toluca, MX

Yo lo veo como una oportunidad de seguir sirviendo y entrenándome a través del campo misionero en mi propio país. He participado en varias Máximas Misiones y otros proyectos, y mi iglesia local me ha apoyado“. – Gerson Montilla, Santo Domingo, RD

¡Ayúdanos a orar por esta experiencia! ¡Únete desde donde estés! 

“Y los envió a predicar el reino de Dios, y sanar a los enfermos” Lucas 9:2

Una manera de hacer trampa a la hora de hacer discípulos – Parte 2

Escrito por: Welford Orrock / Trad. por: Erika Chaves

Hacer trampa en el discipulado

En mi trabajo con universitarios y ministerios de adultos jóvenes, siempre existe la tentación de engañar. Puedo pasar una bonita mano de cuentacuentos como pintura sobre mi trabajo con algunas comunidades de adultos jóvenes y llamarlo un éxito, pero eso no serviría a nadie más que a mí. El trabajo suficientemente bueno es un trabajo completamente egoísta. ¿Cómo puedo quedar bien o al menos no quedar mal? En el contexto de la comunidad cristiana, el discipulado es el equivalente al proceso atento y paciente de lijado.

libro tex sampleEn su libro “La resistencia del Collar Azul y la Política de Jesús” (Blue Collar Resistance and the Politics of Jesus), Tex Sample conecta la tradición artesanal que se encuentra en la vida de la clase obrera y la misión y el ministerio cristiano de entender el discipulado como un aprendizaje. Sample escribe que en el aprendizaje de la tradición artesanal, “el estrés no está en el saber cómo un conocimiento, sino más bien en saber cómo hacer las cosas” (Pg.90).

Hay una diferencia entre entender el dibujo de un ingeniero y saber realmente cómo poner una tubería. Uno puede conocer claramente sobre una ilustración de todas las partes de un embrague y todavía no saber cómo reemplazar el embrague como el mecánico sabe hacerlo. El proceso de saber “cómo hacerlo” es la práctica y la práctica comienza con el aprendizaje.

¿”Cómo saber” versus “cómo hacer”?

Una de las maneras en que hacemos trampa en el ministerio es mediante enseñar a los discípulos cómo saber, en vez de cómo hacerlo. Les enseñamos cómo leer el dibujo del ingeniero, en lugar de enseñarles a poner la tubería. Es más fácil enseñarles con un folleto de una página de todas las partes del embrague, que tomar el tiempo y tener en nuestras manos sucias, ayudándoles a tomar el embrague aparte y poner el nuevo juntos. En nuestra búsqueda de la eficiencia y la productividad, crecemos impacientes y cansados con este tipo de discipulado dirigido y aún sin eso nuestros ministerios son mucha pintura sobre madera no preparada.

Si tomamos el punto de Chesterton para que sea verdad: “sólo hay dos maneras (en cualquier sentido especial) de Mechanics at worktener éxito. Una de ellas es haciendo un trabajo muy bueno, la otra es hacer trampa”, pero para eso tenemos que saber cómo se ve el trabajo bien hecho y para eso tenemos que saber cómo se ve el éxito. Para saber que tenemos que ser enseñados; tenemos que ser aprendices y enseñar activamente a otros. Lo suficientemente bueno no es suficientemente bueno.

¿Cómo estás midiendo el “éxito” en tu ministerio? ¿Cómo están orientadas tus prioridades, prácticas, procesos y programas hacia estas metas?

Una manera de hacer trampa a la hora de hacer discípulos – Parte 1

autorEscrito por: Welford Orrock / Trad. por: Erika Chaves

Welford Orrock es el Coordinador de la Iniciativa Kairós, donde ayuda a equipar y animar a los adultos jóvenes a través de la conexión entre una vibrante experiencia universitaria y los ministerios de adultos jóvenes que están desarrollando líderes, construyendo comunidad y moviéndose misionalmente.

El problema con “Suficientemente Bueno”

Mientras crecía en la zona rural de Virginia, estaba activo en el programa 4-H de nuestro condado. Cuando tenía dieciséis años me ofrecí para ser mentor de un campamento de día para trabajar la madera. La tarea era bastante simple: ayudar a los niños en edad escolar media a construir casas para pájaros y cajas de herramientas. Mientras todo el mundo se iría a casa con todos sus dedos y un proyecto bien pintado, la semana sería un éxito – o al menos eso pensaba.

maderaHubo un factor de complicación, sin embargo, el campamento de trabajo de la madera se celebró en la escuela secundaria local y el profesor del taller en ese instituto era mi padre. A mitad de la semana, nuestros campistas llegaron a un punto crítico en sus proyectos. Sus materiales se habían medido, corte y ensamblado. A medida que los proyectos se concretaron, los campistas comenzaron a mirar hacia adelante a la pintura – poner un bonito pelaje brillante de color sobre sus obras de arte de madera. Sólo una cosa sobresalió en su camino: el lijado.

Si alguna vez has trabajado con madera antes, sabes lo importante que es el lijado en el proceso de acabado. Tan pronto como se pinta o tiñe la madera, cada rasguño o parte raspada que no fueron lijados se resaltan. El buen lijado requiere tiempo, atención, energía y paciencia. No puedes apresurarte. La energía los escolares la tienen. La atención y la paciencia, no tanto.

Cada campista pasó rápidamente el papel de lija sobre la superficie de sus proyectos y luego pidió pintura y pinceles para pasar al siguiente paso en el proceso. Revisé sus trabajo, señalé algunos puntos por lijar y los animé a tomar su tiempo y hacerlo bien. Pero con el tiempo mi paciencia también se fue acabando. Uno por uno, los campistas frustrados me traían su trabajo, les preguntaba si estaban listos, ellos decían que sí y los enviaba a la estación de pintura.

Fue entonces cuando mi padre intervino. Él me preguntó por qué estaba enviando proyectos a la estación de pintura que no estaban preparados para la pintura. Yo le respondí “porque están listos”. Él preguntó: “¿Lo están?” En la manera típica de adolescente le respondí: “Mira, los niños están aburridos y cansados. Si son felices con lo que tienen, entonces el trabajo está suficientemente bien. ¿Cuál es el problema?” A lo que respondió mi padre “¿Cómo van a saber lo que se necesita para hacerlo bien, si se detienen cuando está lo suficientemente bien?”.

Suficientemente bien es una forma de engaño.

Lo suficientemente bien sucede cuando nos quedamos sin energía, paciencia, atención y en última instancia no importa.

Uno puede leer cien libros sobre cómo tener éxito en la madera, pero ninguno de los punteros o principios te impedirá tener que tomar el tiempo, atención, energía y paciencia a la hora del lijado.

Lo mismo podría decirse sobre el ministerio.

Continuará en la próxima entrada.

A %d blogueros les gusta esto: