Archivo del sitio

Violencia Vs. Paz

Históricamente durante la segunda semana de Adviento se ha puesto énfasis en la paz que el Dios encarnado nos da.  Cristóbal Correa, misionero peruano sirviendo con Extreme Nazarene Ministries, nos ofrece acá la segunda de sus dos reflexiones sobre este tema.

Sin un rastro de remordimiento y sin derramar una lágrima, Elizabeth Espino Vásquez (21), estudiante de cuarto ciclo de derecho, confesó que participó en el asesinato de su madre, la abogada Elizabeth Vásquez, así como admitió que lo había planificado desde hace un año, junto a su enamorado y un amigo a quienes les había ofrecido 10 mil dólares por el homicidio de su madre. El motivo: cobrar el seguro de vida de su progenitora.

Mientras que la policía lanza una alerta sobre  el incremento de los “crímenes por convivencia humana”, a un 60% en los últimos meses; el Ministerio de la Mujer y desarrollo Social difundió unas cifras que durante el primer semestre del 2009 (Enero-Junio), el Ministerio del Interior registró 48,602 denuncias por violencia familiar en todo el país.

Entretanto las personas se preguntan desconcertadas: ¿Qué está sucediendo en las familias?, ¿Tiene sentido que Dios haya creado la familia para que se autodestruya?, ¿Cuántas de esas familias que sufren violencia, sus miembros vuelven a reproducirla unos a otros?, ¿Cuántas de esas familias están gritando por ayuda para encontrar la paz?.  Las preguntas podrían tener muchas respuestas, puestas en práctica por diversos psicólogos, consejeros, políticos y religiosos, más la violencia sigue en aumento.

Tal vez una respuesta cercana lo tenga el periodista César Hildebrandt quien opinó que Elizabeth Espino, la joven que hablamos inicialmente, “actuó de esa manera porque el sistema de valores así se lo aconsejó”.  En otras palabras estamos viviendo un estilo de vida violento, no porque a la gente le gusta vivir así, sino porque así lo aprendieron en la sociedad y porque esta no conoce otra manera de vivir, aún cuando vivan en una agónica tristeza.

El problema es que la gente no sabe como vivir y encontrar la paz que necesita.  Pero hace más de dos mil años en el oriente, también se vivía violencia, discriminación y  desesperanza en la vida, hasta llegó Jesús “el príncipe de paz” (Isaías 9:6), justamente a mostrar un nuevo estilo de vida basado en la paz.

Así como antes, Él ahora quiere mostrarnos el verdadero camino de la paz a través de Él.  En Juan 14:27 Jesús dice: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.  No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”.  Él quiere que sus hijos vivamos y seamos bendecidos con su paz: Jehová bendecirá a su pueblo con paz” (Salmo 29:11).

Entonces si es la voluntad de Dios que sus hijos vivan y disfruten en paz, ahora más que nunca debemos vivirla y proyectarla.  Sólo necesitamos entregar nuestras cargas y dejar que sea Él el que restaure nuestras vidas.

“He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad” (Jeremías 33:6).

“Apártese del mal, y haga el bien;  Busque la paz, y sígala” (1 Pedro 3:11).

Los Doce Elementos Claves del Misionero Nazareno (III y IV)

Los encargados de Misión Global y de Mobilización para la Iglesia del Nazareno han desarrollado una lista de 12 elementos que la Iglesia del Nazareno cree como claves en “La Formación del Misionero Nazareno”.  Esta fue desarrollada para dar al candidato misionero una manera de medir su buena disposición al servicio, reconocer las áreas de experiencia o para entrenarse en lo que necesita.  Debemos mencionar que las entradas relacionadas con los 12 elementos han sido escritas por David Cooper, Director de Mobilización para la Iglesia del Nazareno Global.

3.- Relaciones Directivas

Un importante elemento en la vida de un misionero es la habilidad de balancear familia, ministerio y amigos, como si viviera en diferentes culturas.  Muchas veces, estas relaciones están interconectadas en el ministerio y trabajo, y hacen nuestras relaciones aún más complejas.

Una de las áreas más comunes de negligencia, para este servicio en el ministerio, es respeto a la familia.  Los buenos hábitos en la familia y los límites deben estar en su lugar, antes de que alguien se comprometa a servir en misiones en otra cultura.

La vida misionera es un estilo de vida compleja para balancear.  Esto involucra estar continuamente mostrando los frutos del espíritu y vivir la “Regla de Oro” (Mateo 7:12) Buenas habilidades interpersonales y comunicación, son la clave para un misionero al servicio de tiempo completo.

4.- Bienestar Integral

A la Iglesia del Nazareno le preocupa cada persona que está sirviendo alrededor del mundo.  Esta responsabilidad no se toma a la ligera.  A través del proceso de ser misionero, es importante ver la historia de las personas en todos los aspectos de su salud.  Nos preocupan todas las personas, y creemos que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros.

El vivir en otro país adquiere tremendo estrés en la vida de la persona y puede agregar presión en maneras que no se lo espera.  Comenzar sano, no solo física, sino emocional, psicológica y espiritualmente, pueden hacer la diferencia cuando vienen tiempos difíciles.

Es importante evaluar las demandas psicológicas de una asignación, y marcar cuáles serían las limitaciones que un candidato a misionero podría tener.

La medida emocional y psico-social de una persona saludable es más compleja.  Para el candidato misionero tiene que haber una historia coherente de ser capaz de manejar el estrés diario de la vida.

20 Indicadores de un Despertar Espiritual

20 Indicadores de un Despertar Espiritual

En la Iglesia:

  1. Aumento del Testimonio de la presencia manifiesta de Dios.
  2. Aumento de las conversiones y bautismos.
  3. Amplia participación en unidad como también la oración individual, ayuno y otras disciplinas espirituales que lleven a un discipulado mas efectivo.
  4. Un descenso en divorcios y un compromiso renovado para el matrimonio entre un hombre y una mujer en un pacto en este vinculo como Dios quiere.
  5. Compartiendo la fe a los niños y jóvenes así como los padres son equipados por la iglesia para ser los primeros discipuladores de sus hijos.
  6. Una búsqueda apasionada, entre las iglesias por el bienestar de sus ciudades a través de la plantación de nuevas congregaciones, ministerios benevolentes, servicio práctico y un enfoque en el evangelismo.
  7. Un compromiso de generosidad radical como evidencia de ministerios de compasión y misiones globales.
  8. Una mejor salud entre los ministros como evidencia de su gozo, de la disminución de renuncias, de las buenas relaciones, de las relaciones amorosas saludables dentro de sus familias, y un incremento de la respuesta entre los jóvenes llamados al ministerio.
  9. Cristianos comprometidos en el testimonio audaz acompañado de conversiones drásticas, milagros divinos y victorias facultadas por el Espíritu Santo sobre el mal.
  10. Una mayor muestra de amor entre los creyentes, como muestra de la unidad que existe entre los pastores y líderes.

En la Cultura:

  1. Derribando las barreras raciales, sociales y de estatus como la iglesia de Cristo celebra junta a Jesús.
  2. Una restauración de la moral, fundamentos éticos y responsabilidad entre lideres de la iglesia y gobierno, comercio y política.
  3. Una transformación de la sociedad a través de la restauración de la influencia de Cristo en las artes, media y comunicaciones.
  4. Incremento del cuidado para el hambriento y desamparado, el mas vulnerable y necesitado.
  5. Jóvenes adultos, estudiantes y niños adoptando el estilo de vida y demandas de Cristo a través del testimonio de su pares que aman y viven como Jesús.
  6. Lideres comunales y nacionales buscando la iglesia como una respuesta a los problemas de la sociedad.
  7. Mayor atención a los niños como un “regalo de Dios” como el evangelio habla acerca del aborto, adopción, casa hogares y bienestar infantil.
  8. Relaciones Honestas entre hombres y mujeres: reducción en los índices de divorcios, unión libre, relaciones entre el mismo sexo, abuso sexual, trata sexual, hijos fuera del matrimonio y enfermedades de transmisión sexual.
  9. Un despertar al “temor de Dios” antes que buscando la aprobación de la gente, así restaurando integridad y credibilidad.
  10. Transformación de entorno y un acompañamiento de disminución de los males sociales a través del incremento de la expresión de amor por el prójimo” en servicio, compasión y unidad.

*El resumen anterior fue escrito y aprobado en y por The Awakening America Leadership Summit (La Cumbre de un Despertar en el Liderazgo en América).  Más información se puede encontrar en www.awakeningamerica.us.

Abraham Cruza las Fronteras

Abraham fue en muchos sentidos el primer misionero de la Historia. Gracias a la vida y ministerio de éste gran patriarca, comprendimos el plan redentor de Dios para la humanidad.

Dios continúa actuando en la historia, como el buscador de la restauración del orden creado, a pesar de que exista la injusticia. Comienza a trabajar a través de un pueblo específico, del cual, Abraham es llamado para establecer un pacto, con la mira en el futuro de la humanidad. Dios le hace promesas pero también le encomienda una misión.

Las promesas de Dios a Abraham son que haría de él un pueblo innumerable en la tierra, tendría una relación especial con Dios y que le daría tierra donde habitar. Su misión era que él debe ser de bendición a todas las familias de la tierra, porque de él vendrían todas ellas.

Para Abraham, el llamamiento divino demandaba una renuncia total a todo lo que le unía, no sólo a su cultura caldea, sino también a su tierra, a su parentela y a la casa de su padre.

Y referente a esto te hago una pregunta, ¿todavía quiere Dios que sus discípulos renuncien a todo lo que poseen para predicar el evangelio de salvación? Lucas 14:33 dice que si cualquiera que no renuncie a todo lo que posee, no puede ser discípulo de Jesús. Reflexiona ahora: si Dios te llamara hoy para ser misionero, ¿qué es lo que más te costaría dejar?

Tal vez Dios no te llame para que vaya a otro país (quizá sí) pero sí para que le sirvas en tu iglesia, en la comunidad donde vivies. Esto requiere dejar ciertos eventos sociales, reuniones familiares y aún amistades. ¿Estarías dispuesto a dejarlo por responder al llamado de Dios?

Migración: Llamado a la Acción

*Esta entrada y la anterior son extractos de la declaración oficial de la Asociación Nacional (EEUU) de Evangélicos. (link acá).  La Iglesia del Nazareno se ha unido a la posición de ese grupo ecumenical, y aunque se escribió desde el contexto norteamericano, creo que puede ayudarnos a nosotros en nuestros países a reflexionar y dialogar apropiadamente sobre este tema polémico.  Invito los comentarios de cada lector…

Llamado a la acción

“Motivada por el deseo de ofrecer una palabra constructiva con repeto a la situación complicada de inmigración y guiada por las escrituras, la Asociación Nacional de Evangélicos pide que se reforme el sistema de migración. Creemos que la política nacional de inmigración debería considerar a los inmigrantes que ya radican acá y quienes llegarán en el futuro, y que sus medidas deben promover seguridad nacional y el bienestar general en maneras apropiadas…

¿Qué nos dice esta imagen sobre la inmigración y lo que esa decisión implica para el migrante y su familia?


Instamos a:

  • Los migrantes deben ser tratados con respeto y misericordia por las Iglesias. Un trato ejemplar de los inmigrantes por los cristianos puede servir como base moral, para que las actitudes gubernamentales y la legislación reflejen las mismas virtudes.
  • Que el gobierno desarrolle estructuras y mecanismos que salvaguarden y monitoreen las fronteras nacionales con eficacia y respecto por la dignidad humana.
  • Que el gobierno establezca más mecanismos funcionales y legales para la entrada anual de un número razonable de trabajadores y familias inmigrantes.
  • Que el gobierno reconozca la importancia central de la familia en la sociedad para reconsiderar el número y categorías de visas disponibles para la reunificación de familias, y que dedique más recursos para reducir el retraso de casos en proceso, y que se reevalúe el impacto de deportación en familias.
  • Que el gobierno establezca un proceso equitativo hacia el ganar el estatus legal para los actuales inmigrantes indocumentados, quienes deciden abrazar la responsabilidad y privilegios que acompañan a la ciudadanía.
  • Que el gobierno legisle trabajo justo y leyes civiles para todos los residentes dentro de los Estados Unidos que reflejen lo mejor de la herencia de este país.
  • Que la ley de inmigración se conduzca de manera que reconozca la importancia del debido proceso de ley, el valor intrínseco de la persona humana y el incomparable valor de la familia.”

La Oración Infinita

hands_claspedLA ORACIÓN INFINITA

San Juan 17

C

ADA VEZ QUE doblamos nuestras rodillas nos unimos a la gran comunidad que dobla sus rodillas. Acaso no seamos más que eso, una comunidad hincada, no por vergüenza, sino por voluntad, por el libre acto de reconocer voluntariamente quién es el Señor de este pueblo.

Ya sea que entremos a la casa de oración, o encerrados en el silencio de la recámara, o en las prisas cotidianas de la calle, o estemos un retiro con la mañana diáfana, en ese instante nos unimos a la gran familia que se extiende a lo largo y ancho de la geografía, y también nos unimos a esa gran familia real e histórica que ha pasado por esta tierra: a nuestros hermanos coreanos, afganos y norteamericanos, como también a nuestras hermanas africanas, australianas y danesas; a los niños en Somalia, a las niñas en Rusia; y también a Bruno Radi, a Honorato Reza, a Martin Luther King, Jr., a Phineas Bresee, a John Wesley, a Martín Lutero, a los monjes del desierto, a los Padres apostólicos, a la Iglesia primitiva, al apóstol Pablo, a los Doce y al Maestro de los Doce, a nuestro Maestro.

Nos unimos al Maestro que también está de rodillas, en el Getsemaní.

Después de pasar años preparándose, ha llegado su hora; la Cruz le espera. Y el Maestro tiene mucho en qué pensar, pero decide pensar en ti y en mí.Evangélicos_convocan_a_una_vigilia_de_oración_por_Venezuela

Nosotros, con toda la montaña de nuestros errores, estamos ahora en la mente del Maestro, y pidió al Padre por nuestra salvación plena y para que fuésemos parte del Cuerpo de Cristo -un Cuerpo que está integrado por todas las personas que han creído en Él, sin importar su raza o color de piel, ni los años de edad o la época en que nacieron.

Para que seamos UNO; uno con los apóstoles que escucharon esa oración, uno con las mujeres que lloraron al pie de la cruz, uno con los que corrieron para ver que su cuerpo ya no estaba en la tumba, uno con los congregados en el aposento alto el día del Pentecostés, uno con los primeros miles nuevos convertidos en la Iglesia naciente, uno con los que fueron hostigados por el Imperio de Roma, uno con los que se fueron al desierto para experimentar la presencia de Dios, uno con los mártires que antes de morir gritaron el nombre de su Señor y Salvador, uno con los millones de cristianos que ahora están adorando al Rey de reyes, uno con nuestros hermanos del Medio Oriente que están sufriendo persecuciones, uno con los misioneros encarcelados, uno con nuestras hermanas indígenas que reciben burlas por su creencia; uno con quienes están este día en nuestras congregaciones, uno con el hermano que no puede andar, uno con nuestros ancianos enfermos, uno con los niños y los adolescentes, uno con nuestros jóvenes efusivos, uno con las mujeres afanosas que en todas las actividades siempre están al frente… Y uno con aquellos que vendrán a los pies de Cristo, para unirse también a esta comunidad que se extiende a lo largo y ancho del planeta y que ora por todos los siglos.

Yeri Nieto

El Pecado de Acán—Parte II: Una Cultura del Colectivo

Pecado de Acán3En la última entrada iniciamos una conversación sobre lo que el pecado de Acán (Josué 7) nos puede decir hoy. En adición a lo expuesto hace dos días, hay otro aspecto sumamente intrigante de esta historia.

Todo el relato de Acán nos produce gran sorpresa a los que vivimos en la cultura occidental. Desde nuestra perspectiva, el hecho de que personas inocentes tengan que pagar por el pecado cometido por otras nos parece totalmente inconcebible. Desde la perspectiva occidental, radicalmente individualista, se nos hace algo totalmente injusto.

No obstante no es así en todas las culturas y no era así en la cultura del Antiguo Testamento. En aquellas culturas imperaba el concepto de la solidaridad corporativa.

La solidaridad corporativa significa que un individuo representa a todo un colectivo y todo ese colectivo está identificado en ese individuo. Desde este punto de vista, todo un colectivo es responsable de las acciones de un único individuo. De ahí que todo Israel fuera responsable por el pecado de Acán aunque no hubiera participado directamente de él; y no solo eso sino que todos sufrieran las consecuencias. Muchas culturas en nuestro planeta continúan funcionando con este principio que hace que el colectivo sea más importante que el individuo.

De todos modos descubrimos en Josué 7 un principio claramente aplicable. Somos un cuerpo, una comunidad, una familia. Esto implica una realidad de interdependencia; cuando uno sufre, todos sufren; cuando uno está gozoso, todos lo están (1 Cor. 12:26).

Como obreros trans-culturales, Acán nos habla de cultura(s) y nuestro rol en entender y apreciarla(s), aun cuando sea(n) muy diferente(s) a la nuestra. Pero tan sólo como cristianos, Acán también nos insta que no vivimos vidas aisladas, sino que “no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros” (Fil. 2:4).

*Agradezco las reflexiones de Félix Ortiz sobre este tema en su libro, Conexión Posmo.

Proyecto Caleb: Otro Testimonio Edificante

Hace algunos días recibí otro informe de María Eugenia Rodríguez, de Monterrey, México sirviendo en España con el Proyecto Caleb. Al leerlo tuve que inmediatamente alabar al Señor con gratitud y oraciones por el testimonio que ella escribió allí:

“En el mes de Octubre del año pasado comencé a dar clases de apoyo escolar a dos hermanos adolescentes en Alcalá de Henares. Ellos son Stephanny de 18 y Sergio de 15 años, hermanos solamente de Madre. Viven con su madre y padrastro y la vida de ellos es complicada. Hasta hace un mes y medio me limité a apoyarles en sus deberes escolares. Cada jueves invertía dos horas con ellos; ahora la amistad y confianza han crecido y después de clases tenemos un tiempo agradable de charla tomando café con pan o refresco de cola y patatas fritas y nos quedamos hasta dos horas más.

Stephanny es una chica muy guapa, inteligente, noble y con un gran corazón….Ella ha estado sufriendo mucho desde que conoció a un chico, actual novio. Hace 15 días ella me confió muchas cosas que hizo y no se sentía bien, le hablé del amor de Dios a través de su hijo, Jesucristo, pero no le dio mucha importancia. Su argumento fue: ¡Cuando me esté muriendo le pediré perdón a Dios y listo! Le pregunté: ¿Quién te asegura que tendrás tiempo de arrepentirte? Y vacilando insistía en que Dios le daría la oportunidad de arrepentirse…

La semana pasada estuvo muy pachucha (desganada); no quería hacer deberes ni estudiar…Nos pusimos a conversar…se desahogó contando su condición de vida y lo vacía que se sentía además de los problemas con su novio. La escuché y le hice algunas preguntas y fue el momento propicio para confrontarla con la Palabra de Dios y con sólo dos pasajes de la Biblia ella pudo comprender que Dios la amaba y quería que fuera liberada del pecado, para que su vida tuviera sentido. Ella oró al Señor, reconoció su condición, se arrepintió, pidió perdón e invitó a Jesucristo entrar a su corazón.

Os comparto esto para que os enteréis que Dios responde a vuestras oraciones y deis la gloria y honra a Él. ¡Ah! Y la madre de Stephanny está llegando los domingos a la iglesia junto con sus dos hijos menores. ¡Hemos declarado esa familia para Cristo!”

Maru y jesica (de Argentina) con la familia de Stephanny

Maru y Jesica (de Argentina) con la familia de Stephanny

Oremos por Stephanny

Oremos por Stephanny

A %d blogueros les gusta esto: