Archivo del sitio

¿Invertimos más en llevar a la gente a la iglesia? ¿O a Jesús?

Escrito por: Karl Vaters. Trad. por: Yadira Morales

La asistencia a la iglesia debe ser una herramienta para ayudar a las personas a acercarse a Jesús. No debe ser de otra manera.

Tengo una confesión que hacer.

Como pastor, he invertido demasiado en hacer que la gente asista a la iglesia.

Mi salario depende de ello.

Mi reputación depende de ello.

Mi sentido de autoestima depende de ello.

Todo a un grado mucho mayor de lo que me siento cómodo.

Y no estoy solo.

church-congregation

¿Vienes a la Iglesia? ¿O a Jesús?

La forma en que la mayoría de los sistemas de la iglesia están estructurados, muchos pastores tienen una mayor participación en hacer que la gente venga a la iglesia que en hacer que vengan a Jesús. De hecho, a veces es perjudicial para nuestra línea de fondo que la gente se acerque demasiado a Jesús.

Cuando las personas están más comprometidas con la iglesia que con Jesús, ellos

  • Asistirán regularmente y en silencio
  • Pasarán todas sus horas de voluntariado en la iglesia
  • Darán todas las donaciones de caridad a la iglesia
  • Serán felices con el status quo

Cuando las personas están más comprometidas con Jesús que con nuestras iglesias, ellos podrían

  • Ser voluntarios para algunos de los ministerios fuera de las paredes de la iglesia
  • Encontrar otros lugares que son dignos de algunas de sus donaciones caritativas
  • Salir cuando Dios los llama a ministerio de tiempo completo
  • Desafiar el status quo
  • Hacernos sentir amenazados por la reducción de la línea divisoria clérigo/laico

Pero tenemos que hacerlo de todos modos.

Tenemos que señalarle a la gente a Jesús más que a la iglesia.

La Iglesia es una herramienta, no una meta

Superar nuestra tendencia a enfatizar la iglesia más que enfatizar a Jesús no será fácil. Y no estoy en posición de señalar con el dedo. Soy una parte del problema como cualquiera.

Pero tengo un anhelo. Más. Mejor. Más profundo. Quiero vivir, predicar y discipular a la gente de tal manera que estén comprometidos con Jesús, no solo con su iglesia.

Por supuesto, la iglesia es valiosa. Es importante que participemos en un cuerpo local de creyentes a través de la adoración, el compañerismo, el discipulado y el ministerio. Si no importara, dejaría el pastorado hoy.

No se nos ordena liderar a la gente a la iglesia. Se nos ordena discipularlos en una relación más profunda con Jesús.

La asistencia a la iglesia no es la meta. Es una herramienta para ayudarnos a alcanzar la meta.

Como líder, tengo que recordar eso regularmente.

Una cuestión de integridad pastoral

No quiero dirigir a un grupo de amables, educados asistentes a la iglesia, ni perder mi tiempo entreteniendo a creyentes aburridos.

Quiero participar en la reunión, el entrenamiento y la liberación de un ejército de adoradores de Jesús, amantes de la gente, quienes rompen barreras cambiantes del mundo. las 

A veces siento que mi trabajo depende de lo primero. Mi integridad depende de esto último.

También quiero que mis facturas sean pagadas. Pero tomar decisiones pastorales que tienen más que ver con retener nuestros trabajos que con hacer discípulos, ha hecho muchas iglesias anémicas.

La iglesia que yo pastoreo no es una excepción a eso. Por lo menos no tanto una excepción como debe ser. Eso no es su culpa tanto como es mía.

Jesús prometió que si servimos primero a su reino, “todas estas cosas” serán añadidas.

Confiemos en que Él haga eso y dé vuelta a la iglesia.

Publicado originalmente en: http://www.christianitytoday.com/karl-vaters/2016/january/invested-in-bringing-people-to-church-or-jesus.html?paging=off

Otra vez digo: ¡Regocijaos!

Por Pastor Gerardo Aguilar

La misión redentora de Jesús, trae de parte de Dios bendiciones y beneficios para toda la raza humana. El propósito fundamental es la redención del hombre perdido y dominado por el pecado. El evangelio de Jesús sana al enfermo, libera al cautivo y da vista a los ciegos. Devuelve a toda persona renacida en Cristo su dignidad y propósito de vida.

Una bendición particular manifiesta desde el nacimiento de Jesús es el gozo expresado en la adoración celestial que entonaron ángeles esa noche en Belén. Lucas 2:14 dice: “Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad!” (NVI).

“El gozo es una marca distintiva del nacimiento, ministerio y obra de Jesús en esta tierra”. En nuestros días cuando un bebé llega a una familia todos alrededor se gozan con los nuevos padres; pero el nacimiento de Jesús fue especial. Lucas lo describió diciendo: “…ha nacido en la ciudad de David, un Salvador que es Cristo el Señor” (Lucas 2:11).

En Jesús, Dios se acerca al hombre de una manera única. Y el niño nacido ese día en Belén es el mismo Dios hecho Hombre que un día murió en el Calvario y cambió el llanto y el luto de mundo a esperanza y gozo eterno en Dios. La salvación en Cristo trae consigo gozo celestial dentro de un cuerpo terrenal. Es como un perfume especial dentro de un frasco casual. La misma presencia de Dios habita en vasos viles para que luego nos convierta en vasos de honra para Sí mismo.

Sin embargo, debes saber que hay algo que hace que nuestro gozo nos abandone casi de inmediato, y eso es el pecado. El Espíritu Santo no podrá vivir en una casa sucia y por consiguiente su Presencia solo habitará en el corazón contrito y humillado. Por ello debemos mantener nuestra vida en santidad y entregada al Señor y al gobierno de su Espíritu Santo. Y si es el caso de alejamiento espiritual, entonces debemos volver a Dios en arrepentimiento sincero.

Desafíos de la vida intentarán apagar el gozo de Dios en nuestra vida, pero nada podrá apagarlo. Somos vulnerables a la muerte fisica, a las emociones, decepciones y pesares, pero esto no significa que el gozo pueda ser vencido. La Biblia dice en Nehemías 8:10: “El gozo del Señor es nuestra fortaleza”. El gozo es una manifestación de la presencia de Dios en nuestra vida, y solo podremos mantener ese estado de fe triunfante en la medida que nos llenemos de Dios en el Espíritu Santo.

En esta época donde recordamos el nacimiento de Jesús, no podemos olvidar el gozo de los ángeles y de los pastores a quienes cantaron. “Los pastores regresaron glorificando y alabando a Dios por lo que habían visto y oído” (Lucas 2:20).

np44qjc

¿Y tú? ¿Qué has visto y oído? Si la Navidad significa “paz en la tierra a los que gozan de su buena voluntad”, escuchemos y obedezcamos la exhortación de Pablo en Filipenses 4:4 – “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!”

El Plan de Dios para la Multiplicación de su Iglesia

Como cada miércoles, hasta el 7 de diciembre de 2016, seguimos explorando las 10 características de una iglesia misional, una iglesia Génesis.

Por Emily Armstrong

“Mira, ¡esto es para ti!”

“Gracias…creo,” lo dije mirando escépticamente la bolsa Ziploc tamaño galón que mi amiga había colocado en mi mano. 

Tú también estarías escéptico. Dentro de la bolsa de plástico había una mezcla cremosa de color beige, que tenía pequeñas burbujas.

“¿Qué es esto?” pregunté.

“¡Es Pan de la Amistad Amish! ¿Alguna vez has comido Pan de la Amistad Amish? ¡Tan solo es el pan de canela MÁS delicioso que existe! No sé por qué se llama pan, porque yo lo como para el postre – ¡es muy bueno!“

“No entiendo. Esto es líquido cremoso en una bolsa. No veo ningún pan.”

“¡Ese es el punto! Hace 10 días alguien me dio una mezcla inicial para el pan, justo como yo te lo estoy dando a ti, y ¡ahora es mi turno de encontrar tres amigos que también lo quieran hacer! Voltea tu bolsa, y puedes ver las instrucciones escritas por fuera.”

Di vuelta a la bosa y vi escrito con marcador mágico “instrucciones” para los primeros 4 días que decían “aplaste la bolsa” – porque esto ayuda a la levadura a estar activa y mantiene la mezcla burbujeante.

Las instrucciones del día 5 eran diferentes – Tenía que “alimentar” la mezcla inicial con una taza de azúcar, una taza de harina y una taza de leche.

Del día 6 al 9 tenía que “aplastar la bolsa” otra vez.

Las instrucciones del día 10 decían que “alimentara” la mezcla nuevamente, y luego la dividiera en 5 porciones de una taza; 2 tazas eran para mí (una para hacer pan y una para comenzar el todo el ciclo otra vez) y las otras 3 porciones eran para colocarlas en bolsas Ziploc tamaño galón y darlas a 3 amigos que quieran hacer Pan de la Amistad Amish.

Mientras el proceso siga, habrá Pan de la Amistad Amish cada 10 días. Y ¡la mezcla no se echará a perder!

Me gusta el concepto del Pan de la Amistad Amish, porque es una receta que EMPIEZA con el pensamiento de que crecerá y se esparcirá – cuando una persona prueba el sabor de ese delicioso pan de canela, significa que muy pronto otras 3 personas serán beneficiadas con el proceso. Y luego esas 3 personas rápidamente se convierten en 9 personas…y puedes hacer la cuenta – el MUNDO ENTERO debe estar comiendo Pan de la Amistad Amish en cuestión de algunas semanas, ¿cierto? Entonces, ¿por qué no estamos comiendo ese pan?

laying-on-of-hands-ordination

Porque el proceso se detiene. Las direcciones son simples, pero algunos días pasan y olvidamos aplastar la bolsa y nuestra levadura se muere. O llegamos al día cinco y no tenemos todos los ingredientes necesarios para “alimentar” la mezcla inicial. O en el peor de los casos, seguimos todas las instrucciones, pero estuvimos muy ocupados (o fuimos perezosos) para terminar la receta.

Como cuerpo de Cristo, pienso que ¡debemos ser como el Pan de la Amistad Amish! ¡Cada congregación tiene la responsabilidad de compartir el evangelio con el mundo entero! Las congregaciones no son iniciadas en las comunidades solo para alimentarse a ellas mismas – ellas son alimentadas para ¡DAR! La sexta característica de una Iglesia Génesis es que identifica, desarrolla y envía pastores, misioneros y plantadores nuevos con intencionalidad, enfocándose en la estrategia educativa de la denominación.

Toma un minuto para responder estas preguntas:

  1. En mi congregación, ¿quiénes han compartido que Dios les está llamando a ministrar fuera de la iglesia local?
  2. ¿Cuándo fue la última vez que mi pastor o el maestro de escuela dominical, presentó una oportunidad formal, de manera pública, para que la gente respondiera a un llamado al ministerio?
  3. ¿Cuándo fue la última vez que presentamos la licencia local de ministerio a alguien, o que enviamos a un misionero a un viaje misionero?
  4. ¿Cuántas personas de nuestra congregación están participando en oportunidades de educación teológica como la Escuela de Liderazgo o clases en el seminario?

Detesto ser la portadora de malas noticias, pero si no podemos responder estas preguntas, entonces en el mejor de los casos, simplemente estamos manteniendo el trabajo de Dios en el mundo, y en el peor de los casos, lo estamos asfixiando. En las palabras de nuestra receta de Pan de la Amistad Amish, olvidamos “aplastar la bolsa” o “alimentar la mezcla inicial.”

A menudo citamos el verso, “¡Rogad al Señor de la mies que envíe más obreros a su mies!” Sin embargo, ¿qué pasa si el Señor ha estado respondiendo nuestra oración, llamando a más y más de nuestras congregaciones a su mies y nosotros somos tan egoístas para enviarlos? ¿Podría ser que Dios bendice nuestra congregación con la habilidad de desarrollar líderes ASOMBROSOS para alcanzar el mundo entero con su evangelio?

¿Desarrollamos líderes asombrosos y luego no los dejamos ir porque los necesitamos? ¿Alguna vez has usado la excusa, “Por qué enviaría a tal y tal a tal y tal lugar, cuando tenemos tanta necesidad aquí?” Asfixiante.

El reto es crear un ambiente donde vemos como un honor cuando Dios llama a alguien de NUESTRA comunidad para servir en OTRA comunidad. En muchas maneras, esta es la bendición de Dios porque hemos sido fieles a nuestro papel de discipulado en nuestra congregación local – Dios reconoce nuestro buen trabajo a través de permitir que nos repliquemos a nosotros mismos en todo nuestro estado, nación, e incluso en el mundo.

Y cuando empezamos a replicarnos a nosotros mismos, un movimiento toma lugar. El reino de Dios en la tierra se expande y nos convertimos en actores clave en la expansión. Ya no solo estamos esperando ver a Dios obrando; nos involucramos en la obra de Dios. Vemos NUESTRA CONGREGACIÓN como “mezcla inicial” que sirve a los propósitos para ser esparcida “hasta lo último de la tierra.”

Así que esta soy YO, dándote a TI una bolsa Ziploc virtual de Pan de la Amistad Amish, y tú tienes la opción. ¿Vas a seguir las instrucciones, replicar el proceso y compartirlo con amigos, o vas a detener el proceso y tirarlo? ¡Mi oración es que tú experimentes la dulzura de desarrollar y enviar a la siguiente generación de líderes!

Una iglesia Génesis identifica, desarrolla y envía pastores, misioneros y plantadores nuevos con intencionalidad, enfocándose en la estrategia educativa de la denominación.

 

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

 

 

 

¿Cómo pastorear una iglesia evangelística? – Parte 3 de 3

Escrito por: Ed Stetzer para The Exchange (El Intercambio)

Continuación de las dos entradas anteriores.

biblia

¿Qué pasa con los pastores?

Cuando miramos las iglesias, vemos que los pastores son la clave. Al modelar una vida de evangelización y al hacer su trabajo de una forma evangelística, los pastores predican con el ejemplo. Haciendo eco de las palabras de Pablo en 1 Corintios 11: 1, “imítenme a mí, como yo imito a Cristo”, los pastores tienen que estar en la evangelización, si quieren una iglesia evangelista.

Este es el punto de inicio. No se puede llevar lo que usted no vive. Si vamos a hablar de la necesidad de un compromiso de evangelismo por personas evangelísticas, tenemos que ser los que participen en la evangelización.

Pero no sólo los pastores, ni siquiera cerca

Algunos se oponen a compartir el evangelio, diciendo que no tienen el don de evangelismo.

Estoy de acuerdo; no lo tiene. Pero yo creo que nadie tiene el don de evangelismo. No hay don de evangelismo en la Biblia. Hay un don de evangelista (Efesios 4:10, por ejemplo). El evangelista se le da a la iglesia.

Efesios 4 dice que Dios ha dado apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. El evangelista es uno de los dones de Dios a la iglesia. ¿Con qué fin? Para equipar, para ayudar a todo el pueblo de Dios participar en la tarea de compartir a Cristo.

Ahora es el momento

Vivimos en una cultura que se enfrenta a una serie de cambios. Una cultura que es cada vez más secular en el Occidente, mientras que el cristianismo nominal está disminuyendo.

Este es el lugar actual en el que su gente está haciendo preguntas (o no) acerca de cómo compartir el evangelio. Ellos quieren saber tanto acerca de evangelización, como de formas de animar a los que pueden ser débiles en su fe. Ellos aprenderán mejor de usted conforme usted modela la vida de evangelismo.

Involucre a los perdidos alrededor de usted junto con los que usted dirige, entonces ellos mismos podrán ver realmente en la práctica y ser alentados a participar.

Voy a compartir más sobre esto en el próximo año, pues nos asociamos con el Centro de Evangelismo de Billy Graham en el Wheaton College.

Artículo publicado originalmente en: http://www.christianitytoday.com/edstetzer/2015/august/how-to-pastor-evangelistic-church.html

¿Cómo pastorear una iglesia evangelística? – Parte 2 de 3

Escrito por: Ed Stetzer para The Exchange (El Intercambio)

Continuación de la entrada anterior.

comparing-evangelism-to-farming

La falta de Evangelismo

La falta de evangelismo es un rasgo de desgracia no localizada a un cierto subconjunto de cristianos. Se trata de una disposición que aparentemente afecta a la mayoría de los creyentes. Pensemos por un momento lo que eso significa.

Somos un pueblo salvado por la gracia mediante la fe, de acuerdo con lo que Cristo ha hecho por nosotros, Él vivió la vida sin pecado que nosotros no podemos, murió como un pecador en nuestro lugar, venció a la muerte por nosotros, y ascendió para sentarse a la diestra del Padre donde intercede continuamente por nosotros.

¡Esas son buenas noticias! Esa es la mejor noticia en toda la historia, sin embargo, según la investigación, no hablamos de ello con nuestros amigos, vecinos perdidos y compañeros de trabajo. Estamos extrañamente mudos cuando se trata de compartir la misma cosa que nos hace personas del evangelio.

Los pastores estaban preocupados – con razón- por la naturaleza endémica del problema, pero eso también apunta a la segunda razón para preocuparse: el problema es sistémico. Líderes de la iglesia a menudo hablan de la necesidad de la evangelización, pero la forma en que conducen sus iglesias a menudo niega sus palabras.

A menudo se habla de invitar a la gente a la iglesia, ofrecer una lista de recursos, o alentar a su gente a escuchar una emisora ​​de radio o podcast. Esas son formas bellas para ellos alentar a su gente al evangelismo, pero sólo aquellos que estén participando en el mismo. Esas cosas no crean personas evangelísticas fuera de los que no lo son.

Espera la última parte en la próxima entrada.

Estadísticas Actuales de la Iglesia del Nazareno Global

Una gran parte del Reporte de la Junta General y el Secretario General hace un mes incluía las estadísticas más recientes de la membresía, cantidad de ministros, etc. de la Iglesia del Nazareno alrededor del mundo.  Aunque no son la única medida de crecimiento o eficacia en el ministerio, las estadísticas nos pueden ayudar a ver dónde y cómo estamos como denominación.  Incluyo en este enlace (Estadísticas Nazarenas 2009 ppt) las cifras, y quiero brevemente resaltar algunas cosas:

  • ¡Casi llegamos a los 2,000,000 miembros nazarenos en todo el mundo!  ¡Somos parte de un gran cuerpo de creyentes y mensajeros de la santidad!
  • Todavía faltan obreros entrenados.  De los jóvenes y niños en nuestras iglesias, ¿quiénes tomarán el reto y responderán al llamado de Dios para ser pastores y obreros en el campo?
  • Menos de la mitad de nuestra membresía está asistiendo a la Escuela Dominical o algún grupo de discipulado o crecimiento espiritual.  ¿Cómo podemos seguir creciendo en nuestra fe sin ningún estudio bíblico o grupo donde rendimos cuentas a los demás?

¿Y tú? ¿Cuáles de estas estadísticas te llaman la atención y por qué?

A %d blogueros les gusta esto: