Archivo del sitio

Un Discipulado Cristocéntrico

Hace pocos meses, el Dr. Rubén Fernández publicó en el sitio web de recursos teológicos: Didache un ensayo sobre el discipulando dentro del contexto de la Región Mesoamérica.  Lo considero una reprensión audaz y perspicaz de nuestro liderazgo y metodología actual (me incluyo en tal distinción). Abajo he provisto un extracto de ese artículo que espero que encuentren retador.  El documento completo se puede descargar aquí.

Necesitamos un mayor compromiso con la vida de santidad. Como discípulos de Cristo necesitamos luchar contra los deseos de la carne que quieren imponerse a los del Espíritu. Deseos que nos llevan a acomodarnos, a evitar situaciones o confrontaciones que puedan causarnos daño, a creer que tenemos derecho a “disfrutar la vida” haciendo la vista gorda al pecado y el sufrimiento que nos rodea.

Tenemos que practicar un discipulado bíblico y cristocéntrico que movilice a la iglesia a servir al mundo.

Hoy, para muchos cristianos (tanto católico romanos como evangélicos), la cruz es simplemente un elemento que forma parte de su vestimenta o una suerte de amuleto protector de su casa o vehículo. Jesús murió por nuestros pecados. Eso es cierto. Pero también es igualmente cierto que Jesús murió por confrontar a la corrupción del poder. El ministerio de Jesús era realmente transformador, contracultura y revolucionario y por lo tanto, altamente peligroso.

Un discipulado bíblico y cristocéntrico debería sacudir a la iglesia de su estado de comodidad y sacarla de su “cielo espiritual” para llevarla a servir a la gente transformando sus comunidades.

Los jóvenes están esperando una iglesia militante, disconforme, reaccionante. Estamos perdiendo a las nuevas generaciones que rechazan a una iglesia interesada en mantener las cosas como están.

¿Qué tanto le enseñamos a la gente lo que significaría tomar la cruz hoy? Ser radicales implicará denunciar la violencia, defender al atacado injustamente, ponerse del lado de los más débiles, los niños, los adultos mayores, los desprotegidos, etc.

cross-symbol-christian-faith-faith-161104.jpeg

¿Cuál es el precio que una persona paga por eso? No va a tener más dinero, ni ganarse amigos. Al contrario. Probablemente estará “en la mira” de las maras centroamericanas, los carteles de droga o de la trata de personas en México, la policía corrupta, los jueces comprados o los políticos inescrupulosos en casi todas partes. Poniéndonos en el lugar de aquellos hermanos y hermanas que han sido victimados y otros que viven bajo amenaza hacia sus familias, sería difícil creer que nuestra “voz profética” pudiera lidiar con eso.

Juan Wesley decía “el mundo es mi parroquia”.  ¿Cómo podemos movilizar a cada nazareno y nazarena, para que lleve con dignidad su cruz, para que responda a su llamado personal y se involucre activamente en la transformación de ese lugar del mundo donde Dios le envía a servir?

Mi observación en Mesoamérica es que el liderazgo de la iglesia evangélica en términos generales es de modalidad conformista. Lo que hacemos bien es preservar el estatus quo. No desarrollamos un verdadero discipulado en el camino de la cruz. No hacemos liderazgo transformacional real, como el de Jesús; solo ponemos vendas en las heridas (y no es que eso esté mal, pero ¿será suficiente?). Hay algunos de los países de nuestra región como por ejemplo en Centroamérica, en donde el porcentaje de evangélicos es alto y creciente, pero con un minúsculo impacto en el cambio de la sociedad.

El arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, quien fuera asesinado a sangre fría en plena misa en 1980, dijo en una homilía un año antes de su muerte: “Una predicación que no señala el pecado no es una predicación del evangelio… Cuando la Iglesia oye el llanto del oprimido no puede sino denunciar las estructuras sociales que alimentan y perpetúan la miseria de la cual proviene el grito.”

¿Cómo vemos los nazarenos el involucramiento de los miembros de nuestra iglesia en carreras políticas? ¿Qué mensaje estamos comunicando a nuestros miembros acerca del valor de invertir la vida en profesiones relacionadas al servicio y la administración pública?

¿Cómo podemos cambiar el paradigma existente todavía en muchas iglesias de que la única manera de servir a Dios es por medio de la profesión pastoral o el liderazgo intraeclesial?

¿Cómo podemos cambiar de ser formadores de líderes eclesiales a ser formadores de líderes para nuestro contexto y realidad actual?

***Dr. Rubén Fernández es Rector del Seminario Nazareno de las Américas (SENDAS) en San José, Costa Rica.

Retiro de Reentrada Génesis – 2018

A principios del mes de mayo del presente año, las misioneras voluntarias que fueron enviadas a los sitios Génesis en Guadalajara, México y Santiago, República Dominicana: Laritza del Carmen, Natali Novelo, Nhasyeli Rodríguez, Sugey Barrón y Wendy Rivera, terminaron su asignación de dos años.  Para concluir su servicio fueron parte de un retiro en Santo Domingo, República Dominicana donde recordaron y compartieron las experiencias vividas en el campo misionero, además fue un tiempo de reflexión para cada una, así como de gratitud por haber concluido.

Las cinco misioneras expresaron el gozo de haber compartido sus vidas con gente que se convirtió en amigos y familia para ellas, a quienes pudieron enseñar, discipular y guiar en la vida cristiana; además, ellas manifestaron su alegría y agradecimiento por haber sido parte de esta iniciativa de la Iglesia del Nazareno.

IMG_7193.JPG

Laritza, Sugey, Natali, Nhasyeli y Wendy.

Las iglesias de San Martín y Las Pintas, en Guadalajara, México, han visto una transformación y saben que la misión continúa en las comunidades donde están ubicadas. Asimismo, los barrios de Cecara y Banegas en Santiago, República Dominicana, fueron bendecidos e impactados con el mensaje de santidad.

06d66854-462a-4668-8219-3e6257303cb1.JPG

Las misioneras con Naomi y Gary Faucett, promotores de Cuidad Misionero Génesis.

Es un motivo de acción de gracias el hecho de que los líderes de ambos sitios hayan captado la visión de la iniciativa Génesis, y de igual forma, es una bendición ver a los distritos anfitriones con una gran motivación de seguir apoyando la obra misionera y dar soporte a las iglesias que se han plantado.

845cdf02-80fe-49fc-8fd4-d6aa63560bbd.jpg

Las misioneras salientes con Scott, Emily y Freya.

Sabemos que Dios seguirá usando la vida de Laritza, Natali, Nhas, Sugey y Wendy dondequiera que el Señor las lleve. Por ahora, ellas han regresado con sus iglesias locales y distritos, con el fin de compartir acerca de todo lo que Dios hizo a través de sus vidas e inspirar a otros a responder al llamado de Dios y a continuar siendo parte de su misión. ¡Gracias a todos los que han apoyado en oración y económicamente para que Santiago y Guadalajara fueran cambiadas por medio de estas misioneras!

Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse firmes e inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que su trabajo en el Señor no es en vano.”
1 Corintios 15:58

 

Transforma: Cambia, Evoluciona

El pasado 9, 10 y 11 del mes de marzo, 53 jóvenes originarios de República Dominicana y Haití se unieron para apoyar y participar en la primera Máxima Misión del distrito Oriental de Dominicana en la ciudad de Higüey; usando así sus dones y talentos para servir al Señor. Durante ese fin de semana los jóvenes se estuvieron movilizando en 5 áreas: Comunión, Servicio, Evangelismo, Discipulado y Compasión, a través de llevar la semilla de salvación a dicha comunidad. Para esta gran labor también se unieron al trabajo la Primera y Segunda Iglesias del Nazareno en Higüey, sirviendo a la comunidad Juan Pablo Duarte.

MMHiguey2.png

 

MMHiguey1.png

Líderes del distrito Oriental, así como la coordinadora de Misión Global Elba Isabel Duson y el pastor Ramón Joseph presidente de JNI en este distrito, trabajaron con gran esmero y dedicación para la realización de esta gran actividad. La Máxima Misión llevó por nombre “Transforma: Cambia, Evoluciona” Este tema nace del deseo de ver vidas transformadas por medio de la renovación del Espíritu Santo y el ejemplo que vemos en Hechos 17:6 donde toda una nación fue trastornada por el mensaje de salvación.  

 

MMHiguey3.pngLos participantes fueron parte de tiempos devocionales, realizaron evangelismo casa por casa y en las calles, también ayudaron en recolección de basura, limpieza de vertederos, y concientización a la comunidad del cuidado del ambiente, además llevaron a cabo una campaña evangelística con presentaciones artísticas, tuvieron una escuela bíblica muy divertida, realizaron una charla con adolescentes bajo el tema “Tú eres especial”, y una charla con padres de familia, por último se hizo entrega de juguetes a los niños, y donaciones de ropa y zapatos a las personas de la comunidad.

 

MMHiguey5.pngUno de los participantes, Lioni Taveras dijo: “Mi vida fue marcada durante esta Máxima Misión, donde pude compartir con diferentes personas quienes dejaron una huella en mi corazón, salimos a predicar, servimos a la comunidad, y hasta limpiamos casas…me di cuenta que no solo es predicar la Palabra De Dios, también debemos mostrar la compasión. Así que tengo un reto por delante: ¡escuchar la voz de Dios y ser obediente a él!”

MMHiguey4.png

MMHiguey7.pngElba Duson expresó: “Al terminar el fin de semana me di cuenta que la transformación no sucede de manera espontánea, sino que es un proceso que inicia con nuestras vidas hasta llegar a la vida de otros. Vi como Dios trabajó de manera individual en cada participante, cómo confesaban sus pecados y su necesidad de Dios en medio de la experiencia vivida; no solo la comunidad recibía el llamado a ser transformados sino que esto ya había iniciado en nuestras propias vidas.”

 

 

MMHiguey6.png

 

Misión Global, Distrito Oriental República Dominicana

4×4: Un Terreno Frío y Lluvioso – Parte 2 de 2

*Esta es la continuación de la entrada anterior.

Cada joven al llegar al sitio compartió los obstáculos que tuvo que vencer para poder ser parte de esta experiencia evangelística. En cada actividad Dios les mostraba que estaba con ellos y Su Espíritu les animaba a ser intencionales a la hora de Evangelizar. La Palabra de Dios llegó al corazón de muchas personas y aunque algunos quedaron indecisos, otros entregaron su vida al Señor. Hubo lágrimas y también sonrisas. A pesar de que la asistencia de los niños bajó por el intenso frío, siempre hubo chicos a quienes compartir; por las noches durante las proyecciones, cuando pensaban que nadie se acercaría, Dios los sorprendía. Hay necesidad, la gente tiene sed de Dios. A pesar de que algunos se enfermaron podemos cantar el himno #289 del himnario Gracia y Devoción, Vale la pena servir a Jesús:

“Servir a Jesús proclamar su verdad,
es grande placer y felicidad,
En Cristo y la Biblia glorioso es confiar,
¡Qué bueno es servir a Jesús!
¡Qué bueno es servir, sí, servir a Jesús!
¡Qué bueno es servir a Jesús!
Aunque aquí nos parezca el camino muy cruel,
siempre en Cristo hay paz y solaz.”

26232929_10155752778411351_5887647163686274513_o.jpg

Para la gloria de Dios se informa que aceptaron a Cristo 33 personas mediante el evangelismo casa por casa, 22 niños alcanzaron salvación al asistir a la Escuela Bíblica Vacacional, 5 niños fueron convertidos gracias al Proyecto Gol y 3 personas más fueron alcanzadas por medio de la proyección de películas evangelísticas. Un total de 63 almas ganadas para Cristo.  La familia Sánchez y la iglesia madre tienen mucho trabajo por hacer.

26685266_10155752777196351_6196769630214181035_o.jpg

Oremos por estas almas nuevas y por las que han de creer por la palabra que se impartirá en los siguientes días.

“Dios nos ha llamado a ser portadores de Su amor, a compartir alegría, a dar esperanza al que no la tiene, a consolar al afligido, nos ha llamado a ser luz. No importa lo que tengas que dejar o si tienes que hacer algún sacrificio para estar ahí, lo mejor que puedes obtener es la satisfacción de llorar con alguien necesitado, secar una lágrima, dar un abrazo y mirar una sonrisa en el rostro de un niño, ¡la satisfacción de poder compartir a otros una buena noticia, una esperanza, compartirles a JESÚS!”–Lupita Calderón

“Aún me maravillo de cómo Dios nos usa a pesar de todas nuestras deficiencias, Su amor sigue moldeándonos. No fue necesario tratar de convencer a nadie, sólo anunciar, servir y amar, Dios se encargó de las personas pues Su gracia lo cubre todo. Vivimos cosas difíciles antes y después de viajar, el enemigo quiso atacar, pero estuvimos seguros en la roca de nuestra fe que es Jesucristo. El Padre tiene cuidado de nosotros y el Espíritu Santo nos guía. Esta experiencia me hizo crecer en fe, en humildad y en amor. Me alegró mucho que las personas pudieran conocer a su Salvador y rendir su vida a Él.”–Mitzi Villegas

26220798_10155752790261351_4393364973166701680_o.jpg

“Conocí a la señora Silvia, a quien evangelizamos. Cuando terminamos de compartirle el mensaje, ella estaba envuelta en llanto, después se tranquilizó y nos dijo lo siguiente: ‘he tenido días de mucha desesperación y no sé por qué, es una ansiedad que no se va, lloro, me pongo triste y es de repente que me sucede esto. Anoche estaba así, ansiosa, tenía desesperación y nada me tranquilizaba, entonces le pedí a Dios que me ayudara y que me indicara qué es lo que debía hacer, y ahora vienen ustedes, yo sé que Dios me escuchó.’ Esto nos dice mucho sobre la necesidad que existe en el mundo, y la responsabilidad que tenemos como iglesia. Gracias a Dios, Silvia aceptó a Jesucristo como su Señor y Salvador.” –Adriana L. Barraza

¡Damos gracias a Dios por la vida de estos jóvenes!, si tú tienes interés en misiones o te gustaría participar en un 4×4, contáctanos en misionglobal@mesoamericaregion.org o en nuestra página de Facebook.

Este artículo fue escrito por Maru Rodríguez, coordinadora de Misión Global México Norte.

10 Cosas Que He Aprendido De La Gente Difícil

Escrito por Steve Dunmire. Trad. por Ariadna Romero

Cuando inicié en el ministerio, fui advertido que como pastor tendría que lidiar con gente difícil. La realidad es que no estaba preparado para lo venenosas que pueden llegar a ser estas personas.

He sido receptor de cartas anónimas vengativas, llamadas telefónicas de regaño en tonos violentos. He observado a mucha gente difícil literalmente salir furiosos de las iglesias en las que he servido (sin mencionar su comportamiento pasivo – agresivo, comentarios sarcásticos, chistes cortantes y cumplidos a las espaldas).

Pensamientos-.jpg

Pero también he aprendido mucho de esta gente difícil. Aquí hay algunas lecciones que me han enseñado:

1. La Gente Difícil Tiene el Carácter Para Decir Lo Que Todos Están Pensando.

A veces, (no siempre) la gente difícil es la que te dice a la cara lo que otros solo murmuran por lo bajo. Ellos son a veces los únicos que tienen el carácter para decir lo que los demás están pensando. La gente difícil puede ser el equivalente pastoral a cuando un médico le ordena un análisis de sangre a un paciente: una forma eficiente de averiguar lo que está pasando en la sangre de la iglesia.

2. La Gente Difícil Me Ayuda A Tener La Piel Más Gruesa. 

Tratar con gente difícil es una de las formas más efectivas de desarrollar la piel gruesa que un pastor necesita para encajar en el ministerio. Quizás no haya un sustituto. Lidiar con gente difícil es a nuestras almas lo que el entrenamiento con pesas es a nuestro cuerpo, así que he aprendido a amar a la gente difícil, porque ellos me hacen más fuerte.

3. La Gente Difícil Revela Mis Inseguridades.

La gente difícil nos fuerza a enfrentar nuestras inseguridades y nuestra necesidad de ser queridos. Nos hace escoger ser firmes en algunas circunstancias en lugar de alimentar nuestra necesidad de ser aceptados. Su criticismo golpea la mentira que el Enemigo ha plantado en nuestros corazones: “Esto es lo que realmente eres, y todas las cosas bonitas que la gente te dice, es solo porque están siendo educados”. La gente difícil y los críticos en nuestra vida pueden ser como espejos carnívoros que critican una versión exagerada y distorsionada de nosotros mismos. Reconocemos inmediatamente que la imagen distorsionada no es lo que somos, y esto puede proveernos la oportunidad de ver nuestras vidas y a nosotros mismos como realmente somos. 

4. La Gente Difícil Me Hace Clarificar Lo Que Estoy Haciendo.

Justo como una cuerda desafinada en una guitarra nos hace afinar de nuevo las seis cuerdas, una persona difícil  en la iglesia puede llevarnos a clarificar todo lo que hacemos.  Nos fuerzan a hacer las cosas más claras y más precisas a causa de sus quejas y a veces, en anticipación a las quejas. En este sentido, la gente difícil hace nuestro ministerio mejor  debido a que nos fuerzan a ser claros y precisos acerca de lo que queremos hacer, y cómo lo vamos a hacer.

5. La Gente Difícil Me Muestra Que Estoy Haciendo Algo Bien.

Hay un hilo común que atraviesa cada punto de inflexión importante del ministerio, cada avance, cada éxito visible, cada vez que puedo señalar algún resultado medible, o incluso cada vez que recibo algún nivel de reconocimiento. El elemento común en cada uno de esas situaciones es la molesta presencia de la gente difícil que se opone a mí a cada paso del camino. Amo a la gente difícil porque son uno de los más confiables indicadores que he podido encontrar para saber que estoy haciendo algo bien. 

6. La Gente Difícil Crea Partidarios.

Un pastor necesita amistades significativas para poder resistir. Y en mi caso, algunos de mis más significativos amigos y colegas del ministerio han sido forjados en respuesta a la gente difícil de sus iglesias. A veces he visto a la gente hacerse mucho más partidaria mía como pastor debido a que han visto los ataques severos de los críticos. Estoy agradecido de tener muchas amistades significativas que fueron fraguadas en respuesta directa a la gente difícil.

7. La Gente Difícil Me Hace  Mejor Jefe Y Mejor Subordinado.

La gente difícil me ha ayudado a ver lo importante que es reconocer el buen trabajo, aplaudir el trabajo duro y expresar el reconocimiento. También me ayudan a ver que no se deben expresar todas las opiniones. En conjunto, me gustaría creer que soy menos crítico con aquellos que sirven por encima de mí gracias a mis experiencias con la gente difícil.

8. La Gente Difícil Me Lleva A La Oración.

Desearía que esto no fuera cierto, pero lo es. Y si la gente difícil me lleva a estar de rodillas en oración, entonces sé que son un gran regalo. A.W. Tozer escribe: “Cualquiera que se defienda a sí mismo se tendrá a sí mismo para su defensa, y a nadie más. Pero vuélvase indefenso ante el Señor y tendrá como defensor a nada menos que a Dios mismo”. La gente difícil me vuelve loco, así que me hacen arrodillarme en oración, y esa es una de las razones por las que he aprendido a amarlos.

9. La Gente Difícil No Es Un Obstáculo A Conquistar.

Escuché una vez a alguien que dio un sermón sobre Eliab, el hermano mayor de David, quien se puso furioso contra David  cuando éste  le preguntaba a los soldados sobre Goliat. El pastor señaló el hecho de que David había escogido en ese momento presionar sobre cómo derrotar a Goliat en lugar de detenerse a pelear con sus críticos.

Los críticos no son indicadores de éxito ni de fracaso, así que he elegido por adelantado pelear contra gigantes, no contra críticos. He aprendido a amar a la gente difícil porque amarlos es una opción. No quiero ser recordado como el hombre que triunfó sobre sus críticos; quiero ser recordado como el hombre que triunfó sobre gigantes.

10. Soy La Gente Difícil De Alguien.

Sé que he sido la gente difícil en la vida de alguien. A veces le parezco difícil a otras personas debido a un desacuerdo, a veces es solo por conflictos de personalidad, y a veces eso viene junto con ser una persona con liderazgo. Pero he aprendido a amar a las personas difíciles porque amarlas es una forma de hacer a otros lo que me gustaría que hicieran conmigo.

Aprender de las personas difíciles y aprender a amarlas es aún un trabajo en proceso, pero espero algún día ser capaz de amar verdaderamente a la gente difícil como Dios ama al difícil de mí. 

Vuelo 3411 y la Iglesia

Por Scott Armstrong

Abril 2017 no ha sido el mejor de los meses para United Airlines. Tal vez ustedes han escuchado acerca del pasajero David Dao quien fue arrastrado violentamente por el pasillo de un avión por un elemento de seguridad, después de negarse a dejar su asiento el 9 de abril, 2017 (ahora él ha llegado a un acuerdo con la línea aérea). El video nos dejó a todos horrorizados y United recibió mala prensa después de la desagradable experiencia. 

Soy un viajero frecuente en United Airlines y hoy recibí un correo de Oscar Muñoz, su CEO (por cierto, no sabía que éramos amigos tan cercanos). Él ofreció disculpas por el notable incidente y también declaró “las acciones significativas hablarán más alto que las palabras.” 

Sé que firmas y abogados de relaciones públicas están involucrados en la construcción de estas disculpas, así que no soy suficientemente ingenuo como para pensar que este es nuestro amigo Oscar compartiendo su corazón en la computadora, a altas horas de la noche. Sin embargo, en mi opinión, toda la carta está excelentemente escrita. No ofrece excusas y detalla nuevas políticas que se han adoptado para asegurar que el servicio al cliente es la prioridad más alta. 

united-787-dreamliner-interior_1.jpg

En un momento dado, Muñoz declara: 

“Durante las semanas pasadas, hemos estado trabajando con urgencia para responder dos preguntas: ¿Cómo sucedió esto, y cómo podemos hacer lo mejor para asegurar que esto no vuelva a ocurrir nunca? Sucedió porque nuestras políticas corporativas fueron puestos por encima de nuestros valores compartidos. Nuestros procedimientos se interpusieron en medio de lo que nuestros empleados saben que es correcto.”  

Esos dos últimos enunciados están haciendo eco en mi cerebro. ¿Los captaron? 

Las políticas fueron puestas por encima de los valores. 

Los procedimientos fueron más importantes que “lo que es correcto.”

Yo vuelo en United, pero mi preocupación por el servicio al cliente de la aerolínea es mínima en comparación con nuestra misión como Iglesia de hacer discípulos a la semejanza de Cristo en las naciones.  ¿Entonces por qué estoy escribiendo sobre esto? 

Yo creo que la forma en que United está manejando esto tiene mucho para decir a la Iglesia. Espero que nosotros como ministros del evangelio descubramos lo que ellos encontraron después de mucha introspección, comunicación y tensión – antes, en lugar de más tarde. 

Es que en nuestros peores momentos como Iglesia, hemos permitido lentamente que las políticas reemplacen nuestros valores. Los procedimientos que originalmente fueron colocados para servir a “lo que es correcto,” gradualmente se convirtieron en dueños de esclavos que provocaron que prioridades esenciales como la misión o el carácter se sometieran bajo una tortura de una adherencia dogmática a las reglas. 

Decimos que valoramos la gracia, pero los recién llegados tienen que saltar a través de muchos aros moralistas antes de probar que merecen servir o liderar. 

Decimos que valoramos la santidad, pero guardamos rencor y cada reunión de junta es una lucha de poder pasiva-agresiva. 

Decimos que valoramos la niñez, pero veamos qué sucede cuando los niños del vecindario ensucien la alfombra y hablen durante todo el servicio.

Decimos que valoramos la misión, pero casi siempre esperamos que “ellos” vengan a “nosotros” en lugar de hacerlo al revés. 

¿Necesito continuar?

Que no suceda un fiasco del nivel de United Airlines para que como Iglesia nos comprometamos a una evaluación introspectiva de nuestras prácticas. Dolerá. Por momentos no nos gustará lo que veamos. 

Pero es necesario. De hecho, es bíblico. Jesús habla de este proceso en términos de podar y producir fruto: 

“Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra?

Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.” (Lucas 13:6-9)

Debemos evaluar nuestra efectividad preguntando: ¿Estamos dando fruto como congregación? Para parafrasear a Oscar Muñoz: ¿cómo podemos hacer lo mejor para asegurar que, cualquier acción que no refleja la imagen y la voluntad de Cristo para nosotros, no vuelva a ocurrir nunca?

¡Esta autoevaluación valdrá la pena! Empezaremos a ver nuevamente a nuestra comunidad como Jesús la ve. Seremos conocidos nuevamente por la forma en que servimos y nos amamos el uno al otro. Llegaremos al punto de reconocer que las acciones significativas hablan mucho más alto que las palabras. 

En ese momento, nuestros valores dictarán nuestras políticas, y no viceversa. 

Eso, mis amigos, es una Iglesia de la que quiero ser parte. 

Eso es un vistazo del reino. 

Un Llamado que Cuesta Mucho a los Demás 

Por Scott Armstrong

¿Qué rendiste para servir a Dios? 

¿Qué entregaste o dejaste atrás para seguirle al Señor? 

evidencias_de_los_hijos_de_dios_montemaria_tierraprometida_32

Ahora cambiemos la pregunta: Cuando tú decidiste dar tu vida a Jesús, ¿cuáles sacrificios se tuvieron que hacer en las vidas de otros? 

Debo aclarar algo.  Si para ti ser cristiano es únicamente llegar al templo, participar en los cultos y no hacer “cosas malas” durante la semana, no has hecho un gran sacrificio y tampoco los demás han experimentado dolor por tu cristiandad.  Me das tristeza, ¡porque Dios tiene mucho más para ti!  “Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia” (Juan 10:10). 

¡Dios quiere usarte para trastornar las naciones!  Pero si dejarás huella de verdad en la vida de miles, tendrás que responder radicalmente a un llamado radical.  Se llama discipulado y el camino del discipulado se dirige hacia la cruz. 

Llevar tu cruz cada día y seguirle a Jesús a Gólgota implica sacrificio por supuesto.  Pero no solo sacrificio para ti.  ¿Qué les costará a los demás? 

Recuerdo un artículo que salió en The Los Angeles Times hace 25 años sobre la conversión del beisbolista reconocido de los Mellizos y Ángeles, Gary Gaetti.  En 1988 Gaetti entregó su vida a Cristo y sus amigos y otros jugadores inmediatamente notaron el cambio.  El jugador que había tomado mucho y dormido con docenas de mujeres ahora se distinguía por su integridad y fervor para Dios. 

Pero no todos estaban felices con el cambio.  Kent Hrbek, el mejor amigo de Gaetti y conocido por sus muchos vicios, empezó a distanciarse de su compañero de cuarto durante muchos años.  ¿Por qué tenía que llevar su Biblia a todos lados? ¿Por qué no quería ir a las fiestas y emborracharse como antes? 

En un momento de frustración durante una entrevista una vez, Hrbek dijo sobre el cambio en Gaetti, “Casi es como si hubiera fallecido.” 

Qué fuerte, ¿no? 

¿Es que Gaetti nunca sonreía ni estaba alegre? ¡No!  Después de convertirse, él era más gozoso.  Pero Hrbek estaba sintiendo el cambio – un cambio radical que significaba que su amigo no iba a compartir en los vicios de antes.  En mi opinión las palabras de Hrbek se pueden atribuir a la propia convicción en su vida que estaba sintiendo del Espíritu Santo. 

“Siempre fuimos muy amigos y siempre los seremos,” dijo Gaetti.  “Pero tiene que haber alguna separación en algún momento, no sólo de Kent, por mis creencias.” 

Si seguimos a Cristo con todo, implicará sacrificio profundo para nosotros, pero a la vez para otros. 

“Cuando Cristo llama a un hombre, se le ordena venir y morir.” – Dietrich Bonhoeffer (El Costo del Discipulado). 

Y el olor de un hombre muerto empezará a trastornar a los demás. 

Tu compromiso radical a Jesús implicará cambios en los que te rodean. Pero no te preocupes.  Es la idea.

Reflejando a Cristo: Servicio

Escrito por: Howard Culbertson

Jacopo_Tintoretto_-_Christ_Washing_the_Feet_of_His_Disciples_(detail)_-_WGA22428

Jesús se acercó al liderazgo de una manera muy diferente a la que la mayoría de la gente lo hace. Piensa, por ejemplo, en lo que Jesús hizo la noche antes de su arresto y crucifixión. Con el entusiasmo de la “entrada triunfal” en Jerusalén días antes de permanecer en el aire, Jesús asombró a sus discípulos al lavarles los pies. Pedro protestó, sin duda pensando en el estatus y los privilegios usualmente concedidos a los líderes. Los líderes, y especialmente los mesías, no realizaban tareas serviles como ¡lavar los pies de alguien!

Pedro y los otros discípulos debieron haberse dado cuenta mucho antes del enfoque de servicio en el liderazgo de Jesús. Durante los tres años de ministerio de Jesús, en Él no había nada pretencioso, nada de auto promoción, o de búsqueda de poder. Jesús no esperaba el mejor asiento. Él siempre se veía más cómodo relacionándose con gente pobre que con personas ricas y poderosas. Él nunca buscó los encabezados, Él nunca se promocionó a sí mismo. Ciertamente, en más de una ocasión después de sanar a un enfermo o sacar un demonio de alguna persona, Jesús decía, “No le digan a nadie.”

El Reino que Jesús anunció es un reino “al revés.” Al menos es así como lo llama Donald Kraybill. Kraybill usó esta frase como título de un libro, diciendo que capturaba la esencia de las palabras de Jesús, “Así que los últimos serán primeros, y los primeros, últimos” (Mateo 20:16).

Tristemente, los líderes cristianos a veces fallan para digerir completamente lo que Jesús dijo e hizo. Algunos asumen que a los líderes de la iglesia (incluidos los misioneros) se les deben ciertos privilegios y mejores cosas porque son “embajadores de Cristo” e “hijos del Rey.” Eso no es verdad. Nosotros representamos al rey del “reino al revés” en donde los privilegios y lujos como embajadores de este mundo están fuera de lugar. En el reino al revés, los líderes (y especialmente los misioneros transculturales) deben imitar a Jesús asumiendo un papel de siervos como Él lo hizo aquella noche hace mucho tiempo en el aposento alto.

Ser un líder siervo no se da naturalmente. Requiere un esfuerzo consciente. Sin embargo, los misioneros que consistentemente siguen el modelo de Jesús de liderazgo de servicio fomentarán y formarán movimientos en los cuales Jesús verdaderamente reine como Señor y Rey.

Artículo originalmente publicado en: http://engagemagazine.com/content/reflecting-christ-servanthood

A %d blogueros les gusta esto: