Fe, Paciencia, Obediencia

Por Maddai González Jiménez (de Xalapa, México), misionera voluntaria en Jóvenes en Misión y Coordinado de Proyecto Pablo

El título describe las lecciones de Dios a mi vida durante estos dos meses.

Al principio sentí que estuve en mi zona de comodidad, así que mi sensación entusiasmo desvanecía poco a poco. Entonces pedí al Señor que mostrara a mi corazón Su propósito, que aun no veía. Sin tardar, Jesús respondió recordándome que no es importante la apariencia que para mi tienen las situaciones, sino que Su propósito es tocar los corazones de las personas de tal manera que sean verdaderos discípulos.

A partir de ese momento, Jesús puso a cada día un propósito evidente en mi espíritu para servir siempre con PERSONAS y no sólo actividades.

Dios dio a mi vida una lección de FE, pues necesito tener la certeza y convicción de lo que no puedo ver. Me dio una lección de PACIENCIA, pues es necesario esperar en Su tiempo y no en mi agenda. Me mostró una lección de OBEDIENCIA, pues Su gran comisión permanece aun dentro de mi zona de comodidad.

12 jóvenes de diferentes países, sirviendo juntos en 3 países diferentes a los propios, pudimos comprobar palpablemente la gracia de Dios, pues Él nos sostuvo momento a momento, mientras dificultades sucedieron en nuestras ciudades, iglesias, familias y aun en nuestros propios corazones.

Dios derramó Su amor y el fuego de Su presencia en mi vida de la manera más plena al permitirme experimentar momentos gloriosos cuando personas con un corazón sincero de arrepentimiento decidieron tomar su cruz, negarse a si mismos y convertirse en seguidores de Jesús.

Jesús renovó en mí el Anhelo profundo de vivir en Fe, paciencia y Obediencia a nuestra Gran Comisión…hasta el día en que reencontremos en Su presencia a todos aquellos a quienes compartimos el mensaje de Salvación y veamos a Jesucristo cara a cara para alabarle por la eternidad.

Maddai Elizabeth González Jiménez

Dto. Golfo de México

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 2 agosto 2008 en Fe, La Misión, Región Mesoamérica y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: