LACSA Vuelo 631 (Parte II)

Continuando el testimonio escrito el miércoles…

Dios quería que yo estuviera en Costa Rica.  Él iba a suplir cada necesidad y proveer un camino.  Él es el Camino.  Yo empecé a leer Juan 14 otra vez y las lágrimas comenzaron a caer.  Escuché canciones como “No Me Soltarás,” “Lord, Reign in Me,” y “You are in Control” y allí mismo en el avión alabé y adoré a mi Dios.

Lo que pasó después me asombró y me disgustó bastante.  Justo en ese momento significativo, un hombre sentado en la fila enfrente de mí estaba tomando su bebida.  ¡Mientras tragaba su gaseosa, ese hombre no aguantaba un gran estornudo y, sin controlarse, vomitó un gran chorro de Coca (y mucho más) sobre sí mismo, el asiento enfrente de él, Y los dos hombres que estaban sentados a su lado!  Sin exagerar, esto era uno de los momentos más asquerosos que había visto en mi vida.  Como pueden imaginar, fui sacado de mi adoración sublime y metido en una ocurrencia fascinante y a la vez repugnante.  Uno de los hombres sentado a la par se paró inmediatamente y salió corriendo al baño con una cara de horror.  ¡Él tuvo que cambiarse porque era tan mala la suciedad.  ¡NUNCA voy a olvidarlo!

¿Por qué comparto esta parte asquerosa de la historia? Bueno, no estoy diciendo que Dios lo causó a ocurrir, pero sin duda utilizó ese gran lío para enseñarme.  Yo me quedé allí sentado, pensando en todo lo que había sucedido en los últimos minutos–en la confirmación de Dios por Juan 14, el chorro asqueroso de Coca, etc.  Y me parecía que Dios estaba diciendo que la mudanza de Guate a Costa Rica y toda la transición iban a ser en algunos sentidos abruptas y desordenadas.  Es decir, no iba a ser fácil o cómodo.  Pero todavía Él seguía siendo El CAMINO y Él quería que lo hiciéramos.

Hermanos, no debemos mentir y decir que las transiciones son pan comido.  Duelen y reconozcámoslo.  Pero el Señor es el Señor y Él no solamente hace un camino, Él es el camino.  Gracias, Señor, por tu llamado y tu provisión.

2 comentarios sobre “LACSA Vuelo 631 (Parte II)

Agrega el tuyo

  1. La vida es un peregrinar hermoso, perfecta de aquel que se somete a la voluntad de Dios, porque nunca se queja, siempre sonríe a los problemas, a las dificultades. Vive una vida apasionada… pero de aquel que no está bajo la voluntad de Dios… es un cristiano contradecido.

    Sólo en ti confiamos…

  2. ¿Cómo debo terminar la historia del hombre estudioso y el aborigen?…

    El hombre estudioso sabía que hacer otra pregunta era preguntar demás, que esperar otro comentario era imposible, que ninguna acción podía mostrarle otra manera de caminar si quería llegar a su destino… así que tuvo que devolverle la sonrisa al aborigen y caminar confiadamente tras él, como ahora camina Scott tras un Maestro que quiere mostrarle cosas (grandes y ocultas) que aún no conoce.

    Óscar/Scott:
    Gracias por tu ejemplo.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: